pau ninja logo

Valores alineados
el arte de vivir con integridad

Neuroscientíficos, psicólogos y sociólogos están de acuerdo en que nuestros valores personales determinarán si tenemos más o menos números para sentirnos felices con nuestras vida.

Igual que el valor de un producto está directamente relacionado con la necesidad que soluciona…

Nuestro sentido de lo que importa, de nuestros valores, está directamente relacionado con nuestras necesidades… emocionales.

Por eso tuve la chispa de querer redactar una lista con mis valores personales (que os comparto hoy y que os animo a vosotros a hacer), pero no fue para nada fácil.

No sólo porque me di cuenta que valores no sólo significa lo que «importa», sino porque un concepto que pensaba poder explicar en 20 minutos terminó siendo un trabajo de investigación de varios días.

Cuando escuchamos la palabra «valores» para algunos significará «comportamientos», para otros «rasgos», para otros «cosas» y para otros «virtudes» o «principios» lo cuál no son lo mismo.

Estos valores son los cimientos de cómo actuamos por la vida.

Cuando fallamos a estos valores sin saberlo, es cuando nos sentimos que nos hemos fallado a nosotros, haciendo que sean la piedra o las alas de lo felices que nos sentimos hoy.

O como la filósofa rusa Ayn Rand dijo:

«La felicidad es un estado de alegría no contradictoria. Una alegría que no choca con ninguno de nuestros valores. Una alegría sin pena ni culpa. Que no trabaja para tu propia destrucción.»

¿Podrías sentirte feliz yendo en contra de lo que piensas que más importante en la vida?

Lo dudo.

Precisamente por eso se dice que los valores en una pareja se tienen que alinear por parte de ambas partes.

Que son uno de los principales factores predictivos en parejas sanas.

Unas bases que empiezan en nosotros… y estos son los míos. Al menos en papel.

Una persona de valor es una persona con valores

A veces dudamos sobre si estamos haciendo lo correcto o incluso si estamos con la persona correcta.

Tanto si tenemos que tomar una decisión grande como pequeñas del día a día, estas dudas desparecen cuando nos acordamos de cuáles son nuestros valores.

De lo qué es que realmente nos importa en la vida.

Mucho de los conflictos internos con los que tenemos que lidiar existen simplemente porque no vivimos alineados.

Llevo al menos 200 episodios del podcast repitiendo que esa divergencia de lo que decimos y pensamos con nuestras acciones es el causante de mucho malestar emocional.

Decir, pensar o hasta creer que eres «alguien» pero que después… tus acciones te demuestran lo contrario.

Toda casa necesita buenos cimientos para estar bien anclada en el suelo. Lo que pasa es que la vida no es un suelo fijo, sino que es como un suelo japonés que de vez en cuando te sacude con terremotos por los que no estabas preparado.

sistema ser flexible en la vida

Por esto es importante que estos cimientos, estos valores, estén bien anclados, pero puedan seguir brindando flexibilidad a la vez que robustez.

Lo mismo sucede con nuestros valores porque nos proporcionan los cimientos para nuestras acciones, rasgos, decisiones y comportamientos ante los eventos inesperados de la vida.

Para que no mantengan de pie aunque nos tambaleemos un poco.

Son esas personas que se mantienen de pie gracias a no sucumbir al colapso de sus valores que conocemos como «persona con integridad», «persona íntegra» o «persona con valores».

Cuando fallamos o honoramos a nuestros valores lo sabemos, aún así muchas personas no saben etiquetar, nombrar o identificar los suyos.

Educar en valores

No quiere decir necesariamente que si no los podemos listar vayamos a infringirlos, pero es verdad que identificarlos ayuda mucho a saber porque nos sentimos culpables, avergonzados o nos sentimos orgullosos de nosotros en ciertas situaciones.

Por esto es tan importante educar en valores.

Empezando por nosotros mismos.

Educarnos intentando entender qué nos importa de verdad, porque la evidencia ha demostrado que cuando tenemos claros nuestros valores1Mikulak, Anna. 2023. “The Heart of the Matter.” APS Observer 29.‌:

  • Es más sencillo tomar decisiones importantes relacionadas con la búsqueda de propósito y pasiones y también alcanzar metas personales de largo plazo tanto en relaciones como profesionales.
  • Somos menos propensos en embarcarnos en patrones destructivos o situaciones difíciles en la vida.
  • Podemos tolerar mejor el dolor físico.
  • Podemos ser más disciplinados para enfocarnos en estudiar o trabajar.
  • Los lazos de las relaciones personales son mucho más fuertes.

Acostumbramos a formar nuestros valores de forma subconsciente porque son una combinación de nuestra biología, personalidad y experiencias de vida.

