Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El amor (no) dura 3 años
¿cuánto dura el enamoramiento? ¿existe el amor para toda la vida?

El 90% de parejas dejan de estar enamoradas la una de la otra al cabo de unos 3 años.

Eso dice la ciencia.

Pero a pesar de que la neurociencia confirmara que ese «enamoramiento químico» basado en el «amor hormonal» se va diluyendo con el paso del tiempo… he descubierto algo esperanzador:

A pesar de que el enamoramiento tiene fecha de caducidad para la mayoría de parejas, pero si se cuida con ciertas prácticas puede seguir extendiéndose durante décadas.

Aceptar que tiene sentido que se diga que el amor dura 3 años fue un golpe duro para un romántico monógamo empedernido ninja como yo.

Por eso fue un consuelo terminar topándome con estudios donde se analizan los cerebros de parejas que llevan décadas casados… y según ellos «enamorados como el primer día».

Haciendo que hubiera una luz esperanzadora al final del túnel.

¿Estaban enamoradas de verdad esos matrimonios? ¿O sólo lo decían? Porque claro, ¿quien no quiere sentir de forma extendida que va por la vida con ese marinado hormonal en el que sientes que vuelves a casa flotando en una nube de buenas sensaciones?

meme método karezza

Sería una pena perder esos sentimientos cada 3 años. Tener que volver a salir a la calle a hacer daygame para conocer a mujeres nuevas, volverte a enamorar y volver a repetir ese proceso pensando que has conocido la persona de tu vida.

Cada 3 años estarías conociendo al (nuevo) amor de tu vida.

Imaginaros lo que cuesta, no sólo enamorarse, sino que encima te correspondan y que encima la burocracia y logística de la relación termine siendo un éxito para después dejarlo a los 3 años.

Por esto hoy exploramos: cuanto dura realmente el enamoramiento, el amor, y sobretodo qué tienen de especial esas parejas que después de décadas casadas aseguran estar tan enamorados como un par de adolescentes en celo.

¿Por qué nos enamoramos?

El enamoramiento es fácil de explicar porque es puramente químico.

Como humanos, nos sentimos atraídos por esas personas con las que tiene más sentido (biológicamente hablando) que nos emparejemos.

Nuestros instintos nos están diciendo con quien aparearnos para que los frutos de esa relación (los hijos) tengan más probabilidades de nacer, vivir y prosperar.

Esto significa que en el fondo el enamoramiento es una cuestión de estadística para hacer cumplir la única ley que rige en la naturaleza: la supervivencia de la especie.

Pero en esta supervivencia no todo es blanco o negro.

Mucha gente se llena la boca de que si somos monógamos (yo mismo) mientras que otros afirman que nuestra naturaleza es el poliamor (tener varias parejas).

La realidad es que durante nuestra evolución, hemos sido tanto monógamos como poliamorosos según los entornos y contextos en los que nos encontrábamos para asegurar, aumentar las posibilidades de traspasar nuestros genes con éxito.

Es este abanico de hacer ambas posibilidades igual de viables que nos hace sentir contradecidos por nuestros propios instintos.

Lo que está claro es que independientemente de la duración de la relación y cuantas parejas se tengan, el enamoramiento es puramente químico, empezando en el cerebro para asegurar la supervivencia.

No es casualidad que…

¿Cuánto dura el enamoramiento?

Los científicos hipotetizan que el enamoramiento dura 3-4 años. Una explicación es que es la cantidad de tiempo que necesitan los humanos para que haya emparejamiento, que la mujer quede preñada, pasen los 9 meses del embarazo, que entonces dé a luz, y que haya tanto una figura materna como paterna los primeros años de vida del bebé, que se corresponden a los años más vulnerables.

Pero aquí es indispensable diferenciar entre enamoramiento y amor porque aunque es verdad que se inician de la misma manera (en el cerebro, segregando las llamadas hormonas del amor que nos hacen sentir flotando para cumplir todos estos cometidos biológicos) quizás románticamente hablando podemos decir que «el enamoramiento empieza en la cabeza pero el amor continúa en el corazón».

Porque todas estas personas que dicen que el amor dura 3 años, lo que en realidad quieren decir es que es el enamoramiento el que dura 3 años.

No el amor.

