La teoría del mono dopado
¿Y si las setas mágicas nos hicieron evolucionar?

Cuando estuve viviendo en Nueva Zelanda quedé fascinado por todo lo relacionado con el país. La política de sentido común, las leyes de protecciones de animales (o hasta criptomonedas), del medio ambiente, de corrupción, pero lo que más me flipó…

Fueron sus árboles.

Árboles de cientos de años, y algunos incluso de miles.

Soy de esos frikis que cuando ve un tronco bien gordo, me aseguro de que no hay nadie alrededor para no parecer un loco y entonces lo abrazo y cierro los ojos.

A saber cuantos os ha venido a la mente alguna broma con esto del «tronco» y ya estáis maquinando crear algún meme para colgarlo en internet, pero ¿sabíais que los árboles también usan su propio internet?

No es que se vayan pasando memes o hagan vídeollamadas, pero debajo de nuestros pies hay todo un entramado de información y sabiduría que podría haber sido uno de los máximos propulsores de que el homo sapiens llegara donde está hoy.

Creando memes de «troncos», sí, pero también planeando la conquista espacial e intentando innovar para hacer avanzar a nuestra civilización día tras día.

Esto es lo que dice la «teoría del mono dopado».

Según esta hipótesis pero, el causante principal fueron ciertos psicodélicos que nuestros ancestros se fueron encontrando en la naturaleza y que supuestamente fueron los causantes de una expansión cerebral sin precedentes.

Una manera de acceder a todo este conocimiento subterráneo. Casi tan underground como este blog.

El lenguaje de los árboles

Siempre había pensado que no estaba loco del todo con eso de querer abrazar los árboles más viejos. Como si hubiera una conexión especial a más edad tuviera el árbol.

No fue hasta años más tarde que descubrí que esta idea no era una locura del todo. Que realmente los árboles viejos tiene conocimiento en sus raíces.

En esta red del suelo, de la tierra, la transmisión de la información va mucho más allá. Estamos hablando de que los árboles hablan entre ellos gracias a esta red.

árboles comunicándose

Se me rizan los pelos del brazo sólo de pensarlo, y al parecer a los árboles también porque tienen «micorrizas».

Las micorrizas es la fusión entre los hongos y las raíces de las plantas. Una fusión más impactante que la de Goten y Trunks, porque la microrriza están en todas partes, a cada paso que damos en el bosque, pudiendo cubrir cientos de kilómetros de redes de hongos.

Vamos, que hay más cable de fungi en el suelo que fibra óptica hay en Andorra.

Entre estas conexiones se pasan no sólo substancias pero incluso información. Señales bioquímicas y eléctricas que son muy útiles porque se llegan a pasar advertencias sobre depredadores como insectos y entonces pueden segregar substancias de defensa con tiempo.

Esto es el «el lenguaje de los árboles» de verdad.

No lo que hablan los Elfos de Tolkien.

Pues se ve que los árboles vecinos se comunican con sus raíces de una manera directa. De hecho los árboles más antiguos terminan siendo torres centrales similares a lo que veíamos en la película de Pocahontas con la «abuela sauce» o de Avatar, en el que el «árbol madre» pasa información a todos los demás de su alrededor.

árbol hablando

Pero si nos fijamos, estas conexiones con y entre árboles no ocurrirían si no fuera gracias a este fungi, a las microrrizas que hacen la fusión entre raíces y hongos.

Aquí es cuando me quedé aún más fascinado por este reino: el fungi.

¿Los hongos son un animal o vegetal?

Si bien es verdad que los hongos tienen características similares a los animales y plantas, no se clasifican ni en un reino ni en el otro, sino que tienen su propia categorización: el Reino Fungi.

Pero todos estos tres reinos tienen un montón de características en común. ¿Por qué? porque resulta que los animales venimos del mundo fungi.

Un descubrimiento de hace relativamente poco. Fue en 1998 cuando los científicos descubrieron que los hongos y los animales se separaron hace más de 1.500 millones de años, mientras que la separación de plantas y animales sucedió unos 10 millones de años más tarde.