Lógicamente también se le suman las enseñanzas de nuestros padres que pueden haber tenido más o menos influencia en nosotros.

Es lo que se conoce como naturaleza VS crianza.

Algunas personas calzarán estos valores toda su vida y otras los moldearán según el contraste de intensidad de lo que vivan o lo que vayan aprendiendo.

Está claro que no elegimos desde dónde empezamos en la vida, pero sí podemos elegir donde terminar.

Quizás es por esto que las personas más sabias son las que parecen tener más integridad.

Se conocen mejor a ellas mismas y si consideramos que la sabiduría (que no es un valor, si no una virtud) es la combinación de conocimiento aplicado a la práctica, tiene sentido que los valores estén bien construidos.

Que igualmente, claro. No tienen porque lucir igual en cada persona.

El valor de las personas

Los valores tiene tanto dimensiones cognitivas (que tanto nosotros como los demás tienen valor) como dimensiones de comportamiento (actuar creyendo en ello)2Beach MC, Duggan PS, Cassel CK, Geller G. What does ‘respect’ mean? Exploring the moral obligation of health professionals to respect patients. J Gen Intern Med. 2007 May;22(5):692-5. doi: 10.1007/s11606-006-0054-7. PMID: 17443381; PMCID: PMC1852905..

¿De dónde creéis que viene la expresión «valorar a alguien»?

Usamos mucho frases tipo «te valoro como persona, o amigo, o pareja».

En el fondo el comportamiento que tenemos, como actuamos y como hacemos sentir a los demás está construido con los cimientos de estos valores… que repito: muchos no saben cuáles son.

O lo saben subconscientemente, pero no pueden identificarlos en una lista de cientos.

Valoraremos a una persona que siempre está dando (y dando y dando), no porque nos esté dando, sino porque precisamente ese es uno de sus valores fundamentales más intrínsecos.

Por eso valoramos (o dejamos de hacerlo) a un familiar, compañero de trabajo o a una pareja.

Valores en una pareja

Las posibilidades de que una pareja sobreviva a una relación romántica son casi cero si no tienen sus valores personales alineados.

Se dice que comunicar en una relación es de lo más importante. ¿Importa? Claro, pero la comunicación no es un valor porque… se puede arrebatar.

En una encuesta a más de 1.500 personas se vio como la comunicación era lo que los divorciados decían que era más importante para mantener una relación sana… en cambio, los que llevaban décadas de casados dijeron que había un componente aún. más importante que la comunicación.

Un componente que precisamente es un valor base.

¿Cuál es?

Lo siento querido ninja de la vida pero te voy a dejar en suspense por ahora.

No te puedo hacer un spoiler sin antes tener todo el contexto.

Un contexto que empieza por nosotros. Porque no podemos tener «valores de pareja» sin antes tener definidos los personales.

Empezando por el principio: por entender qué son.

Qué son los valores personales

Los valores se definen como el juicio de cada uno sobre lo que considera importante para su vida.

Pero esta definición es incompleta.

Estaréis de acuerdo conmigo cuando os haga responder una pregunta muy fácil, y es: ¿te pueden quitar estos valores que dices que tienes?

Si alguien te lo puede arrebatar, entonces no es un valor.

Los valores son atributos de las personas que queremos ser. Lo que dirge nuestro poder de decisión y pensamiento, que es precisamente lo que nadie nos puede quitar.

Ejemplos de valores personales

Por ejemplo, la libertad de expresión o la libertad en general se considera un valor, pero ¿realmente lo podemos considerar un valor (al menos) fundamental si un Estado opresor tiene la capacidad de arrebatártelo?

Es por esto que la libertad para mí no es un valor, sino algo que valoro.

En cambio la honestidad es algo que puedo hacer mío si decido que es un valor fundamental al que aspirar.

Puedo elegir mentir a las personas o puedo ser totalmente honesto.

Puedo ser torturado, chantajeado o estar en la peor situación de mi vida y aún así ser honesto.

Es importante tenerlo en cuenta tanto en valores personales como en relaciones para no definirlos simplemente como «algo que consideras importante» si algo que valoramos es fácilmente arrebatable.

¿La felicidad es un valor?

La felicidad no es un valor porque se puede arrebatar.

Si consideramos mi teoría de que la felicidad es el subproducto de nuestro estilo de vida, es fácil de ver que por muy positiva y resiliente que sea una persona, si es secuestrada y torturada difícilmente se sentirá feliz.

Por mucho que valoremos la felicidad esto no la convierte en un valor.

