🧬 Blog de testosterona

Pornografía: el ataque a tu masculinidad
Opinión de por qué no ver porno

Nada malo en ver pornografía, ¿no? al fin y al cabo es lo más normal del mundo… la mayoría de mi audiencia sois hombres y por estadística somos los que miramos más porno, o sea que decir que el porno es malo sería tirarme piedras en mi propio tejado…

Vaya.

Resulta que esto es exactamente lo que voy a hacer, y sé que algunos ni siquiera querrán escuchar mis argumentos. Serán los mismos que intentarán racionalizar su uso de pornografía. Es lo que los psicólogos llaman «encontrar creencias de permisos concedidos».

El primer argumento que escucho es que «es lo más normal del mundo». En la cultura occidental y en la sociedad actual, sin duda lo es. No podría estar más de acuerdo.

Lo que pasa es que «normal» no significa bueno. Ver a alguien beberse un cubata o fumarse un cigarrillo o un porro también es normal, pero esto no lo hace menos nocivo.

Hace ya unos años que dejé de ver pornografía. No porque fuera consciente de todo lo que os explicaré hoy, si no porque después de hacerlo simplemente… me sentía mal.

No es que me sintiera mal a nivel «moral». A mí eso me daba igual, era una especie de malestar general. De no querer hacer nada. De haber tirado por la vía fácil. De haber estado perdiendo el tiempo por un segundo de placer (que cada vez era menor).

Pasé a verlo más o menos una vez a la semana, y más tarde vi una charla TED de Gary Wilson, que moría hace cosa de 1 año después de cambiar la vida a muchos hombres con esa charla y con su libro de Your Brain On Porn.

Un libro con decenas de evidencia que respaldan lo malo que es ver porno para el cerebro, y aunque ya hice episodio de esto, tenía ganas de sacarme del pecho mi opinión en forma de «filosofada», más que ciencia.

En el podcast siempre he reivindicado la búsqueda de libertad: financiera, de localización, social y en el caso de porno cada consumidor sabe de buena mano, que hay una parte de ti que queda atrapada. Una parte que es la parte más básica de tu supervivencia: la parte sexual.

El caso es que no sólo nos atrapa a nivel individual sino que nos atrapa hasta la cultura y la sociedad. Por esto lo normalizamos.

Tenemos que aprender a separar lo destructivo de las cosas que nos importan, y sin duda la pornografía está anclada en la categoría de «destructivo».

Después de ver como nos afecta a la mente, a muchas personas les queda claro que ver porno es «malo», pero lo que no saben es que es dañino. Empezando por el cerebro pero trasladándose a hábitos de nuestras vidas sin que nos demos cuenta. ▼

Por qué existe la pornografía

Igual que a todos los que fuman o beben les pasa por la cabeza dejarlo, así que quizás hoy pueda poner esa semilla en la cabeza de algunos para que piensen «mhmm, me pregunto que pasaría si dejara de ver pornografía durante 30 días».

A ver si es tan fácil dejarlo por mucho que te digas a ti mismo que no estás atrapado al porno.

¿Y como no van a estar atrapados la mayoría de hombres? El objetivo de la pornografía es explotar y sacar beneficios de nuestro instinto más básico de supervivencia: la atracción sexual.

Realmente nos quieren vender una adicción. Quieren que seas adicto, y si nadie está hablando de esto es porque somos la generación de los conejillos de indias. Ninguna otra generación ha vivido el hecho de tener en tu bolsillo pornografía las 24 horas del día.

Cada hombre con acceso a internet mira pornografía de forma regular. No hay límite en su consumo, y como es tan común no se tacha de «malo» (porque es común).

Hace unos semanas tiré alguna pullita por Twitter y «lo que pasó después te sorprenderá». En verdad no, porque me saltaron a la yugular algunos cuñados respondiéndome como si no pudieran concebir una realidad en la que algunos hombres no miran porno.

Está tan arraigado en la sociedad que no se lo pueden creer.

Son los típicos comentarios que hacen los adictos de cualquier hábito o substancia. Proyectando esa inseguridad tipo «ya claaaro, seguro que no ves porno…».

O con comentarios tipo «te piensas que por decir que no miras porno te saltarán las mujeres al regazo, ¿o qué?». Pero si eres tú el que no deja de ver vídeos de tías en bolas a diario. ¿Quien es el que va necesitado de tías?

¿Qué es lo que te cuesta tanto de creer? Nos están esclavizando aprovechándose de nuestros propios instintos. Esclavizados por nuestros deseos sexuales hacia mujeres. Un deseo que tenemos codificado en nuestro ADN por una buena razón: hacer sobrevivir nuestro linaje. ▲

Motivos para no ver porno

Pero es algo engorroso de argumentar en contra de la pornografía porque el daño que hace es difícil de ver en la superficie.