Lo que esto significa que la separación del Reino Fungi y el animal sucedió 9 millones de años después de que lo hicieran las plantas, lo que esto significaría que de hecho los hongos son más parecidos a los animales que a las plantas.

Si comparamos en un microscopio las células de los hongos y animales vemos que se parecen mucho.

  • Respiramos dióxido de carbono
  • Inhalamos oxígeno

Incluso muchas de las enfermedades bacterianas que afectan a los organismos fungi, también nos afectan a nosotros.

No es casualidad que los mejores antibióticos contra bacterias vengan de los hongos. La penicilina siendo ejemplo más obvio.

Pero fijaros si va atrás este mundo que como ya había comentado antes, el fósil más antiguo del mundo es el de… una seta.

primer fósil fungi
Un fósil con 2.4 miles de millones de años de antigüedad y que como publicaron a la revista Nature, se encontró hace nada, en 2017.

¿Por qué esto es trascendente?

Pues porque son organismos de la antigüedad, los abuelos sabios de los seres vivos que siguen entre nosotros. Y aunque esta afirmación suena a metáfora, no es una locura.

No es sólo que el organismo más grande de la Tierra sea un hongo de casi 4 km, sino que debajo de nuestro pies aún hay más misterio.

Un internet de misterio. Más misterioso que la Dark Web.

Y no me refiero al de nuestros ordenadores pero al internet de fungi que tenemos debajo los pies. Literalmente. Se trata de una red de conexiones que se extiende quilómetros y quilómetros en distintas áreas del planeta y que ha estado debajo de la superficie durante millones de años.

Ese internet al que se conectan los árboles centenarios y al que se conectaría mi amigo Carles si pudiera, porque es un experto robando el wifi del Kebab de los pakis.

Pero si hubiera una manera de conectarnos y comunicarnos con este internet imaginad lo que sería capaz de contarnos el abuelo seta y al tipo de información a la que podríamos acceder.

Hace nada veía una noticia que un grupo de científicos habían conseguido que las espinacas se comunicaran por email. A ver. No es que las espinacas lo hicieran de forma voluntaria y quisieran enviarnos un mensaje que dijera «no tengo tanto hierro como Popeye os hacía creer», sino que los científicos simplemente les han instalado una especie de detector biológico.

Yo estoy hablando de conocimiento.

Fijaros que los japoneses hicieron un experimento en el que hicieron una réplica del metro de Tokyo con copos de avena. En los lugares donde iba una estación importante, ponían un copo.

Dejaron que el micelio del hongo, que son los cuerpos vegetativos de los hongos que se van extendiendo, fueran a buscar los copos de avena.

El caso es que el hongo terminó re-organizándose en cuestión de horas y terminó con una versión del metro de Tokyo más efectiva que lo que los japoneses había estructurado hasta el día de hoy.

Decir que son espontáneos sería una soberana tontería, del mismo modo que lo sería decir que nuestra evolución sin precedentes fue por nuestro propio pie, sin un empujón externo.

La teoría del mono dopado

Una de mis publicaciones favoritas ha sido cuando hablé de los psicodélicos. De las varias teorías que toqué una de las que tenía ganas de desarrollar era la de la teoría del mono dopado, o simio drogado, dependiendo del grado de dramatismo con el que queramos titularla.

Esta idea vendría a decirnos que la evolución humana vino dada por el consumo de psicodélicos, y no me refiero a que sean los únicos causantes de nuestra revolución cerebral pero de un catalizador.

Si empezamos tirando por la vía del sentido común, tenemos 23 tipos de primates consumen setas. Lógicamente los humanos son uno de ellos.

A parte de esto también tenemos los primeros tipo de arte de la historia.

Ya comenté en el tema de las drogas psicodélicas lo raro que era que todo el arte de las cavernas de distintos periodos y diferentes rincones del mundo separados por miles de quilómetros tuvieran los mismos patrones.

