pau ninja logo

GymGame: o cómo ligar en el gimnasio (sin ser un asqueroso)

No hay a penas (buen) material de cómo ligar en el gimnasio por la red, así que he decidido crearlo yo. Masticándolo y dároslo cual mamá pájaro en forma de pastilla de pura sabiduría.

La sabiduría viene de la combinación de teoría con experiencia en la vida real, y sin que sea bueno o malo, de los hombres que conozco, incluso de los que conozco que hacen daygame, creo que soy el que más se ha centrado a entrar en frío en el gimnasio.

Pero ojo.

No voy haciendo pesca de arrastre porque el gym es un sitio al que voy a diario. Uno tiene que vigilar qué hace en el entorno donde come.

Si vas a ligar en un gimnasio en el que frecuentas tienes que pescar de forma artesanal. Si vas con la pesca de arrastre en una semana no sólo no habrá peces sino que se habrá corrido la voz que eres el asqueroso ese que sólo va a pescar.

cómic chico entra a chica

En cambio si se hace correctamente es muy efectivo porque la mayoría de veces los hombres no ligan en el gimnasio. Esta es (precisamente) la razón por la que puede ser muy efectivo: porque no hay competencia. Estás comprando penny stocks, estás comprando bitcoin en el año 2009: a precio de risa, pero igual que en estas inversiones, tomando riesgos. Unos riesgos muy reales pero que puedes mitigar con los consejos que veremos hoy.

Lo primero que tienes que tener en mente es que si tienes amigas que van al gimnasio no les preguntas a ellas como les gustaría que les entrases en el gimnasio. Ninjas de la vida, no le preguntamos a los peces como pescar, le preguntamos a los pescadores.

Habrá pescadores de gimnasios más experimentados que yo, pero no soy un desconocido en este tipo de pesca que podemos empezar a llamar «GymGame».

No te sientas culpable por hacerlo

Durante los años 70 en EEUU (me suena que por Europa también) los gimnasios eran de sólo hombre o sólo mujeres. Realmente no eran gimnasios sino clubs en los que se hacía pesca, disparo, pesas y también se agrupaban para ayudar a la comunidad.

Al final de esta década, algunas organizaciones de mujeres empezaron a denunciar a estos clubs por discriminación al ser solo hombres. Y tiene gracia porque nadie se acuerda de que los clubs de hombres denunciaran a los clubs de mujeres también por discriminación.

Desde entonces tenemos gimnasios generales, y gimnasios de sólo mujeres. Me ha parecido gracioso ver el testimonio de algunas mujeres trabajadoras en estos gyms de sólo mujeres diciendo que para nada las mujeres en esos gimnasios visten de forma tan reveladora como los gimnasios de hombres y mujeres. No lo digo yo, lo dicen estas mujeres que trabajan allí.

Esto es relevante porque a muchos hombres les dará miedo entrar a una chica que esté en el gimnasio que vista de forma más bien reveladora.

Y os voy a dar la razón. Tiene todo el sentido del mundo que tengas miedo de hacerlo porque han sido ya las decenas de videos que he visto por internet de mujeres que se vistan de forma sexy, se graban en el gym, un hombre las mira un segundo, y entonces publican el video en las redes sociales…. donde millones de hombres pueden ver lo que lleva puesto en el gimnasio y las pueden mirar el rato que quieran.

Llamadme loco pero este comportamiento a mi me suena a disonancia cognitiva.

Ningún hombre quiere meter los huevos de entrar a una chica en el gimnasio, con lo que cuesta, y que la chica termine culpándolo de acoso. Porque no nos engañemos ninjas de la vida:

Para algunas mujeres de occidente si eres atractivo la interacción es tonteo, pero si eres feo entonces es acoso.

Por esto he tenido muchos mejores resultados ligando en el gimnasio en países del este, donde las mujeres quizás van con mallas pero no van con esos shorts enseñando medio culo como se hace en occidente. Sinceramente alguien que viste así a mí me hace perder el interés automáticamente, pero ya es preferencia personal.

