pau ninja logo

Apego seguro
o cómo transformar tu cariño ansioso y evitativo

Cada uno de nosotros se puede encasillas en uno de los tipos de apego adulto: seguro, ansioso o evitativo (#544).

Una teoría que explica cómo es la dinámica que tenemos en nuestras relaciones según la (in)seguridad que tenemos tanto con nosotros mismos como con los demás.

Especialmente afectando a las relaciones románticas que es cuando las tendencias de apego salen en todo su esplendor.

Y como no podía ser de otro modo, una vez conocemos esta teoría todos queremos trabajar hacia un apego seguro. Para reducir los dramas y los malestares emocionales que vienen de nuestras propias inseguridades.

tipos de apego en la pareja

A diferencia de los ansiosos o evitativos, siendo de apego seguro no se trata de ser independiente hasta el punto que para ellos la pareja no existe (así son los evasivos, emocionalmente), sino que seguirá buscando soporte, pero el seguro buscarán soporte emocional, no validación emocional.

Dicho así claro que un apego seguro suena idílico, pero esto no significa que los demás estilos sean malos o buenos.

Los tipos de apego adulto son el mecanismo que individualmente hemos cultivado desde la infancia para actuar bajo ciertas situaciones del entorno.

Para sobrevivir emocionalmente y socialmente.

Nuestro apego es nuestra armadura de defensa emocional hecha a medida.

Pero a pesar de que hay muchos tipos de armadura, todos queremos que sea lo más segura posible.

Nacemos como somos, pero crecemos en lo que nos queremos convertir.

Veamos pues cómo superar el apego ansioso para volverlo más seguro, y también superar el apego evitativo para, en ambos casos trabajar con la inseguridad inconsciente.

Para hacer lo mismo que hiciste con tu ex: cazarnos en el acto. Y a diferencia de ella, no actuar bajo ciertas tendencias psicológicas que sabemos que se pueden convertir en tóxicas.▼

Qué es el apego seguro

Las personas con apego seguro son empáticas a la vez que capaces de establecer límites personales. Son personas que se sienten seguras, satisfechas, no temen estar solas y son estables emocionalmente en sus relaciones.

En adultos aquellos que tienen un estilo de apego seguro acostumbran a tener relaciones de pareja sanas porque su apego emocional está basado en la autoestima, la comunicación y la confianza en la otra parte.

Características del apego seguro

  • Visión positiva de ellos mismo
  • Visión positiva de los demás
  • Autoestima
  • Cómodo con la intimidad
  • Capaz de establecer límites en las relaciones
  • Autosuficiente
  • Cómodos pidiendo apoyo cuando lo necesitan
  • Confía en los demás
  • Cómodo con la cercanía emocional
  • Capaz de desarrollar y mantener relaciones sólidas
  • Equilibrado emocionalmente
  • Capaz de regular emocionalmente a las personas cercanas

Ejemplos de apego seguro

  • Son consistentes
  • Emocionalmente estables
  • No juegan a juegos
  • Son claros en su interés contigo

Claro mirando a las características de una persona o pareja con apego seguro, muchos confundirán el apego seguro con aburrimiento.

¿Cómo no van a hacerlo? Si los que sólo han estado en relaciones tóxicas o en círculos de apego evitativo-ansioso, piensan subconscientemente que el amor o las relaciones son montañas rusas emocionales.

De que uno persigue al otro y el otro se aleja emocionalmente. Después se reconcilian y vuelve a empezar el juego de intentar adivinar y asumir lo que la otra parte pensará.

A cuanto más extremo mejor.

Normal que visto desde fuera una relación donde se comparte el apego seguro sea vea como algo aburrido, pero si este es el precio a pagar a la estabilidad emocional y que por lo tanto puedas destinar tu energía mental a las cosas que sí importan, pues que así sea.▲

Cómo trabajar el apego en adultos

Hablar de cómo trabajar el apego seguro es más relevante de lo que muchos pensáis inicialmente porque trabajarlo de forma activa mejora directamente nuestras relaciones personales.

Especialmente en la pareja, que es donde parece que estamos menos dispuestos a trabajar en este tipo de relación.▼

Y creedme, que todos necesitamos más, el hecho de trabajar en el apego seguro que no el hecho de necesitar una relación romántica.

Simplemente porque nuestras relaciones son un multiplicador para nuestra felicidad. Igual que lo puede ser el dinero.

