En el momento de escribir mi opinión Assimil, tengo sus libros de: ruso, finés, portugués, francés, italiano, japonés, neerlandés…

Confieso que aún no he tenido tiempo para mirármelos todos. Pero ya me he empollado los cuatro primeros.

Muy rápido: ¿qué es el método Assimil? libros para aprender idiomas con unas 100 lecciones. Abierto, en la página izquierda se ve una conversación en el idioma objetivo. A la derecha, la traducción a la lengua vehicular (con la que aprendo y se me explican las cosas).

método Assimil inglés

El método Assimil promete un nivel B2 al acabar sus serie “Sin Esfuerzo”.

Como se puede ver en la imagen, no se centran en la gramática pero no la omiten. Sólo hacen pequeñas explicaciones cuando es necesario.

Por esto lo llaman “el método intuitivo“. Se va aprendiendo traduciendo conversaciones fáciles que se van complicando, pero sin que el estudiante lo note mucho.

Mi opinión de Assimil es clara

Mi aprendizaje de las últimas lenguas extranjeras las he hecho basándome en Assimil. Así de buenos creo que son sus materiales.

Assimil francés

Assimil Sin Esfuerzo
He usado estos libros en todas las otras lenguas que he estudiado. Mi manera preferida de aprender en casa y desde cero.

Si el método Assimil es mi favorito señal que mi opinión es clara, pero no es perfecto. Aún así, la manera de aprender es de las más efectivas y menos aburridas de las que he probado.

Durante este texto hablaré bastante bien de esta serie, y no. Nadie me ha pagado para que lo hiciera, simplemente me encanta.

Lo mejor de Assimil

Hay cosas que mejoraría pero con las ventajas que tiene, ya es lo primero que recomiendo para cualquiera que empiece un idioma de cero. Una opinión compartida con los que conozco que ya lo han utilizado.

No cansa y es divertido

Las conversaciones son entretenidas, con dibujos y un punto de humor que hacen de Assimil un método ameno y desenfadado.

Assimil alemán

Los ilustradores se lo pasan bien, pero también los estudiantes que tienen notas de humor al lado de la gramática.

Lo bueno es que una conversación = una lección. Así no se me atragantan y tengo la sensación de progresar más que con los típicos temas de libros de escuela.

En vez de decirme: “hoy he aprendido los colores”, digo: “ya me sé la conversación de la cafetería”.

Se ponen en el lugar del alumno

En lo que muchos otros métodos fallan, Assimil los supera. Ponerse en el sitio de la persona que hace de estudiante es lo más difícil de todo.

Me miré por encima el Assimil japonés y me enamoraron las traducciones literales.

traducciones literales en Assimil japonés

Con sólo mirar esta imagen me di cuenta que la “partícula de aceptación” en japonés es “ne”. ¡Y ni siquiera me he aprendido el kanji ni nada!

Assimil hace un gran trabajo para ayudar al alumno a diseccionar la lengua. Con esto se aprende más al detalle y uno entiende “el por qué” de las cosas.

No omite la gramática pero no se centra en ella

Lo que tira más para atrás a cualquiera que quiera ser políglota, o desee aprender un idioma por cualquier motivo, es la cantidad enorme de gramática que existe en un idioma.

¿Pero acaso los niños aprenden su idioma nativo con un libro de gramática?

No. Pero tampoco somos críos.

Assimil también tiene la paella por el mango en esto, porque basa su método en conversaciones con apuntes gramaticales de una forma natural e intuitiva.

No he tenido la sensación que estudiara gramática, pero la he aprendido.

Cada siete lecciones, hay una de revisión de un par de páginas que pone en perspectiva académica lo que he aprendido con las conversaciones.

Repite lo mencionado

No lo hace como un robot, pero si una palabra sale en la primera lección, el método Assimil se asegura que vuelva a aparecer en la lección 20 y 50 (por ejemplo).

Lo hace en otros contextos para que mi cerebro le de a la palabra un significado individual pero también  integrado en frases del día a día.

Audio lento y progresivo

Alguno de los fallos que he visto en otros materiales, es que los audios son: o demasiado lentos (por lo tanto, no real), o van muy rápido para entender nada.

El método Assimil también lo arregla y proviene conversaciones progresivas. En la primera lección va poco a poco, pero a medida que avanza el estudio también lo va haciendo el sonido (y mi comprensión).

Cuando alguien compra un libro de Assimil, puede adquirir sólo el libro o incluir el audio. Siempre digo que este último es absolutamente necesario.

Sería una tontería enorme por ejemplo, comprar el Assimil francés sin audio, porque no es una lengua fonética. Es decir, que lo que leo no tiene nada que ver con la manera de hablar.

Con el finlandés que compré, tal vez si, porque lo que dicen los finlandeses es tal y como se escribe en papel.

Audio sólo en idioma objetivo

En el ejemplo del audio se escucha claramente el idioma, pero además es lo único que se escucha.

