pau ninja logo

Mercado sexual
qué (no) buscan las mujeres en un hombre

Aunque nos digan lo contrario, el mercado sexual está completamente guiado por nuestros instintos evolutivos.

Actualmente las sociedad moderna nos está dictando, casi obligando cómo tenemos que pensar (algo que tenemos claro con temas como nutrición, economía, etc), también hace lo mismo dictándonos qué nos tiene que gustar sexualmente. Cómo tenemos que cortejar, cómo tenemos que interactuar, yendo en contra de la biología.

Hay una parte que tiene sentido porque lógicamente no quieres normalizar violaciones (¿hasta que punto violaba el hombre prehistórico?). Pero como con todo lo que estamos haciendo, cogemos algo que tiene sentido y lo extrapolamos a un montón de comportamientos y pensamientos sin sentido que no podemos justificar.

meme cortejo histórico

Ahora te están diciendo que tienes que encontrar atractivo una mujer con obesidad mórbida. Porque sí. Porque lo dicen «ellos», cuando evolutivamente una persona gorda no encajaría en un contexto de tribu. Significaría que 1) hay un porrón de excedente de comida (lo cual nunca fue el caso en el pasado) o 2) es alguien que está engullendo toda la comida de la tribu en un entorno de escasez por lo tanto esta persona no duraría mucho en la tribu. Y mucho menos sería vista como atractiva.

En el mercado sexual, las cosas no han cambiado.

Las mujeres y los hombres siguen buscando los mismos valores en el sexo contrario. Lo que sí que ha cambiado es la manera de proyectar estos valores porque lógicamente ahora no tienes que demostrar la cantidad de antílope o búfalo que puedes cazar, sino que tu trabajo duro, tu fortaleza física la proyectas con los estándares de la sociedad moderna.

Aún así, lo que las mujeres buscan (y no buscan) en un hombre, en el fondo… es lo mismo que antaño.

Tanto los hombres como las mujeres tenemos un Valor de Mercado Sexual Percibido. Este valor es tu ranking, tu posición en términos de cómo te ve el sexo opuesto como posible pareja (pareja casual o de larga duración).

Fíjate como en este valor, hemos utilizado la palabra “percibido”. Esto significa que a pesar de dar una imagen inicial de cierto valor percibido, esta percepción puede cambiar según el entorno, circunstancias y comportamiento.

infografía mercado sexual

Esto significa que tu valor de mercado no es objetivo sino subjetivo porque es relativo en cada individuo.

Las mujeres buscan hombres de alto valor en el mercado sexual y los hombres buscamos mujeres de alto valor. La diferencia es que estos dos valores son distintos. Las mujeres buscan X y los hombres buscamos Z.

Te interesará saber que hice varios episodios sobre el cortejo (252, 256, 263, 267), y es que ahora que se acerca el buen tiempo, las hormonas, el libido se vuelve más fuerte que nunca. Una sensaciones de las que no nos tenemos que esconder, porque antes que una sociedad moderna, somos humanos.

Hace unos años que aprendí un montón sobre como funciona este mundo gracias a mis amigos de Letonia y a Tom Torero, al que le dedico este episodio (…).

Lo que vemos hoy, es lo que aprendí estos últimos años gracias a estos materiales. Lo que aprendí es que los hombres y mujeres expresamos este valor de forma distinta, pero ¿qué buscamos y cómo lo expresamos?

Qué atrae a los hombres de las mujeres

La opinión de las mujeres es apreciado pero ninjas de la vida, no le preguntamos al pez cómo pescar. Le preguntamos al pescador.

Jefes, todo lo que voy a hablar aquí es en líneas generales. Me da igual que tu pienses que la personalidad es lo más bonito o que te pongan burro los tobillos. Estoy hablando de cómo funciona el mercado sexual en el 99% de los casos.

