Podcasting: guía paso a paso para crear un podcast

Estoy de celebración.

En el momento de publicar esto el podcast ha llegado al cuarto de millón de escuchas.

¿Voy a celebrarlo alquilando un Zoo para liarla a más no poder como si fuera en la película El Resacón? Que va. Soy mucho más divertido y aventurero que esto. Lo que voy a hacer será… hacer una guía para hacer un podcast.

Lo sé, lo sé. Soy un maldito loco. Pero ya que me lo habían pedido algunos miembros de la comunidad que hacen que el podcast sea posible, sus deseos van a misa.

Empecé un podcast para tener libertad absoluta dando rienda suelta a mis ideas y he terminado cumpliendo sus órdenes. Que así sea.

Primero tocará teoría y un poco más abajo la lista de material necesario para montarlo.

Pasos para crear un podcast

Hay muchas maneras de hacer un podcast, pero sólo una para hacerlo de la forma ninja más auténtica. Como siempre he dicho, para despuntar en algo sólo hay tres maneras de hacerlo: ser el primero, el mejor o hacerlo notablemente diferente.

tweet sobre éxito

Ser el primero o el mejor es la parte chunga, pero darle nuestro toque, esto ya si es más fácil porque nos sale de dentro.

Eso sí. Hay unos pasos, unas pautas técnicas que por mucho que le queramos dar nuestro estilo no nos podemos saltar, y esto es lo que tocaremos hoy, empezando por el tipo de contenido que queremos hacer para nuestro podcast.

Elegir la temática del podcast

El contenido que consumimos está estrictamente relacionado con lo que nos interesa, es lógico. Pero por contra, hay montones, ya no podcasters, pero creadores de contenidos en general que tratan temas que a penas les interesan.

¿Por qué tocan estas temáticas entonces? pues porque son comerciales y se hace pasta.

Podríamos intentar tirar por un podcast de comedia porque según las estadísticas son los más escuchados, pero si ni siquiera nos interesa el humor o tenemos la gracia en el culo, poco sentido tendría.

O podríais hacer como yo.

cómic podcast

Que al principio creé un podcast que trataba sólo de finanzas, empezó a tener una tracción importante, con interés de audiencia y patrocinadores y… lo cerré para abrir el de Pau Ninja.

No quería empezar un podcast sólo para hacerlo, pero para hablar de todos los temas que me interesaban. Sin rendir cuentas a nadie. Ni siquiera a algo tan abstracto como un tema específico.

En nuestra voz se nota un montón cuando tratamos lo que realmente nos apasiona. Así que este es el primer paso. Tocar un tema que potencialmente podamos transmitir vía audio.

Consideremos que según estadísticas el oyente de podcast medio quiere aprender cosas nuevas y que lo entretengan casi a partes iguales.

Vamos. Que está muy bien hablar de lo que queramos pero si no vamos a cumplir nada de esto, tal vez hemos elegido el medio equivocado. Probad OnlyF.

Definir la audiencia objetivo

Con esto la audiencia objetivo estará directamente ligada al tipo de tema del que hablemos en nuestro podcast.

  • Nos interesa de forma genuina. En mi caso, nunca hablaré en el podcast de algo que no me interese o que al menos me cause curiosidad.
  • Tenemos cierta experiencia o al menos sabemos más que la media. Este punto tiene gracia porque yo empiezo con un tema que me interesa, empiezo a indagar para preparar los guiones, y eso me hace saber un poco más que la media. Ya entraremos en esto dentro de un rato.
  • Es lo suficientemente nicho. ¿Qué significa esto? pues que no hay tropecientos mil podcast del mismo estilo y temática, porque entonces debemos ser muy expertos para al menos conseguir ciertos oyentes. En mi caso como trato de absolutamente todo creo que me he perpetuado con la multidisciplinariedad.

Así que esto puntos los resumiría en: hagamos los episodios para nosotros.

Muchas guías ponen el foco a esa «persona imaginaria» que sería nuestro oyente medio. Lo yo lo que digo es que son todo patrañas.

Creemos el contenido como si nos mandáramos notas de voz a nosotros mismos. De las temáticas que nos importan y con el tono que querríamos recibirlo.