A unos padres les puede preocupar su hija. Pueden decir que su máximo valor compartido es «el bienestar de su hija» pero como hemos visto, sólo hace falta una fuente externa malintencionada para hacer tambalear esta idea.

Ahora bien, «el deseo de ser padres atentos» ya es otro cantar porque la «atención» ya es un valor en si mismo. La attentiveness en inglés.

Es diferente tener un valor que valorar algo.

Igual que es común confundir estos valores, con virtudes y principios. Porque realmente no son sinónimos.

Diferencia entre valores y virtudes

Valor Lo que individualmente creemos que es importante en la vida y que no se puede arrebatar. Gratitud
Virtud Una cualidad considerada moralmente buena o deseable en alguien. Coraje
Principio Una regla o comportamiento que dirige a un comportamiento personal. Nunca levanto la voz a los mayores (respeto)

Por esto las características de un hombre de alto valor (#342) no incluyen necesariamente valores o principios específicos, pero si que se incluyen ciertas virtudes que consideramos moralmente deseables a la par que masculinas: conquista, acción, propósito, sabiduría, fuerza bajo control y consciencia emocional.

Todas son fácilmente arrebatables (por lo tanto no son valores), pero se necesitan de valores para empuñar estas armas bajo las circunstancias correctas.

Lista de valores humanos

Libertad Humanidad Creatividad
Poder Fama Justicia
Fuerza Contentamiento Gratitud
Afecto Amistad Voluntad
Cooperación Coraje Intuición
Amistad/Relación Compasión Paciencia
Familia Profesionalismo Perdón
Ánimo Paciencia Respeto
Claridad Prosperidad Abundancia
Orgullo Conocimiento Reciprocidad
Aventura Bienestar Disfrute
Humor Gracia Felicidad
Liderazgo Eficacia Armonía
Carisma Divertido Paz
Comunidad Fortaleza Contribución
Espiritualidad Innovación Excelencia
Comunicación Amabilidad Honestidad
Desarrollo personal Cariño Belleza
Sabiduría Bondad Disciplina
Perseverancia Inteligencia Alegría
Crecimiento Lealtad Orden
Amor Resiliencia Generosidad
Integridad Autonomía Seguridad
Curiosidad Tranquilidad Objetividad
Estoicismo Adaptabilidad Paciencia

Lista de mis valores personales

Todas estas listas infinitas de valores humanos circulando por la red sólo nos hacen confundir más, porque no hacen distinción sobre «valor» con «valorar algo».

Además, muchos de ellos podríamos considerarlo incluso «padres» de otros valores. Es decir, valores personales fundamentales de los que nacen los demás.

Un ejemplo muy claro es que muchas personas (hombres especialmente), daremos importancia a valores como:

  • Resiliencia
  • Adaptabilidad
  • Calma
  • Estoicismo
  • Paciencia

Valores que nos harán antifrágiles tanto física como mentalmente para poder pivotar en los cambios inesperados que nos pueda lanzar la vida.

A todo dios le cuadran estos valores específicamente, pero estaremos de acuerdo en que todos se pueden hacer encajar dentro de uno solo: la «resiliencia».

Por eso os animo a analizar siguiendo una filosofía minimalista lo que importa para vosotros en la vida. Terminar con 4, 5, 6 valores como mucho.

Yo lo he hecho.

Me he encontrado en una introspección inesperada de varios días, con muchos borradores para terminar con una lista minimalista pero que creo que encapsula muy bien lo que quiero estar trabajando y considero que para mí es más importante…

Que no tiene porque ser lo tuyo.

Respeto

Valores adyacentes

  • Honestidad
  • Lealtad
  • Transparencia
  • Autenticidad
  • Coraje

Preguntas íntegras

  • ¿Estoy viviendo como la persona que digo ser (o querer ser)?
  • ¿Me siento feliz con mi día a día?
¿Necesitas más contexto? Pulsa aquí para desplegar una explicación más completa sobre este valor.

Aprender sobre este valor me ha hecho entender que (al menos para mí) va por delante de absolutamente todo.

Cuando quedas «contigo» a cierta hora para hacer algo, apareces y punto.

Has quedado contigo mismo y te respetas lo suficiente para hacer honor a ese contrato.

Del mismo modo que si quedas con un amigo o novia no le harías el feo de no aparecer por muy pronto que te tengas que levantar por la mañana, es exactamente lo mismo contigo.

Ese es el respeto del que estamos hablando como valor: empieza en nosotros y se esparce para el resto.

La palabrita nos viene del latín «respectus» que significa atención o consideración.

Las características del respeto reflejan valores éticos relacionados con la igualdad, el valor inherente, la singularidad y dignidad del individuo3Browne AJ. The meaning of respect: a First Nations perspective. Can J Nurs Res. 1995 Winter;27(4):95-109. PMID: 8697278..