¿Y dónde pone el peso de la belleza los hombres? No me lo vais a negar: en la belleza física y atracción. Concretamente:

  • Los hombres nos sentimos más atraídos a las mujeres de edad fértil porque subconscientemente buscamos mujeres que puedan concebir nuestros hijos para esparcir nuestra maravillosa genética de dios griego.
  • Queremos un cierto ratio de cintura/cadera. Porque esto biológicamente indica más probabilidades de éxito en el parto.
  • Un pelo largo y brillante. Esto indica una buena salud y alta densidad nutricional (bien alimentada). No es casualidad que las mujeres cuando están flirteando se estén tocando el pelo constantemente sin ni siquiera darse cuenta.
  • Pechos grandes (alimentación de nuestras crías).
  • Una buena estructura facial (que indica un buen desarrollo óseo).
  • Y hasta un cierto nivel de pureza (otros hombres con los que se ha acostado) porque en un contexto ancestral esto significaría menos posibilidad de enfermedades sexuales. Lo que explicaría porque las culturas y religiones consideran la virginidad una gran virtud.

Qué atrae a las mujeres de los hombres

En cambio las mujeres están atraídas por el poder. El poder es «la capacidad de hacer algo». Cuanto más poder tienes más capacidades y por lo tanto más cosas puedes hacer. Es decir, puedes proveer más porque puedes hacer más cosas.

La hormona que hisóricamente ha guiado este poder es la testosterona porque esta hormona te da más masa muscular (más capacidades físicas) y otras cualidades como por ejemplo más asertividad (la capacidad de foco, de estar centrado en los objetivos).

Normal que las mujeres busquen poder en todas sus formas, porque evolutivamente un hombre con poder tiene más capacidades de protegerla a ella y a sus crías. Ahora bien, este poder se puede dividir de tres formas distintas que podemos encontrar en hombres prehistóricos y hombres modernos. Poderes expresados de formas distintas según el contexto histórico del que estemos hablando:

  • Poder adscrito
  • Poder externo
  • Poder adquirido

Poder adscrito

El poder adscrito es el que difícilmente puedes cambiar. Es la lotería genética. Con lo que nacemos y con lo que no nacemos. Estamos hablando de lo altos o guapos que somos. De la etnia, el color de pelo y de piel.

Pocas cosas podemos hacer para cambiar el valor, el poder adscrito aunque algunos hombres se dejarán decenas de miles de euros para intentar cambiarlo con operaciones, por ejemplo.

De todas formas quiero remarcar que aunque no puedes hacer nada con tu genética, si que puedes potenciar ciertos atributos hackeándolos para que la percepción de este poder adscrito sea más elevado.

  • Por ejemplo tienes un cuerpo que es el que te ha tocado, pero puedes entrenar para potenciar la masa muscular, o el porcentaje de grasa.
  • Quizás tienes el pelo de la nariz que te ha tocado, pero puedes sacarte los pelos. O quizás eres propenso a sudar y oler mal, pero puedes usar desodorante.
  • Lo mismo con vestir bien y estos otros factores que muchos hombres utilizan como excusa para no hacer nada al respecto con lo de «ah, es lo que me ha tocado…».

Poder externo

El poder externo es el que referiríamos como dinero o estatus. El problema con este poder es que también es el más fácil de trampear.

Lo vemos constantemente. Hombres que no tienen un duro endeudándose hasta las trancas para comprarse un coche que no se pueden permitir, por ejemplo. O comprando ropa de marca, cuando los hombres más ricos del mundo no los ves vestir con Gucci o lo que sea que se lleve.

Es lo que en inglés llaman un «honest signal» o «señal honesta». Señales que son muy difíciles de trampear. Las mujeres buscan señales con las que no puedan ser engañadas y un ejemplo muy claro es el que acabamos de ver: el poder adscrito.

Si eres muy guapo, se ve al instante. No lo puedes trampear fácilmente.

Poder adquirido

Pero hay otro poder, que es con el que me centro yo, que es un poder honesto y a la vez se puede trabajar. Poco tiene que ver con lo que te ha tocado o dejado de tocar en la piscina genética, se trata del poder adquirido (o poder aprendido):

  • Experiencias de vida
  • Liderazgo & carisma
  • Toma de ciertos riesgo
  • Sexualidad
  • Inteligencia social
  • Confianza
  • Asertividad (cuando hacemos una declaración firme y contundente, cuando somos como una roca impasible a las olas)

La mayoría de los hombres presta más atención de la cuenta al poder adscrito y al poder externo. Se centran en amasar dinero, estatus o incluso retocando más de la cuenta su cuerpo.