Comprar el equipo necesario

Una vez hemos llegado aquí, veo una tendencia desmesurada en centrarse en la compra del equipo, el material, el gear del podcast.

Es tentador perderse en las armas: micrófonos, programas de suscripción, interfaces de audio, cursos de podcast, cables XLR…

¿Sabéis cuál es mi teoría? que todo esto es procrastinación. Tonterías que substituyen la verdadera esencia del podcast: creación de contenido.

grabando podcast de pau ninja
Foto: grabando en Croacia uno de los primeros episodios con mi gestor de Estonia. Pero no os dejéis engañar por las apariencias. El equipo no era nuestro y ni siquiera nos dejaron usarlo (sólo hacer una foto). Grabamos el episodio con un móvil de 170€, como todos mis otros episodios hasta que llegué a las 270.000 escuchas.

Hay demasiadas personas que piensan que la calidad de su podcast es directamente proporcional a la inversión en tecnología inicial que hagan.

¿Sabéis un secreto? podemos colgar nuestros primeros capítulos de podcast por cero euros. Totalmente gratis.

Personalmente grabé más de 130 episodios con:

🎙 Si te interesa saber el equipo que utilizo, aquí tienes mi material de podcast actual.

Y me diréis, «pero Pau, esto no es gratis». Claro, pero todo el mundo tiene este equipo sin necesidad de tener un podcast, así que virtualmente son cero euros.

Con este material de podcast pasé de las 250.000 descargas y miles de suscriptores en iVoox, Spotify y demás plataformas.

Al llegar aquí me dije: «Pau, has llegado al cuarto de millón. Ya no porque sea necesario, pero para creerte que de verdad eres un podcaster y subir la marcha.«

Si estamos hablando de hacer unos podcast piloto, no necesitamos más que la grabadora del móvil y el portátil. Lo demás son frituras.

Si alguien quiere comprarse alguna cosilla inicialmente para «sentirlo» más, lo entiendo. Pero al inicio sólo deberíamos tener suficiente tecnología para que el audio no sea una merdaca.

Definir la estructura del podcast

Vale, ya hemos aceptado que no hace falta que nos dejemos 2.000€ en gadgets, y aunque más adelante hablaremos de mi material de hoy en día, aún tenemos que definir la estructura de nuestros episodios antes de grabarlos.

De los tipos de podcast que existen podemos elegir:

  • El podcast de entrevistas, charlas o tertulias
  • El podcast en solitario
  • El podcast de historias
  • El podcast híbrido

Personalmente decidí no definir una estructura premeditada. Volvemos a lo de siempre. ¿Seremos capaces de llevar a invitados de forma recurrente? ¿o nos quedaremos más secos que yo en un ayuno?

Si en dos semanas nos quedamos sin contenido a ver cómo cumplimos con le horario de publicación.

Por esto personalmente decidí hacer un poco de todo. Lo que surja. Centrar todas mis energías en publicar de forma recurrente. Más que encasillarme en una estructura.

Por esto, cuando hagamos un episodio piloto o una semana, lo que grabamos tiene que ser:

  • Realista
  • Repetible
  • Sostenible
  • Factible

¿Y cómo conseguimos capítulos que cumplan con todos estos puntos? pues aquí tendremos que hacer de los primeros sacrificios.

Los podcast que hagamos podrían ser fáciles de crear, largos y buenos, pero el truco está en que sólo podemos elegir dos de estas características para poderlo hacer sostenible.

estructura de podcast

Podemos tener episodios buenos y largos pero difícil de crear. O rápidos de crear y largos pero que no sean muy buenos. O finalmente Fáciles de crear, buenos pero no podrán ser largos.

Digamos que en esto de la longitud podemos dividir la estructura del podcast en:

  • De poca duración: de menos de 30 minutos
  • De larga duración: de hasta 1, 2 o 3 horas

Aunque he probado de combinar todos los tipos de podcast con las distintas duraciones, rapidez de crear y de más calidad, al final ha tenido mucho más sentido que los de menos de 30 minutos sea yo sólo hablando, y los que son con invitados sean de al menos una hora.

