Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Patrimonio personal
el 100% de mi cartera de inversión (en 2024)

Cartera actualizada: enero 2024

Más abajo tienes mi cartera (pulsa para bajar) pero primero déjame darte un poco de contexto…

Desde que empecé a invertir para mi invertir en fondos indexados es lo que tenía más sentido. Ir metiendo dinero en la bolsa de forma recurrente. Sin prisa, sin pausa y para el largo plazo.

Estuve siguiendo esta estrategia hasta la pandemia.

Cuando vi lo que estaban haciendo los bancos centrales y gobierno de permitir esa impresión desmesurado de dinero entendí inmediatamente que esa «divisa» no cumplía las características del dinero de verdad (#416).

expansión cuantitativa

Hechando la vista atrás agradezco que lo hicieran. Agradezco la inflación desmesurada que empezamos a ver y a arrastrar desde la pandemia hasta a día de hoy.

Lo agradezco porque gracias a esta inyección de dinero falso en la economía, hizo que me empezara a hacer preguntas sobre el sistema monetario actual (#428).

Me di cuenta de que estaba de pies en las arenas movedizas de la inversión pero que ni siquiera me había preocupado de dejarme sumergir en los pilares básicos de las finanzas personales: el dinero como tal. Aprender del sistema monetario, entender sus propiedades, su historia…

Pero una cosa es la teoría, y otra muy distinta es cuando eres propietario de activos. Cuando vives en tus carnes las pérdidas de un bot de forex, los fondos de autor con una gestora que quiebra y tienes que reclamar el dinero a FOGAIN. El hecho de tener lingotes de oro y tardar meses en venderlos…

Filosofía de cartera
  • Simple
  • A décadas de años vista
  • Para poder dormir tranquilo

Ya os conté cómo perder dinero es lo que me ha hecho ganar más dinero (#542) relatando todas estas historias que ahora mismo os listaba.

Lecciones de vida que te hacen tirar un paso atrás para que después (después de mucha frustración) puedas tirar varios más hacia adelante.

Ninjas de la vida, hoy está a la orden del día una actualización anual de mi cartera de inversión en base a todas estas lecciones.

Qué es una cartera de inversiones

Si quieres ver los básicos muy rápidamente pulsa aquí para desplegar.

Antes de ver la mía, un repaso muy rápido a los conceptos.▼

Una cartera de inversión es una colección de nuestros activos financieros.

Aunque no tengas una cartera en un broker, todos tenemos una.

  • La casa
  • El coche
  • Los ahorros debajo del colchón…

Si eres un artista, mantienes tus mejores trabajos en tu portfolio. Pues resulta que «cartera» de inversión, en inglés también se llama portfolio, así que no hacen falta más analogías.

Sobre el interés compuesto

Además si estamos hablando sobre mi cartera ahora mismo es porque seguramente tienes una y sabes la importancia que tiene, es decir para sacarle jugo al interés compuesto.

Para refrescarlo muy rápidamente:

Con el interés simple, si tienes 1.000€ a un interés de 5%, siempre irás ganando 50€ anual.

En cambio, con el interés compuesto de esos 1.050€ del primer año, en el segundo año el 5% se aplicará en la nueva cantidad, no a los 1.000€ del primer año, sino que 5% aplicados sobre los 1.050€.

Es decir, que se produce un efecto de bola de nieve.

Por esto un buen principio es invertir para el largo plazo el dinero que no tengamos pensado utilizar en las próximas décadas, y dejar que la bola de nieve nos cuelgue en una bañera de riqueza cuando llegue el día.

Sobre la diversificación

Durante años había estado invertido en fondos indexados porque me había creído una primicia: hay que estar diversificado y batir a la inflación con poca volatilidad…

Pero aunque sigo pensando que tener el dinero debajo del colchón no es lo más inteligente, lo que sí cambio desde la pandemia es mi opinión sobre los fondos indexados que ha cambiado por completo.

combatiendo inflación

Fue durante la pandemia que descubrí que todo esto eran… patrañas. Por esto mi cartera de inversión es extremadamente simple

El imperio romano vivió más de 2 siglos expuestos al dinero fiduciario, la deuda y los impuestos.

