Mi blog de idiomas. Quiero ser políglota y este es mi plan

Este es mi blog de idiomas, en el que comparto mi plan para ser políglota. Ideas, pensamientos, métodos de aprendizaje, pero sobretodo mi progreso y en qué estoy metido actualmente.

Hoy en día me puedo comunicar en:

  1. catalánCatalán. Lengua materna
  2. 🇪🇸 Español. Bilingüe
  3. 🇬🇧 Inglés. C2
  4. 🇸🇪 Sueco. B2 (progreso)

Estoy estudiando:

  • 🇫🇷 Francés con un reto de aprender el máximo posible en 100 días online gratis desde cero
  • 🇷🇺 Ruso me he puesto a aprender desde cero otra vez
  • 🇸🇪 Sueco al 20% escuchando podcast, leyendo Harry Potter y mirando vídeos en YouTube

Una vez sea fluido, tengo intención de centrarme en:

  1. 🇮🇹 Italiano
  2. 🇳🇴 Noruego
  3. 🇯🇵 Japonés

No tengo un orden pensado para estudiarlas. Dependerá de la motivación, el lugar en el que me encuentre, ganas u oportunidades de ese momento.

¡Quiero ser políglota!

Una término que suena un poco raro y que puede dar malas ideas a los que no saben de qué va.

No es nada salido de tono, es otra de esas chulas porque nos llamar nombres extraños a cualquier afición. Este es uno de mis hobbies. Aprender lenguas.

intentando hablar con un delfín

¿Cómo tengo intención de serlo?

Con mi método para aprender otros idiomas.

Se basa en combinar el método Assimil y Anki.

Oh. I he publicado un libro en que explico al detalle mi manera de aprender y la ciencia con la que lo respaldo.

Qué es un políglota

Una persona que puede hablar muchos idiomas es un políglota o multilinguista. Pero en los últimos años se le ha dado al primer término un significado ligeramente diferente.

Hoy día, un políglota es aquel que estudia idiomas por afición.

No porqué se lo pidan en el trabajo o en el currículo, pero porque es algo que haría igualmente.

¿Esto significaría que ya soy políglota?

mis libros de idiomas
Todos mis libros de idiomas y lo confieso, algunos ni los he empezado.

He estado estudiando lenguas durante años por ponerme retos para hacer. Así que el poliglotismo (vaya palabrita), no se trata de cuantas lenguas hay que hablar para ser considerado políglota. Más bien es una trayectoria.

Por qué quiero ser políglota

Uno de los momentos más felices de mi vida fue darme cuenta de que podía hablar inglés. Después de años de estudio y de estar aficionado a la música americana y canadiense, era lo que quería más en el mundo. Aunque suspendía la asignatura en el instituto, me fui a estudiar por mi mismo y a tomar clases a Canadá, una de las experiencias que más me cambió.

Me apasiona un idioma

NO me apasionan todos los idiomas. Sólo algunos.

Con interés en más de un par, ya puedo decir que quiero ser políglota. Al fin y al cabo es por pura pasión.

Pero hay tantos que me gustaría aprender, que ya me he mentalizado que no tendré suficientes vidas para aprenderlos todos. Así que me toca filtrar.

Los que he mencionado al principio me encanta como suenan, me emociono sólo escuchando entrevistas y música. Sí. Aunque no entienda nada.

Esta es una buena señal que me indica que no me cansaré de escuchar muchas frases o palabras muchas veces. Vamos, que habrá menos probabilidades que lo deje porque me llena de verdad.

Es lo más productivo que hay

No es un secreto que soy un poco adicto a organizar mi tiempo diario de forma efectiva y eficiente. Estudiar cualquier idioma es lo más productivo que existe por una razón muy sencilla: absolutamente todo lo que se aprende en una lengua, se usa.

Esto no pasa en ninguna otra «asignatura» como matemáticas, geografía o tecnología. Es probable que alguna vez tenga que usar estos conocimientos, pero con hablar una lengua, mi cerebro está activo en todo momento creando conexiones con lo que he estudiado durante años.

Claro que, si quiero ser políglota, «ser productivo» no puede ser la única motivación que tenga. Sería un poco triste, pero es un añadido en mi blog de idiomas.

Lo contentos que se ponen algunos

Aunque he comentado que ser políglota es una decisión que hay que tomar por motivaciones internas, si de paso se hace sonreír a alguien más no creo que haya ningún problema.

Es un win-win incondicional.

bienvenido a mi blog de idiomas

Un americano que escucha inglés, poco le importará que el hablante haya pasado 10 años estudiando esas palabras que salen de su boca, porque todo el mundo lo aprende.