A partir de estos hilos se empezó a desarrollar la teoría del mono dopado por larte de Terrence McKenna y su hermano Dennis, que con los años ha juntado la curiosidad de algunos científicos que no esta teoría  no les ha parecido descabellada.

Aunque más que una teoría tendríamos que llamarla la hipótesis del mono dopado, porque:

  • Una hipótesis es más especulativa y no se ha podido demostrar… aún.
  • Por su lado una teoría se ha probado y demostrado con hechos.

El doctor en psicología Timothy Leary también dijo de una manera muy agraciada que toda la sabiduría humana, la energía que obtenemos, vienen dadas por las sinergías que obtenemos de nuestro entorno.

Que aunque sepamos que necesitamos comida para vivir, también ha sido gracias a las plantas y animales que hemos podido tener fuego, gas, aceite y todo lo que tenemos.

Que de alguna manera nos hemos olvidado como las plantas nos han dado el don de ver más allá de nuestro ego.

Pero vayamos a ponernos algo más técnicos.

Las setas en el cerebro

La hipótesis se centra específicamente de la especie de hongos psilocybe cubensis, que son la familia de fungi que conocemos como «setas mágicas».

El ingrediente activo es la psilocibina y una vez la ingerimos se convierte en psilocina. La psilocina que vendría a ser un análogo de DMT, que si os acordáis era esa substancia psicodélica que hay en la Ayahuasca y que los científicos aseguran que el cuerpo la produce de forma natural, aunque somos capaces de crearla de forma sintética, también.

Al parecer la DMT produce unas sensaciones muy parecidas a las experiencias cercanas a la muerte, pero nadie sabe aún qué parte del cuerpo genera DMT.

El caso es que la psilocina tiene una estructura molecular muy similar a DMT.

dmt y psilocina

De hecho es como DMT pero con una molécula adicional, así que no es raro esperar efectos similares.

Por eso de la misma manera que la DMT se parece bastante a la fase REM del sueño, la psilocina produce un efecto similar pero forma mucho más ligera y lo hace de dos maneras principales.

  • Primero: activa unos receptores del cortex que asociamos a la razón, que por motivos obvios se desarrolló a gran escala en los humanos. Menos en algunos que conozco…
  • Segundo: la psilocina inhibe la Red Neuronal Por Defecto, que es la red de nuestro cerebro que nos hace pensar en el futuro y en el pasado y que es el «sitio» donde nuestro ego vive. Vamos que es lo que hace que sentirse en el presente, porque nuestra cabeza pasa completamente de esta red.

Con esto obligamos a nuestro cerebro a conectarse de otras formas y esas regiones de nuestra cabeza que normalmente están «calladas» empiezan a «hablar».

O en otras palabras, que las setas mágicas lo que hacen es bloquear las principales vías de información y para que se conecte, lo que hace nuestra mente es encontrar otros caminos secundarios que nunca antes se habían conectado, y el cerebro termina comunicándose de una  manera que nunca antes había hecho.

conexiones cerebrales con setas
Imagen: cantidad de conexión cerebral en función normal (izquierda) y en hongos mágicos (derecha)

Pero lo mágico (nunca mejor dicho) es que una vez nos pasa el efecto de la psilocina, estas nuevas conexiones cerebrales entre distintas regiones permanece. Siguen ahí.

Ya veis por donde voy. O más bien, ya veis por donde va la llamada «teoría del mono dopado».

Historia y evolución del cerebro humano

Pensad que nos basamos en que tenemos cerebros grandes en cuanto a proporciones de nuestro cuerpo. Especialmente si lo comparamos con el resto de animales.

Pero todo tiene un coste. En nuestro caso el 20-25% de la energía que utilizamos en nuestro día a día la destinamos a mantener nuestros cerebros. Y eso teniendo en cuenta que sólo ocupa un 2,5% de nuestra masa total.