¿Cuándo dura el amor?

Pero es posible transformar el enamoramiento en amor maduro.

Aunque no nos vamos a mentir…

Esta es seguramente la hazaña más grande en una relación. Sobretodo en occidente. Es por esto que los vídeos de parejas de abuelos aún demostrando amor se hacen tan virales, porque son escasos.

Lo que abunda en la sociedad actual es lo contrario… parejas rotas.

Sólo hace falta ver el ratio de divorcios en occidente para ver que pocas parejas consigues formar una relación sana que se fundamente en algo que sobrepase lo pasional.

A la naturaleza le interesa que tengamos (al menos 3 años) esa pasión, esa llama, esa fogosidad, ese enamoramiento… antes que el amor. La naturaleza quiere enamoramiento antes que amor para que actuemos ya. Para que pongamos nuestra semilla movidos por la lujuria.

Por esto la adicción a la pornografía es tan común, porque la industria del porno explota nuestro instinto más básico.

La diferencia con sólo el sexo, es que con el enamoramiento la naturaleza se asegura que el hombre querrá seguir encima de la pareja. Que estará más presente para cuidar al bebé.

Pero ¿y si queremos pasar (o sobrepasar) lo pasional para pasar a un amor consciente, maduro, sólido?

¿Cuándo se acaba el amor?

En algunos (muy) pocos casos algunos matrimonios dicen seguir locamente enamorados de sus parejas, y los escáneres cerebrales que ahora comentaremos no mentían.

Cuando el enamoramiento pasional del principio desaparece, muchas parejas eligen cortar la relación en vez de intentar encontrar una solución a los problemas que aparecen.

El hecho de saber que el perfil hormonal cambia, es usado para algunas parejas como excusa para dejarlo.

Cuantas personas se han encontrado con el «mi pareja me dice que ha perdido la ilusión».

Ese «es que ya no sentía lo que antes…»

Claro. Porque como veremos, este enamoramiento se tiene que transformar en amor. Algo que no es pasivo. No es que te venga el amor o no te venga (igual que lo hace el enamoramiento), sino que hay una proactividad por parte de ambos para que este amor madure.

Es justo después de la fase de la luna de miel, cuando pasa el enamoramiento que entonces vemos la pareja como lo que realmente es.

Los fallos salen a la superficie.

Esos sonidos o tics que hacía al comer que te parecían tan monos, ahora de pronto no los puedes soportar.

Porque el enamoramiento se acaba, pero el amor puede durar siempre.

Diferencia entre amor y enamoramiento

La diferencia entre amor y enamoramiento es cardinal. Entenderla podría significar lo que te haga querer luchar para conseguir una relación de pareja sana o no hacerlo.

  • Enamoramiento: en la mayoría de casos es una sentimiento maníaco, una obsesión de burro que nos hace nublar la vista, volviéndonos ignorantes a las consecuencias lógicas. Es lo que la industria de Hollywood nos ha vendido tan bien, porque vende mucho mejor apelar a los sentimientos que a la lógica.
  • Amor: asume que has elegido en una sinergía de sentimientos y lógica. Que te has sacado las gafas rosadas sintiendo ternura y un amor que es aceptante de sus defectos. No que los ignoras, sino que los aceptas.

Qué es el enamoramiento

Pasados estos tres años de enamoramiento que la naturaleza ha procurado para esparcir nuestros genes, ya podríamos decir que el bebé es semi-independiente.

Durante los primeros tres años la mujer ha necesitado el máximo de soporte que pueda amasar, la naturaleza ha elegido al hombre que la fecundó como víctima del enamoramiento.

Si ha habido suficiente intimidad, el hombre se encariñará, sintiendo un cóctel hormonal de las 5 hormonas del amor:

  • Oxitocina
  • Dopamina
  • Prolactina
  • Noradrenalina
  • Luliberina

Estas hormonas nos hacen sentir literalmente los mismos efectos que la adicción a las drogas1Bartels A, Zeki S. The neural basis of romantic love. Neuroreport. 2000 Nov 27;11(17):3829-34. doi: 10.1097/00001756-200011270-00046. PMID: 11117499..

Lo que pasa es que cuando estos 3 años terminan, se considera que el efecto de la procreación ya ha completado.