Pero la cara que le he dejado a algunos coreanos cuando memoricé un par de frases, es una acción que ha creado conexiones y emociones que no se pueden hacer de ninguna otra forma.

No hace falta estudiar y querer ser un políglota llegando a la fluidez completa para lograr ese efecto. Pero los intereses hacia los hablantes, país, política o el sonido de la lengua en general, es otro añadido al coctel del politiglismo que crea esta experiencia.

Algunos trucos para serlo

Estas triquiñuelas están relacionadas con los puntos anteriores, pero si me digo que quiero ser políglota, tendré que ser lo más efectivo posible con mi tiempo.

Ser efectivo estudiando

Lo más obvio pero también lo que se pasa más por alto. Mi blog de idiomas es un recordatorio para tener esto bien grabado y listado.

Repito que la mayoría de clases de lenguas, no son efectivas. Aunque las que son intensivas (de varias horas al día), van genial para escuchar las cosas una y otra vez si sólo me hablan en mi idioma objetivo. Aunque depende de la temática se pueden hacer aburridas.

El modelo que he seguido yo, es utilizar mi método y de vez en cuando me apunto a alguna clase intensiva si quiero inmersión total. O bueno, si el precio está bien y tengo tiempo disponible. Por esto uso mucho Italki y profesores por Skype.

Voy a cometer muchos errores

Hay que sentirse confiado con ellos. En el peor de los casos sacaré algunas risas a los nativos y terminaré creando un recuerdo tan embarazoso que nunca más cometeré el mismo error.

Si quiero ser políglota, tengo que aceptar que los fallos son normales y la norma general aprendiendo tanto en casa como en clase.

Idiomas de la misma familia

Si resulta que me encanta como suena un idioma que casualmente está en la misma familia de lenguas que hablo, son buenas noticias.

Hablando español y catalán con fluidez, me será mucho más fácil aprender italiano o portugués porque tengo más referencias que por ejemplo un americano.

Entiéndese como referencias a las palabras que son iguales o muy parecidas.

Para ponerlo en perspectiva, el salto de una lengua románica a una eslava es un shock bastante grande. En cambio un croata podrá aprender ruso fácil, al contrario que nosotros.

aprender varios idiomas
Una de mis sesiones en la cafetería.

No seré tan tonto (ya lo hice alguna vez) de ponerme a estudiar portugués sólo porque es de la misma familia si no me apasiona o gusta como suena.

Si mi único objetivo fuera aumentar al máximo el número de idiomas que estudio, sólo tendría que centrarme en los románico: portugués, francés, italiano, rumano, etc.

Reduciría los años de aprendizaje bastante, pero no lo disfrutaría. Si esto es un hobby, no tendría mucho sentido en hacer algo así.

Bueno si. Hacerlo por otros. Una experiencia que cuento en la sección de mi blog de idiomas, dónde comparto algunos errores por los que he pasado.

Saber cuando estudiar otra

Nunca se termina de aprender del todo en ninguna asignatura de la vida. En idiomas especialmente.

En su momento me costó entender que con un nivel intermedio-alto de sueco, llegar a la fluidez se tardaba mucho más porque no se trataba de estudiar gramática, si no de adentrarme. Para hacerlo, podía empezar a estudiar francés desde cero por ejemplo.

Mi manera de hacer para estudiar una lengua es simple:

  1. Estoy estudiando idioma 1. ¿Puedo seguir podcasts, leer y ver vídeos entendiendo la mayoría?
  2. Sí: empiezo otra. No: le dedico algunos meses más hasta conseguirlo
  3. Sí: me pongo a mantenerla dedicándole el 20% de mi tiempo
  4. Sí: empiezo otro idioma al que le dedico el 80%

Es lo que se llama el principio de Pareto aplicado a las lenguas.

Además para ser así de efectivo me centro en algunas teorías que he estado estudiando en los últimos años. Por ejemplo estudiando vocabulario con palabras comunes, repetición espaciada, etc.

Aprender idiomas (sin tonterías): Método para...
He estado recopilando todo lo que aprendo desde hace meses. Método práctico y teórico en un solo sitio

Errores que he cometido

Ojalá fuera tan fácil como para saber en qué idiomas me debería centrar para ser políglota, y como hacerlo de la forma más rápida y efectiva. Pero gracias a estos errores he descubierto muchas cosas.

Querer ser políglota por razones equivocadas

Cuando me digo que quiero ser políglota, la pregunta que me tengo que hacer es si las razones son de peso.

¿Será por lo qué piensan de mi? claro que será chulo decir que puedo hablar diez lenguas y que me respeten por esto, pero… ¿Vale la pena dedicar tantísimas horas de estudio sólo para que me admiren durante cinco segundos?