Significa valorar los límites respetando el espacio personal, la privacidad y los límites personales físicos y emocionales.

Tanto los nuestros como los de las personas de nuestro alrededor.

Dicho así suena mucho a la empatía porque he visto algún que otro estudio relacionados con el respeto donde se utiliza este valor como herramienta para llegar a ciertos puntos de igualdad, porque tiene sentido que sea un valor fundamental, y de aquí salga la empatía.

Pensadlo un momento.

Sin respeto, no puede existir ni el amor, ni la libertad, ni la gratitud, ni la empatía…

Ni lo que sea que valoremos en la vida.

Por ejemplo se vio que cuando está en juego el dinero, se necesitan garantías formales de igualdad para que el valor del respeto tenga un efecto facilitador sobre los sacrificios individuales por el bien del grupo4Simon B, Lücken M, Stürmer S. The added value of respect: reaching across inequality. Br J Soc Psychol. 2006 Sep;45(Pt 3):535-46. doi: 10.1348/014466605X57637. PMID: 16984719..

O dicho en lenguaje ninja: que sin respeto no puede haber todo lo necesario para una comunicación de igual a igual:

  • Escucha activa: porque si respetas a alguien respetarás lo que tiene que decir. Sus opiniones, sus visiones del mundo.
  • Receptividad: que significa tener la mente abierta unas visiones del mundo que llevarán a distintas ideas, opiniones.
  • Cortesía: practicar buenos modales, usar un lenguaje respetuoso y en definitiva mostrar cortesía básica.
  • Gratitud: reconocer, apreciar, agradecer tanto las cualidades como las contribuciones y logro.

Claro. Vemos alguna serie como Suits en la que Harvey dice «mi respeto no se pide, se gana».

Y dices «buah, tiene todo el sentido del mundo además de que queda muy molón…»

Pero, ¿realmente el respeto se tiene que ganar?

La vida real no es una serie de televisión.

Si alguna vez has tenido que emparejarte ya tendrás grabado a fuego que no puedes ser el chico romántico de Hollywood.

Que la vida real no funciona así.

Si no tratas a los demás con respeto, no podemos esperar que nos respeten a nosotros de entrada.

¿Qué te hace pensar que en los valores, sí?

Esta idea de que la gente tiene que ganarse tu respeto porque tiene tanto valor que sólo unas personas se lo merecen pierde fuelle por todos los sitio porque entonces, ¿cómo se gana  respeto?

cómo ser respetado

Por esto el respeto es un valor fundamental. Porque tiene trazas de otros valores. Lo considero la base sólida de mi pirámide.

Una pirámide que no sólo tu respeto, sino incluso en las parejas como valor fundamental e incluso el respeto a ti mismo, que muchas personas se olvidan.

Crecimiento

Valores adyacentes

  • Curiosidad
  • Creatividad
  • Autonomía
  • Voluntad
  • Objetividad

Preguntas íntegras

  • ¿Estoy aprendiendo continuamente?
  • ¿Estoy aprovechando mi potencial?
  • ¿Tengo hábitos de mejora continua?
  • ¿Cuestiono mis creencias?
¿Necesitas más contexto? Pulsa aquí para desplegar una explicación más completa sobre este valor.

Hace cuestión de unas semanas, una persona que valoro (entre otras cosas porque es alguien que sólo buenas preguntas), me preguntó honestamente si creo que «siempre tenemos que estar creciendo».

Lo pensé un momento.

«Sí».

Esta fue la respuesta que dije… pensando en mí, porque el crecimiento es un valor que yo valoro.

Respondí que sí pensando en el propósito. Uno de los pilares fundamentales de mi felicidad (junto con el sol, relaciones, etc.)

Ese propósito es lo que me hace levantarme por las mañanas contento.

Con ganas.

Con ganas incluso de que haya pasado el tiempo (a pesar de que muchos le tengan miedo) para ver qué he llegado a conseguir.

infografía propósito

Es en el crecimiento donde encontramos el valor de la curiosidad y del progreso, por ejemplo.

Me importa el progreso con el que crezco, y este progreso demanda que sobrepase lo que es obvio para abrir la puerta nuevas posibilidad.

La curiosidad es la respuesta a cada «¿y si…?» o un «¿por qué no?».

La curiosidad intrínseca de querer crecer es lo que puede evitar más arrepentimientos de mi vida.

Un arrepentimiento que sería mucho más difícil de saciar.