En ese imperio que conquistó todo el mundo conocido y por conocer, sólo aquel que hubiera conservado algo de oro habría visto como su riqueza subía mientras el patrimonio de todos sus vecinos, por muy diversificado que estuviera, bajaba y bajaba con las décadas.

Aunque virtualmente pareciera que iban acumulando más.

Claro, iban acumulando más cantidad, pero no en valor, que es el motivo porque el decidimos ahorrar e invertir en primera (y última) instancia.

Por esto antes de juzgar mi cartera, os recomiendo mirarlo desde fuera. Hacer un zoom out y poneros en mi perspectiva durante el día de hoy que la iremos viendo.

Mis activos personales

Bitcoin en wallet personal

bitcoin

  • Sin KYC: a nivel personal sólo compro bitcoin anónimamente en plataformas donde no tengo que dar datos. Cuando se trata de comprar personalmente, hay que primar la seguridad, privacidad y libertad aunque tengamos que pagar un poco más. Además estoy convencido que los bitcoins comprados en cajeros sin dar datos serán más valiosos en el futuro.
  • No compro, pero tampoco vendo: a nivel personal ya no compro más Bitcoin anónimo. Digamos que tengo unas reservas y ya está. Las dejaré allí bien guardadas anónimamente durante muchos años. No compro más simplemente porque me es más cómodo hacerlo vía sociedad actualmente.
  • Periódicamente: según los datos que tenía en mano lo hacía cada lunes de buena mañana, aunque hay algunas semanas que me lo saltaba si veía que el precio estaba demasiado alto por el auge. También dependía del precio de los vendedores en HodlHodl, la plataforma donde compraba junto con los cajeros. Lo hacía de forma mucho menos recurrente que mi «bitcoin de empresa» porque allí sí puedo automatizarlo.
  • Almacenamiento: el vendedor me lo mandaba a mi hardware wallet que es una BitBox02.
  • Sin especulación: estas compras no las he hecho con la idea de vender, sino de mantenerlo en wallet hasta necesitar gastarlo en algo grande. Es como mi red de seguridad de Bitcoin.

Fondo de seguridad y emergencia

hucha

  • Motivo: después está el dinerete en efectivo que usaría en caso de emergencia, aunque llamarlo «fondo de emergencia» tiene una connotación negativa así que los ahorradores ahora lo llamamos «fondo de seguridad» que suena mejor.
  • Banco: lo tengo distribuido entre varios bancos NO españoles porque con España no quiero tener ningún lazo más que la familia. No me fío ni un pelo de esa banca así que prefiero tenerlo en una jurisdicción más estable.
  • Cantidad: en cuanto a la cantidad he sido lo que considero bastante generoso, y aunque se recomienda un mínimo de 6 meses de fondos yo tengo un año entero de liquidez en el que podría vivir sólo de estos ahorros, si el mundo se fuera a la porra.
  • Regla: no es que tenga una cantidad que se acerque a esta (ni mucho menos), pero mi regla de oro es «no puede pasar de 10.000€ el dinero que tenga en efectivo». Que por el tipo de vida austero en el que vivo

La cartera de inversión de mi sociedad patrimonial

Porcentaje Activo
100% Bitcoin
bitcoin
0% Oro físico
lingotes
0% Liquidez
monedas y billetes

La cartera de inversión a largo plazo propiamente dicha la hago a nombre tanto de la empresa creada en Estonia como de la LLC de Estados Unidos que abrí desde España (#331).

Como sabéis puedo aprovechar esa fiscalidad al 0% de impuestos con total tranquilidad porque ya hará unos 4 años que dejé de ser residente en España.

ingeniería fiscal

Así que no me preocupa que me venga la Hacienda española al yo a penas visitar el país más que unas pocas semanas al año para ver a mi familia durante las fiestas.

El hecho de estar a un 0% de impuestos en mis sociedades ha sido un hecho increíble para hacer que el interés compuesto sea una bola de nieve mucho más substancial que si tuviera que pagar impuestos por medio.

Además siempre van saliendo dudas entre medios a medida que mis negocios van escalando, pero nada que una buena consulta a mis contables o asesor fiscal internacional no puedan resolver para asegurarme que lo tengo todo bien atado según las normas tributarias de estonia, de europa y el país donde resida.