Tiene poco sentido invitar a alguien, agendarlo y que en 30 minutos ya estemos. Justo cuando entrábamos en el flow… También me acuerdo de grabar el episodio de las drogas psicodélicas, de casi 1 hora de longitud y claro, era yo solo. Tuve que grabarlo en varias partes porque me quedaba sin voz.

Algunas personas escuchan por estructura, pero siempre se basará en el contenido que tratemos en nuestro podcast.

Grabar y editar episodios

En un rato entraremos en los guiones y escaletas, pero vamos a ver cuál es la idea general de grabar y editar los episodios.

Una vez tenemos el material de hardware sólo necesitaremos el software. Tanto para grabar en solitario, grabar las charlas, y editar cada episodio.

Software de grabación con invitados

Si tenemos invitados habrá dos candidatos esenciales que nos harán la vida más fácil. Grabar un podcast a distancia con Skype siempre me ha dado problemas pero en cambio recomiendo tanto a Zoom como Zencastr.

  • Zoom es indispensable. Una especie de Skype pero de más calidad y más estable. Además da muchas más opciones de grabación que es lo que nos interesa. Personalmente selecciono la grabación de tipo «galería» así se ven las dos cámaras constantemente.
  • Zencastr es la versión de Zoom sin vídeo. Tiene herramientas de postproducción muy interesantes que hacen que a penas necesitemos ningún programa de edición posterior, aunque usar estos recursos en la propia aplicación sale carito.

Aún así, sí que tengo que decir que utilizo mayoritariamente Zoom porque también es el que aprovecho para los webinars de mi comunidad. Un pago mensual más que me ahorro.

Una vez en invitado está en la reunión, en las opciones selecciono «Vista > Galería» porqué así se ven las dos cámaras a la vez y no sólo de la persona que está hablando (como hacía yo antes). Me gusta mucho más si voy a grabarlo en vídeo para YouTube porque se sigue mucho mejor la conversación.

ver galería en Zoom
En mi charla con Mario Luna fue una de las primeras veces que utilicé la vista de galería.

A parte de esto les pido dos cosas a los invitados:

  1. Que lleven auriculares (para que nuestros micrófonos no graben la voz del otro de fondo).
  2. Que graben su voz en un archivo a parte y yo hago lo mismo (ya que Zoom comprime mucho el audio).

Para hacer este trabajo más fácil lo que hago es seleccionar «grabar un archivo de audio separado por participante» que se encuentra en la opción de «Grabando» dentro de «configuración» en Zoom.

grabar audio separado

Lógicamente esta opción tiene que estar seleccionada antes de darle al botón de grabar a la charla.

Así al terminar una charla me queda 1 vídeo y 3 audios. El mío, el del invitado (que me manda luego) y el audio de la conversación de Zoom que los mezcla ambos.

Sólo tengo que meterlos los tres en el programa de edición y darle al botón de «Sincronizar».

Y puf. Magia. Nunca me ha fallado, aunque es verdad que alguna vez el audio que me manda el entrevistado no es muy bueno y decido tirar por lo que Zoom ya me da hecho para salir del paso, que tampoco está mal.

Software de edición de podcast

Aunque como muchos sabéis, la mitad de mis episodios son en solitario. Así que necesito un programa tanto para grabar «solo» como para editar los podcast (con o sin invitados). Para mi los esenciales son:

  • Audacity es el software de edición de podcast gratis por excelencia. Lo utilizo para hacer alguna edición puntual, aunque el que yo utilizo más es un editor de vídeo. Así de raro soy pero que queréis que os diga, me va mejor.
  • Adobe Premiere Pro es mi favorito porque he estado poniendo un componente de vídeo y me encuentro que termino haciendo toda la edición del episodio porque así lo saco directamente tanto en mp3 como mp4 para YouTube. Además tiene la opción de «sincronizar» audios que me va genial.

Y a parte de grabar directamente con el micrófono al ordenador, también nos servirán para editar nuestros episodios.

audacity edición podcast
Audacity es muy intuitivo de usar, y como todo Dios lo tiene hay montones de tutoriales y vídeos explicativos en el caso de que tengamos dudas.

Además lo utilizo para grabar mis episodios en solitario.

Delegar la edición

Delegar la edición tiene un precio de 150-200€ por capítulo.