Se dice que entonces el nivel de las hormonas que producimos se detiene, y que es cuando el enamoramiento desaparece… Pero para algunos pocos afortunados, habrán usado ese enamoramiento como abono para germinar amor.

Qué es el amor de pareja

El amor romántico de largo plazo tiene patrones de actividad neuronal similar a esa edad temprana de tortolitos de los adolescentes (o adultos que se enamoran).

Pero hay algunas diferencias muy importantes entre ambos. Y es que sorprendentemente…

Hay muchas más regiones del cerebro activadas en el amor romántico largoplacista, que en las primeras fases/semanas de un nuevo enamoramiento.

Áreas ricas en opioides y serotonina que sólo se activan en relaciones de largo plazo.

Áreas que no estaban activas en las primeras etapas de enamorarse de alguien.

¿Cuánto dura el deseo de un hombre por una mujer?

Si pocas personas dicen haberse enamorado nunca, imaginaros las pocas que podrán decir que han experimentado ese amor profundo una vez han pasado los 3 años que dura el cóctel hormonal del enamoramiento.

Muchas menos.

Esto me recuerda a una historia un poco loca que viví con una chica que conocí en Tinder por ahi en 2016(…).

Aunque ahora mi opinión de Tinder ha cambiado por completo (#497), es verdad que es un recurso que me dio muchas historias que contar y experiencias.

En ese viaje a Nueva York con la de Tinder, recuerdo una conversación que tuve con un tipo de su grupo, Stephen. Un holandés que me aseguró que seguía enamoradísimo de su novia… a pesar de llevar 10 años de relación juntos.

Pensé, vaya loco… pero ahora sí, ninjas de la vida.

Ahora si podemos pasar a estas parejas que llevas décadas casados, confirmándome que el bueno de Stephen, no estaba loco.

¿Existe el amor para toda la vida?

Mientras que enamorarse es lotería hormonal, el secreto de Stephen fue lo mismo que el de los millonarios: trabajo.

Sólo que en este caso Stephen era rico en amor por haber trabajado en algo que aún menos gente trabaja igual que sus carreras profesionales: trabajó en su relación romántica.

Un trabajo que pocos están dispuestos a hacer. Especialmente cuando esas hormonas empiezan a diluirse después de 3-4 años. Un trabajo en el que se cultiva:

  • Deseo de unión
  • Atención enfocada
  • Mayor energía con la pareja
  • Motivación para hacer cosas que hagan feliz al otro
  • Atracción sexual
  • Pensar en la pareja cuando están separados

Todos son factores que se tienen que cuidar proactivamente por parte de ambas partes de la pareja para que el enamoramiento puramente hormonal, emocional e instintivo pueda evolucionar en una relación con raíces mucho más arraigadas al suelo.

Ahora la ciencia nos ha podido validar que este amor maduro, amor para toda la vida, amor verdadero, (o verdaderamente trabajado) existe de verdad.

A pesar de que en las últimas décadas lo que primaba era confiar en que el amor duraría de 18 meses a 3 años, hace unos años la renombrada antropóloga Dra. Helen Fisher y su equipo llevaron a cambio una investigación que daría esperanza a los románticos empedernidos como Pau Ninja.

Escanearon el cerebro de personas a sus 50 años de edad que habían estado casados +20 años, junto con personas que decían estar enamoradas de más recientemente2Acevedo BP, Aron A, Fisher HE, Brown LL. Neural correlates of long-term intense romantic love. Soc Cogn Affect Neurosci. 2012 Feb;7(2):145-59. doi: 10.1093/scan/nsq092. Epub 2011 Jan 5. PMID: 21208991; PMCID: PMC3277362..

Todos los sujetos aseguraban que seguían locamente enamorados de sus parejas.

En los resultados del escáner vieron como la actividad cerebral de esos amantes de edad más avanzada que llevaban tanto tiempo casados mostraba virtualmente la misma activación que los amantes jóvenes que llevaban menos de 7 meses enamorados.

La única diferencia y totalmente relevante, es que las regiones del cerebro de los amantes mayores asociadas a la ansiedad no estaban activas.

En vez de esto sí tenían actividad en la región cerebral de la calma y la tranquilidad, junto con otras área del cerebro relacionadas con el apego.