Y también les pregunto en términos de inversión claro, por ejemplo en Estonia me lo pusieron facilisimo tanto para ahorrar con oro como con Bitcoin.

Oro de empresa

lingotes

Había tenido lingotes de oro comprados a nombre de empresa por el estatus de valor refugio y la historia que ha tenido el oro durante sus miles de años, demostrando ser «dinero duro».

Unas propiedades que alego que sigue teniendo, pero con un problema más grande que mis biceps…

Que un pedrusco analógicos y arcaico como el oro no puede seguir el ritmo de una economía digital como la nuestra.

La única manera de que oro tenga valor como dinero y valor refugio es teniéndolo físicamente.

Por esto había comprado lingotes en tiendas para comprar oro físico en España pero… Mi opinión sobre invertir en oro ha cambiado por una experiencia que tuve (#367).

Una experiencia para nada agradable que ponía de manifiesto todos los inconvenientes de tener un pedrusco físico guardado.

Puede experimentar con mis propias carnes el problema que supone querer comprar o vender el pedrusco arcaico que no quiero volver a tocar en la vida como valor refugio, aunque sí le veo su valor como hobby de coleccionismo y poco más.

Bitcoin de empresa

bitcoin

  • Con KYC: es imposible comprar Bitcoin a nombre de empresa sin dar datos de la sociedad por motivos obvios. Por lo que aquí sólo puedo invertir en Bitcoin de forma segura (#148) pero a la vez dando datos. Y es que todos los movimientos tienen que estar registrado. Aún así, prefiero tenerlo todo en Bitcoin por la pérdida de valor que el «dinero de mentira» va experimentado cada año y que a cambio sepan del patrimonio real de la empresa, que sabrían igualmente.
  • Plataforma: para comprar utilizo Kraken, que es la plataforma que elegí porque me dejaban tener cuenta institucional. Me la negaron en Coinbase sin dar motivos y la verdad es que me alegro. Kraken es un exchange llevado por unos cracks que dominan del tema y al contrario que muchos otros, no han sido hackeados. Al menos por ahora.
  • Cold wallet: pero por si las moscas y un extra de seguridad, cada cierto tiempo (o cierta cantidad de bitcoin) voy mandando todo el monto de bitcoin a una segunda wallet BitBox02. Así me aseguro que soy dueño de mis claves y que pase lo que pase con Kraken me hago responsable de lo que es mío.
  • Estrategia: en cuanto a la compra antes seguía una estrategia de inversión DCA (#307) comprando cada hora, pero como os expliqué, ahora mi estrategia incorpora un elemento de timing para encontrar el mejor momento de comprar bitcoin (#554). Que no significa que sea en el precio más bajo o más alto, pero si en esas zonas. Cuando hay confirmaciones de tendencia. ¿Y cómo tengo estas confirmaciones? Pues utilizando una herramienta exclusiva para miembros que tenemos en la comunidad de Sociedad Ninja.

Liquidez de la empresa

monedas y billetes

  • Motivo: sería un suicidio no tener efectivo a nombre de la empresa porque hay que pagar a los trabajadores, afiliados, asesores, servicios, freelancers…
  • Bancos: a nombre de la empresa utilizo Wise, LHV y Revolut. Los tres sin ningún tipo de comisión de mantenimiento aunque a veces sí que pago algo por algunas transferencias cuando llevo unas cuantas. Tener DNI estoniano me permitió abrir una cuenta gratis con el banco LHV que es absolutamente necesario para mandar dinero a Kraken porque Wise y Revolut lo restringen.

La filosofía de mi cartera de inversión

Una de mis filosofías más importante es minimizar el ruido.

Tener una cartera de inversión que hasta un mono pudiese gestionar.

Algo como la compra-venta de bitcoin es tan sencillo que no necesitas Excels de rebalanceos ni porcentajes, sino que simplemente cuando sabes que tienes que comprar/vender, lo haces y punto pelota.▼

Diversificación mínima

Algunos me dicen que si estoy loco en meterlo todo a bitcoin. Que no se pueden meter todos los huevos en una cesta.

