pau ninja logo

Mentiras de la Vitamina C: menos naranjas… más carne roja

No es que las frutas y las verduras tengan vitamina C por ser frutas y verduras, sino que la contienen por ser comidas frescas.

Prueba deshidratar una naranja o un kiwi (los alimentos más populares con vitamina C), los analizas en un laboratorio y me dices si tienen vitamina C. Esto sucede porque esta vitamina es hidrosoluble. Hidro, de agua.

A efectos prácticos esto significa que necesitamos obtenerla de forma más frecuente incluso que las vitamina liposolubles (las de las grasas). Por esto los veganos pueden estar meses y hasta años antes de darse cuenta que han tirado su salud por la borda, porque las las vitaminas liposolubles se quedan en reserva mucho más tiempo. Con tu cuerpo guardándose las vitaminas A, K2, o E en el tejido graso más tiempo.

En cambio con la vitamina C, de la familia B y las hidrosolubles, las tenemos que obtener algo más a menudo para tener una salud óptima.

meme vitamina c hidrosoluble

Por esto no tiene sentido consumir mazo de vitamina C en comparación con vitamina D, por ejemplo. A la que tu cuerpo puede absorber millones de Unidades Internacionales que se van a quedar en tus órganos y grasa durante más tiempo.

Pero un alimento fresco del que nos han mentido por completo y que tiene vitamina C es… la carne.

Actualmente nos venden esta historia de que la carne roja es mala para la salud (algo que ya desmentimos en el #403) y es que precisamente una de las desinformaciones que nos hemos tragado (literalmente) es que no tiene vitamina C.

Otra mentira más de la industria.

Ninjas de la vida por casualidades de la vida (bueno, no tan casualidad porque lo he planeado) hoy es el día internacional de la vitmina C. Lo que tampoco es casualidad es que el 99% de las personas no sepan que la carne fresca y otros productos animales también contienen vitamina C.

Hoy desmentimos otro mito nutricional. Desde el escorbuto, pasando por la cantidad (real) que necesitamos de vitamina C, y en qué alimentos encontrarla en más cantidad que no nos habían revelado hasta ahora.

El escorbuto y la falta de vitamina C

El escorbuto es una enfermedad que aparece por la falta de vitamina C. Los primeros síntomas son manejables porque se manifiestan como la mayoría de enfermedades, primero de forma ligera: cansancio, bajo estado de ánimo, dolor en las articulaciones… pero después, es h0dido de c0j0nes.

Se vivió mucho escorbuto en los siglos XV y XVI al haber tantos viajes en barco en los que lógicamente los marineros sólo se llevaban grano y comida que se pudieran preservar en trayectos tan largos de semanas o hasta meses en vez de comida fresca.

escorbuto en barco

El problema es que como toda enfermedad, a la que no la tratamos a tiempo, se desarrolla en síntomas mucho más h0didos. En el caso del escorbuto, la falta de vitamina C durante periodos prolongados se traduce en:

  • Encías que sangran hasta que se te caen los dientes.
  • Manchas en la piel.
  • Una piel que te cae a trozos como si fuera una tirita, y terminas muriendo por hemorragia interna (debe ser lo mismo que sientes cuando te tiras a la piscina de plancha).

Con síntomas que no desearías ni a tu peor enemigo (bueno, menos cuando se te sube un abdominal) (…), el cuerpo ya nos está diciendo lo importante que es la vitamina C. Por ejemplo la necesitamos para metabolizar el colágeno (1), y cada maldita célula de tu cuerpo está compuesto de colágeno. O sea que tiene sentido que se te caiga la piel, los dientes y todo porque no puedes crear células como es debido.

sintomas escorbuto

Al fin y al cabo la vitamina C protege a las células inmunitarias de la oxidación que es increíblemente importante cuando están luchando contra infecciones.

El problema de estos viajes es que no podían tratar el escorbuto a tiempo porque la vitamina C, al ser una vitamina hidrosoluble (de agua) se elimina al deshidratar alimentos.