Céntrate en el poder más honesto en el que puedes trabajar: el poder adquirido. Un poder que a pesar de ser altamente atractivo para el sexo opuesto, mejora tu vida significativamente en todos sus aspectos. O sea que al final del día no lo estás amasando para ellas, sino para ti.

Es eso que escucharás decir a algunos hombres de «céntrate en ti y las mujeres vendrán» (o algo así). Están hablando del poder adquirido.

La testosterona atrae a las mujeres

Al contrario que los hombres, juzgando mayoritariamente a las mujeres por su aspecto físico (sobretodo inicialmente), las mujeres pueden saber el valor de un hombre con sólo mirarlo.

Las mujeres han desarrollado distintas formas (conscientes y subconscientes) para poder ver «a través» del hombre y poder apreciar si está intentando dar una percepción de su valor que no es la verdadera. Con una mirada pueden saber si ese hombre está intentando hackear el sistema de detección de la mujer para así ser percibido como alguien de más alto valor de lo que en realidad es.

Una de estas herramientas más obvias que utilizan las mujeres es en un recursos biológico que no podemos trampear: la testosterona. Básicamente atributos adscritos que no podemos cambiar:

Esta prueba de la testosterona es un marcador perfecto para determinar el valor adscrito de un hombre porque de hecho, la testosterona es una hormona peligrosa en los primeros meses de desarrollo del feto. Esto significa que el niño que pueda sobrevivir a niveles elevados de testosterona es más «fuerte». Más «resiliente».

La primera imagen es importante, sí. Realmente tu testosterona durante tu desarrollo y adultez es la que es y hay poco que puedas hacer, pero aquí es donde entra en juego el poder adquirido. El valor que tú como hombre te has trabajado.

Si tienes la oportunidad de interactuar más de 5 minutos con una mujer, tu valor percibido como hombre subirá o bajará en el momento en el que la mujer pueda responderse internamente preguntas tipo:

  • ¿Quienes son sus amigos?
  • ¿Qué ha conseguido en la vida?
  • ¿Cómo utiliza su tiempo?
  • ¿Es un líder o un seguidor?
  • ¿Con qué tipo de mujer ha salido?
  • ¿Qué tal es su confianza en situaciones sociales?

Seguro que más de uno tenéis experiencias de mujeres que os han empezado a tratar distinto después de veros en una situación social por primera vez. Mejor o peor (…).

Monogamia y poligamia

Si entendemos que hombres y mujeres buscamos distintos valores en cada sexo, entenderemos que las estrategias para atraer al sexo contrario también serán distintas en cada caso.

Si te imaginas la seducción, el lagoteo como una partida en el casino, las mujeres serían el banco, el casino y los hombres seríamos los jugadores lo que significa que cada uno jugaremos con una estrategia totalmente distinta para ganar.

En biología los machos del reino animal se ajustan en una escala, en un espectro entre ser totalmente poliamorosos (tienen varias parejas al mismo tiempo) o totalmente monógamos (sólo eligen una pareja).

Esos animales que son totalmente poliamorosos empezarán a copular desde que son bastante jóvenes con el objetivo de producir el máximo de crías posibles, lo que motiva a emparejarse con el mayor número distinto de parejas. Al estilo «rollos de una noche».

En los humanos esto está representado como el arquetipo de «amante alfa».

cómic chico entra a chica

En cambio al otro aspecto tenemos estos animales monógamos que produce un pequeño número de crías pero ese tiempo que dedican a buscar una pareja es para asegurar que encuentran el mejor ADN. Para que estas pocas crías sean de el máximo de calidad.

Esto se asocia a una estrategia de parejas de largo plazo. De unión. Pensad por ejemplo en el pingüino emperador o algunos lobos (ver), que son 100% monógamos con una sola pareja durante toda su vida.

En humanos este tipo de macho es el «proveedor».

Cuando tanto hombre como mujer consiguen su legado genético, significará que se les ha terminado el juego independientemente de la estrategia que hayan decidido seguir. La poliamorosa o la monógama.

Los humanos pueden adoptar cualquiera de estas dos estrategias. Casarse con una estrategia para toda su vida, o incluso cambiar durante el transcurso de su vida dependiendo de la época en la que se encuentren, que de hecho es lo que hacen muchas mujeres.