Esto si nos interesa que nos lo haga alguien que sepa del tema, sea un adicto a los podcast y con años de experiencia. La otra opción es ir a plataformas como Fiverr e intentar encontrar personas que lo hagan según nuestro presupuesto. Pero aquí ya os puedo asegurar por experiencia propia que os tocará picar mucha tecla, y invertir bastante en intentar encontrar al editor perfecto.

Una buena idea es hacerlo nosotros hasta que por fin podamos ganar dinero con el podcast, monetizándolo. Y a partir de aquí, dedicar parte de este dinero en la edición y a producir aún más volumen. Pero con esto ya entraríamos en temas de emprendimiento.

Lo que está claro es que llegará un punto en el que lo tendremos editado y a punto de publicar. ¿Cómo y dónde lo hacemos?

Subir capítulos en plataformas

Pos claro.

  • Ivoox. Es el hosting de podcast que utilizo yo desde que empecé. Pago la mensualidad mínima de 7€/mes aunque también probé la más alta que prometen que el algoritmo te hará aparecer a lo más alto de las recomendaciones de los usuarios. Como un donor. Pero a decir verdad no noté mucha diferencia así que volví a pagar lo mínimo. Hay la versión gratis pero tener en cuenta que entonces en el feed de Spotify, iTunes y demás sólo aparecerán los últimos 20 episodios. No la lista completa. Así que… a pagar.
  • Blubrry.

Crecimiento de audiencia

Escrito y youtube, claro.

estadísticas podcast
Comor.

Esto…

Estadísticas de crecimiento

Recomiendo Podstatus.

Monetizar el podcast

Ganar (algo de) dinero con nuestro podcast es la cereza del pastel, pero mentiríamos si dijéramos que no es lo primero que pasa por la cabeza cuando empezamos con nuestro proyecto.

A ver. Que sí. Que hay muchas otras monetizaciones, pero si nuestro tiempo no se paga de ninguna manera. No sé vosotros, pero a mí lo de trabajar gratis no es que sea mi hobby favorito.

Lo que si es verdad es que si trabajamos en un medio que realmente nos gusta, nuestra paciencia estará más predispuesta a dejar pasar el tiempo antes de auto-exigirnos que nuestro tiempo se pague. Y llegado al momento, ¿cómo ganamos dinero con un podcast?

  • Patrocionadores. Lo típico de anunciar un patrocinador en ciertos episodios. El precio que cobraremos dependerá de la caché del podcast, pero un buen punto medio podría ser el número de capítulo multiplicado por dos. Para mi conseguir patrocinadores es casi imposible porque no tengo un nicho específico.
  • Episodios premium. Es lo que hace mi amigo Victor Correal con su podcast, que por 5€/mes se puede optar a algunos episodios para los que pagan.
  • Donaciones. Suena mucho a «pedir» pero mejor vivir de donaciones que de subvenciones.
  • Afiliación. La afiliación es recomendar un producto o servicio y que a cambio nos quedemos una comisión sin que a nuestro estimado oyente le cueste nada extra.
  • Vender nuestros propios productos. Esto es casi como auto-patrocinarse, y es la mar de legítimo siempre y cuando estemos vendiendo un producto que usemos y que sea bueno de verdad, porque al fin y al cabo el oyente relacionará la calidad del podcast con la del producto y viceversa.
  • Comunidad de pago. Que es lo que opté yo primeramente con mis comunidades. La verdad es que lo que te da personas que tienen intereses afines a lo que trato en el podcast es increíble. En este punto decir que abrí este espacio privado para miembros cuando ya tenía cierta audiencia, así que en pocas semanas me planté a los 100 ninjas. Claro si se hace al principio, pocas personas entrarán porque no habrá más que tú∂ y tu madre.

Y no hace falta decir que podemos combinar estas formas de monetizar. No sólo tenemos que elegir una o dos como en el caso de la estructura.

Tal vez lo que hemos ganado monetizando el podcast lo podemos reinvertir en delegar la edición, los guiones o comprando (por fin) un equipo para grabar el podcast de una forma más profesional.

Pudiendo dejar por fin de grabar con nuestro con nuestra grabadora del teléfono. Pero ya sea antes o después, algo de pasta nos tendremos que dejar en el material para crear y grabar el podcast.