Según los estudios la decisión de estar románticamente con quien estás es una de las decisiones que más impacto tiene en nuestra felicidad y calidad de vida.1Carr D, Freedman VA, Cornman JC, Schwarz N. Happy Marriage, Happy Life? Marital Quality and Subjective Well-Being in Later Life. J Marriage Fam. 2014 Oct 1;76(5):930-948. doi: 10.1111/jomf.12133. PMID: 25221351; PMCID: PMC4158846.

Pues claro. Si las relaciones están directamente relacionadas con nuestra longevidad y felicidad.2Waldinger RJ, Schulz MS. What’s love got to do with it? Social functioning, perceived health, and daily happiness in married octogenarians. Psychol Aging. 2010 Jun;25(2):422-31. doi: 10.1037/a0019087. PMID: 20545426; PMCID: PMC2896234.

Y lógicamente tu pareja es la persona que verás más cada día en tu vida. Tiene todo el sentido del mundo que afecte tanto.

Normal entonces que a los que nos interesa el desarrollo personal, una vertiente de este crecimiento sea trabajar proactivamente en el uno de los factores que más multiplicará nuestra felicidad.

Mirad si es importante que en el fondo más del 40% de la población mostramos algún tipo de tendencia insegura en el apego hacia los demás.3Szabó C, Altmayer A, Lien L, Poot F, Gieler U, Tomas-Aragones L, Kupfer J, Jemec GBE, Misery L, Linder MD, Sampogna F, van Middendorp H, Halvorsen JA, Balieva F, Szepietowski JC, Romanov D, Marron SE, Altunay IK, Finlay AY, Salek SS, Dalgard F. Attachment Styles of Dermatological Patients in Europe: A Multi-centre Study in 13 Countries. Acta Derm Venereol. 2017 Jul 6;97(7):813-818. doi: 10.2340/00015555-2619. PMID: 28119999.

Las investigaciones demuestran que cuando las personas con apego ansioso o apego evitativo activamente trabajan en ello, en cambiar su estilo a un apego más seguro, aproximadamente un 25% van a conseguirlo (conseguirlo al 100%, no quiere decir que no mejores).

Y los datos muestran como el entorno facilitará más o menos que lo consigamos.

Por ejemplo los estudios veían como los japoneses lo tenían mucho más chungo para cambiar porque tienen más tendencia a un autocriticismo más extremo, en cambio en occidente nuestra tendencia tira más hacia al autodesarrollo.4Kitayama S, Markus HR, Matsumoto H, Norasakkunkit V. Individual and collective processes in the construction of the self: self-enhancement in the United States and self-criticism in Japan. J Pers Soc Psychol. 1997 Jun;72(6):1245-67. doi: 10.1037//0022-3514.72.6.1245. PMID: 9177018.

O sea que en el fondo en occidente el porcentaje de personas capaces de cambiar su estilo de apego es más grande, porque según los estudios longitudinales nuestra susceptibilidad al cambio dependerá de cuanto de estable sea ya nuestra relación interna.5Davila J, Burge D, Hammen C. Why does attachment style change? J Pers Soc Psychol. 1997 Oct;73(4):826-38. doi: 10.1037//0022-3514.73.4.826. PMID: 9325595. Me refiero a que si tenemos un modelo mental débil, este será más fácil de cambiar que no si tenemos unas ideas preconcebidas que ya están muy arraigadas en nuestra cabeza. Como en el caso de la cultura japonesa, por ejemplo.

Pero este entorno no es sólo cultural, claro. Con un ejemplo se ve más claramente.

Si por ejemplo has aprendido (te han demostrado) una y otra vez que tu figura de apego siempre termina desapareciendo o abandonándote, es menos probable que tu apego inseguro (evitativo o ansioso) cambie.

¿Por qué? Pues porque cada persona te está demostrando lo mismo. Cada vez te están fundiendo más esta idea en el cerebro.

En cambio si has tenido relaciones de cualquier tipo con personas tanto seguras, como evitativas como ansiosas, tendrás más probabilidades de poder trabajar bien tu apego hacia uno seguro porque tus creencias en el subconsciente no son muy sólidas al tener muestras de todo tipo.▲▼

Apego seguro en pareja

Durante años los psicólogos han estado investigando como reconfigurar los cerebros para que los estilos de apego sean más seguros.

Los investigadores de la Universidad de Edimburgo confirmaron que sí se pueden cambiar los estilos de apego y las conductas que llevamos de serie.6“Can You Cultivate a More Secure Attachment Style?” 2017. Greater Good.

Al menos para aquellos que hagan ciertas prácticas intencionales que fomentan la intimidad y que reescriben apegos que llevamos arrastrando desde la infancia.