Qué buscan las mujeres

Mientras que los hombres sólo nos preocupamos de esparcir el ADN, las mujeres tienen dos objetivos:

  • Obtener los mejores genes para sus hijos (hipergamia)
  • Que el hombre portador del 50% de estos genes esté cometido para quedarse y protegerla

En su mundo ideal encontrarían y domarían a este hombre alfa para conseguir ambos objetivos a la vez (buenos genes + un proveedor) pero muchas veces no es posible porque «choca» con el objetivo biológico del hombre que es esparcir ADN como un aspersor.

Es lo que en inglés llaman «Alpha Fucks VS Beta Bucks». Es decir, el alfa es que el que folla, y el beta es el que paga.

Si escuchas a tíos diciendo que las mujeres sólo quieren alfas, que no te engañen. Una mujer puede estar buscando tanto un alfa como un beta dependiendo de la época de su vida.

Por qué a las mujeres les gustan los hombres malos

Las mujeres hacen uso de ambas estrategias por distintos propósitos, buscando el típico amante alfa con el mejor ADN alfa, pero también el proveedor Beta para asegurarse de que sus hijos estarán protegidos al largo plazo.

En un mundo ideal a la mujer le gustaría obtener ambos beneficios del mismo hombre con eso de «domar al chico malo», pero en la realidad del mundo la mayoría se encontrará que tiene que encontrar dos cosas en dos momentos distintos de su vida:

  • Los chicos malos durante los años más fértiles de las mujeres (cuando están a tope saliendo de fiesta).
  • Y después el chico bueno Beta para acomodarse cuando se da cuenta que sus años más fértiles están llegando a su fin.

En esta época es mucho más difícil para ellas encontrar al «chico malo al que domar» por lo que veremos en un minuto. Porque estos hombres (que ahora tienen más valor por el poder que han ido adquiriendo), están centrados en mujeres de edad más fértiles.

Por qué las mujeres son infieles

Por esto si una mujer es infiel no es con el objetivo de «novedad sexual» como hacen los hombres en sus infidelidades, sino por el concepto que en biología se conoce como «hipergamia» que significa que búsqueda de un amante con un mejor ADN.

Qué buscan los hombres

Biológicamente la estrategia de los hombres es diferente. Queremos intentar que nuestro ADN se distribuya entre el número más alto posible de mujeres de alto valor. Normal que los hombres siempre tengan este deseo de acostarse con mujeres jóvenes, atractivas. Tengan 18 o 50 años, pero como dice el dicho.

En la guerra y en el amor todo vale.

Por qué los hombres son infieles

Los hombres son infieles exclusivamente por la novedad sexual intrínseca en su biología.

Por un lado las mujeres buscan ese chico malo en sus años más fértiles, pero pasan a buscar el chico bueno cuando estos años están llegando a su fin.

Pero ningún hombre (o mujer) es una cosa o la otra al 100%. Nadie es blanco y negro del todo. Ni de piel, ni en este espectro. Todo hombre está en una escala entre el alfa y el beta, entre el chico bueno y el chico malo, entre el amante y el proveedor:

  • Algunos hombres pueden ser novios o padres alfa.
  • Algunos empiezan siendo unos chicos malos pero terminan domados y totalmente perdiendo el culo por una mujer.

De todas formas aunque haya estos dos espectros, creo que todo hombre se beneficiaría de ser el amante, el chico malo durante al menos unos cuantos años de su vida mientras crea este marco mental durante los mejores años de madurez sexual de su existencia. Para ver de lo que es capaz, de lo que no es incapaz, de el valor que puede llegar a conseguir en el mercado sexual y no tener que contentarse.

Porque si no eres el elegido, la única opción que te queda es convertirte en «el que elige».

De qué edad prefieren los hombres a las mujeres

¿Y qué eligen los hombres? Los datos generales son bien reveladores y os encontraréis que con vuestra experiencia de vida esto acostumbra a ser cierto.

Los hombres prefieren las mujeres entre los 18 y los 25 años que es cuando su valor percibido de mercado es más alto.

edad mujer de alto valor

¿Por qué? Porque son las edades donde las mujeres son más fértiles. Estamos hablando de una relación directa con la biología.