Que cada uno piense lo que le de la gana pero lo que quiero transmitir es que en la mayoría de países hay gimnasios de sólo mujeres, y si una mujer va a un gimnasio general sabe que hay hombres y que de vez en cuando alguno se tomará la molestia de hablarle.

Si alguien te dice que «no está bien ligar con mujeres en el gimnasio» son los mismos que el tipo de inversor que no hubiera visto el valor de btc. Quien te diga que no es correcto es por una de estas dos razones:

  1. Es una mujer a la que no entran nunca nadie en el gimnasio
  2. Es un hombre que no tiene huevos de entrar nunca a ninguna mujer en el gimnasio

Utilizarán excusas como el feminismo o algún argumento político sin sentido pero todo el mundo sabe que caerá en uno de estos dos grupos. Lo siento gente, pero algo os tenía que decir la verdad.

¿Y sabéis cómo lo sé? Pues porque si supieras al 100% que te iban a reaccionar bien, a decir que sí, lo harías sin dudar. Puedes darme la excusa que quieras pero los dos sabemos que es por no poder superar el miedo al rechazo (#263). Un miedo que tiene todo el sentido del mundo.

Si entrarle a una chica en frío en la calle da miedo (#252), imagínate hacerlo en el gimnasio. Que es un sitio al que frecuentas y donde muy probablemente la volverás a ver.

¿Pero, sabes qué? Que tengas todo el derecho del mundo en hablar con alguien desconocido (derecho porque no hay ninguna ley que lo prohiba), no significa que no tengas que calibrar. Tienes que tener en cuenta lo que la otra persona está sintiendo para que quede lo más orgánico, natural y cómodo posible para que la chica tenga la oportunidad de decirte (quizás indirectamente) que no está interesada, de la misma forma que tu le has entrado: respetuosamente.

Entiende tus razones para hacerlo

Como hombre, como humano, como animal, has venido a este mundo a reproducirte. Es la única misión que te ha encargado la naturaleza a cambio de venir a este mundo. Ya solo faltaba que te tuvieras que esconder de tus instintos.

Claro que vivimos en grupo, pero siempre que respetes a la otra parte, no sólo no tienes que esconderte, sino que incluso tienes el derecho de sentirte orgulloso de al menos intentarlo. Yo no me escondo (c0ñ0, estoy haciendo un maldito episodio público) de decir que las chicas del gimnasio son totalmente mi tipo:

  • Comparten conmigo uno de los mismos hobbies que más amo en la vida.
  • Este hobbies las convierte en seres increíblemente atractivos y sanos (y los atuendos de fitness lo acentúan aún más, no lo vamos a negar).
  • Demuestran rasgos de personalidad de ser disciplinadas lo que es un rasgo que también me gusta.

Pero atención por mucho que quiera tener un super gimnasio en casa y ser un prepper de la vida, el hecho de ir a un gimnasio comercial y que haya la presencia de mujeres, afecta a nuestras hormonas sexuales.

En serio. Está demostrado (1, 2) que sólo estar rodeado de mujeres durante 5 minutos (no interactuar, sino simplemente que estén presentes) aumenta la testosterona en hombres.

las mujeres aumentan la testosterona

Se ve que los efectos eran aún más prominentes en los hombres con tendencias agresivas, pero los que no lo somos también.

Es una pena que tenga que recordar que ser hombre no es malo. Que querer conocer mujeres no es malo. Y si te gustan las chicas del gimnasio porque sientes que las hormonas se te agitan… no le pidas disculpas a nadie.

Sentirás que ahora, en plena primavera, vuelven estas ganas de apretar un poco el acelerador en el tema del daygame, nightame y gymgame.

Al empezar con estos rayos de primavera y estar más expuestos al sol (sin crema #366) tenemos más cantidad de neuroquímicos como la serotonina que aumentan el deseo sexual. Al haber más luz, menos oscuridad contribuye a que tengamos menos melatonina que a su vez también aumenta la libido.