En 2010 un paper de psicología de la Universidad de Illinois determinaba que los estilos de apego son incluso más flexibles de lo que previamente se había especulado y que de hecho, son las propias relaciones que lo potencian más o menos.7“A Brief Overview of Adult Attachment Theory and Research | R. Chris Fraley.” 2018. Illinois.edu.

Estamos hablando de que si eres una persona evitativa, puedes intensificar las tendencias ansiosas (el polo opuesto).

Del mismo modo si estás en una relación sana de pareja con alguien con un estilo de apego seguro, puede que no exhibas con ella tus tendencias de apego ansioso gracias a que tu pareja es de apego sano.

De hecho el método más efectivo de cambiar nuestro apego a uno más seguro es tener relaciones románticas con alguien con apego seguro. El problema es que…

Sí, el 50% de la población de apego seguro pero por la naturaleza de seguridad en uno mismo y los demás, significa que esta gente ya está en relaciones… y se quedan en ellas.8Levine, A., & Heller, R. (2011). Attached: The new science of adult attachment and how it can help you find–and keep–love. TarcherPerigee.9Mcleod, S. (2023, June 4). Attachment theory: Bowlby and Ainsworth’s theory explained. Simply Psychology.

Claro que tener la suerte te emparejarse con alguien que ya es de apego seguro ayudará, pero no es el único tipo de relación al que nos podemos apoyar.

Tener amigos que te dan soporte, que son estables y bueno, en definitiva: no tóxicos, puede ayudar perfectamente a desarrollar tendencias de apego seguro.

estilos de apego adulto

Al fin y al cabo los estilos de apego son la manifestación de nuestro condicionamiento socioemocional en la juventud.

Nuestras interacciones con los padres nos enseñaron a cómo pensar y actuar (de forma subconsciente, claro) en nuestras relaciones. Un conocimiento que continuamos usando en nuestra vida adulta.

Una vez somos conscientes de ello, podemos superarlo. Podemos mejorar la inseguridad. Aunque también es verdad de que podemos manifestar estas percepciones subconscientes de distintas maneras y sin darnos cuenta cuando nos ponemos en entornos, en contextos distintos.

Por eso acabamos de ver como tener la suerte de estar en una relación con alguien que tiene apego seguro se contagia.

Entonces si es este condicionamiento de la infancia nos vuelve más ansiosos, evitativo o seguros, tiene sentido que las interacciones de la vida adulta, si son lo suficiente largas o impactantes, también reescriban nuestro subconsciente. Experiencias de vida que sean igual de capaces de hacernos aprender tendencias ansiosas, evasivas o seguras.

  • Quizás tus amigos activan una creencia en tu subconsciente que te hace pensar que te mereces amor y soporte.
  • Quizás tus padres te activan otra que te hace pensar que la gente te olvidará y se ausentará de tu lado.

Conocer el estilo de apego de esta forma, como algo que se puede modificar si se trabaja suficiente, es una manera de no sólo de analizar, sino de potenciar la salud de nuestras relaciones.

Si muestras tendencias seguras con una persona pero tendencias ansiosas con otra, ahora que conocemos la teoría podemos pensar qué rasgo de esa relación es lo que activa mi comportamiento ansioso (o seguro).

¿Es un trauma de una relación previa o similar? ¿O es algo más intrínseco de la relación? ¿De la persona?

Debajo de todas las relaciones que tenemos, y sus únicas dinámicas hay montones de riqueza en forma de sabiduría para llegar a entender qué representa cada una ellas para nuestra mente consciente.

De la misma forma que analizar nuestro propio estilo de apego nos ayuda a explorar quien somos y las creencias que nos hemos formado durante nuestra vida, analizar el apego de los demás también ayuda a potenciar estas tendencias y dinamizarlo más.

En el fondo una relación no puede reforzar una creencia que no tienes.

Si determinas que una relación que tienes está reforzando una creencia que no te sirve, es hora de trabajar en eliminar dos cosas.

La primera es esa creencia, pero la segunda es hora de reflexionar sobre si esa relación te está aportando valor.

¿Está añadiendo valor en tu vida alguna de estas dos cosas?

De todas formas, aunque exhibas distintos estilos de apego con distintas personas y relaciones, esto no significa que no tengamos un apego base más arriegado a nuestro ser que es el que llevamos arrastrando desde que somos pequeños.

Nadie puede escapar la influencia de nuestra infancia.

Todos desarrollamos conocimiento interno de cuál es el significado de la conexión emocional con nuestros padres y nuestro interior recuerda (muy bien, además) esta definición de lo más nítidamente.

La mayoría de nosotros exhibimos nuestro estilo de apego en relaciones de modo que se parecen a las relaciones de nuestra infancia.