Durante esta edad (que podemos llamar los «años de fiesta») es cuando las mujeres amasan la mayor cantidad de poder y cuando los hombres tienen poco que hacer.

Esos años es cuando los hombres piensan en lo injusto que es el mundo por el poco poder adscrito que les ha tocado en la lotería genética, sin saber que en los años que vienen, tienen la oportunidad de ir amasando poder adquirido.

Durante esta época inicial de la adultez, los hombres que ligan más serán los que tienen más poder genético (adscrito) porque no han tenido tiempo de amasar (aún) ni experiencias de vida, ni dinero, ni estatus.

Lo que vemos de forma continuada en el mercado sexual es que entre estas edades, cuando las mujeres están a punto de llegar a 24-25 años, empiezan a sentir que quieren formar una familia. Este instinto es el reloj biológico diciéndole que pronto se les pasará el pico de poder y es cuando intentan hacerse con un hombre de alto valor. Si tienen suerte encontrarán al llamado «alfa» con la intención de domarlo para hacer una familia.

Si se les pasa este umbral de tiempo, cada año que pase (26, 27, 28, 29) le será más difícil encontrar pareja de largo plazo porque los hombres de ese rango seguirán prefiriendo a las mujeres de 18-25 años. De edades más fértiles. Mujeres que a su vez preferirán hombres de edades algo más avanzadas porque serán hombres que están acumulando más valor de mercado gracias al valor del adquirido.

Si volvemos a la analogía del casino, digamos que hay un momento en el que la mujer tiene que decidir cobrar todas las fichas y dejar de jugar porque las rachas que vienen serán mucho más malas.

Y ojo aquí porque claro que hay mujeres pasando los 30 o los 40 que son muy atractivas, pero estamos delante de un mercado sexual.

Repito: mercado.

El mercado (sea cual sea el producto) se basa en la oferta y la demanda, y aunque una mujer de +30 años sea muy atractiva, siempre habrá mujeres de 22, 23, 24 igual o más de atractivas.

Recordemos que el valor percibido de mercado de las mujeres es dado por los hombres y viceversa.

A qué edad maduran los hombres

Mientras que las mujeres entre 18 y 25 años están en su pico más alto de su valor, el valor de los hombres tarda más en llegar. Es muy frustrante para nosotros (sobretodo si no conoces todo este mercado) pero la parte positiva es que la pérdida de valor del hombre no cae en picado como le sucede a las mujeres.

mejores años de los hombres

Los hombres pasan la década de los 20 a los 30 amasando poder (externo & adquirido) poco a poco para después llegar a su pico entre los 35-45 (vamos a decir que a los 38 es cuando está el pico más alto).

Muchas veces este amasado de poder se hace sin saberlo, por esto los hombres llegan a su pico teórico y se dan cuenta de que no han trabajado en ellos (por suerte para ti, escuchas este podcast). Si tuviera hijos le diría, mira:

  • 18-28 años: crea tus pilares. Entrena, aprende, socializa, desarrolla todo esa experiencia de vida y «poder adquirido»
  • 25-36 años: estarás en tu pico de masculinidad. Tendrás un cuerpo aún joven y tendrás ya ciertas habilidades y poder.
  • +37 años: aquí puedes decidir si mantenerte o incluso subir de nivel entrenando más, aprendiendo más, desarrollándote más y seguir siendo un hombre soltero si decides no tener una familia. O tirar por la vía de la familia. Cualquier elección es lícita y respetable.

Conozco hombres que han seguido ambas rutas con mucho éxito. Dependerá de lo que quieras en la vida, pero de lo que te tienes que asegurar es que lo que  quieres es lo que quieres de verdad. No lo que Hollywood o los demás te han metido en la cabeza.

Dejadme que me explique…

Te han lavado el cerebro (a su favor)

Si nos fijamos, a la edad de 30 años ocurre algo que no vuelve a sucede en toda la edad de hombres y mujeres y es que ambos sexos se encuentran en un mismo punto.

Una edad en la que la mujer se ha dado cuenta de su declive en la percepción de su valor sexual y el hombre se da cuenta que su valor empieza a subir.

mujer buscando hombres

Algunas mujeres se dan cuenta que empiezan a tener menos validación de los hombres en comparación de cuando tenían 24 años.