Si los padres dicen «¡ni te acerques a las drogas!», los niños piensan a esos adictos a las metanfetaminas o al alcohol que hay en la tele (o la calle).

antes después adicción

Imagen: antes y después de adicción a las metanfetaminas.

Con la piel irritada, dientes caídos y con una pinta de delincuentes que flipas. Esto hace que los niños sean consciente del riesgo que toman.

Pero claro con la pornografía, en la superficie, no tienes una imagen en la mente de como luce un adicto al porno, porque será un porcentaje muy grande de los hombres que ves en el metro o la calle. ¿Y qué es al fin y al cabo?

Estás simulando relaciones sexuales entre un hombre y una mujer. Estás viendo una «simulación» de una interacción sexual. Digo «simulación» porque ha sucedido de verdad pero no lo estás viendo en directo. Está grabado.

¿Quien no está de acuerdo que «el ideal», el «sexo normal» es el sexo real de verdad? Esto es lo que estás imaginando cuando estás mirando porno. Cualquier cosa que sale de «una relación sexual de la vida real» es una «simulación» o una perversión de esa idea. →

Crea escasez sexual

Las estadísticas dicen que muchos hombre están mirando pornografía como alternativa a estar sexualmente activos. Vamos: que prefieren ver porno antes que follar.

Mhmm…

Puede que haya una relación entre este declive en actividad sexual de los hombres de 18 a 30 años en la última década con: 1) la adopción de internet y 2) el incremento del uso de porno.

declive sexual hombres

Podría ser una mera casualidad y correlación… pero allí lo dejo.

Claro el subconscientemente piensa «no puedo hacer lo que este tío está haciendo, no me puedo tirar a una tía como esta en la vida, así que me quedaré aquí en esta habitación con mi mano en la sardina durante toda mi vida».

Compañero.

Tu abuelo no estuvo en la guerra pasando hambre y sacrificando su vida para que su nieto pudiera estar a diario en su habitación con los pantalones bajados, tocando la zambomba, mirando a otro tío zumbándose a una tía porque no tiene huevos de salir a la vida real.

zambomba

Pensemos en en esto un segundo.

El principio del porno es ver a otro hombre que no eres tú, actuando con lo que a ti te gustaría hacer en un situación ideal (tener sexo real con una mujer real).

O sea te estás dando placer mirando a otro hombre (que no eres tú) tener sexo con una mujer que no está allí…

Amigo. Te estás estimulando con las sobras de otro.

¿Y si en vez de mirar las migas de otro tío sales ahí fuera a buscar un primer plato para ti? ←

Se honesto contigo mismo.

Si tienes trabajo, proyectos de vida, si haces aunque sea un poquito de ejercicio, seguramente estás mejor que al menos el 70% de los otros hombres.

Es fácilmente adictivo

Y ya sé que no es tan fácil como decir «deja el porno», porque tenemos (al menos) un 17% de los consumidores de porno siendo compulsivos. Adictos al porno que lo admiten…

Lo que me hace preguntar cuantos no lo admiten.

Porque hice una encuesta en mi Twitter donde participaron cientos de seguidores y me salió que +22% miran porno a diario, pero apuesto a que esto no lo considerarían adicción…

Casi la mitad lo miran varias veces a la semana. ▼

El porno está visto ahora como algo «normal». Como el alcohol o el tabaco, pero ¿cuál es la diferencia?

Pues que el porno es incluso más adictivo que estas substancias porque alimenta de manera excesiva el «sistema de recompensas» de nuestra cabeza Se crea un montón de dopamina, haciendo que nuestra cabecita baje la cantidad de dopamina que segregamos.

Es lo que se conoce como homeóstasis, que básicamente hace que nuestros niveles de dopamina sean artificialmente bajos.

¿Cuál es el resultado de esto?

Pues necesitar cada vez más y más pornografía para llegar a la excitación. Más variedad, pero también vídeos cada vez más extremos para sentir las mismas sensaciones que el primer par de veces que vieron porno…

Lo mismo que cualquier otra adicción.

Pierdes motivación para mejorar

Normal que los que miran porno sean x2 veces más propenso a tener depresión clínica (la forma más grave de depresión). Se vuelve cada vez más difícil disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, haciendo que vuelvas a mirar porno para tener ese pico dopamínico… cuando irónicamente es la pornografía la que te está haciendo sentir así.

Normal que tu motivación para hacer cosas de la vida real sea cada vez más baja, igual que tus niveles de testosterona. ▲▼

Hombres. Todos hemos experimentado esas sensaciones después de llegar al punto de no retorno: terminas… y ya no quieres hacer nada en todo el día.