El trauma de relaciones anteriores puede influenciar el futuro de nuestras relaciones por lo que es igual de importante explorar qué nos movió desde pequeño en cuanto a las conexiones humanos, porque de bien seguro que tienen una traducción en las relaciones que tenemos de adultos.▲

Cómo superar el apego emocional

A ver, hay que dejar clara una cosa, eso sí.▼

Todos los estilos de apego son capaces de demostrar este afecto en las relaciones. Tanto como los evitativos como los ansiosos quieren amor y afecto, pero:

La variable del apego no es el amor sino el miedo y la estrategia para satisfacer esta necesidad.

Por ejemplo los evitativos tienen el temor de ser abandonados así que como mecanismo de defensa ya no se acercan emocionalmente a alguien en primera instancia.

Es su manera de satisfacer a esta necesidad.

Pero el apego seguro no surge de esta fuente de desesperación.

Hay substancialmente menos miedo al abandono y un sentido de uno mismo significativamente más fuerte.

¿Qué crea esto? Que el amor y el cariño de las personas con apego seguro, venga de un lugar sin agendas ni planes ni suposiciones.

Unas emociones que al estar en forma tan pura hacen que sean personas menos propensas a necesitar manipular el comportamiento de la otra parte para satisfacer necesidades fuertes que provienen de traumas pasados que construyeron para defenderse emocionalmente. Como es el caso de los que tienen apego ansioso y evitativo.

Es muy fácil ponerlo en perspectiva con una simple pregunta.

¿Preferirías a alguien que te quiere porque se preocupa por ti? ¿O a alguien que te quiera porque tiene miedo de que lo abandones?

Ya me diréis vosotros quien parece que te quiere más de estas dos opciones.

Y ojo porque esto no significa que ambos no te quieran, pero uno de estos amores viene de un lugar muy distinto al otro.

Si tú, al igual que yo prefieres ser querido por el amor genuino, quizás tiene sentido que justamente nos vayamos convirtiendo poco poco también en ese tipo de persona.▲▼

Cómo superar el apego ansioso

El apego ansioso (o ambivalente) se basa en la confianza de la otra persona pero la inseguridad en uno mismo. Es decir, un apego en el que pensamos que esta persona nos quiere, nos ama, es la h0sti4… pero como tenemos poca confianza en nosotros mismos esa persona es capaz de dejarnos en cualquier momento porque somos una caca pinchada a un palo (eso en el ansioso más extremo).

Esto significa que el trabajo requerido para superar el apego ansioso tiene que estar enfocado exclusivamente en nuestra confianza propia.

¿Y cómo desarrolla uno una confianza en uno mismo? Pues demostrándonos con evidencia que lo valemos. No con palabras bonitas, sino con evidencia. Con acciones.

Ser consciente del activador

Por ejemplo una persona con apego ansioso manda un mensaje a la persona con la que está saliendo, y esa persona no le responde.

A nivel lógico y visto desde fuera todos sabemos que el hecho de que no nos respondan no tiene porque significar nada malo: estarán ocupados, haciendo otras cosas, sin batería en el móvil, lo han visto pero no pueden responder… lo que sea.

Pero una persona con apego ansioso, a pesar de saber todo esto inmediatamente su cerebro subconsciente, como mecanismo de defensa, apaga la lógica y enciende emociones que nos ponen en el peor de los casos y a modo de espiral:

  • No está interesada en mí
  • Ha conocido alguien más
  • Se ha cansado de mí
  • Tendría que haber escrito X distinto

La persona ansiosa empieza a crear excusas, a ponerse en el peor de los casos, de cómo esa persona les va a abandonar. Que en el fondo es el miedo más grande de un ansioso.

Si eres una persona ansiosa, sólo por el hecho de estar leyendo esto, ya tienes mucho ganado porque ahora, cuando te encuentres a ti mismo entrando en esta espiral momentánea de patrones, ya sabrás por qué lo estás haciendo.

Cuando te encuentras ahí, lo único que tienes que hacer antes que nada es ser consciente de ello. Acepta que tienes todas estas excusas en la cabeza pero date cuenta que son excusas.

Puedes incluso bromear contigo del rollo ya lo estoy volviendo a hacer

Darse cuenta del comportamiento protestante

Los ansiosos que no se dan cuenta de esto, inmediatamente reaccionan a estas excusas con lo que se conoce como comportamiento de protesta.