¿Por qué? Básicamente porque la melotonina se encarga de bloquear las hormonas sexuales al preparar tu cuerpo para dormir. Por lo tanto a menos melatonina (porque hay más horas de luz), más deseo sexual tendrás. No tendría put0 sentido que tu cuerpo te pusiera cach0ndo a la vez que te pone a dormir. Esto sólo te lo decía tu ex como excusa para no hacerlo.

Ninjas de la vida, empieza el buen tiempo, nos sube la vitamina D, la testosterona y con ello las ganas de conocer mujeres. Pero no os engañéis, a ellas les paso lo mismo. Ahora sí que toca pasar en la parte práctica de la cuestión.

Conviértete en un recurrente

El primer objetivo es… convertirte en una cara conocida.

Bueno, en verdad el objetivo número 1 tendría que ser ponerse to-buenorro por el resto de tu vida y desarrollar uno de los mejores hábitos que puedes desarrollar.

Un hábito que te pone bueno, te pone sano y que te permite ponerte en un entorno donde hay mujeres que son tu tipo y que además esto te hace subir la testosterona.

cómic masa muscular

Pero el segundo objetivo es aprovechar este hábito para convertirte en un cliente recurrente que los otros usuarios (y usuarias) del gimnasia reconocen.

La mayoría de gimnasios tienen un ambiente comunitario entre el personal, los usuarios recurrentes y sobretodo los que vamos a la misma hora.

En algunos países donde la cultura es más fría como Estonia, puede pasar perfectamente de verte cada día con la misma persona y no dirigir ni un solo «hola» durante meses o no hacerlo nunca. En España es más común que si algún día le preguntas a otro recurrente si está usando X máquina, a partir del segundo día ya os digáis «hola».

meme mancuernas gimnasio

Estés en el país que estés, el primer paso para ligar en el gimnasio será empezando a ser social con todo el mundo por igual. Sean hombres o mujeres, y ya verás por qué en un momento.

Si haces contacto visual con una persona de las que viene de forma habitual te recomiendo que empieces a trabajar en tus habilidades sociales.

  • La primera vez puedes preguntarle si está usando X máquina, o preguntarle por un ejercicio que está haciendo, y así también ves lo abierta, cerrada o receptiva que es esa persona.
  • La próxima vez la haces un saludo con la cabeza (¿os habéis fijado que los hombres levantamos la barbilla para saludar y saludamos la bajamos para dar señal de respeto?).
  • Y ya lo tienes. La tercera vez ya le puedes preguntar que tal su día.

Pero cuidado. Hemos ido allí a entrenar y no queremos estar distraídos en conversaciones con hombres sudados, sino simplemente tener un poco de prueba social en el gimnasio cuando empezamos la sesión diaria o cuando estamos entre series o cambiando de ejercicio, es una muy buena herramienta para «entrar en estado» (…).

Cuando estés en «estado», hablar con chicas será mucho más fluido y más que enamorarte de ellas te enamorarás de tu propio cerebro (…).

Por si aún no lo has deducido, el objetivo de interactuar un poco con todo el mundo se puede resumir con «prueba social» o «demostración social». Las mujeres notarán que hablas con gente, que eres un tío social o hasta de estatus, y aunque esto a efectos inmediatos significa poco, será mucho más fácil que estén más receptivas cuando empieces a hablar con ellas. Incluso si hablas con más de una chica del mismo horario al que vas a entrenar, no quedarás como un quemado porque todo el mundo sabe que no sólo hablas con mujeres, sino que eres social con todo el mundo, lo que te dará una oportunidad para trabajar distintos frentes a la vez sin quemar los barcos.

La imagen lo es todo (se detallista)

Si ves una chica que te gusta en el gimnasio o le entras o no le entras, pero no te la quedes mirando. No quiere decir que no la puedes mirar nunca, pero que sea sólo un segundo para ver si ella te mira primero.

El 99% de hombres que hay en el gimnasio atraídos por las chicas hacen dos cosas de manera más o menos subconsciente. Lo primero es que se las quedan mirando. Muy a menudo además. Pensando que esto es todo lo que necesitan.