El resto de la masa está en mis bíceps…

Unos bíceps que seguramente se utilizaban de manera más funcional hace 500.000 y 100.000 años atrás, que fue cuando nuestro cerebro decidió doblarse de tamaño.

tamaño del cerebro

Si nos lo paramos a pensar, desde un punto de vista de la evolución es un crecimiento de tamaño que es casi imposible de imaginar y que no se ha visto en ninguna otra especie.

Los antropólogos tanto de la vieja como nueva escuela nunca han podido dar una explicación de como ocurrió este crecimiento de tamaño en un periodo de tiempo tan corto.

Monos drogados

Aquí es cuando la hipótesis de McKenna entra en juego. Siendo respaldada por otros científicos como el profesor David Louis Williams y otros de más y menos renombre.

Food of the Gods: The Search for the Original Tree of...
McKenna se expande en su libro Food of the Gods.

Nos dicen que esta evolución cerebral sin precedentes vino por el encuentro de nuestros ancestros con estas plantas visionarias y ancestrales llenas de conocimientos.

Ahora sabemos que los fungi viven con nosotros desde que hay historia universal, que son nuestros abuelos lejanos, y también sabemos que la manera en cómo vivían nuestros antepasados no se parecía a la vida de hoy: de abrir una nevera y sacar la comida que necesitábamos.

No. La buscábamos en la naturaleza al mismo día.

Nuestros ancestros estaban por la sabana africana en busca de comida, con montones de miiierdas de distintos animales y adivinad qué. Es un hábitat muy querido por las setas de la familia psilocybe cubensis.

Salen de las mierddas como… bueno. Como setas. Literalmente.

Claro imaginaros que estáis ahí con vuestro clan, en busca de comida y encontráis setas. Te la suda por completo de donde vengan si tienes hambre, así que lo más sensato será comerlas.

Y ahí es cuando empieza todo.

monos y setas mágicas

Pasan unos minutos y te encuentras catapultado en un nuevo mundo de patrones y colores. A parte, con esas conexiones neuronales nuevas, ideas que no habías tenido nunca te salen de la cabeza como.. setas.

De pronto nuestro cerebro tiene una perspectiva totalmente distinta de todo, y es que nos encontramos:

  • Un substituto de serotonina gracias a las setas.
  • Activación de la neurogénesis que es literalmente la creación, el nacimiento de nuevas neuronas.
  • Nuevos caminos de conocimiento.

Esto lo sabemos porque los psicodélicos si han sido analizados una y otra vez en análisis clínicos, pero recordamos que esta hipótesis va directamente a intentar explicar algo que a día de hoy seguimos sin conocer: nuestro cerebro.

La evolución de la conciencia humana

Un cerebro que se multiplicó x2 en cuestión de 2 millones de años aunque algunos científicos dicen que este aumento fue incluso de menos tiempo.

Con esto aumenta nuestra forma de comunicar y recordemos que no hay explicación oficial de por qué sucedió este incremento.

Claro a día de hoy también es difícil de demostrar una teoría como esta, pero lo que sí se ha podido demostrar para que todo este argumento sea más sólido es que con la psilocibina, hay más:

  • Empatía
  • Coraje
  • Mejor respuesta al miedo

Ahora se sabe que con la neurogénesis existe esta extensión de la respuesta del miedo. Se ha demostrado de forma clínica que la psilocibina nos permite resetear estas nuevas conexiones en cuanto a la respuesta el miedo.

Esto es porque en respuesta, estas moléculas se abren lo sentidos a más datos, más input.

Pero a parte de estas características de líder (empatía, coraje, mejor respuesta al miedo), el consumo de psilocibina también se traduce en una mejora de la visión, y eso, cuando vives en la sabana africana sin duda es un punto a favor para sobrevivir.

Aquellos que consumirían setas vivirían más que los que no.

McKenna concluyó de que habría habido una relación simbiótica entre humanos y reino fungi. Una búsqueda activa de estos activos, lo que nos dio autorreflexión, lenguaje, religión, el arte, y todo lo que esto ha llevado al ser humano.

Por cierto que otra de las cosas que incrementa la psilocibina es las ganas de reproducirse. Que no se si lo sabíais pero acostumbra a ser… bastante importante para las especies.