Todos lo hemos vivido. O porqué nos lo han hecho, o porqué lo hemos hecho nosotros. Un comportamiento, una reacción a esta historia que nos hemos creado a la cabeza:

  • Mandar 10 mensajes del tirón
  • Eliminar tu mensaje mil veces para hacer otro
  • Enviar un audio de 10 minutos cabreados

Lo que acostumbra a pasar después de este comportamiento de protesta es que el ansioso, después de reaccionar, decides castigar a la persona y desaparece.

Envía todos estos mensajes y… apaga el móvil.

Pero hay estrategias interesantes para detener estos comportamientos.▲

Distraerse de emociones negativas

Cuando eres consciente de estos comportamientos de apego ansioso que estás haciendo, una buena estrategia es distraerte.

Al ser consciente de las excusas y de que estamos a punto de activar el comportamiento de protesta, tenemos que tener estrategias de distracción a manos.

Por ejemplo ir a dar un paseo, o cosas que sea de fuera de las redes sociales en este caso. Para así no estar esperando a que nos respondan el mensaje de vuelta como en este ejemplo.

De lo contrario el ansioso sentirá que son los minutos más largos de su vida: esperando que le devuelvan el mensaje.▼

Redirigir el comportamiento a amigos

Una buena estrategia es redirigir esas excusas baratas, esas ganas de gritar y responder a la persona que no nos hace caso hacia otra persona que no sea la pareja. Hacia nuestro ángel de la guarda.

Un amigo o familiar que nos conozca. Que sepa que tenemos este tipo de apego y a quien le podamos decir: «mira que no me ha devuelto los mensajes, no me creo que me esté haciendo esto…»

Ahí el amigo, que está acostumbrado a meterte bofetones de verdad y tiene más paciencia que un santo (por esto es un ángel de la guarda), te dirá que maldita tontería y te bajará de las nubes.

O no.

Quizás simplemente te hace de espejo con un poco de validación emocional y ya.

La cuestión es que no has creado el drama con la pareja en ese momento, ha dejado espacio entre reaccionar y no hacerlo.

Encontrar evidencia refutante

Y otra forma es si eres muy consciente de que estás metiendo excusas y eso no tiene sentido, es encontrar evidencia que pueda refutar todas estas excusas.

Es como si presentas las excusas en el tribunal que hay en tu cabeza a la que el juez te responde: pues aquí tienes todas las razones por las que estas excusas son una fantasía tuya y no pueden ser verdad.

Si os acordáis del episodio #310 os hablaba del libro de Viktor Frank y «El hombre en busca de sentido». Todo el trabajo de estos psicólogos al fin y al cabo se enfocan en transmitir la idea de crear más espacio entre un pensamiento y la acción que tomamos para actuar en ese pensamiento.

El «crecimiento personal» en el fondo se basa en aprender a crear más espacio entre un pensamiento y la acción que tomamos.▲

Cómo superar el apego evitativo

El apego evitativo se basa en la confianza de uno mismo pero inseguridad hacia la pareja o los demás. Son los que no se quieren acercar emocionalmente a los demás como mecanismo de defensa a que no les hagan daño en primera instancia.▼

El primer paso para pasar de evitativo a más seguro es entender como actuamos para poder detenerlo a tiempo.

Primero hay un disparador, un trigger.

Por ejemplo te acuestas con alguien y cuando te levantas a la mañana siguiente esa persona sigue ahí que no se va y sólo puedes pensar en cómo hacerlo para que se vaya de ahí y te deje tranquilo.

Date cuenta de tus estrategias

Entonces empiezas a hacer algo llamado estrategias de desactivación. Como si fueras alguien que está desactivando una bomba.

Estas estrategias son pensamientos o sentimientos que te hacen empujar fuera de tu entorno a esa persona (emocionalmente hablando) para autoconvencerte de que la quieres fuera de tu vida, tipo:

  • «Oh dios mío son las 9 y aún sigue en la cama mandreando.»
  • «Utiliza una billetera de velcro, que asco.»
  • «Tiene calcetines rosas lo que me recuerda a mi ex.»
  • «Su estilo no es mi tipo.»

Es ridículo porque son cosas ultra superficiales que pueden cambiarse o que en otro momento dejarán de importar. Pero para el evitativo parecen motivos de verdad para no querer volver a ver a alguien.

En el fondo empiezas a pensar montones de excusas que siempre son baratas de porque no encajarías con esa persona. Como intentando autosabotearlo.

La respuesta que la propia persona con apego evitativo hace a sus propias excusas o estrategias de desactivación, es un comportamiento de protesta. Que básicamente es como saltar, reaccionar a las excusas, del rollo: «te he pedido un Uber».

Lo que tiene gracia porque la otra persona tiene la sensación que lo habéis pesado divinamente pero el de apego evitativo tiene pensamientos del tipo «nunca volveré a tener la vida de antes, me está robando mi vida, mi rutina y mi mundo…».