Si los descubrimientos más relevantes, innovadores y transcendentes de la sociedad es lo que nos ha llevado a mejorar (sea cuál sea la interpretación de cada uno), ¿qué nos hace pensar que no es precisamente la curiosidad lo que también nos haría avanzar a nosotros?

La naturaleza humana requiere que mantengamos el mismo sentido de asombro que nuestros antepasados.

Para ser útiles teníamos que compartir información en el fuego de campamento y para, antes que nada, obtener esa información, ya teníamos que tener una curiosidad intrínseca dentro nuestra.

  • Una curiosidad para explorar nuevas posibilidades.
  • Una curiosidad de la que beben la creatividad, el aprendizaje y la innovación.
  • En el crecimiento hay el valor de la creatividad
  • En el crecimiento hay el valor de la autonomía: la independencia, la libertad, la soberanía.

En la libertad de los roles que jugamos, los proyectos en los que somos parte y las horas en las que trabajamos en las localizaciones que elegimos para poder hacer nuestro mejor trabajo.

En el crecimiento hay el valor de la voluntad que en el fondo es el inicio de cada partida en el videojuego de la vida.

Tener voluntad es tener compromiso con la vida. Decirnos que hemos venido a jugar, aceptando empezar la partida para explorar qué opciones nos tiene que ofrecer.

Una partida que empezamos a explorar y ver que puede tomar mil caminos distintos. De aquí vienen los intereses y la variedad. De sentir que somos parte algo más grande y transcendentes que nosotros y cómo podemos contribuir a ello.

Cuando hay voluntad, hay más curiosidad, más creatividad, más profundidad.

En la voluntad descubrimos que podemos mejorar, crear y crecer.

Porque la voluntad es el punto de pivote.

Esos pequeños cambios o desplazamientos que nos hacen tomar caminos que no esperábamos que pudieran llegar a ser tan interesantes.

En el crecimiento también hay el valor de la objetividad, porque no podemos crecer sin ser objetivos y contemplar los puntos de vista distintos que hay.

Muchos me han llamado extremista por pasar del veganismo a una dieta 100% carnívora, pero yo lo llamo exploración objetiva de mis opciones.

¿Cómo voy a ser objetivo y curioso mezclando un poquito de todo? No puedo ver lo que funciona y lo que no… pero es valor del crecimiento que me hace investigar, porque comprende todos estos otros valores.

Resiliencia

Valores adyacentes

  • Estoicismo
  • Calma
  • Paciencia
  • Adaptabilidad

Preguntas íntegras

  • ¿Estoy fuerte mentalmente y físicamente?
  • ¿Estoy preparado para retos inesperados?
¿Necesitas más contexto? Pulsa aquí para desplegar una explicación más completa sobre este valor.

La resiliencia es el valor de la «antifragilidad». Lo que ha hecho que el ser humano llegara a donde está hoy, porque no es el más fuerte el que sobrevivo sino el que más se pueda adaptar.

Por esto la adaptabilidad también es un valor intrínseco en la resiliencia.

El que se moldea al entorno y las castañas de la vida, ya sea esquivando o abrazando los malditos golpes pero habiendo construido una mente y un cuerpo que no sucumben a las H0STIAS que no esperábamos.

Por esto en en la resiliencia hay el valor del estoicismo que en parte es aceptación de lo que está sucediendo.

Al estoico se le confunde (erróneamente) con esa persona que no enseña emociones, pero el valor del estoicismo es en realidad ser la roca impasible mientras las olas del mar le van chocando.

No es que la roca no sienta las bofetadas de las olas, sino que simplemente está muy bien anclada.

Y así quiero estar yo: anclado en mis valores y racionalidad para una ola de bofetadas no me puedan tumbar.

Aceptar que habrá situaciones en las que no tengo el control. Lo cuál es un reto para mí (en los aviones, por ejemplo).

Por esto dentro de la resiliencia y estoicismos también tenemos el valor de la calma. Una calma que nos permite usar nuestro pensamiento racional (#476), más lógica para tomar mejores decisiones (#445).

Una calma indispensable en una vida que, aceptémoslo, es totalmente caótica.

Debe ser por esto que los humanos somos animales de hábitos y rutinas que usamos como herramientas para ordenar y calmar el entorno.

¿Y qué necesitas para esta herramienta?

El valor de la paciencia, como no.

Si tengo que estar preparado físicamente y mentalmente, significa que tendré que fortalecer mente y cuerpo, y la práctica de la paciencia es una de las herramientas más poderosas que existen para ello.