He visto algún conocido quedarse mirando a alguna mujer en el gimnasio hasta el punto que parecía que iba a destrozarla con rayos láser como si fuera Homelander o Superman.

meme ligar chicas gimnasio

A parte de las miradas láser, lo segundo que hacen la mayoría de hombres del gym es «ocupar» el espacio de la mujer. Es decir, estar en una área bastante próxima a ella pero sin decir nada en absoluto. Por esto en los gimnasios verás que donde hay mujeres, los tíos se rodean allí y quizás muchos de forma involuntaria, pero se puede apreciar a quilómetros vista como casualmente las rutinas de gimnasio de cada hombre se «reordena» para hacer ese ejercicio a la máquina o al banco de al lado de esa(s) chica(s).

La imagen que des en el gimnasio lo es todo, porque es un sitio al que vas de forma recurrente. Esta imagen empieza por tu comportamiento. Desde mirar o no-mirar y de gravitar logísticamente hasta dónde están las chicas, pero también pasa por tus atuendos.

La primera impresión que das está basada en como luces de forma superficial mientras que tu comportamiento será un multiplicador de lo que aparentas.

La regla de mínimamente bien se aplica tanto si vas a ligar de día en la calle o en el bar de noche, como si vas a ligar en el gimnasio.

Aprovecha que este será el único contexto en el que estará bien visto que estés sudado o hasta que huelas un poco (el otro contexto en el que estaría aceptado sería cuando ya estés en la cama con la chica que te has ligado en el gimnasio).

Ir bien sudado significará que le estás dando duro a los hierros y estás centrado en tu propósito, pero esto no significa que puedas usar desodorante o algo de colonia.

pau ninja vistiendo ropa fitness

Lo mismo con ir con los pelos de la nariz a ralla y con una buena marca de ropa de gimnasio (mira mi marca de camiseta y joggers ajustados que quedan genial9 que se ajuste bien a las formas trabajadas en el templo. Olvídate de ir de coloritos Quechua.

Las tías se visten de una manera repensada en el gimnasio (igual que de día o de noche) y te puedo decir que aprecian que tú también lo hagas.

Vale tenemos que la imagen que das está compuesta de tu estilo/atuendo, y también de tu comportamiento. Pero este comportamiento no sólo se representa con un mínimo de interacción sino también en tu comportamiento en el contexto social en el que os encontráis ambos. Estoy hablando de cómo entrenas.

Cuando empieces a hablar con la chica el gimnasio que te gusta (ahora entraremos en ello), te pondrás en su radar. Esto significa que de vez en cuando, cuando descanse de sus series, mirará en tu dirección. Te prestará atención.

Cuando esto ocurra no quieres estar, no quieres estar haciendo sentadillas con más peso del que puedas manejar sin llegar a la paralela, o redondeando la espalda en el peso muerto, o poniendo todas las placas de la polea y hacer babyreps (repeticiones incompletas).

No. Olvida esto que en inglés llaman egolifting. Levantar más de la cuenta en presencia de mujeres es un comportamiento que he empezado a entender cuando he visto un estudio que confirmaba que sí, estar rodeado de mujeres en el gimnasio aumenta la testosterona, pero delante de mujeres también aumentamos nuestro propio riesgo físico como muestra, como exhibición sexual de forma más o menos voluntaria.

estudio presencia mujeres aumenta riesgo

En un contexto ancestral podría tener todo el sentido del mundo porque te esforzarías para cazar más, para ser el que arrastra más cantidad de carne al poblado, para ser útil para la tribu… esta exhibición de fuerza tendría una utilidad, una razón. Pero en un contexto de sociedad moderna, sólo sirve para quedar como un lelo en levantar un peso que levantas… sólo para levantar.

Levantar mucho peso no es atractivo o ni siquiera impresionante. Levantar pesos con buena forma y tener la mente bien contactado con el músculo es mucho más relevante para el s3xo femenino.

Si sólo muestras como vas a por todo pero lo haces mal, imagínate qué más harás mal después en privado con ella (cejas, cejas).