Aprender más de una lengua a la vez

Hay tantísimos sonidos y frases que me gustaría memorizar, aprender y entender, que es fácil sentirse abrumado. En este blog de idiomas podría poner una lista infinita porque los aprendería todos, pero se que «el que mucho abarca, poco aprieta».

El mejor método para ser políglota, es entender que estudiar una lengua a la vez es mucho más efectivo.

Yo llegué a estudiar hasta cuatro. Al final, uno se da cuenta de que si se quiere ser efectivo, lo mejor es centrar los esfuerzos a «cortejar una sola mujer», para decirlo de algún modo.

Desarrollo este tema al completo en mi publicación sobre aprender varios idiomas a la vez.

Elegir idiomas que no voy a usar

Me pasó con el finlandés.

A parte de que no me motivaba demasiado, me di cuenta de no la usuaria en el futuro.

Esto es entrar en otro debate: estudiar idiomas en que los nativos hablan bien el inglés, ¿vale la pena?

Respuesta rápida: depende. Entrando más en detalle, «sí» en supuesto caso de que:

  • Vivo en el país dónde estudio la lengua o tengo interés en hacerlo en un futuro próximo.
  • En mi campo de empleo es casi obligatorio saber este idioma para mejorar mi carrera.
  • Es la lengua nativa de mi pareja y sé que tarde o temprano nuestros hijos la hablarán.
  • Tenga motivos personales para hacerlo

Pero como regla general recomendaría ser políglota de lenguas que los nativos no hablen muy bien el inglés. Así me fuerzo a hablarla con ellos.

Aprender idiomas (sin tonterías): Método para...
En este libro he recopilado todo lo que sé sobre el aprendizaje de idiomas. Mi método práctico y teórico en un solo sitio.

Con el sueco no me sentí lo suficientemente cómodo de usarlo en Suecia hasta que ya tenía bastante nivel. En cambio el finés, aunque hacia un intensivo, como hasta los ancianos saben inglés, pasé olímpicamente de usarlo.

Si muchas me gustan, puestos a elegir mejor incluir en mi blog de idiomas aquella que no voy a tener más remedio que usar.

Empezar idiomas que no quería estudiar

Ahora estoy disfrutando mucho del momento con las lenguas que documento en mi blog de idiomas, pero no siempre andamos en caminos de rosas.

En el pasado he empezado y dejado lenguas por distintos motivos.

  • 🇰🇷 Coreano. Lo empecé a estudiar así que volví de Canadá porque volví con muchos amigos coreanos con los que terminé perdiendo el contacto. Nunca miré dramas o escuché K-pop, por lo que tampoco estaba muy inspirado.
  • 🇷🇺 Ruso (resultado de 100 días). La empecé como reto personal para ver cuanto podía aprender en cien días, pero al cabo de un tiempo perdí la ganas, aunque nunca descarté continuarla en el futuro.
  • 🇧🇷 Portugués de Brasil (resultado de 50 días). Para ser políglota quería probar de estudiar varias lenguas a la vez y la tercera candidata quería que fuese románica. Me encontré un libro a la librería y me pareció mucho más parecida al español que el italiano, así que probé un tiempo aunque el sonido nunca me llegó a gustar.
  • 🇫🇮 Finés (documentado). Me mudé a Helsinki y pensé que tenía sentido empezar a estudiarla.  Al principio me decía que tenía todo el sentido del mundo y me gustaba empezar a hablar un poco de finés, pero cuando las clases se empezaron a poner serías, entonces me planteé de verdad si quería aprender finés.

A pesar de dejarlos, no me arrepiento de haberlos empezado.

Cuando me encuentro coreanos y les suelto algunas frases me quieren abrazar. Si puedo balbucear un poco de ruso a la señora que me pide direcciones en Estonia me enorgullezco. Dándome cuenta que el francés y lo que aprendí con portugués me ayuda a avanzar más rápido.

Cada «fallo» es una lección de vida. Cada lengua que he aprendido, aunque fuera por unas semanas, me ha acercado a ser políglota porque me ha adentrado en otras culturas y me ha dado conocimientos nuevos. Aunque luego no me pudiera comunicar.

Comentarios, opiniones y valoración

¿Algo que comentar o aportar sobre este tema?

Pau.ninja

Calvo fresco y desenfadado. Ninja de la vida. Experimento con todo lo que me llama la atención: libertad financiera, idiomas, minimalismo, hobbies, pensamientos de ducha...

Sólo envío 1 email al mes con lo más destacado. ¿Te apuntas?

Sí. Mi email es...