¿Por qué? pues porque en nuestro interior más salvaje y ancestral, estamos aquí con el único fin de propagar nuestra genética.

Cuando «terminamos» le estamos dando a entender al cuerpo que por hoy ya hemos hecho lo que veníamos a hacer en este mundo. Plantar la semilla.

Claro que el cuerpo no tiene manera de enterarse que esa semillita no ha terminado en ningún útero, sino en tu mano, o en ese papel de váter pegado en tu capullo, o en esa toalla encartonada.

No te engañes.

Todo lo que llevas haciendo en tu vida hasta ahora lo has hecho subconscientemente para esparcir esa semilla y asegurándote que tus potenciales descendientes puedan tener una vida plena, sana y tu linaje siga pasando de generación en generación. Como hicieron tus abuelos.

Disminuye la sensación de propósito

Desde estudiar mucho en la escuela, o de querer ser el mejor del equipo de futbol, intentar petarlo en tu carrera profesional, o comprarte el mejor coche…

Puedes decirte que lo has hecho para ti… y claro que te has beneficiado de una buena vida de todos estos esfuerzos, pero todo está conectado en poder plantar esa semilla.

¿Hay algo malo en esto? absolutamente no, el problema es cuando quieres engañar a tu cerebro en creer que ha cumplido correctamente su objetivo.

Es entonces cuando perdemos ese impulso masculino (guiado por hormonas que acabas de vaciar en tus reservas), que de lo contrario aprovecharías para salir ahí y conseguir el propósito que sea que tengas en ese momento en la vida.

Por eso cuando «terminas» de tu sesión de porno ya no quieres hacer nada.

¿Por qué trabajar en mí si sólo tengo que mirar porno y sentirme bien instantáneamente sin haber tenido que pasar por el camino de llamas? ▲

Y sé que estaréis pensado muchos de los que me escucháis. «Buf que razón, suerte que no soy adicto y sólo lo miro X veces a la semana…».

Prueba de estar 30 días sin verlo. No por mí, sino para demostrarte a ti mismo que no eres adicto y que no caes en ese 20% de hombres que son adictos.

Genera trastornos sexuales

¿Cómo saber si tu cerebro está enganchado al porno? ▼

Quizás ahora estés mirando vídeos que hace 1-2-5 años ni te imaginabas que ibas a buscar.

El consumidor medio de porno se va aburriendo cada vez más incluso antes de llegar a ser sexualmente activo (porque los preadolescentes ven pornografía cada vez más y más jóvenes).

¿Y que sucede? pues que al igual que con cualquier adicción, se buscan más «máximos». ¿De dónde creéis que vienen esas modas sexuales tan raras?

No sé si habéis oído a hablar de esos que se disfrazan de peludos («furries»). Se ponen disfraces de animales peludos y se montan orgías y si no se disfrazan no se pueden satisfacer.

furries

A lo que me refiero es que cada vez hay fetiches más y más extremos para satisfacer unos placeres que se estancan. Los patrones siempre son los mismos:

  • Empiezan online, mirando porno de bien jóvenes
  • Cada vez necesitan más excitación
  • Terminan con estos vídeos raros porque están sobreestimulados y confundidos

¿Y que sucede? pues que se convierte en su identidad porque están tan separados de la «sexualidad normal» que necesitan disfraces de dibujos animados peludos para que se les levante.

Hasta he visto el caso de algunos que en vez de decir que se identifican como heterosexuales o homosexuales, que se identifican como «furry», como si fuera algo de su ADN.

Sería básicamente imposible tener un fetiche de disfraces de animales, de pies, o de… (yo que sé que más busca la gente) arraigado en la genética de alguien porque esta mi3rda no existía en la prehistoria.

No es genético, j0der. Es un maldito trastorno mental que se soluciona… dejando de ver porno.

Meto la mano en el fuego para asegurar que si esta gente hubiera pasado la misma cantidad de horas mirando pornografía yendo en bicicleta o dándole al futbol, su sexualidad se hubiera desarrollado de forma normal.

Pero no. Te aburre lo que estabas mirando 1 año atrás así que ahora necesitas más «valor de impacto», cableando tu mente para que se «emocione» exclusivamente bajo ciertos escenarios. ▲

Menos satisfacción sexual en pareja

Cuando estás con una mujer de verdad tienes problemas sexuales de todo tipo, y es algo que ya he hablado porque se ha demostrado clinicamente que la pornografía es la causa de menos sexo y menos satisfacción sexual.

O sea, que el objetivo final inicialmente es tener interacciones sexuales con mujeres, pero el hecho de buscarlo de forma compulsiva y online se termina traduciendo en que no disfrutas el sexo en la vida real.