Tengo un par de libros de la serie Teach Yourself, que desde que descubrí el método Assimil ya no he usado más. En los primeros, el audio está mezclado con instrucciones en inglés y traducciones, mientras que con Assimil está sólo en la lengua objetivo.

Esto es una gran ventaja si (como menciono en el punto anterior), el audio empieza lento y va aumentando velocidad a medida que el estudiante avanza.

Es sostenible

Hubo una época en la que aprendía varios idiomas a la vez. Aunque por lo general recomiendo centrarse sólo en uno, mi opinión es que si se hace con el método Assimil es sostenible porque uno no se aburre.

aprender varios idiomas

Una de mis sesiones en la cafetería.

Las historias divertidas, pero sobretodo la sensación de progreso hacen que no me aburra de la lengua que estoy estudiando.

Aunque cuidado, porque también hacen que tenga ganas de estudiar muchas a la vez. Sí. El método Assimil hace amar más los idiomas y que se vuelvan adictivos.

Que nadie cometa los errores de comprar demasiados como me pasó a mí.

Buena disección

Las notas de gramática están acompañadas con puntos de cultura general sobre el idioma o países dónde se habla.

Además, estas normas están explicadas cada siete lecciones “en cristiano”. Lo hacen de manera que son fáciles de entender y no me saturan la cabeza con tablas inútiles como en otros libros.

Muchos idiomas disponibles

El método Assimil también está disponible por esos idiomas que no son “tan famoso”.

Es lógico que el alemán, francés o inglés están ahí, pero encontrar el sueco, holandés o croata es chulo.

Tiene buen precio

No quiero acordarme de la cantidad de dinero que llegué a pagar por clases particulares de ruso.

Comprar los libros de Assimil me costaron entre 60-80€ con el audio incorporado, y el progreso fue mucho mayor.

Assimil francés

Assimil Sin Esfuerzo
Además de que hacen algo que no todas las academias son capaces de hacer: subirme la motivación a medida que avanzo.

Si valieran el doble, también los compraría.

Permite buen progreso

El año pasado me centré a tope con el ruso. Hacía una lección cada dos días (al ser un idioma bastante distinto al español).

Assimil no me defraudó y el progreso que hice en 100 días no fue perfecto, pero mucho más rápido que en la academia en la que había ido (la dejé poco antes de hacer este vídeo).

Aprendí el alfabeto unas semanas antes, pero decidí que sería más efectivo si lo hacía de forma romanizada ya que mi única ambición era hablar y entender.

Hay algunas maneras de mejorar el método según mi opinión, pero lo expandiré un poco más adelante.

Lo peor de Assimil

No hay método perfecto y aunque muchas veces el problema es nuestro porque no continuamos con lo que empezamos, Assimil se queda cerca de ser el único libro que utilizaría si sólo pudiera escoger un recurso.

No todas las traducciones son literales

Cuando hice las lecciones de ruso, me hubiera gustado que las traducciones fueran más “a lo Tarzán”. A mi me va muy bien para poder entender como piensan los nativos de esa lengua.

Assimil para ruso

Mi “hackeo” en el libro de ruso de Assimil.

Como he mostrado, en otras lenguas como el japonés, ese trabajo está muy bien hecho, pero señores de Assimil, ya lo podrían haber traducido literalmente en otros idiomas que no sean de la misma familia que le lengua vehicular.

Hay algunos errores

De vez en cuando sale algún error de traducción, aunque es raro.

Igualmente las palabras nuevas siempre las compruebo en Wiktionary o un diccionario, que me dice el significado y me pone ejemplos. Así tengo más referencias y creo más conexiones neuronales.

No todo el vocabulario es útil

La mayoría de vocabulario que se aprende es común. Por lo general.

Pero se acaban aprendiendo algunas cosas residuales que no son tan útiles, pero van bien para completar sus historias.

Para mí, no me está mal del todo, pero si Assimil considerara aún más que los estudiaras pudieran aprender palabras comunes y más usadas, sería incluso más eficiente.

No siempre se consigue un B2

En la mayoría de su serie Assimil Sin Esfuerzo, prometen un nivel B2. Con cada lengua se aprenderá en menor o mayor medida, pero si que considero que se llega a un nivel intermedio con las lenguas romances.

nivel b2 en Assimil

Mi opinión es que el B2 se puede alcanzar, pero depende de como se estudie. Es más realista decir un B1 o B1.2.

Con el ruso, árabe, o las que no están dentro de la familia del español, me es un poco más difícil de creer.

En el Assimil Sin Esfuerzo de japonés, viene en dos volúmenes y pasa lo mismo con los otros libros de lenguas asiáticas de la serie.

Anunciar nivel europeo de B2 en una lengua, ayuda a vender unos cuantos libros más, pero preferiría que anunciaran algo tipo “¡de principiante a intermedio!” para que fuera más real.