Seguramente por esto se originó uno de los mitos nutricionales más extendidos de la historia: «que la carne no tiene vitamina C».

Aquí se empezó a extender al (falso) saber popular de que «la carne no tiene vitamina C», porque las únicas carnes que se llevaban a los barcos eran… tachán, tachán… carnes embutidas o envejecidas. Todo lo que se pudiera preservar por largos periodos de tiempo. Y sí. La presencia de vitamina C en este tipo de carne, como cualquier alimento no fresco, habrá perdido su vitamina C.

Origen del mito de la vitamina C

Igual que todas las otras mentiras nutricionales, salen hace décadas para dar más potencia a ciertas industrias y en el caso de la carne no es menos.

La carne sí tiene vitamina C y os voy a citar un estudio «El valor de la carne como antiescorbuto» que lo explicó estupendamente:

«La inhabilidad de la carne de músculo de prevenir y curar el escorbuto es una idea que se arraigó a nuestra cultura por culpa de los experimentos de los primeros investigadores que analizaron la carne. Unos trabajadores que no apreciaron la importancia de carne fresca en contradicción con carne de mercado fresca

Fijaros que no estamos hablando de «fresca» en cuanto a temperatura, sino «fresca» en el sentido que se acaba de matar el animal.

Ninjas de la vida, para crear esta mentira de que la carne no tiene vitamina C, estos primeros trabajadores/investigadores usaron el conejillo de indias… como conejillo de indias. Literalmente usaron el conejillo de indias como animal para las pruebas. Un animal con una capacidad estomacal limitada haciendo que sólo pueda consumir una pequeña cantidad de comida para después ser evaluado biológicamente para ver contenido de vitamina C.

Es decir, le daban una pequeña cantidad de vitamina C para curar o prevenir el escorbuto y se concluía que si era el caso, ese alimento tenía propiedades antiescorbúticas. De lo contrario, se tachaba el alimento como que no servia para curarlo.

Este experimento esto otro caso de una conclusión de hace décadas y décadas. Dejándose ahí sin volver a ser comprobado porque no hay interés económico. Algo que ya hemos visto en multitud de casos como el caso de la hipótesis de lípidos, la gran mentira del colesterol (#270).

En el que durante la década de los 50 llegaron a la conclusión que como en el experimento con conejos se les tapaban las arterías al darles alimentos con colesterol, pues significaba que con los humanos pasaba lo mismo.

No tiene mucho sentido que alimentes con carne a un herbívoro y lo extrapoles a los humanos. Pero qué queréis, el mundo de la nutrición está prostituido a posta para enriquecer a ciertas industrias y para que compres alimentos bajos en grasas pero sobretodo en estatinas. Las pastillas que tendrás que tomarte toda la vida para «bajar el colesterol malo».

¿La carne tiene vitamina C?

Al contrario de lo que se piensa, de hecho la carne tiene cantidades significantes de vitamina C.

Un autor al que se hace mucha referencia en los círculos donde seguimos el carnísimo es Vilhjalmur Stefansson, un explorador ártico que murió a los 82 años que pasó toda su vida estudiando las civilizaciones árticas y copiando su dieta.

Lo que tenían en común tanto los marineros de los siglos XV y XVI como los exploradores árticos es que consumían principalmente comidas preservadas. También comida fresca pero sólo en momentos muy puntuales durante esas expediciones tan largas.

¿En qué resulta esto? En escorbuto.

Pero como Vilhjalmur Stefansson se tomó el estilo de vida esquimal tan en serio, viendo que los nativos árticos no desarrollaban escorbuto a pesar de no tener fruta por motivos obvios, desarrollaron un experimento controlado (aunque pequeño) de comer sólo carne fresca durante 1 año, y lo que sucedió fue… que no desarrollaron escorbuto. ¿Cómo puede ser?