No es esotérico sino que en estudios se ve como pacientes por ejemplo de cáncer, tienen menos síntomas cuando son más pacientes, porque están equipados para lidiar con el estrés, retos y dolor5Rolbiecki A, Subramanian R, Crenshaw B, Albright DL, Perreault M, Mehr D. A Qualitative Exploration of Resilience among Patients Living with Chronic Pain. Traumatology (Tallahass Fla). 2017 Mar;23(1):89-94. doi: 10.1037/trm0000095. Epub 2016 Sep 22. PMID: 33500683; PMCID: PMC7833082.6KIM, E.Y., CHANG, S.O. Exploring nurse perceptions and experiences of resilience: a meta-synthesis study. BMC Nurs 21, 26 (2022)..

Ante el caos de la vida creo que es innegable que la resiliencia tiene que ser uno de los cimientos…

Al menos en mi vida.

No pidas una vida fácil, pide la fuerza para ser capaz de soportar una vida difícil. – El bueno de Bruce Lee

Empatía

Valores adyacentes

  • Solidaridad
  • Compasión
  • Perdón
  • Igualdad

Preguntas íntegras

  • ¿Trato a los demás como me gustaría que me tratasen a mí?
  • ¿Me pongo en el lugar del otro?
¿Necesitas más contexto? Pulsa aquí para desplegar una explicación más completa sobre este valor.

La empatía es ponerse en los zapatos de los demás, y no os voy a engañar, creo que tiene un trasfondo egoísta…

Para nuestra supervivencia, para nuestro propio bien, pero egoísta al fin y al cabo.

Si nos lo paramos a pensar, decimos que «hay que tratar a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros», y tiene todo el sentido del mundo porque con cero empatía la sociedad se iría a la MI3RDA.

Debe ser por esta supervivencia que la mayoría incorporamos la empatía en nuestra pirámide de valores personales, ya sea más o menos alejada de la base.

Pero es de aquí que salen tanto el valor de la solidaridad, que también basándonos en el egoísmo, nos hace dar sin recibir nada a cambio…

Nada material o emocional.

Eso dicen… porque lo que yo veo es que nos hace sentir bien, por mucho que genuinamente no esperemos palabras o acciones bonitas.

En el fondo es empatía porque querríamos que nos traten así.

Igual que lo es la igualdad, la compasión o el perdón, en momento donde podamos estar en esa misma situación.

Igualmente esto no significa que sea fácil, claro.

Responsabilidad

Valores adyacentes

  • Confianza
  • Propósito
  • Perseverancia
  • Disciplina
  • Consistencia
  • Frugalidad

Preguntas íntegras

  • ¿Estoy haciendo lo que tengo el deber de hacer o lo que quiero hacer?
¿Necesitas más contexto? Pulsa aquí para desplegar una explicación más completa sobre este valor.

Ser una persona responsable es aceptar lo que se requiere de nosotros que hagamos y tomar acción con la mejor de nuestras habilidades.

Llevar a cabo estos deberes autoimpuestos con integridad. O sea, siguiendo los otros valores.

Valoro la responsabilidad porque me da la determinación para dejar las cosas mejor que como las he encontrado.

Ejemplo tonto: si me pongo en una máquina del gimnasio en la que algún cabeza de pipa no le ha sacado los discos, cuando termino mis series, siendo íntegro a la responsabilidad tendría que guardar los discos que he usado.

Y pongo la confianza como un sub-valor de la responsabilidad porque es cuando tenemos confianza (o nos tienen confianza) que nos sentimos con la fuerza, motivación y comodidad de tomar la iniciativa y aceptar la responsabilidad.

Es cuando (nos) decimos: «lo tengo. Voy a cumplir con lo que dije que voy a hacer».

Si mi valor es el crecimiento y esto por lo tanto implica trabajo, la responsabilidad es valor que nos permite tirar hacia adelante en este futuro que nos imaginamos.

Es el zapato que nos hace sacar el pie para pisar fuera de la burbuja en la que vivimos por mucho que no queramos.

Esto puede significar creer en nuestro propio juicio, o pedir consejo cuando lo necesitamos en vez de esperar a que nos den luz verde para hacer algo.

Responsabilidad significa no mentir, no decepcionar a los demás o no hacer promesas en vano.

Significa no ser un bullsh1tter.

Amor

Valores adyacentes

  • Pasión
  • Bondad
  • Gratitud
  • Amabilidad
  • Compasión

Preguntas íntegras

  • ¿Pienso más en mí que aquellos que valoro más?
¿Necesitas más contexto? Pulsa aquí para desplegar una explicación más completa sobre este valor.

Si Hollywood ha prostituido la seducción, Disney lo ha hecho con el valor del amor.

Al menos ese de verdad… el que no se trata de nosotros.

El que no es sobre nosotros. El que nunca lo será.