(No) usar frases para entrar en gym

La mayoría de personas y chicas en específico están dispuestas a socializar en el gimnasio, pero sólo cuando el momento es el adecuado. Del mismo modo que tu estás en tu derecho de hablar con alguien desconocido de forma respetuosa, ellas están en su derecho de no querer hablar, así que respétalo.

Alguna vez también me he encontrado que una chica no está nada receptiva el primer día que intento hacer algún comentario, pero en cambio el día siguiente lo está mucho más, y viceversa. No podemos juzgar a las personas porque no sabemos por lo que están pasando. Sólo podemos adaptarnos a la situación inmediata, al presente, con el máximo de respeto tanto para esta desconocida pero también para nosotros.

Una forma de mantener este respeto a la vez que pruebas las aguas es esperando que termine su serie para hablarle. Que esté descansando entre series o antes de que empiece un ejercicio nuevo.

Tampoco te esperes justo a su lado como un baboso si no que tiene que ser casual. Cuando vas a la polea, o a la máquina o a lo que sea. Que quede del rollo que pasabas por ahí. No que has caminado 2km dentro del gimnasio para hacerle un mini-comentario.

Empieza con una sonrisa + un hola. La sonrisa parece una maldita tontería, y te lo digo yo que siempre tengo cara de pocos amigos cuando no estoy siendo social, pero si sacas una sonrisa inmediatamente están mucho menos defensivas. Después ya puedes añadir cualquier excusa. Si tienes un comentario situacional mucho mejor, pero cuando no tengo nada que decir en contexto utilizo frases bastantes generales que siempre sientan bien:

  • Sólo quería decirte que… luces fantástica (you look amazing)
  • Te he estado viendo por aquí y siempre lo estás petando
  • ¿Compites? Tienes cuerpo de que lo haces

En la mayoría de veces cuando la frase incluye un tipo de cumplido de este estilo reaccionan muy bien. Casi siempre responden con un «realmente lo aprecio».

Alguna vez he entrado con frases realmente estúpida. Me acuerdo de estar practicando el pino por allí, y realmente estaba en estado así que le entré a una chica finlandesa que estaba estirando cerca mío. Le dije una gilip0llez enorme pero al estar yo en buen estado, se le contagió. Le dije «¿sabes lo que es una miniatura de YouTube?» Bajo mi sorpresa me dijo que no, le expliqué lo que eran y continué con un «pues si todas las tías del gimnasio fueran una miniatura de YouTube… sólo pulsaría en ti para ver el vídeo». Una tontería como una casa, pero los dos nos reímos, le pregunté cuatro cosas y seguimos hablando.

Hay estas frases generalistas como estos ejemplos que acabamos de ver pero también tengo algunas en contexto. Frases situacionales para ligar en el gym que he repetido más de una vez:

  • Escribiendo en su diario de entreno: «¿Sabías que existe una tecnología que te permite escribir todos tus datos de entreno en el ciberespacio?»
  • Si está muy fit: «Sólo quería decirte que te veo por aquí y eres una maldita bestia» (you are a fucking beast). Realmente lo aprecian porque si entrenan tanto así es como quieren lucir: como una bestia.
  • Si no tiene auriculares: «Creo que eres la única persona del gimnasio que no lleva auriculares, ¿estás teniendo diálogos contigo misma?»

El caso es que los ejemplos de frases para ligar en el gimnasio sólo son un catalizador para no usar la excusa para no saber qué decir.

Si el vibe, si el estado con el que estás es el correcto puedes simplemente ir allí y presentarte con un «te veo por aquí a menudo, sólo quería decirte hola». Y te vas a seguir con tu ejercicio tan tranquilo.

En el GymGame no continúas la interacción a menos que ella esté muy receptiva desde el principio. El objetivo de hacer el primer comentario es abrir la puerta para preguntarle que tal el entreno otro día, porque la entrada en frío es un gimnasio no es tener una interacción entera sino abrir la puerta.

Una puerta en la que verás si ella también quiere abrir y entrar contigo. Con su reacción verás si está receptiva. No necesariamente si «es» receptiva, sino si lo está en ese momento. Si quiere seguir hablando, si está centrada en su entreno, si le ha importado ser interrumpida en su descanso, etc. La primera interacción por muy corta que sea ya te dará mucha información sobre la chica y su comportamiento.