Para mi no tiene sentido diversificar inversiones (#412).

Bajo mi punto de vista «diversificar» es jugárselo todo a una carta, y no lo que estoy haciendo yo. Y es que alguien puede estar invertido en 1.000 empresas de cien países y esto para mí sigue siendo «no diversificar inversiones».

¿Por qué? Pues porque te lo estás jugando a un cesto, a una carta. Estás apostando en el funcionamiento de las políticas monetarias de hoy en día.

Unas políticas que como la economía del imperio romano nos enseñó (#373), están destinadas a fracasar.

La pregunta no es «y si…», sino cuando.

Con todos esos activos, tu estrategia habla por ti. Estás invertido en euros u otras monedas fiduciarias, y estás hinchando los mercados. Potenciando unas economías basadas en deuda.

Me dices que estoy 100% invertido en Bitcoin, pero tu estás 100% invertido en el sistema monetario actual.

¿A caso esto es diversificar?▲▼

Percepción baja del riesgo

Pero aunque esto no fuera así, si diéramos por hecho que Bitcoin no se va a salir con la suya y que los grandes institucionales acabarán comprando su mayoría y acaparando el mercado…

Aún así, seguiría invertido en Bitcoin. ¿Sabéis por qué?

Porque el ratio riesgo-beneficio es perfecto.

El riesgo percibido de poseer Bitcoin es extremadamente alto (al menos según los medios tradicionales), pero para mí no está compensado en riesgo-beneficio. Esto es así porque…

Ve mucho más potencial de beneficio con un riesgo mitigado que todas las demás criptomonedas o incluso acciones de mercado.

¿Por qué? Porque una empresa puede morir o puede salir una mala noticia que la tire por el suelo. Pero Bitcoin siempre estará presente porque su función, el valor de Bitcoin es ser dinero (#146).

Está claro que tiene más riesgo y más volatilidad que los vehículos de inversión tradicionales pero teniendo en cuenta que no he vivido ni la mitad de mi vida y lo que me interesa en este momento es poder potenciar al máximo mi rentabilidad, tiene sentido que tome más riesgo ahora.

Un riesgo percibido que para mí no es elevado, porque aunque el 99% de las otras criptomonedas terminara desapareciendo en cada bear market (mercado bajista), Bitcoin siempre sale victorioso al haber sido:

  1. La primera criptomonedas
  2. La que más sentido tiene
  3. La que no se puede copiar

Cuando sea viejo ya miraré como veo la dirección del mundo y de la sociedad, Estado y país donde viva para poner todo mi patrimonio en una cartera super conservadora y poco volátil que me de un 2% anual o lo que sea.

¿Pero ahora? Ahora lo que que me interesa es poder hacer la bola de nieve lo más grande posible.

Bitcoin es el activo perfecto (aún dejando de lado todos sus fundamentales) por este súper alto potencial con riesgo más mitigado, porque Bitcoin no se irá nunca a cero.

A este punto ya es imposible.▲

Pensada a largo plazo

Pero lógicamente todas las características de Bitcoin sólo tienen valor a un largo plazo solidificado, que es mi motivo por el que tener una cartera de inversión.

Esto significa que no me importa el precio al que está hoy el bitcoin…

A menos que sea el inicio de un cambio de tendencia, que entonces si intento adueñarme de más, o de venderlo por un poco de fiat para adueñarme de más en el futuro.

Como veis el objetivo no deja de ser apoderarme del máximo de valor (esta es la palabra clave) para el largo plazo.

La otra palabra clave: largo plazo.

  • spotify
  • youtube

Mira mis otros artículos sobre: 💰 Dinero

Conviértete en un lector premium

Si te gustan mis publicaciones abiertas, te encentará la suscripción premium con acceso a:

  • Boletín privado
  • Secciones desbloqueadas
  • Artículos cerrados

Accede inmediatamente a mi contenido cancelado por los medios sobre ideas, datos y corrientes sobre salud ancestral, estrategia de inversión, mi cartera personal, mentalidad, psicologa, impuestos y estilo de vida.

Ser lector premium

Acceder a mi cuenta

pau ninja sketch

Pau

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida. ISNI: 0000 0005 1425 6653

Suscríbete