Entonces, ¿cómo actuamos cuando nos damos cuenta (como evitativos) que estamos usando estas estrategias?▲▼

Ser muy claro sobre qué necesitas

Una persona que sabe que tiene apego evitativo es ser consciente de ello y pedir, comunicar a la otra parte qué necesitas.

En este ejemplo que estábamos poniendo es decirle a la otra parte, «mira tengo una semana bastante agetreada y desde que nos hemos levantado no he dejado de pensar en ello. Me lo he pasado bien pero necesito empezar a ponerme en esto. Te llamaré así que tenga la oportunidad.»

En el fondo no deja de ser «comunicar».

Sobrescribir las excusas más obvias

Otra estrategia para que un evitativo se vuelva con apego más seguro es darnos cuentas de que las excusas baratas no dejan de ser otra cosa que… esto. Excusas baratas.

Decirnos «c0ñ0 jefe, ya lo estoy volviendo a hacer».

Tener esta conversación con nosotros mismos y entonces sobrescribir estas excusas con algo que tiene sentido.

El primer paso para hacer esto es tener presente que todos, que la psicología humana, tiene un sesgo de negatividad.

Aunque vivamos en un mundo moderno donde este sesgo nos hace más daño que bien, es un sesgo que hemos desarrollado para nuestra superviviencia.

Del rollo que si en tu tribu había 20 personas y uno de ellos quería matarte en secreto, era muy importante saber cuál era el malo. No te ibas a poner a agradecer a los demás. No. Tu energía estaría centrada en lo malo para poder sobrevivir.

Por esto en los estudios se ve como un mal matrimonio tiene mucho más impacto (negativo, lógico) que un buen matrimonio comparativamente.10Rook K. S. (2014). The health effects of negative social exchanges in later life. Generations, 38, 15–23. Porque siempre tendremos este sesgo de negatividad que nos ayuda a sobrevivir en ese entorno.

Buscar lo positivo en los demás

O sea que entender este sesgo si tienes apego evasivo, es muy útil tenerlo presente porque cuando te vengan las excusas baratas entonces puedes forzarte a encontrar una cosa buena (o dos) por cada excusa mala de ella que te venga a la cabeza.

Es importante porque todos los evitativos tienen en la cabeza que esas excusas tienen mucho valor, cuando en realidad, si alguien externo te las explicara a ti, tu dirías «¿qué mi3rd4 de excusa es esta?»

En el fondo las excusas de la persona con apego evitativo son sus justificaciones subconscientes para no acercarse emocionalmente a alguien y que así no les puedan hacer daño.▲

Por ejemplo conozco el caso de una chica que se iba a otro país de visita, y el chico con el que llevaba viendo una o dos semanas le pasó información de sitios que a él le había molado.

Le pasó una lista entera y la chica dijo «no volveré a quedar con él. Que desesperado».

En realidad el tío estaba siendo un buenazo. El tipo de pavo que seguro que esa misma chica querría como marido, pero alguien con apego evitativo busca cualquier excusa para no acercarse emocionalmente.

Entonces aquí, si por ejemplo la chica fuera de apego evitativo pero además fuera consciente de ello, puede autorregularse.

Autorregularse emocionalmente

Cuando una persona con apego evitativo tiene uno de estos clics, entra en un estado de alerta, de peligro casi. Relacionado (como siempre) en no querer acercarse emocionalmente a la otra persona.

Es un estado en el que piensan que tienen que salir de ahí pitando lo más pronto posible.

Una persona evitativa que no se está trabajando a ella misma lógicamente nunca va a asimilar qué lo que está haciendo es una estrategia evitativa pero alguien que sí es consciente de ello, hará falta que se autorregule cuando se de cuenta de lo que está haciendo (querer salir pitando de ahí) es puramente su mecanismo de defensa evitativa.

Crear este espacio mental entre el pensamiento y la acción para que se pueda usar un poco de lógica entre medias.▼

Cómo trabajar el apego seguro en adultos

Realmente uno de los hacks más interesantes que os puedo decir, no importa si eres de apego evitativo o apego seguro es que:

Una de las mejores maneras de trabajar el apego seguro en adultos es tener relaciones románticas con apego seguro.

No hay nada que curta más, que te enseñe más, que trabaje más tu apego y lo vaya volviendo más seguro, que el hecho de salir con una persona que confía tanto en ella como en ti.

Una persona con seguridad en la relación que estáis (o que estáis empezando).