Esta entrada es lo que mi amigo Mario Luna llama un «flyer». Repartes flyers para sentir si la chica está interesada en lo que sea que estás ofreciendo (que en este caso eres tú).

Pica piedra centrándote en el medio plazo

En los días que me siento más valiente quizás mi primera frase sí que es directa en cuanto a expresarle que la he encontrado atractiva, pero no continuo con un tonteo enorme, sino que la primera interacción si que hay que intentar (como norma general) que sea casual. Informal.

El motivo es que el juego de gimnasio, este «gymgame» es un juego de medio plazo, no es de corto plazo como salir de día por la calle o salir de noche en los bares.

Nunca en la vida pediría salir a la primera interacción con la chica del gym, y en el 99% de los casos tampoco pediría un contacto en la primera interacción. Aunque lógicamente uno tiene que ser un ninja de la vida y adaptarse a cada situación pero por experiencia casi nunca te encontrarás tal primera interacción que te haga ver super claro que es el momento perfecto para pedirle salir.

cómic charlar y ligar

Una vez en Estonia le entré a una de las entrenadoras del gimnasio que competía en Bikini Fitness haciéndole un comentario sobre como iba vestida (de que iba vestida de Marvel y entrenando como una superhéroe o algo así), y aunque fuera la primera interacción, cuando le pregunté por su nombre, nos dimos la mano e hice una «mano de Dios» (…). O sea no es que la mantuviera cogida, si no que simplemente me pongo como regla nunca soltar la mano yo primero. Ella tampoco la soltó, así que continuamos hablando con las manos cogidas mientras nos mirábamos.

Hubiera sido estúpido por mi lado seguir un método estricto de GymGame y no pedirle el contacto en ese momento si ella me estaba dando señales claras de que esa interacción equivalía a varias interacciones lentas en un mismo momento. No dudé en pedirle el contacto y no hace falta decir que accedió porque las señales eran claramente obvias.

Pero por regla general, el GymGame es un juego de picar piedra. De ir trabajando con las chicas que vienen ahí de forma recurrente.

Para terminar saliendo con una chica en el gimnasio tienes que tratar la interacción con ella igual que tratas tu entrenamiento de pesas: con sobrecarga progresiva.

El primer par de conversaciones hablamos del gimnasio, de los hábitos en general y a partir de aquí (tercera-cuarta-quinta interación) en la mayoría de casos deriva a comentar cosas de fuera del gimnasio, lo que es una buena señal.

Por ejemplo en la primera, segunda y quizás hasta tercera habláis de los entrenos que hacéis, y del gimnasio exclusivamente que es este hobby que ambos compartís. Pero a partir de la tercera-cuarta mientras habláis de la terapia que es levantar hierros dejas ir un «¿qué tal el fin de semana?»

Acabas de mover la interacción un paso más. Preguntándole que hace después del gimnasio. Fíjate que en esta posición estás transmitiendo que estás «interesado pero no vendido», lo que es la mejor posición a la que estar en cuanto a apalancamiento.

Le preguntas planes de la semana, o qué ha hecho el fin de semana y puede que de pronto empezará a hablar de su novio. Si lo tiene lo mencionará al instante en el momento que mováis la conversación a temas diferentes al gimnasio.

Si no lo tiene, te empezará a contar todos estos planes que ha hecho sola, o que ha hecho con las amigas, o con la familia. ¿Por qué motivo sale por la noche una chica con sus amigas? ¿Por qué tiene novio? NO. Para obtener validación porque están solteras.

Si te deja caer que tiene novio no es necesariamente una mala noticia. Piensa lo que significa. Ahora podrás saludarla brevemente cada vez que os veáis en el gimnasio y esta chica con novio te estará dando validación social de cara a las otras chicas del gimnasio que no saben que esta chica tiene novio (lógicamente, porque no se conocen).

Incluso se puede convertir en una buena amistad que puedes usar para que te presente a sus amigas fuera del gimnasio.