Material y equipo necesario para grabar un podcast

¿Qué necesito para grabar un podcast?

  • Ordenador o grabadora
  • Espacio para grabar sin eco
  • Software de edición

Y claro, el material de grabación propiamente dicho que vamos a ver ahora.

Micrófonos para grabar podcast

Como decía estuve los primeros 7 meses grabando con la app de grabadora del móvil. ¿Y sabéis qué? la audiencia fue subiendo más de un 22% mensual.

Vuelve a salir a la luz esa frase de: «hecho es mejor que perfecto».

Si bien es verdad que para dar el look de podcaster profesional, no podemos ir grabando por allí con el teléfono, y menos si tenemos la oportunidad de entrevistar a alguna eminencia de ciertos sectores.

Tal vez mandamos una propuesta a alguien importante, esa persona mira nuestras entrevistas y piensa «este pavo no va en serio», pero no nos engañemos. La mayoría no sabría diferenciar si hemos grabado con un Android barato o un micro de gama media.

Al menos yo no podría.

La diferencia con un micro profesional ya es otra historia…

Porque claro en algún momento de nuestra trayectoria nos tocará gastar algo de pasta con subir el nivel de nuestras armas, y lo primero que miraremos será el micrófono.

Micrófonos USB

En esto toda la comunidad podcastera esta de acuerdo con que el Blue Yeti es el mejor micrófono para podcast en calidad-precio.

Tanto para grabar en solitario como para tener conversaciones en persona, y este tipo de micro simplificamos mucho el proceso porque es USB.

De hecho como tiene esta conexión, lleva preamplificador incorporado y un conversor analógico-digital. Esto significa que con el Yeti nos convertimos en un verdadero monstruo (como el Yeti) porque con este micro no necesitamos más que un ordenador para empezar a grabar.

controles yeti
Tiene ahí 2 ruedecitas que nos permite controlar muchos parámetros: la latencia, perfil de control de auriculares, botón de silencio, la ganancia, etc. A parte de cuatro modos: estéreo, cardioide, omnidireccional y bidireccional.

Por esto digo que el Yeti es la «navaja suiza» de los podcasters y es mi recomendación para los que tienen un presupuesto ajustado o si simplemente no quieres invertir un montón en un proyecto que no sabes si va a despegar, pero que aún así quieren hacer una inversión inicial.

Micrófonos dinámicos

Si queremos subir el nivel tenemos otros candidatos: los micrófonos dinámicos, que son ideales para crear un podcast porque cogen muy poco sonido de fondo. Pero claro, si vamos a entrevistar en persona a una o más personas, necesitaremos la misma cantidad de micrófonos dinámicos.

Y no son baratos.

Aquí no nos valdría lo del Yeti como navaja suiza que lo plantamos en el medio de la habitación a grabar. Digamos que el micrófono dinámico es el cuchillo específico para cada tipo de carne del chef.

¿Y cuál tengo yo? cuando pasé de los 250.000 oyentes me compré el Shure SM7B.

Hecho para ser utilizado a pocos centímetros de la boca y a muchos centímetros dentro de nuestra cuenta bancaria porque por el precio ya podéis ver que no es para pobres.

No tiene conexión USB sino XLR, o sea que para poder usarlo necesitaremos un mezclador decente o un preamplificador porque tiene un bajo nivel de salida.

joe rogan con Shure SM7B
Punto de validación: es el que utiliza el rey del podcasting e ídolo: Joe Rogan.

Viene con dos parabrisas de espuma para reducir los p-pops, pero a parte de esto también tiene protección del zumbido electromagnético y interferencias generales. Esta sería la versión pro, pero bueno.

El mejor micrófono para nuestro podcast será el que más se ajuste a nuestro presupuesto.

Yo salté directo de grabadora del móvil al Shure, pero el paso intermedio aquí sería el Yeti que hace años compré y tenía abandonado en el pueblo.

Interfaz de audio USB

Pero claro, un Shure solo, poca cosa podemos hacer.