Amor no es tener alguien allí como herramienta para hacerte a ti feliz, o a ti contento. Para recibirlo. Eso es disfrute, es afección.

Incluso si hablamos de darse «amor a uno mismo», eso que suena tanto de película, no se trata de la paja que te harás hoy que te hará disfrutar, sino el hecho de limpiar los platos. Ahora. Ahora que no quieres hacerlo, para que mañana te los encuentres hechos para ti mismo.

Anteponer a tu yo de ahora mismo para tu yo de mañana, es la manera en como yo entiendo dar amor propio.

Porque el disfrute y afección no dejan de ser condicionales, inestables e insostenibles. Es decir, que si fuera un tipo de amor no pueden ser un valor porque te los pueden arrebatar en cualquier momento.

El propósito del amor como valor personal fundamental es… el acto de amar, el arte de amar. Amar más y amar mejor.

Y no necesariamente a una persona (o a ti).

Puedes amar un arte.

Esa amar a ese arte o persona por encima de nuestro ego. Por encima nuestro.

Es despojarnos del instinto natural del ergoísmo: la autoconservación para voluntariamente entregárselo a ese arte o persona.

Ese amor es el que te hace llegar a casa y sacarte la armadura de la vulnerabilidad para exponer todos las partes débiles.

Darle el poder para que te hieran si les apetece.

Por esto cuesta tanto abrir esta armadura.

No es casualidad que todos los valores subyacentes que encontramos dentro del amor, no hagan referencia a recibir sino a dar:

  • Pasión
  • Bondad
  • Gratitud
  • Amabilidad
  • Compasión

Que sí… que si lo pensamos fríamente tendría todo el sentido considerar que el amor en el que das, das y dar, es precisamente para que después los otros ser humanos pueden aportar recíprocamente.

Pero esto da igual.

Si la naturaleza nos ha ideado así, es porque cuando estemos dando nos sintamos bien (al menos los que tengan este valor en alguna de las bases de la pirámide).

Independientemente de que pueda haber un mecanismo o sistema en el backstage para otro fin.

Lo que importa es estar alineado con si sentimos que este valor importa o no de verdad.

Si cuando no actuamos con amor hacia nuestro arte, persona o nosotros mismos, después nos sentimos mal, entonces no puede haber un mejor indicador que forma parte de uno de nuestros fundamentales que hay que incorporar en la lista.

Consejos para definir tus valores personales

Es tentador ver listas de 100 valores personales o de pareja que hay por internet y pillar los que suenen mejor, pero en realidad se necesita una buena introspección.

Pero hay tres preguntas que me han ayudado mucho a terminar con mi lista.

¿A quien admiras?

La admiración hacia los demás es una gran herramienta para identificar qué nos importa.

No me refiero a idolatrar a alguien, sino a cualidades que nos impresionan.

Conozco a alguien que me ha inspirado a poner el respeto como mi primer valor fundamental en el que basar todo lo demás.

Esa persona es capaz de comunicarte de buenas a primeras cuando te has pasado de la ralla bajo sus estándares (que no tienen porque ir en línea con los tuyos).

Y la de personas y emprendedores con una disciplina de hierro que me han hecho dar cuenta de cuanto valoro la responsabilidad y sus valores subyacentes.

¿Qué te inspira a tomar acción?

Muchas veces nuestros valores personales más fundamentales se revelan con las acciones que tomamos.

Pero no es sólo tomar la acción, sino como nos sentimos después de realizarla.

¿Os acordáis cuando comentábamos a veces podemos hacer algo que nos hace sentir mal justo después de hacerlo y no sabemos exactamente el por qué?

Muy probablemente es porque hemos fallado a una idea, un pilar, un cimiento de nuestra realidad al que aún no le hemos puesto nombre.

Pues sabiendo qué nos inspira a hacer las cosas es otra manera de identificar estos valores.

  • ¿Tuviste la necesidad de ir a consolar alguien que se sentía fatal por haber hecho algo? ¿Te sentiste fatal por no hacerlo? Buen indicador de que la empatía corre por tus venas (…).
  • ¿Tuviste el sentimiento o la motivación de hablar alto, de levantarte delante de una injusticia o de una faltada de respeto?
  • ¿Quisiste arriesgar mucho por alguien o algo a lo que otras personas no hubieran apostado ni un duro?

¿En qué momento te gustas más?

Cuando te encuentras en una situación que te permite ser auténtico es una buena pista que esta manera de actuar está en línea con tus valores.

Y lo opuesto también es cierto.

Habrá momentos en los que sentirás que te has fallado a ti mismo actuando de una manera que no sentías.