Las señales para identificar al amor para toda la vida

De hecho las mismas áreas que están involucradas con el amor románticas (el tálamo y la sustancia negra) también lo están con el apego materno3Shih HC, Kuo ME, Wu CW, Chao YP, Huang HW, Huang CM. The Neurobiological Basis of Love: A Meta-Analysis of Human Functional Neuroimaging Studies of Maternal and Passionate Love. Brain Sci. 2022 Jun 26;12(7):830. doi: 10.3390/brainsci12070830. PMID: 35884637; PMCID: PMC9313376..

Son unas zonas con montones de receptores de oxitocina y vasopresina. Las hormonas del amor que como no, tendrá que tener una madre para estar loca por su hijo4Noriuchi M, Kikuchi Y, Senoo A. The functional neuroanatomy of maternal love: mother’s response to infant’s attachment behaviors. Biol Psychiatry. 2008 Feb 15;63(4):415-23. doi: 10.1016/j.biopsych.2007.05.018. Epub 2007 Aug 7. PMID: 17686467..

Faltaría más que la naturaleza creara las madres sin apego…

Pues lo mismo con los enamorados, que con esta activación del cerebro regulan el comportamiento social, la monogamia y el vínculo afectivo.

Practicar actividad afectivas no sexuales

Esto significa que las relaciones de larga duración pueden seguir manteniendo las emociones de sentirse enamorados, pero a la vez llegando a un estado de maduración, de calma, mientras que sienten estas hormonas y siempre que se mantenga el vínculo afectivo.

«Pero un momento, Pau. Si acabábamos de ver que esa pasión se va, ¿no?»

Totalmente, pero es que no estamos diciendo de que si escanean los cerebros de que todas las parejas que llevan tanto tiempo casadas van encontrar lo mismo.

Lo que vemos es que sólo son algunas parejas.

Lo que queremos saber es… ¿cómo nos convertimos en este tipo de parejas?

En estas parejas se ha visto como su amor puede seguir profundizándose con pasión e intimidad entre ellos mientras van envejeciendo juntos.

Un amor que no se ha marchitado.

Tengo una teoría. Y es que estas personas han seguido trabajando no sólo en las burocracias, logísticas y gestiones de la pareja como tal, sino que además… han seguido poniendo mucha importancia en lo íntimo.

Y no.

No estoy hablando del sexo convencional.

De hecho el sexo sólo es un porcentaje. Importante, sí. Pero sólo una cara de la moneda. Sólo una de las cartas que forma el castillo de cartas.

intimidad en pareja metáfora

Lo que una pareja necesita para seguir construyendo ese perfil hormonal de enamoramiento es no sólo el sexo sino también el afecto físico no sexual.

Construir la suficiente intimidad en pareja usando Karezza por ejemplo, haciendo que resurjan (o se mantengan) las actividades de unión, de vínculos afectivos físicos no sexuales.

Se dice que esas relaciones fallidas son el resultado de una o ambas partes no queriendo poner suficiente curro a la relación, y es algo que los que llevan décadas de matrimonio están de acuerdo: que se requiere trabajo consciente para construir una relación y mantener el amor.

Esto implica hacer espacio, hacer tiempo, tomarse en serio las actividades de vinculación afectivas físicas no sexuales para seguir promoviendo esta parte de la intimidad.

Algo que afectará a las hormonas de ambos en la pareja para que las hormonas del amor sigan presentes con el paso del tiempo.

Mantener viva la fogosidad y pasión

Estas hormonas es lo que hacen que estas parejas del mismo estudio reportaran buenos niveles de actividad sexual a pesar de décadas casados.

No eran cuestionarios, no sólo lo decían, sino que estaba vinculado a la activación de ciertas áreas del cerebro cuando les hicieron los escáneres.

Esta área es el hipocampo posterior izquierdo.

Que es una zona del cerebro que sigue siendo un misterio, pero que es el área que se activa cuando esos que llevaban menos de 7 meses enamorados mostraban sentimientos de pasión, de lujuria y deseo sexual.

Unos sentimientos que se mantenían en estas parejas casadas suertudas.

Como el hipocampo posterior está relacionado con los antojos y deseos, puede ser que esta región del cerebro sea la clave para entender cómo algunas parejas mantienen el interés y la pasión sexual en relaciones a largo plazo, mientras que otras la pierden al cabo de 18 meses a 3 años.

