Considero que usar un mapa de calor web es más importante que Google Analytics. Un servicio que ya no uso desde hace un par de años.

Que nadie atente contra mi vida por este sacrilegio. Expando este detalle más abajo.

Los mapas de calor muestran como navegan los lectores: qué les interesa más y lo que pasan por alto. Todo gracias a la grabación de clics y de cómo avanzan por cada publicación.

He usado cada servicio de mapa de calor web más popular: Hotjar, Crazy Egg y Mouseflow.

probados ventajas inconvenientes
mouseflow Para una visión global. Grabación individual de usuarios, no hace falta ir creando mapas: sólo poner un código Consume muchos recursos, la estética es chusta, es el que admite menos visitas, una sola página web a analizar
crazyegg Para probar muchos cambios. Ideal para probar variaciones AB e ir adaptando contenido. Tiene la opción “confeti” Se toma su tiempo para crear una copia de la página, poca automatización. Mi alternativa si no usara Mouseflow
hotjar Para visitas masivas. Su plan Plus personal al mismo precio que los otros, admite 10.000 páginas vista al día. Más que todos los otros juntos No hay una media de las visitas: sólo por dispositivos. Se tienen que ir eliminando screenshots uno por uno. El scroll da una “mala media”

Mi conclusión es que gana Mouseflow por ser más automático, aunque tarda más a cargar. Como alternativa usaría Crazy Egg.

Por cierto que aún no entiendo de dónde viene el nombre de “huevo loco”.

Y claro que tienen enlaces de referidos y afiliados. No lo voy a hacer por tulipanes. Esto no saca que le de un uso esporádico pero con resultados al mapa de calor web.

Pero, ¿por qué le doy tanta importancia a ver coloritos si no soy daltónico?

El mapa de calor web es el rey

La única razón para tener un blog es tener contenido. Poco o mucho.

Para esto, hay que tener texto. Bueno o malo.

Los usuarios se tienen que interesar por ello y para que se queden, hay que cumplir una sola condición:

Irlos satisfaciendo a menudo que leen.

Pero no sólo se trata de explicar cosas captando la atención. También de escribir lo que quieren saber. Si me voy por las ramas la he cagado, porque su comportamiento será saltarse secciones.

popularidad en mapa de calor

Una copia de mi página principal al completo: no es que la segunda parte sea muy popular…

Me ha pasado con mi página principal. Casi nadie lee los dos últimos apartados, pero como es la home, no le doy mucha importancia.

Me sirve para ilustrar la idea.

Cuando se trata de un contenido que quiero posicionar, la cosa se pone más chunga si no cumplo esa condición.

¿Por qué debería posicionarme Google por encima de mi competencia, si detecta que dos tercios de mi texto es roña que no interesa a nadie?

Con el mapa de calor web, edito el contenido hasta dar con lo que satisface a la mayoría de lectores.

Como más “caliente” esté el mapa, más retendré a los nuevos usuarios (y más llamaré la atención de los buscadores).

Sin Analytics, ¿como sabe Google que los usuarios se quedan?

Pues porque no vuelven atrás. Han encontrado el tesoro que venían buscando.

Y soy yo quien les ha usado el mapa para ayudarles a encontrarlo.

Al igual que Analytics, usar este servicio puede ser altamente adictivo. Uno se puede encontrar mirando datos sin fin. Es por esto, que lo acostumbro a tener desactivado a menos que esté posicionando alguna página en concreto de forma activa.

Cómo sacarles el máximo partido

Lo que hago es que cuando tengo una cantidad de visitas sustanciales, miro los colores.

Si quiero añadir algún producto o enlace de afiliados, tendrá sentido que lo ponga en las zonas más calientes, porque sé que la atención de quien me lee está al máximo.

Enlazar a las fuentes es importante, pero cuando veo que se me van “por culpa” de los links que he puesto, simplemente los posiciono en zonas más frías.