Amigos ninjas del podcasting, no se puede enchufar directamente al portátil. Necesitamos una «caja negra» que procese ese audio, y aquí entra en juego… la interfaz de audio que mencionaba antes.

ahora de oferta
Focusrite Scarlett 2i2 3rd Gen - Interfaz de audio USB
De todas las opciones que había (que cada vez son menos, por cierto, lo cual es bueno para elegir rápidamente) tiré por el modelo Focusrite Scarlett 2i2.

Comprando gadgets siempre recomiendo ir por lo que es más popular con buena relación calidad-precio. Será inevitable que algún problemilla técnico aparezca, y siempre es mejor encontrar la respuesta en algún foro que llamar a ningún servicio técnico.

En el Scarlett tenemos dos entradas para los cables XLR para uno o dos de nuestros queridos Shure, el botón 48V (que en un momento veremos para qué usarlo), y un montón de opciones que como siempre, no vamos a utilizar al completo.

Brazo de micrófono articulado

Mirad si es inútil comprar el Shure, que no es sólo que necesitemos una interfaz de audio para usarlo, pero es que además ni siquiera viene con un cable XLR.

Lo necesitamos comprar a parte y por suerte cuesta menos de 10€. Pero si compramos un estante o brazo en algunos casos ya viene integrado.

Porque sí. Ya que me adentré en las arenas movedizas de los héroes del podcasting, no iba a empezar a escatimar. Quería la experiencia completa. Mover el brazo como si fuera el rabo, la cola de Goku.

Konig & Meyer 23860-311-55 6m Brazo de escritorio para...
Quería sentirme como el Joe Rogan de Estonia así que me compré un brazo bien bueno, que no se me rompiera a la mínima y se me agarrara bien.

Aunque me dejara casi 200€ en el brazote tuve la mala suerte que me vino con un defecto de fabricación en la parte que se engancha en la mesa.

agujero de brazo
Parece que en la fábrica les salió el agujero de agarre más descentrado que su departamento de control de calidad.

Pero no hubo problema en cambiarlo sin necesidad de papeles ni nada por el estilo. Sólo que lo tuve todo un día antes y mi impaciencia lo quería ya al mismo día.

Lo quería todo perfecto en un sólo día y no pudo ser. Pero bueno, ahora ya disfruto del set.

Preamplificador para micrófono

A este punto la mejora de audio de móvil al micrófono dinámico + interfaz es ya increíble. En teoría casi que podríamos dejarlo zanjado, pero… vi un video que comparaba la calidad con y sin una cajita llamada preamplificador y dije: «bueno, ya puesto me lo compro».

Y pum.

Cloudlifter 1 Channel Microphone Activator
Sin darnos cuenta ya estamos gastando más de 200€ en un Cloudlifter.

Pero conectado es una brutalidad. ¿Para que necesitamos esta cajita azul?

Pues con cualquier micrófono conectado a la interfaz de audio o mezclador nos daremos cuenta de que los micrófonos no usan alimentación fantasma. ¿Fantasma? sí, que que suena a «fantasmada» comprar este extra, pero escuchad un momento.

Para resumirlo rápidamente la alimentación fantasma sirve para alimentar de energía los circuitos activos, y que por lo tanto necesitan más señal.

O en lenguaje ninja: como la interfaz de audio se conecta por USB y hay un porrón de cosas conectadas, pues la señal del Shure es débil, así que el preamplificador la traduce a una señal más fuerte y clara.

Hombre. Ya que nos dejamos dinero en un buen micro, ya de paso lo estrujamos, ¿no? sería como comprar un Tesla y no pagar por las ruedas más guapas. O no ponerlo a 200km/h por la autopista.

A ver yo no haría ninguna de estas cosas, pero ya me entendéis…

Vale llegados a este punto teníamos nuestra cajita de interfaz de audio, y ahora esta otra cajita, el preamplificador. Pero claro, lo enchufamos… Y resulta que nos falta otro cable XLR macho-hembra. Por suerte esta vez sale más baratito.

Así que para hacer memoria nuestro esquema nos quedaría:

Micrófono > cable XLR (del brazo) > preamplificador > cable XLR > interfaz de audio > USB al ordenador.

Una vez tenemos el setup a punto y enchufado, pulsamos el botoncito de 48V que hay en el Scarlett 2i2, y… magia. El preamp y el micro ya trabajan juntos.