Cierra el trato (de forma orgánica)

Si está soltera (o si tienes la impresión que lo está), puedes pedirle salir utilizando un marco en el que la chica no te pueda rechazar. Me refiero a enmascararlo con un «voy a hacer esto independientemente de que lo hagas conmigo o no». Del rollo mira, están haciendo descuento en la bolera y voy con algunos amigos, ¿quieres venirte?»

Camuflar una primera cita con más gente fuera del gimnasio es una buena estrategia si ves que sus señales de atracción hacia a ti no están del todo claras y/o tienes miedo al rechazo. A las consecuencias de que te diga que no.

Esto da la oportunidad a la chica de verte en un ambiente distinto al estar sudado y con joggers y te da a ti la oportunidad de ver cómo es ella fuera del gimnasio. Ahí puedes ver cómo interactúa ella contigo, si está receptiva con los otros tíos en vez de contigo (que también podría pasar), o sólo está interesada en ti. Quizás quiere ir en tu equipo de bolos, o quizás… se viene con el novio. (suerte para ti has traído a otras personas)

Al fin y al cabo lo que genera atracción entre dos personas es pasar tiempo juntos. La familiaridad.

Pedirle una cita a solas puede ser una opción si ves muchas señales, pero hacer un plan en grupo puede ser un plan superior si no estás 100% seguro.

Por mucho «grupo» con el que vayáis, lógicamente teniendo un buen marco de hombre-mujer, no de amigos. Y hablando de este marco, si las señales de flirteo por su parte son más claras no tendría problemas en usar una frase directa, con voz relajada, mirándola a los ojos y sobretodo… sonriendo. Del rollo:

  • ¿Qué me dices si algún día nos tomamos algo de proteína juntos? (What do you say we get some protein together some day?)
  • ¿Qué me dices si algún día hacemos una sesión de cardio caminando por el parque y después nos tomamos un batido de proteína como post-entreno?
  • Quiero pedirte salir algún día (I’d like to ask you out)

Si tienes dudas para sellar el trato, acuérdate de lo siguiente: no estás teniendo menos s3xo con ella de lo que estás teniendo ahora así que puede valer la pena arriesgarse y lanzarte a la piscina.

Si ella te propone un día inmediatamente, bien, pero en el 99% de los casos esto sólo se pregunta para sacarle el número o el Instagram.

Pídele el número (no el Instagram)

Yo he pedido el contacto de chicas del gimnasio tanto cuando ya he propuesto la cita como si tengo intención de pedirle salir por mensaje de texto. No hay una situación perfecta pero si que me he dejado guiar más por:

  • Si la chica es realmente recurrente y la veo muy a menudo soy más propenso en pedirle salir antes de pedirle el número, después de bastantes interacciones que pueden durar semanas o hasta meses.
  • Si la chica la veo de forma intermitente acostumbro a pedirle el número primero y después trabajarme los mensajes con textgame.

Si le sacas el Whatsapp antes que Instagram mucho mejor, y es por el mismo motivo por el que te intentas llevar a una día de Tinder a tu Whatsapp.

Una mujer atractiva tendrá el buzón de mensajes privados llenos de babosos que no habrán tenido los huevos que has tenido tú de entrarle en persona y aún así tu mensaje quedará entre los mensajes de todos estos babosos. Sin destacar.

En cambio ella, al igual que tú, estará hablando en Whatsapp con personas que ya tiene una conexión en la vida real (o que tiene intención de conectar en algún futuro próximo en la vida real).

Digamos que es un funnel, un embudo subconsciente que hace que tus mensajes vayan a destacar más.

Si ella misma te dice que prefiere darte el Instagram, lógicamente será mejor esto que nada. Es una forma más informal de dar el contacto y sólo significa que aún tendrás que picar un poquito más de piedra, aunque ya habrás pasado una barrera que el 99% de los tíos del gimnasio no pasarán nunca.

En Sociedad Ninja tenemos un audiocurso de cómo abordar los mensajes de texto con una chica para pedirle salir.