Pero otros de los catalizadores a los que los antropólogos han dado mucha importancia es la religión.

La evolución del lenguaje humano

Se cree que la religión fue decisiva para que nuestros ancestros tuvieran éxito como comunidad.

Por ejemplo la búsqueda de eficiencia a la hora de comunicarse llevaría al desarrollo del lenguaje que los llevaría a entenderse mejor, necesitar menos tiempo y poder cazar, recolectar y organizarse para tener más éxito a la hora de reproducirse y aumentar sus posibilidades de supervivencia.

ahora de oferta
Sapiens. De animales a dioses: Breve historia de la...
En el libro de Sapiens se extiende sobre este tema.

Tal vez la creación del idioma fue dado por la creación de un entretenimiento más, antes que usarlo para comunicarse. En los humanos nuestro primera creación como instrumento musical fue seguramente la voz.

No se si os suena un idioma llamado glosolalia, que es un lenguaje inventado sin sentido. Como los bebés cuando se creen los más listos del mundo hablando pero sin sentido.

Es difícil de imaginar en adultos porque hay más conexiones, pero vendría a ser como esos mantras que se cantan y repiten en ciertas ceremonias religiosas, que parecen un idioma inventado.

La glosolalia es una lengua con ausencia de significado.

Si lo miramos de cerca, hay declinaciones, prefijos, sufijos y toda la sintaxis, pero… sin significado.

Así que en el desarrollo de idiomas entre primates, tiene más sentido pensar que estas visiones potenciarían el arte y la religión, que llevaría al uso de sonidos y más tarde ya si que se utilizaría el lenguaje como medio de comunicación.

Como no, acorde con el aumento de tamaño del cerebro.

Pero sucedió algo.

Evolución de agricultura

Cuando la tierra del Sahara que en su día estaba cubierta de vegetación empezó a secarse, también empezó a crecer la distancia entre los sitios donde el ganado comía o bebía y por ende también el acceso a sus cacas con setas (me hace gracia imaginármelo, pero peores cosas hemos visto en la naturaleza o incluso del propio ser humano).

Cuando los ancestros empezaron a migrar al Medio Oriente en la búsqueda de más recursos y mejor clima, entonces tuvieron que recorrer sí o sí a la agricultura.

En aquel entonces la agricultura había sido mínima porque el entorno nos proveía de todo.

Pero con este panorama se volvió absolutamente necesaria en el nuevo régimen de los glaciares en retrocesos que pasan por Palestina y el Líbano. Y Jericó, que es un sitio de como 8.000 años de antigüedad fue la civilización antigua más avanzada según teorías.

¿Y que era Jericó?

agricultores Jericó

Una torre de cereales con unos recintos que servían como área de defensa. Como si fuera el muro de Ataque a los Titanes.

Como bien se explica en el libro Sapiens y para ligarlo con esta «teoría del mono dopado», fue precisamente por la agricultura que se creó el capitalismo porque domesticar plantas y animales significó acumular excedentes.

Por esto necesitaban área de defensa. Es lo que tiene la acumulación de capital para los que son capaces de generarlo. Que hay otros tienen menos, salen las envidias y los intentos de robo.

La religión prehistórica

Pero no sólo son buenos noticias para los capitalistas, incluso para los más religiosos porque esta hipótesis también contrastaría con la Biblia.

En el Antiguo Testamento si miramos la historia de Adán y Eva, se puede entender con una luz completamente distinta. Algo que ya comenté.

El cristianismo tiene muchos paralelismos con los psicodélicos y el profesor Benny Shanon le dedicaba papers y años de estudio a demostrarlo.

Hay mucha chicha aquí y le dedicaremos al menos un apartado más adelante.

En el caso de la historia de Adán y Eva, nos encontramos con una pareja en la que la mujer no recibe órdenes de nadie. Tiene una relación con una serpiente que le dice que si come del árbol obtendrá el conocimiento del mundo.