Fue a partir de este punto, que en sus expediciones Stefansson empezó a recomendar a su tripulación de no consumir exclusivamente comidas en conserva. Concluyeron que no había peligro de escorbuto si cazaban ciervo y mantenían la carne de 3-4 días como máximo. Aunque lógicamente cuanto más fresca era, mejor.

Cantidad de vitamina C en la carne

Esa carne fue más que suficiente para prevenir el escorbuto (1) porque sólo necesitamos unos 10 miligramos de vitamina C al día para prevenirlo y como se puede ver en algunos reportes (2), carnes de pasto (animales que viven pastando) de animales recientemente sacrificados darían unos 2.5 miligramos cada 100 gramos.

vitamina c en la carne para escorbuto

Yo personalmente consumo entre 800 gramos y 1kg de carne roja al día, lo que si hubiera consumido la carne recientemente sacrificada de estos reportes se traduciría entre 20 miligramos y 25 miligramos de vitamina C al día.

Más que suficiente para prevenir el escorbuto, y también algunas funciones más que veremos en un momento.

El caso es que según estos papers recientes (a los que lógicamente no verás comentando en los medios tradicionales), la cantidad de vitamina C en la carne es x10 veces más alta en los órganos y tejidos en comparación con la carne de músculo.

Esto significa que si como yo estás siguiendo una dieta carnívora o alguna variación, lo más probable es que estés obteniendo de x2 a x3 veces la cantidad de vitamina C que se necesita para prevenir el escorbuto. Sobretodo de consumir órganos.

¿Sabéis qué se dio de comer para curarlos a los que sufrían el escorbuto durante las guerras napoleónicas? Carne fresca de caballo (3).

Así es, los caballos que habían muerto en batalla eran usados para alimentar los que tenían síntomas de deficiencia de vitamina C.

Carne con vitamina C

Pero ninjas de la vida, con esto de las cantidades recomendades oficiales yo no me lo creo ni un pelo. Quien pone estas recomendaciones son las mismas instituciones que nos mienten. Por ejemplo el caso de tomar la vitamina del sol (D3) ahora ya sabemos que en realidad necesitamos x15 veces más de lo que nos dicen (#371).

Fijaros como la recomendación oficial de la vitamina C está basada en una dieta alta en carbohidratos. Que como bien sabéis pienso que es una aberración. Desde que descubrimos la agricultura nuestra salud se fue al traste por culpa de los cabrohidratos, por esto no los consumo (… #255).

Es decir, que si no consumes carbohidratos, incluso necesitarás menos vitamina C de la cantidad oficial.

Esta información es vital porque cuantos más hidratos de carbono consumas, más incrementarás la demanda de vitamina C de tu cuerpo.

¿Por qué sucede esto? Si conocéis a algún diabético, le podéis preguntar que sucede cuando se mide el azúcar, la glucosa en sangre justo después de haber comido naranjas o kiwis o un zumo o un suplemento de vitamina C.

Les saldrá el azúcar disparado aunque no sea cierto. Esto es porque la maquinita que usan, puede confundir la vitamina C con la glucosa. ¿Sabéis por qué? Pues porque la molécula de la vitamina C es muy similar a la de la glucosa. De hecho casi idéntica.

glucosa vs vitamina c

En nuestro cuerpo los transportadores de glucosa (GLUT1compiten para transportar tanto la glucosa como la vitamina C.

Por esto tendrás que incrementar tu ingesta de vitamina C si comes hidratos, porque si no lo haces los carbohidratos serán los que tendrán prioridad.

En lenguaje ninja es como si esos transportadores sean un autobús con 10 asientos. Si consumes 10 de glucosa significa que no quedarán asientos para la vitamina C de la que solo consumes 2, pero en cambio si aumentas la vitamina C también a 10, habrá más probabilidades de que los asientos del autobús estén repartidos a partes iguales entre glucosa y vitamina C.