Normal que en encuestas haya un porcentaje elevado de mujeres que les parece mal que su pareja mire pornografía, pero la cultura les está diciendo que «tienen que aceptar que su marido o novio mire porno porque es algo normal».

Que sea normal no significa que sea bueno.

Aumentan las probabilidades de divorcio

¿Por qué os pensáis que el ratio de divorcios se dobla cuando el hombre empieza a ver porno de forma recurrente? ▼

Se usa como arma de control

¿Os extraña que después de ver todos estos estudios y usar el sentido común el porno siga siendo tan accesible y 100% gratuito?

No es una coincidencia.

No me refiero sólo al hecho de no tener que pagar (bueno, pagas con tu salud mental) y que necesites varias vidas para ver toda la pornografía. Fijaros también en los videoclips, las películas, las series…

Hay una teoría conspiranoica que asegura que el porno ha llegado en todos los hogares porque es un plan de las élites de hombres alfa para asegurarse que el resto de hombres serán unos betas y así eliminar la competencia.

Sí, es una teoría conspiranoica porque esta «agenda» exista de verdad, pero esta supuesta agenda también sería para desmantelar «la familia tradicional» tal y como la conocemos.

Como Karl Marx diría «si puedes abolir la familia, puedes hacer a las personas completamente dependientes». Si se puede desmantelar esta estructura de familia tradicional, te vas volviendo más dependiente del Estado.

Este sería la primera parte.

La segunda parte es que en la búsqueda humana de virtud y verdad básicamente tenemos un diámetro que dicta que los humanos podemos conformar «la verdad con el deseo» o «el deseo con la verdad».

Lo que esto significaría es que si puedes hacer la gente esclava de sus deseos (lógicamente el deseo sexual es el más potente por razones de supervivencia de la especie), entonces puedes controlar la verdad.

O en otras palabras: puedes convencer al resto, y además puedes convencerlos de cualquier cosa, porque la única manera que tú puedas conocer la verdad es si no tienes ningún interés subjetivo en la búsqueda de la verdad.

La única manera de la búsqueda de la verdad es si tienes total control sobre tus deseos. Si no tienes control de estos deseos tu proclividad será lo que sea que te ayude a satisfacer ese deseo, que lógicamente termina distorsionando la verdad.

Por eso habría tanto empuje, tanta agenda de ver sexualidad en todos los sitios, porque potencialmente nos querrían adictos a nuestro deseo más profundo: la reproducción sexual. ▲

¿Prohibir pornografía?

Si dejé de ver porno hace años es porque había leído el libro de Your Brain on Porn, pero sinceramente tampoco sabía que la evidencia científica y las disfuncionalidades que se pueden crear pudiera llegar hasta aquí. ▼

Después de ver esto os confieso que si tuviera que crear mi propio Estado, sin duda sería un Estado liberal económicamente, pero la pornografía sería algo que estaría prohibida.

Lo más probable es que se generara un mercado negro, como con todo lo prohibido, pero os puedo asegurar que existe una diferencia muy grande entre poder ser capaz de sacarte tu teléfono del bolsillo y tener acceso (fácil) 24 horas del día 7 días de la semana, en comparación con tener que salir de tu rutina del día a día y esforzarte para encontrar pornografía. Arriesgándote a ser acusado y terminar en prisión o algo así.

Aunque la bajada estadística de los que dejan de mirarlo fuera un 50% (aunque seguramente sería de +90%), estaríamos recuperando la vitalidad que algunas personas parecen haber perdido sin saberlo. Y lo digo pensando especialmente en los niños, porque sabemos cuáles son los efectos como:

  • Incremento de la posibilidad de abusar de substancias
  • Más depresión y problemas mentales en general

Pero… ¿y la libertad de poder tomar tus propias decisiones? me parece genial, pero ¿crees que los niños de unos 11 años están haciendo una decisión racional cuando están expuestos por primera vez a la pornografía?

¿Crees que estos niños están pesando las ventajas/inconvenientes en una balanza moral y científica?

No.

No pueden porque están capitalizando en el instinto más primitivo que poseemos con la intención de controlarnos y esclavizarnos.

Ni siquiera los adultos de nuestra sociedad pueden desprenderse de estar atados de este instinto primitivo, y por eso lo han explotado hasta hacernos esclavos de él. ▲

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube

Conviértete en un ninja de la vida

¿Sientes que eres un aprendiz de todo pero maestro de nada?
Nosotros también somos multipotenciales.

Únete a Sociedad Ninja

  • Comunidad: comparte inquietudes con otros multipotenciales.
  • Podcast premium: escucha episodios sólo para miembros.
  • Boletín privado: recibe los únicos correos que mando.
pau ninja sketch

Pau

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Escucha mi podcast