Adán Eva psicodélicos

Digamos que esta podría ser una manera de decir que obtendrá input de un mundo existencial, y recordemos que ambos en esta historia están en pelota picada, desnudos al completo.

En la historia de Genesis, Dios se lo mira con curiosidad y hace una reflexión:

«Si comen del fruto del árbol de la vida, se convertirán en lo que somos.»

Según McKenna esto es la historia de la ruptura de una sociedad piscodélica para ser una sociedad dominada por el ego.

Ya hemos visto que este es el pilar principal de las experiencias psicodélicas. La disolución del ego. Estas experiencias disuelven un montón de fronteras y lo hacen de una manera que se puede demostrar clínicamente.

Unas fronteras que de no haber sido rotas tal vez seguiríamos saltando por los árboles. De rama en rama.

Podría ser que donde estamos ahora sea por el hecho de haber consumido estas substancias durante mucho tiempo. Que esta fuera la explicación que andábamos buscando que explicara la expansión cerebral sin precedentes.

¿Podría ser que los fungi evolucionaran a animales para que se pudieran experimentar a si mismos?

Tal vez eso que se ve con la setas, con esta molécula es la intentona de nuestros ancestros más viejos, los fungi, para poder comunicarse con el resto.

La consciencia y el cerebro

El problema de tomarse esta hipótesis en serio, es que para empezar nadie sabe qué es la consciencia exactamente.

En ningún momento de la historia se ha hecho posible que le pudiéramos dar una definición a la palabra «consciencia». El significado varia de persona a persona y entre corrientes de pensamientos.

  • Hay quien duda de que la consciencia sea como una señal de radio, que aunque se nos estropee el receptor, esa señal seguirá en el aire.
  • Mientras que otros se la imaginan más como un ordenador por ejemplo. Si lo estropeas deja de funcionar y ya está. No hay más.

Tal vez podríamos ver a nuestra consciencia como el hecho de ser consciente de uno mismo, o más bien de poder elegir si queremos o no seguir nuestros instintos más básicos. Algo a lo que la mayoría de animales parecen estar forzados de una forma superior y natural.

Esto tendría sentido porque entonces en la «teoría del mono dopado», aquellos que consumieron setas se volvieron más… humanos. Conscientes.

Pudieron empezar a elegir y tomar decisiones mucho más allá de sus instintos básicos.

Pero no voy a ser yo quien la defina o defienda.

Lo que si me veo con más capacidad de defender es los psicodélicos como substancia que se debería tomar más en serio. Ya hablé de los beneficios emocionales, cerebrales y la ciencia es rompedora con todo lo que nos pueden aportar.

Sólo por el incremento de las depresiones a nivel mundial y los beneficios que han demostrado los psicodélicos en pruebas de laboratorio deberían ganarse al menos una etiqueta distinta más que «drogas».

Y ya son algunos cuantos ninjas de la vida en la comunidad que están comentando experiencias muy buenas de las microdosis con estas substancias.

Lo que si es incuestionable, es que esta teoría evolutiva me parece mucho más divertida que el resto. Y ojalá pudiera ser validada con el tiempo, porque la influencia de las substancias psicodélicas desde hace miles de años han sido más que evidentes en la evolución de culturas.

Pero siempre, terminan prohibidas.

Algo en lo que me interesa entrar algún día también. Los psicodélicos culturalmente a lo largo de nuestra historia, porque el tema tiene tela…

La teoría del mono dopado me ha parecido fascinante porque lo que nos dice, es que quizás no sólo han sido un factor transcendente en la evolución de culturas, pero también de nuestra fisiología.

Conviértete en un ninja de la vida

Apoya mis horas de trabajo y accede a contenido exclusivo uniéndote a mí y a otros multipotenciales.

  • Boletín privado: recibe los únicos correos que mando.
  • Comunidad: comparte inquietudes con otros multipotenciales.
  • Podcast premium: escucha episodios sólo para miembros.

Únete a Sociedad Ninja

pau ninja sketch

Pau Ninja

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Mis proyectos