En realidad, si en vez de consumir 10 de glucosa consumieras 2, significa que con sólo consumir 2 de vitamina C seguirían habiendo igualdad de asientos e incluso te sobrarían en este autobús. En el transportador.

Que bien se me da contar las cosas en lenguaje ninja, h0der (suscribiros a la comunidad para apoyar).

Es decir que cuantos más carbohidratos consumas (glucosa) menos espacio tendrás para transportar vitamina C y por lo tanto tendrás que aumentar tu consumo de vitamina C.

¿Es bueno tomar suplemento de vitamina C?

La vitamina C se origina en nuestro cuerpo de dos maneras distintas. En la naturaleza sólo la encontramos en la primera forma y es cuando la consumimos que el cuerpo la convierte en la segunda:

  • Ácido L-ascórbico
  • Ácido L-dehidroascórbico

Consumimos un alimento fresco vitamina C > el cuerpo genera ácido L-dehidroascórbico (la forma oxidada de ácido L-ascórbico) > ácido L-dehidroascórbico es transportado dentro de las células > donde se reduce de vuelta a ácido L-ascórbico usando glutatión y otras moléculas que requieren varios aminoácidos y vitaminas B…

Por cierto, esto es otra pista más de la naturaleza que una dieta vegana no es sana para los humanos. Necesitamos aminoácidos y vitamina de la familia B (lo que no encuentras al completo de fuentes vegetales) para sintetizar vitamina C.

Por esto repito siempre tanto esto de la densidad nutricional. Te beneficiarás mil veces más de comer entrecot, fruta salvaje y leche cruda que consumir vitamina C en polvo por si misma.

Sólo porque te metas algo dentro no significa que tu cuerpo lo vaya a usar.

Porque es altamente dependiente de la energía de los nutrientes que ya tienes en ese momento.

Para mí no hay debate, es mucho mejor tomártelo de una comida fresca antes que un suplemento de ácido L-ascórbico porque es un químico altamente procesado creado desde maicena (harina de almidón de maíz).

No lo quieres consumir por todos los factores negativos involucrados en fabricártelo, incluyendo la polución del producto inicial.

Si hay personas que por el motivo que sea, se tienen que suplementar con vitamian C y aún no saben qué forma tomar, significa que la industria de la suplementación ha triunfado una vez más. Con la excusa para venderte deshechos en forma de suplemento, similar al colágeno en polvo y la glicina en polvo.

Ahora bien, nosotros los animales sintetizamos el ácido L-ascórbico y es lo que las células usan. Si quieres tomártelo indirectamente con comida fresca, es porque durante el proceso el cuerpo vacía ciertas substancias necesarias para producirlo.

Beneficios de tomar vitamina C

No queremos la vitamina C únicamente para prevenir el escorbuto, sino porque tiene una increíble lista de beneficios para nuestra salud. Bueno. Como todas las vitaminas y minerales. Para algo los necesitamos.

Esto no significa que a más consumas, mejor. Porque (igual que los otros micronutrientes), el cuerpo no funciona por cantidades sino por balances. Si tienes mucho de algo, entonces vaciarás las reservas del otro.

Algo que el consumo de vitamina C nos ayudará a similar por todos estos beneficios y que obtendremos con mucha menos cantidad de la que en verdad necesitamos.

Nuestras abuelas (sin haber mirado estudios muy reales que lo demuestran) ya nos decían de consumir frutas ácidas (con vitamina C) para combatir resfriados. Un conocimiento pasado de generación en generación que tiene sentido por los montones de procesos metabólicos de nuestro cuerpo a los que la vitamina C está involucrada.

La vitamina C absorbe el hierro

Los estudios confirman que la vitamina C ayuda a absorber el hierro (1). Particularmente el hierro no-hemo que es el tipo que hay en los alimentos de origen vegetal, lo que puede sonar divinamente a los veganos, pero aquí es relevante que volvemos a mencionar esos transportadores de glucosa y vitamina C. ¿Os acordáis del autobús? El caso es que los veganos tienden a comer cantidades enormes de carbohidratos.