Inmediatamente sabrás que estás saliendo con alguien con apego seguro y con suerte te contagiará (si estás abierto a ello), porque simplemente:

  • No jugará a juegos psicológicos
  • La comunicación será clara
  • Te dirá claramente lo que quiere y lo que no
  • No asumirá y te dirá directamente lo que quiere
  • Compartirá vulnerabilidades e inseguridades

Cuando empieces a salir con alguien con apego seguro verás inmediatamente que todas las técnicas para lanzarse a entrar a una chica que te gusta (#252), funcionan increíble para la mayoría de mujeres del mercado… pero difícilmente lo harán con alguien con apego seguro.

¿Por qué? Pues porqué la mayoría de mujeres que hay en el mercado de citas serán evitativas o ansiosas.

¿Por qué? Pues porqué las mujeres que tienen apego seguro ya están en relaciones precisamente porque se quedan en sus relaciones al tener relaciones sanas gracias a su apego seguro.

Pero que en cambio, estas estrategias dejarán de funcionarte para las mujeres con apego seguro. Que serán pocas, pero que paradójicamente son con las que te interesaría más estar.

Al menos si estás cazando con la idea de buscar una pareja… y encontrarla.

Si vas por otros temas más instintivos, ya es otra historia.

Por experiencia propia os digo, estando con alguien con apego seguro es un maldito alivio no tener que gastar energía pensando si sus palabras tienen doble significado. Si se me está escapando algo. Si tiene una agenda detrás a lo que está haciendo o diciendo.

Las cosas «son lo que son».

No hay jueguecitos ni energía que malgastar.▲

Y yo, como persona que sin duda aún tengo que trabajar un poco más en solidificar mi apego seguro, hay ciertas etapas por las que todos pasaremos para dejar de ser ansiosos o evitativos.

Etapas que se solaparán pero que son fáciles de identificar.▼

Etapa 1: inseguridad inconsciente

Es la etapa en la que se encuentran la mayoría de personas con un tipo de apego que no es seguro. Aquí es cuando básicamente nos dejamos llevar por las inseguridades.

Un lugar en el que el 99% de las personas no hacen nada porque ni siquiera son conscientes que ciertas actitudes tóxicas están yendo en piloto automático.

Por lo tanto es puramente basado en emociones, ocurriendo de forma inmediata e intensa.

Es cuando por ejemplo nos enfadamos a saco o nos deprimimos a más no poder por algo que ha ocurrido, y como es inconsciente no nos podemos explicar qué demonios ha pasado.

Es una etapa en la que culpamos a todos los factores externos porque pensamos que el mundo es así y no podemos hacer absolutamente nada para arreglarlo. ¿Cómo vamos a hacerlo si ni siquiera conocemos esta teoría?

Etapa 2: inseguridad consciente

Después en la etapa de inseguridad consciente es cuando, sí. Actuamos impulsados por la inseguridad pero somos consciente al instante que nos hemos movido por esta inseguridad.

Sabemos por qué lo hemos hecho.

Esta etapa para mí es la más interesante porque es cuando alguien al menos se ha informado ya proactivamente para entender por qué reacciona como reacciona.

Alguien que ha decidido entender la psicología de su apego para poder (en el futuro) ir convirtiéndolo poco a poco en un apego más seguro, y aunque no lo tenga domado, es el primer paso para terminar domándolo.

En esta etapa de inseguridad que ya es consciente, empezamos a tener ideas de cómo podemos actuar mejor en situaciones futuras. Seguimos metiendo la pata, pero la fantasía y el romanticismo de cómo actuaríamos en un mundo en el que tenemos un apego más seguro se vuelve real.

Es aquí cuando tomamos la responsabilidad que sí podemos cambiar como reaccionamos hacia un evento… aunque no lo hagamos de buenas a primeras.

Como yo siempre digo: todos somos estoicos… cuando todo va bien.

No es hasta esta siguiente etapa que ya podemos empezar a hablar de crecimiento personal.▲

Etapa 3: seguridad consciente

Se trata de la etapa de la seguridad consciente. Una vez hemos aprendido qué hacemos mal y qué es el apego seguro:

Actuamos «como si» el seguro fuera nuestro estilo de apego.

Esta es la etapa en la que me considero que estoy yo. De pillarme a tiempo antes de dejar que mi estilo de apego por defecto salga a relucir y lo mande todo a la mierda.

Esta es la primicia en esta etapa. A empezamos a cazarnos cada vez más rápido en nuestros patrones de conducta menos seguros para ir transformándolos poco a poco en seguro.

«Fake it until you make it» como dicen en inglés.

Tomamos responsabilidad sobre lo que podemos sentir en vez de poner el peso en los demás.