Mi teoría sigue cogiendo fuerza.

Creo que es la pérdida de actividades físicas afectivas no sexuales.

Ejercer actos de servicio para la pareja

Esas actividades que activan las regiones dopamínicas del cerebro, porque claro, el reclutamiento del sistema de dopamina es el que controla la recompensa y la motivación.

Y si entendemos que el amor romántico, el enamoramiento es precisamente todo lo que la dopamina nos da para querer estar con esa persona, tiene todo el sentido del mundo.

Estos sistemas de dopamina están relacionados con el deseo, en cambio el amor basado en la amistad están basados en el área del cerebro ricas en opioides… O en otras palabras:

  • El amor romántico es una motivación o impulso basado en desear/querer. Enfocado a un objetivo específico.
  • En cambio el tipo de amor que encontramos en la amistad es puramente basado en un sentimiento o emoción.

Esto es porque el amor de larga duración, activa el cuerpo estriado dorsal. El área del cerebro que involucra en control tanto motor como cognitivo, lo que nos diría que el amor romántico es un comportamiento dirigido a un objetivo. Un propósito.

Indirectamente esto nos dice que el hecho de querer estar cerca de tu pareja, hacer cosas juntos o la voluntad de querer hacer feliz a tu pareja, se intensifican con la cercanía y la unión.

Si vamos perdiendo estas actividades de unión, iremos perdiendo el vínculo.

Veréis, en psicología hay un ratio, una escala llamada Escala de Inclusión del Otro en el Yo5Woosnam, Kyle M. 2010. “The Inclusion of Other in the Self (Ios) Scale.” Annals of Tourism Research 37 (3): 857–860. ‌, en el que se postula donde las relaciones romántica  nos sirven para expandir nuestro sentido del «yo» a medida que vamos incorporando la pareja de largo plazo como parte de nuestra identidad.

Escala de Inclusión del Otro en el Yo

Es decir, expandimos nuestro sentido del «yo» con perspectivas, recursos y experiencias de la pareja como si fueran propias a través de estas relaciones.

Como si la vida que tuviera la pareja empezara a ser cada vez más nuestra.

En el estudio de los casados durante décadas (aún perdidamente enamorados), las parejas se relacionaron positivamente con las áreas del cerebro involucradas en procedimientos de auto referencia.

O sea había más incorporación de la pareja como nuestro concepto del «yo».

Sus parejas eran ellos.

Para llevarlo a casa y se entienda mejor usando lenguaje ninja, estas relaciones de amor maduro a tantos años vista, si algo hacía sentir muy feliz a la pareja, el marido o la mujer lo sentían como si fuera su propia felicidad.

O si alguien insultaban a su mujer, pues el marido se sentía exactamente igual como si lo insultaran a él.

Mantener la sensación de seguridad

Otro hallazgo interesante de analizar a fondo los cerebros de estos enamorados es que tienen una mejor regulación al dolor y estrés gracias al amor romántico.

Los escáneres mostraban que cuando hay mucha intensidad en el amor romántico, se activa el núcleo dorsal del rafe, una zona del cerebro que regula como respondemos a esto: al dolor y estrés.

Un dolor y estrés que las personas muy apegadas con su pareja han demostrado reducir significativamente.

El hecho de tener una figura de apego como es la pareja, reduce el dolor y estrés.

Esto nos muestra que sentirse seguro y protegido es un criterio muy importante en el amor romántico de largo plazo.

Pudiendo deducir por qué cobran tanta importancia los valores de pareja, que nos darán precisamente estas sensaciones de seguridad, de confianza en la otra parte.

Seguramente es una área que las mujeres buscan (porque necesitan) aún más en los hombres, por el instinto protector y la necesidad de protección al tener crías.

Pasar juntos tiempo suficiente

Este apego no viene de forma casual. De hecho los escáneres han visto como las personas recientemente enamoradas no reflejan la misma actividad neuronal de simpatía o apega que aquellas que llevan en una relación romántica más tiempo.

Que este apego es un vínculo que tarda en desarrollarse.