La glucosa está haciendo que tu consumo de vitamina C quede… nula.

Hipotéticamente podrías tomar un suplemento de vitamina C con hierro (igual que toda la suplementación industrial de laboratorio que te estás metiendo como vegano).

¿Pero qué mejor muestra de que es una tontería que todos los testimonios de veganos que se vuelven anémicos?

Otra muestra más de que no puedes utilizar una maldita tabla de Excel para saber qué vitaminas obtienes. Estás omitiendo por completo el concepto de biodisponibilidad. Que no ingieras no quiere decir que el cuerpo lo absorba.

Desintoxica el cuerpo de metales pesados

La vitamina C tiene propiedades «quelantes», que es cuando algo está adjuntado a algo más. Por ejemplo el glicinato de magnesio es magnesio atado a una molécula de glicina.

Por su lado la vitamina C se adjunta a metales del cuerpo y por esto se ha demostrado que es muy beneficiosa para tratar la toxicidad de metales pesados (1).

vitamina c y toxicidad metales pesados

Desgraciadamente no es suficiente para curar la toxicidad de tu novia.

Protege de bacterias estomacales

Hablando de cosas que te comen por dentro, cada vez hay más problemas de sobrecrecimiento de bacterias intestinales sin que la gente sepa que le sucede.

Por ejemplo uno muy común es tener Helicobacter pylori (H pylori) (…), con síntomas muy similares a todo sobrecrecimiento de parásitos de la barriga: candiad, SIBO, etc.

Dejando claro eso sí que el Helicobacter pylori y las bacterias deben estar ahí. El problema es cuando crece más de la cuenta por culpa de la dieta (como no), y lo mismo con estas otras condiciones.

Por todos los estudios que he visto (que no son pocos), es más que probable que la falta de vitamina C (o más bien dicho, falta de absorción de vitamina C) sea uno de los problemas principales del sobrecrecimiento de estas bacterias (1, 2, 3, 4).

Efecto antihistamínico

Lo que también tiene es un efecto antihistamínicos.

Se ha visto como la vitamina C reduce los niveles de histamina de la sangre (1).

Algo que sonará bien de buenas a primeras (y lo es), pero consumirla en grandes cantidades creará otro tipo de problemas en nuestro estómago para los que tienen intolerancia a las histaminas.

Es un potente antioxidante

Hemos comentado como evita la oxidación de las propias células cuando luchan contra infecciones pero es que la vitamina C incluso previene la oxidación de otros antioxidantes como el glutatión o la vitamina E.

Necesaria para las hormonas

También es necesaria para las hormonas suprarrenales, hormonas peptídicas… O sea que no es simplemente potenciar el sistema inmune sino que potencia todo en general.

Aún hay por descubrir

Lo que es interesante de la vitamina C es que tiene un montón de lo que yo llamo «beneficios hipotéticos». Es decir, que la comunidad médica ha hipotetizado pero no ha confirmado. Al menos aún, potencialmente ayudado a:

  • Infertilidad masculina
  • Prevenir la oxidación del colesterol
  • Control del sobrecrecimiento bacteriano

Qué alimentos llevan vitamina C

Hemos hablado de como la carne fresca contiene vitamina C y como algunos órganos como el hígado, la sangre de los animales y otras glándulas del cuerpo, leche cruda… también la contienen. De hecho cualquier alimento animal fresco de alta calidad tendrá buenas cantidades de vitamina C.

Por esto si consumes carne cruda porque sabes cuál es la fuente (por ejemplo si hasta lo sacrificas tú), tendrás más cantidad de vitamina C porque cocinar la reduce ligeramente. Pero es verdad que las plantas salvajes contendrán aún más cantidad de vitamina C:

  • Ciruela kakadu
  • Cerezas del arbusto acerola
  • Escaramujos
  • Tomillo

Seguro que habéis oido a hablar de estas plantas con cientos de veces más cantidades de vitamina C que de las comidas que estamos ingiriendo ahora.