Cada vez que una situación de inseguridad sale a la superficie, será menos probable que vuelva a surgir o que lo haga con tanta intensidad porque en esta fase aprendemos de cada error y lo vamos corrigiendo conscientemente.

Son estos resultados positivos que nos hacen empezar a crear confianza en nosotros y hacia la pareja. Esta confianza empieza a construir la bola de nieve de cada vez hacerlo mejor porque te das cuentas que cuando haces algo mal, pones de tu parte para solucionarlo.

Etapa 4: seguridad inconsciente

Y finalmente en la etapa de la seguridad inconsciente es cuando el apego seguro se está volviendo una segunda naturaleza porque nos cazamos a nosotros mismos antes que podamos c4g4rla y corregimos a tiempo la mayoría de veces.

Es una etapa en la que nos cuidamos y pedimos ayuda cuando lo necesitamos.

Un estado en el que podríamos describir como balance emocional pero que las circunstancias, relaciones y entornos de la vida nos empujarán fuera de este balance.

Sin problema, porque nuestro calibre emocional o inteligencia emocional serán recursos ya asimilados que nos ayudarán a volver a estar equilibrados.

Bibliografía: fuentes, referencias y notas

Pulsa aquí para plegarlas/desplegarlas.
  • 1
    Carr D, Freedman VA, Cornman JC, Schwarz N. Happy Marriage, Happy Life? Marital Quality and Subjective Well-Being in Later Life. J Marriage Fam. 2014 Oct 1;76(5):930-948. doi: 10.1111/jomf.12133. PMID: 25221351; PMCID: PMC4158846.
  • 2
    Waldinger RJ, Schulz MS. What’s love got to do with it? Social functioning, perceived health, and daily happiness in married octogenarians. Psychol Aging. 2010 Jun;25(2):422-31. doi: 10.1037/a0019087. PMID: 20545426; PMCID: PMC2896234.
  • 3
    Szabó C, Altmayer A, Lien L, Poot F, Gieler U, Tomas-Aragones L, Kupfer J, Jemec GBE, Misery L, Linder MD, Sampogna F, van Middendorp H, Halvorsen JA, Balieva F, Szepietowski JC, Romanov D, Marron SE, Altunay IK, Finlay AY, Salek SS, Dalgard F. Attachment Styles of Dermatological Patients in Europe: A Multi-centre Study in 13 Countries. Acta Derm Venereol. 2017 Jul 6;97(7):813-818. doi: 10.2340/00015555-2619. PMID: 28119999.
  • 4
    Kitayama S, Markus HR, Matsumoto H, Norasakkunkit V. Individual and collective processes in the construction of the self: self-enhancement in the United States and self-criticism in Japan. J Pers Soc Psychol. 1997 Jun;72(6):1245-67. doi: 10.1037//0022-3514.72.6.1245. PMID: 9177018.
  • 5
    Davila J, Burge D, Hammen C. Why does attachment style change? J Pers Soc Psychol. 1997 Oct;73(4):826-38. doi: 10.1037//0022-3514.73.4.826. PMID: 9325595.
  • 6
    “Can You Cultivate a More Secure Attachment Style?” 2017. Greater Good.
  • 7
    “A Brief Overview of Adult Attachment Theory and Research | R. Chris Fraley.” 2018. Illinois.edu.
  • 8
    Levine, A., & Heller, R. (2011). Attached: The new science of adult attachment and how it can help you find–and keep–love. TarcherPerigee.
  • 9
    Mcleod, S. (2023, June 4). Attachment theory: Bowlby and Ainsworth’s theory explained. Simply Psychology.
  • 10
    Rook K. S. (2014). The health effects of negative social exchanges in later life. Generations, 38, 15–23.
  • spotify
  • apple podcast
  • youtube

¿Te ha gustado la publicación?
Divulga conmigo compartiéndola en:

compartir en instagram compartir en tiktok

Mira mis otros artículos sobre: Relaciones
O si quieres ser más específico:

Boletín de píldoras multipotenciales

Cada domingo = 1 email (corto)
Leerás antes que nadie un cóctel combinado de:

  • Salud ancestral
  • Dinero y negocios
  • Mente y sociedad

* Ver política de privacidad

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestión y envío información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Consentimiento como interesado. Destinatarios: Jamás ceredermos tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Podrás ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, supresión, oposición, rectificación y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada correo que recibas de mi parte o contactando con mi equipo. Información adicional: Tienes toda la información legal al completo al pie de página de este mismo blog, en el enlace de políticas y legalidad.

pau ninja sketch

Pau

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Suscríbete