Hay pocas series en español e inglés

libros de AssimilHay montones de idiomas poco comunes que se pueden aprender con el método Assimil, el problema es que muchos de estos sólo están disponibles en francés como lengua vehicular.

Es decir, que las explicaciones gramaticales y la traducción de las conversaciones están en francés.

Al fin y al cabo la empresa es de Francia, así que tiene sentido. Pero al haber crecido a nivel internacional, están expandiendo sus series en función de las ventas y el interés.

Uno de los motivos por los que empecé a aprender francés, fue porque ¡quería ser capaz de estudiar cualquier idioma con el método Assimil!

Mejorando el método Assimil

Ya lo he dejado claro. Mi opinión es que el método Assimil es de mis favoritos, pero no es perfecto. Por suerte, es fácil mejorarlo aún más.

¿Cómo?

Me salto la “parte activa” de su método. Assimil dice que a partir de la lección 50 hay que volver a la primera para traducir de forma activa las conversaciones.

En vez de esto, creo tarjetas con Anki aprovechando la ciencia del repaso espaciado para estudiar cada frase. Al llegar a la lección 50, en vez de volver atrás, lo que hago es hacer una carta en la lección entera, con toda la conversación.

Cuando me aparece, por ejemplo, la tarjeta de la lección 13, voy a esa página, la traduzco de un lado a otro, y miro los apuntes de gramática de Assimil una vez más.

Lo explico al detalle en la entrada sobre mi manera de aprender idiomas.

¿Y después?

He terminado la lección 100 de Assimil. ¿Ahora que hago?

Recomiendo dos cosas dependiendo del tipo de persona que se es:

  • estudiante 1: necesito libros y seguir lecciones para hacer progreso, de lo contrario olvida sus rutinas
  • estudiante 2: soy capaz de ponerme un horario y utilizar otros métodos que no sean libros de idiomas como Assimil para continuar aprendiendo idiomas

De “Sin Esfuerzo” a “perfeccionamiento”

Para el primer tipo de estudiantes una vez han terminado las cien lecciones.

Cuando se ha terminado la serie de “Sin Esfuerzo” en las que prometen un nivel B2, pasaría a comprar la serie de Assimil perfeccionamiento. En ellos dicen que puedo alcanzar un C1 y se basa en adentrarse aún más a la lengua objetivo.

No lo veo absolutamente necesario, pero para una persona que no necesita seguir un libro y lecciones para tener una rutina, es más que recomendable.

Yo he terminado alguno de perfeccionamiento, pero al terminar la serie de “Sin Esfuerzo”, me gusta dejar el Assimil a un lado.

En mi opinión es ideal tener esa base para empezar a jugar con el lenguaje del día a día. Por esto haga una inmersión, y una vez a la semana vuelvo a las cartas y a los libros de Assimil.

Empaparse del idioma

Para el tipo de estudiantes número 2 al que le gusta empaparse de otras cosas y no necesita libros.

Mi opinión es recomendar Assimil en las primeras fases del aprendizaje de cualquier idioma nuevo.

Pero hay algo que ningún método puede hacer:

Inmersión lingüística. Algo que no considero útil al principio a no ser que me hablen como un niño tonto, pero cuando se tiene un nivel B1 (justo después de Assimil) y se es intermedio, entonces lo ideal es empaparse de la lengua. ¡Exposición a tope!

Para ello utilizo:

Opiniones sobre Assimil de políglotas mediáticos

No todos los políglotas internacionales que he seguido usan Anki de forma diaria, pero todos han usado Assimil en las primeras fases de aprendizaje de idiomas. Esto ya da una pista inicial de lo bueno que es.

Luca Lampariello en muchas de sus entrevistas (en inglés) ha recomendado traducir de un texto en lengua extranjera, al nativo para volverlo a escribir en el idioma que se estudia. Assimil prove ambas comprobaciones si se quiere hacer así.

Benny Lewis dice que hay que hablar desde el primer día. Es una manera de hacerlo, pero no estoy de acuerdo porque he hecho mucho más progreso teniendo una base sólida antes de empezar a chapurrea delante de la cara de otra persona.

Benny también recomendaba Assimil al igual que la serie Teach Yourself, hasta que empezó a trabajar con estos últimos y publicaron algunos libros juntos. Yo también me decantaría por el que trabajara.

Comentarios, opiniones y valoración

¿Has probado el método Assimil o tienes pensado hacerlo? Bienvenidas sean las opiniones y comentarios en las redes sociales. Podemos hablar por:

Método Assimil: mi honesta opinión (con mejoras y progreso)
4.9 (98.33%) 12 votes

¿Te ha gustado mucho? ❤

No hagas ninguna donación. Sé que tienes muchas ganas, pero hay una manera mejor de dar soporte al blog.

Preferiría que compraras cualquiera de mis libros que te parezcan interesantes y dejes una reseña verificada objetiva.

Parece una manera de dar soporte a lo que escribo más acorde con lo que hago, ¿no?