Es por esto que la industria se ha encargado de coger cada una de estas plantas para hacértelas polvo y vendértelas en Amazon en forma de suplemento.

Pero podrías coger perfectamente un poco de tomillo fresco de tu jardín y usarlo como guarnición en tu bistec siguiendo la dieta carnívora si te preocupa el consumo de vitamina C que tienes.

De nuevo, si no consumes carbohidratos es algo que no te tendría que preocupar demasiado porque como hemos visto, necesitaremos mucha menos vitamina C para estar sanos porque no competirán con la glucosa.

Por esto personalmente, si estoy en un sitio como Estonia que no tengo acceso a órganos porque no conozco los productores locales, si que compro algunos kiwis para comer de forma salteada durante la semana, pero por lo general cuando estoy en España, con el cerebro que consumo, testículos, hueva de pescado fresca también tiene vitamina C, hígado y todo lo demás no me preocupo de la vitamina C porque al ser carne fresca sé que tengo suficiente.

¿Cuanta vitamina C tomar al día?

Fijaros que mientras con la vitamina D necesitamos 15 veces más que la recomendación oficial del Estado (otra mentira más de la industria para mantenernos enfermos), con la vitamina C nos hacen la 13-14. Nos hacen de zorrudos.

La recomendación oficial de vitamina C en la mayoría de países va de 60 a 90 miligramos al día, lo que está bastante cerca de la cantidad que nuestro cuerpo necesita (hasta podríamos estar sanos con algo menos). Ahora bien…

El problema es que con todos los otros factores de estilo de vida inflamatorio y la oxidación a la que la sociedad moderna nos expone, esta cantidad es insignificante.

Es decir, sería una buena cantidad recomendada si siguieras una dieta carnívora, pero como la mayoría tiene mil deficiencias por no comer carne roja y por comer demasiados carbohidratos, lo que sucede es que los cuerpos de mortales termina necesitando mucha más cantidad por culpa de los desbalances de su cuerpo.

Tanto si estáis en una carnívora como si no y sois unos frikis de los Excels, la mayoría vería el máximo de beneficios a 100 miligramos al día si tienes el resto de tu dieta en sintonía.

Es por esto que si sabes que tienes deficiencia de vitamina C y de pronto tomas comidas altas en ella, te encontrarás increíblemente bien los primeros días.

Exceso de vitamina C

Pero bueno, como todo, todo exceso de micronutriente es malo porque el cuerpo funciona en sinergía, y demasiada vitamina C podría generar moléculas negativas tipo ácido oxálico haciendo que tengamos problemas digestivos, pero estaría más preocupado de tener demasiado hierro inhibiendo la absorción de cobre.

Volvemos a lo de antes, sin suficientes minerales del resto es mucho más fácil que haya un desbalance y lleve a una toxicidad de algo. Tomándote carne cada día con vitamina C puedes decirle adiós a tu hígado (Paul Saladino, disbiosis…), pero si tienes buena cantidad de magnesio, de cobre y un buen balance (no de tipos de comida, sino de nutrientes) en tu dieta, todo tiene que estar bien.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube

Mira mis otros artículos sobre: Nutrición
O si quieres ser más específico:

Boletín de píldoras multipotenciales

Cada domingo = 1 email (corto)
Leerás antes que nadie un cóctel combinado de:

  • Salud ancestral
  • Dinero y negocios
  • Mente y sociedad

* Ver política de privacidad

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestión y envío información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Consentimiento como interesado. Destinatarios: Jamás ceredermos tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Podrás ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, supresión, oposición, rectificación y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada correo que recibas de mi parte o contactando con mi equipo. Información adicional: Tienes toda la información legal al completo al pie de página de este mismo blog, en el enlace de políticas y legalidad.

pau ninja sketch

Pau

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Suscríbete