Claro. Los hombres de 30 siguen interesados en mujeres de 24 años a pesar de la edad que tengan ellos.

Las mujeres también se ha dado cuenta de cierto declive físico. Su cuerpo no luce cómo lucía antes (por motivos biológicos, en la prehistoria esa mujer ya habría cumplido su función al haber pasado sus décadas más fértiles).

Es por esto que el negocio de las cremas y productos cosméticos en mujeres es de miles de millones, mientras que en los hombres nuestras facciones se vuelven más duras y atractivas.

Por contra, el hombre empieza su acenso en su valor de mercado, y las mujeres lo saben, pero muchos hombres no se dan cuenta porque hasta entonces, mientras ese hombre estaba trabajando en él mismo (poder aprendido), a penas se estaba comiendo un rosco.

¿Entiendes la suerte que tiene una mujer de 30 años encontrando a un hombre también de 30 que aún es lo suficientemente ignorante de que su valor en el mercado empieza a crecer?

De forma más o menos consciente, las mujeres organizan su vida buscando esa hipergamia: la búsqueda de los mejores genes en el mercado sexual. Esto significa que cuando las mujeres tienen 20-26 están con todo tipo de hombres. Intentando encontrar el mejor postor. Se pueden permitir el lujo de desechar los hombres que quieren si no son «perfectos» porque tienen abundancia al estar en sus edades más fértiles.

Lo que pasa es que cuando una mujer quiere «sentar la cabeza» con sus 30 años con un hombre también de 30, estará optimizando su estrategia de hipergamia a costa del hombre, porque ese es el momento en el que el valor del hombre empieza a subir y por lo tanto el hombre estará sacrificando posibles pretendientas porque a partir de esa edad empezaría a subir.

Pero el hombre sigue interesado (siempre) en mujeres más jóvenes. Y aquí hay una manipulación de la sociedad moderna muy interesante.

Si un hombre tiene 38 años y sale con chicas de 18, 20 o 24, el mensaje que te lanza la sociedad es que eres un cerdo cach0ndo.

En realidad, este emparejamiento tiene todo el sentido del mundo porque el hombre está en el punto más alto de todo su poder adquirido, y la mujer está en su punto más alto de todo su poder también.

En cambio la sociedad empieza a atacar a los hombres solteros que disfrutan de su subida de valor a partir de los 30 años porque al vivir en una sociedad tan feminista, estas mujeres no pueden soportar la idea que se les está tirando por la borda la estrategia de mujeres a la que se les empieza a bajar el valor sexual, y los hombres se den cuenta de que el suyo empieza a subir.

¿Quien saldría perdiendo aquí? Las mujeres.

No es que salgan perdiendo, es que no se les optimiza la estrategia perfecta de hipergamia. De salir de fiesta durante años, disfrutando de su soltería, y cuando tengan que asentar la cabeza no encontrar hombres de valor (+30 años) porque estos hombres estarán fijándose con las mujeres más jóvenes que ellas.

Otra de las manipulaciones de la sociedad para seguir una agenda que todos conocemos.

Ahora que ya conocemos cual es el valor del hombre en el mercado sexual, más adelante veremos el concepto de «hombre de alto valor» para poder trabajar en el poder adquirido e incluso el externo.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube

¿Te ha gustado la publicación?
Divulga conmigo compartiéndola en:

compartir en instagram compartir en tiktok

Mira mis otros artículos sobre: Relaciones
O si quieres ser más específico:,

Boletín de píldoras multipotenciales

Cada domingo = 1 email (corto)
Leerás antes que nadie un cóctel combinado de:

  • Salud ancestral
  • Dinero y negocios
  • Mente y sociedad

* Ver política de privacidad

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestión y envío información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Consentimiento como interesado. Destinatarios: Jamás ceredermos tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Podrás ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, supresión, oposición, rectificación y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada correo que recibas de mi parte o contactando con mi equipo. Información adicional: Tienes toda la información legal al completo al pie de página de este mismo blog, en el enlace de políticas y legalidad.

pau ninja sketch

Pau

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Suscríbete