Acepta el rechazo (o muere intentándolo)

Incluso si te dice que no, le das una buena sonrisa y le deseas un buen día, o le respondes que «ahora necesitaré aumentar mi cardio para reparar mi corazón roto por tu respuesta» mientras le sonrías.

Si te llevas un rechazo, shake it off y siéntete orgulloso porque ya has ganado. Has tenido los huevos de entrarle, de estar hablando con ella, y de haberle pedido salir.

Un rechazo significa que has tomado acción. Significa que has incorporado esta vivencia como una experiencia de referencia en tu subconsciente y que la próxima vez que lo hagas te será más cómodo, más fácil pero sobretodo… que ya tienes una respuesta 100% clara. No hay arrepentimientos. No hay películas que te hayas montado en la cabeza de «¿y si…?». Películas y escenarios que hacen mucho más daño que un «no» rotundo.

El rechazo pesa quilos, pero el arrepentimiento pesa toneladas.

No cometas los errores más comunes

  • No la mires fijamente: me da igual que esté haciendo sentadillas con leggings. No la mires en absoluto porque aunque te pienses que estás siendo casual y zorrudo, no es así. Las mujeres tienen una percepción mucho más desarrollados que los hombres por razones ancestrales. Si la miras que sea porque le vas a decir algo. Si no vas a tomar acción, no lo hagas. Algunas mujeres no tendrán reparo en decir que dejes de mirarlas y entonces ya sí que es game over y habrás quemado el barco no habiendo tenido huevos de entrarle (…).
  • No hagas un entreno diferente: cuando hay mujeres alrededor algunos hombres empiezan a poner más peso en la barra y hacer ruido. Te puedo asegurar que las mujeres encontrarán más atractivo que pongas 0kg en la barra y hagas el ejercicio perfecto y despacio antes que un montón de peso. No caerán rendidas a tus pies diciendo «¡oh Dios mío! ¡Que exhibición de masculinidad! ¡Mis leggings se caen solos!» Esto sólo sucede en tu mente. Es lo equivalente a acelerar un montón con el coche haciendo ruido mientras tienes la música a tope.
  • No te comuniques en medio de una serie: no importa si es su serie, o tu serie. Sobretodo no la interrumpas en su serie porque es una falta de respeto a la actividad que ha venido expresamente a hacer, pero interrumpir tu set para comunicar cualquier cosa personalmente también pienso que muestra una falta de autorespeto por tu propia disciplina y esto se traduce tanto en tus acciones como en el pedestal en el que la estás poniendo.
  • No des consejos de entrenamiento: este debe ser el peor de los comportamientos de los gimnasios. A la par de no sacar y ordenar los discos y las mancuernas. Si no te piden exclusivamente que le des consejo de algo, no se lo des. Ni a ella, ni a nadie. En mi experiencia reaccionan mucho mejor si les pides tu consejo sobre algún ejercicio que ella está haciendo. Yo siempre utilizo la frase de «es que te he visto muy conectada mientras hacías X».
  • No tontees de manera demasiado obvia: el gimnasio es un sitio de culto y la seducción funciona de forma distinta que en una discoteca o que en la calle durante el día. No quieres ser demasiado directo (al menos al principio) porque además te puedes ganar una reputación que te haga cambiar del gimnasio. Hasta he escuchado de algunos tíos que los han echado, así que céntrate en picar piedra.
  • spotify
  • apple podcast
  • youtube

Mira mis otros artículos sobre: Relaciones
O si quieres ser más específico:

Boletín de píldoras multipotenciales

Cada domingo = 1 email (corto)
Leerás antes que nadie un cóctel combinado de:

  • Salud ancestral
  • Dinero y negocios
  • Mente y sociedad

* Ver política de privacidad

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestión y envío información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Consentimiento como interesado. Destinatarios: Jamás ceredermos tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Podrás ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, supresión, oposición, rectificación y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada correo que recibas de mi parte o contactando con mi equipo. Información adicional: Tienes toda la información legal al completo al pie de página de este mismo blog, en el enlace de políticas y legalidad.

pau ninja sketch

Pau

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Suscríbete