Ahora sólo tenemos que graduar la rueda mientras hablamos para que se mantenga el color verde.

Auriculares para grabar en estudio

Llegado a este punto ya tendríamos la configuración de podcaster absoluto, pero… ¿Habéis estado alguna vez en la radio?

Yo unas cuantas veces, y si algo me ha enamorado del audio es escuchar mi vozarrón s3xy en las orejas, así que tiré por comprarme también unos auriculares que se conecten de manera analógica a la interfaz de audio.

Sony MDR-7506 - Auriculares de diadema cerrados...
De todos los modelos que probé en la tienda física los Sony han sido ideales para pasar horas con los cascos en la cabeza. Eran los que me apretaban menos.

A este punto ya que vamos all-in, así que queremos toda la experiencia completa podcastera, ¿no?

Bonus: equipo de video-podcast

Estamos a la ola del consumismo. Al menos por un día. Así que mi última adquisición fue el material para que el podcast tuviera un componente de vídeo.

Como dice mi amigo Victor el factor vídeo añade poco valor a un podcast. Y en general estoy de acuerdo.

Algunos oyentes les gusta tener algo de video para ver aunque sea por un momento la cara de las personas que están hablando Pero esto no sería suficiente como para crear una versión vídeo de nuestro podcast, ¿no?

Aquí estamos obviando una cosa muy importante.

Que YouTube también puede ser una plataforma de podcast.

No nos olvidemos que YouTube es el segundo buscador más usado del mundo. Y el primero en cuanto a contenido audiovisual.

Aunque actualmente sea mi menor canal, las estadísticas dicen claramente que hay nueva audiencia que me encuentran a través de los vídeo-podcast.

Cámara para hacer streaming

Al principio metía sólo pantalla negra pero creo que se rompe el propósito de utilizar YouTube, así que hice mi búsqueda y terminé comprando una buena cámara para conectar directamente al ordenador.

Como si fuera una webcam pero de buena calidad. Rollo como para hacer streaming aunque sin intención de utilizarla como tal.

Sony A6000 - Cámara EVIL de 24 MP (pantalla de 3",...
La cámara para podcast que terminé comprando fue la Sony A6000 con sus lentes de 16-50mm. Un modelo EVIL.

Pero claro, a este equipo le añadimos nuevos juguetes para hacer que funcione. Porque aunque Sony se pueda conectar con Wifi, hay mucha latencia y necesitaremos una capturadora.

Capturadora de vídeo USB

La capturadora de vídeo USB no deja de ser un pequeño USB, parecido a un lápiz de memoria, pero con la diferencia que vale más de 100 eurazos.

Elgato Cam Link
Después de comprar modelos de distintos precios, terminé encantado con el modelo de Elgato.

Y esto lógicamente va enchufado al portátil pero hace que tengamos que comprar un cable de mini-HDMI, que no hace falta que sea muy largo.

Sólo lo suficiente para conectar de la capturadora a la cámara.

Y con esto y un bizcocho…

Conviértete en un ninja de la vida

Uniéndote a la comunidad pasarás a apoyar las horas que dedico creando contenido, tendrás acceso a recursos y conocerás a otros ninjas de la vida.

Únete a Sociedad Ninja

¿De qué temas hablamos? de todo lo que hay en el blog.

  • Bitcoin y finanzas
  • Negocios online
  • Fitness y longevidad
  • Mente y psicodélicos
  • Teoría de banderas
  • Historia universal
pau ninja sketch

Pau Ninja

Ninja de la vida, multipotencial y calvo desenfadado. En la senda hacia una vida con propósito mi armadura es la curiosidad intelectual de los que me siguen y mi podcast es la katana que corta el descontento.

Boletín para ninjas de la vida

Te aviso cuando publico algo de lo que te interesa.


O si lo prefieres, pulsa aquí para desplegar y elegir tus intereses específicos.

Nota: recuerda desactivar la casilla de «TODO» si sólo quieres recibir emails sobre las temáticas que ahora seleccionarás:

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestionar y enviarte información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento como interesado. Destinatarios: Nunca se cederán tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada email que te mande o contactando conmigo. Información adicional: Consulta más info aquí.