¿Cómo te sientes en esas situaciones? Avergonzado o incluso… solo.

Cuando me siento bien...
  • ¿Con quien estoy?
  • ¿Qué actividades están involucradas?
  • Emociones positivas o resultados de esas experiencias
Cuando me siento mal...
  • ¿Con quien estoy?
  • ¿Qué sentimientos se me activan?
  • ¿Cuál es el coste emocional y físico de estas experiencias?

Pirámide de valores personales

Una vez hemos definido nuestros valores el reto no sólo está en listarlos, sino que idealmente los tendríamos que representar en forma de pirámide.

Es decir que un valor siempre será más importante que otro y nos pesará más cuando nos encontramos con un conflicto.

Igual que con los lenguajes del amor.

los 5 lenguajes del amor

Como pasa con el lenguaje del amor, si esto es lo que más me importa, acostumbra a significar que también me importa que los demás lo compartan.

Por ejemplo, un criminal violento que saca la vida, roba o pega a la peña, a nadie le gusta porque la mayoría tenemos la bondad como un valor intrínseco de ser humano.

Por eso nos genera repelús.

Sucede lo mismo con los demás valores.

Si te faltan al respeto, te genera rechazo porque para ti es importante, igual que lo es tenerlos ordenados de más a menos importantes en una pirámide.

¿Por qué?

Con un ejemplo de conflicto de valores lo veréis muy claro:

Para mí el respeto y la empatía representan cómo quiero actuar. Las acciones y comportamientos que debo tomar en mi día a día para adherirme a estos pilares.

Si mi pareja hipotética hace algo malo, puedo tirar de empatía (aunque a veces cueste mucho) para entenderla.

Es mi responsabilidad si soy una persona con integridad.

Ahora bien, si me pareja hipotética me engaña con otro hombre y me es infiel, ¿significa esto que tengo que perdonarla porque estaba en un «momento de debilidad»? (O la excusa que sea que haya usado).

Si para ti la empatía está por encima de los otros valores quizás sí, pero para mí el respeto está por encima de todo en mi pirámide personal.

Esto significaría que el respeto (o la falta de ello) prima por encima de los demás valores.

Porque para mí no puede haber ni empatía, ni amor, ni responsabilidad ni absolutamente nada si antes en la base de la pirámide no está primando el respeto.

Bibliografía: fuentes, referencias y notas

Pulsa aquí para plegarlas/desplegarlas.
  • 1
    Mikulak, Anna. 2023. “The Heart of the Matter.” APS Observer 29.‌
  • 2
    Beach MC, Duggan PS, Cassel CK, Geller G. What does ‘respect’ mean? Exploring the moral obligation of health professionals to respect patients. J Gen Intern Med. 2007 May;22(5):692-5. doi: 10.1007/s11606-006-0054-7. PMID: 17443381; PMCID: PMC1852905.
  • 3
    Browne AJ. The meaning of respect: a First Nations perspective. Can J Nurs Res. 1995 Winter;27(4):95-109. PMID: 8697278.
  • 4
    Simon B, Lücken M, Stürmer S. The added value of respect: reaching across inequality. Br J Soc Psychol. 2006 Sep;45(Pt 3):535-46. doi: 10.1348/014466605X57637. PMID: 16984719.
  • 5
    Rolbiecki A, Subramanian R, Crenshaw B, Albright DL, Perreault M, Mehr D. A Qualitative Exploration of Resilience among Patients Living with Chronic Pain. Traumatology (Tallahass Fla). 2017 Mar;23(1):89-94. doi: 10.1037/trm0000095. Epub 2016 Sep 22. PMID: 33500683; PMCID: PMC7833082.
  • 6
    KIM, E.Y., CHANG, S.O. Exploring nurse perceptions and experiences of resilience: a meta-synthesis study. BMC Nurs 21, 26 (2022).
  • spotify
  • apple podcast
  • youtube

¿Te ha gustado la publicación?
Divulga conmigo compartiéndola en:

compartir en instagram compartir en tiktok

Mira mis otros artículos sobre: Desarrollo personal

Boletín de píldoras multipotenciales

Cada domingo = 1 email (corto)
Leerás antes que nadie un cóctel combinado de:

  • Salud ancestral
  • Dinero y negocios
  • Mente y sociedad

* Ver política de privacidad

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestión y envío información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Consentimiento como interesado. Destinatarios: Jamás ceredermos tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Podrás ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, supresión, oposición, rectificación y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada correo que recibas de mi parte o contactando con mi equipo. Información adicional: Tienes toda la información legal al completo al pie de página de este mismo blog, en el enlace de políticas y legalidad.

pau ninja sketch

Pau

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Suscríbete