Casi dos años se dicen algunos estudios previos6Zeifman D, Hazan Z. Pair bonds as attachments. Reevaluating the evidence. In: Cassidy J, Shaver PR, editors. Handbook of attachment: Theory, research, and clinical applications. New York: Guilford; 2008. pp. 436–455.7Doherty NA, Feeney JA. 2004. The composition of attachment networks throughout the adult years. Personal Relatsh. 11: 469–888“Attachment in Adulthood: Recent Developments, Emerging Debates, and Future Directions.” 2019. Annual Review of Psychology.‌.

Claro, el amor a largo plazo está activando regiones del cerebro de apego y simpatía: un comportamiento que a su vez es vital para el amor basado en la amistad (que como hemos visto no es lo mismo porque la amistad es puramente emocional, pero que comparten).

¿Qué conclusión podemos sacar de esto?

Que el amor romántico a largo plazo (que a la vez es intenso y cercano) se sostiene a través de la coexistencia de motivaciones y recompensas deseadas, pero además, incluyendo la simpatía y vínculos de apego.

O en lenguaje ninja: que para que un enamoramiento se vaya transformando en amor, la parte lógica del cerebro tiene que cada vez a empezar encontrando más sentido, más metas para intentar entender por qué ese enamoramiento tiene sentido.

Valores compartidos (labios divididos), visión, objetivos y hasta algunos intereses.

Bibliografía: fuentes, referencias y notas

Pulsa aquí para plegarlas/desplegarlas.
  • 1
    Bartels A, Zeki S. The neural basis of romantic love. Neuroreport. 2000 Nov 27;11(17):3829-34. doi: 10.1097/00001756-200011270-00046. PMID: 11117499.
  • 2
    Acevedo BP, Aron A, Fisher HE, Brown LL. Neural correlates of long-term intense romantic love. Soc Cogn Affect Neurosci. 2012 Feb;7(2):145-59. doi: 10.1093/scan/nsq092. Epub 2011 Jan 5. PMID: 21208991; PMCID: PMC3277362.
  • 3
    Shih HC, Kuo ME, Wu CW, Chao YP, Huang HW, Huang CM. The Neurobiological Basis of Love: A Meta-Analysis of Human Functional Neuroimaging Studies of Maternal and Passionate Love. Brain Sci. 2022 Jun 26;12(7):830. doi: 10.3390/brainsci12070830. PMID: 35884637; PMCID: PMC9313376.
  • 4
    Noriuchi M, Kikuchi Y, Senoo A. The functional neuroanatomy of maternal love: mother’s response to infant’s attachment behaviors. Biol Psychiatry. 2008 Feb 15;63(4):415-23. doi: 10.1016/j.biopsych.2007.05.018. Epub 2007 Aug 7. PMID: 17686467.
  • 5
    Woosnam, Kyle M. 2010. “The Inclusion of Other in the Self (Ios) Scale.” Annals of Tourism Research 37 (3): 857–860. ‌
  • 6
    Zeifman D, Hazan Z. Pair bonds as attachments. Reevaluating the evidence. In: Cassidy J, Shaver PR, editors. Handbook of attachment: Theory, research, and clinical applications. New York: Guilford; 2008. pp. 436–455.
  • 7
    Doherty NA, Feeney JA. 2004. The composition of attachment networks throughout the adult years. Personal Relatsh. 11: 469–88
  • 8
    “Attachment in Adulthood: Recent Developments, Emerging Debates, and Future Directions.” 2019. Annual Review of Psychology.‌
  • spotify
  • apple podcast
  • youtube

¿Te ha gustado la publicación?
Divulga conmigo compartiéndola en:

compartir en instagram compartir en tiktok

Mira mis otros artículos sobre: Relaciones
O si quieres ser más específico:

Conviértete en un lector premium

Si te gustan mis publicaciones abiertas, te encentará la suscripción premium con acceso a:

  • Boletín privado
  • Secciones desbloqueadas
  • Artículos cerrados

Accede inmediatamente a mi contenido cancelado por los medios sobre ideas, datos y corrientes sobre salud ancestral, estrategia de inversión, mi cartera personal, mentalidad, psicologa, impuestos y estilo de vida.

Ser lector premium

Acceder a mi cuenta

pau ninja sketch

Pau

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida. ISNI: 0000 0005 1425 6653

Suscríbete