Comparativa de mapas de calor

Hay bastantes servicios que ofrecen un mapa de calor web para cada una de mis publicaciones. Para no saturarme, he probado los más conocidos durante varios días.

Mouseflow

Primero iba a dar a Mouseflow la peor puntuación. Pensaba que analizaba los usuarios uno por uno porque no veía el propio mapa por ningún lado.

Pero tocando cosas al final me he dado cuenta de que pulsando en el elemento que quiera de la columna page, abre el mapa de calor web.

mapa de mouseflow

A bajar el render (carga) de mi entrada de idiomas. También mirar si en la de Tinder no bajan más porque están satisfechos o porque se van.

Aunque su home parece de una clínica dental, el panel es fácil de navegar e incluso para una persona sin orientación como yo, no tiene pérdida.

¡Excepto para ver los malditos mapas!

Recordatorio personal: pulsar en cada página para verlo. No se encuentra en ningún lugar del menú.

A favor

Al contrario que con Crazy Egg y Hotjar, en Mouseflow no hace falta ir creando screenshots. Sólo tengo que poner el código y se va guardando la información de cada página que el usuario visita.

Es muy preciso con los datos. Se graba cada clic y movimiento de ratón (o móvil) del usuario. Con esto puedo ver en forma de vídeo qué han hecho, o mirar la media.

Me salen algunos datos “extra” que no tengo con los otros: el tiempo que le ha tardado al usuario a cargar la página o el engagement del lector.

A parte, recopila datos individualmente de cada visita, a parte de hacer una media.

En contra

Primero, el diseño es horrendo. Casi que pensaba que me iban a hackear o robar el blog hasta que vi los resultados. Y la página principal tiene un rollo muy médico…

Pero esto queda a un lado cuando se empieza a usar.

Es una especulación, pero tantos datos detallados debe consumir bastantes recursos. Se llega a grabar como actúa cada lector con el blog.

Muestra un pequeño vídeo de lo que hace cada visitante desde su dispositivo, y aunque se guarda en los servidores de Mouseflow, el javascript debe consumir lo suyo.

Es cómodo no tener que ir creando un mapa de calor web por cada página, pero si todo es controlado tiene sentido que chupará más.

Mi hipótesis se respalda al mirar los resultados, tarda más a cargar que los otros servicios. Un poco frustrante. Especialmente si tengo el portátil un poco saturado de otras pestañas abiertas.

Y 2.500 sesiones al mes (unas 10.000 visitas) no me parecen muchas…

Finalmente, una precaución: es altamente adictivo.

Ver las grabaciones de como los usuarios interactúan es una actividad que uno puede hacer hasta que se muere. Recomiendo usar este mapa de calor web con moderación.

Crazy Egg

  • Prueba gratis: sí, pero con truquillo. Hice como que me registraba, pero en el momento de poner la tarjeta, salí. Al cabo de dos días recibí un email dándome acceso por 30 (o 60 días, no me acuerdo) con 5.000 visitas
  • Plan básico: desde $29/mes hasta 20.000 visitas

A favor

Al contrario que Hotjar, Crazy Egg es un mapa de calor web que muestra un scroll medio de los usuarios que se han quedado.

Tiene la opción de “confeti”, que muestra los clics de los usuarios dependiendo de dónde han venido.

mapa de calor web en confeti

Una herramienta al completo que no he visto en los otros servicios. Uno de esos datos que puede estar bien para buscar patrones dependiendo de dónde vengan a verme.

Remarcar otra vez que tener todos estos datos nunca está de más, pero cada uno debe plantearse si realmente lo necesita.

Personalmente sólo miro las visitas con Webmaster tools. De vez en cuando incorporo el mapa de calor web, si quiero subir la posición orgánica de alguna página en particular, y voy a trabajarla activamente. No lo hago mucho últimamente.

En contra

Tengo que confesar que Crazy Egg era el que me gustaba más los primeros días. Los gráficos y su facilidad de uso lo pone por encima de Hotjar, pero le doy la segunda posición porque no supera a Mouseflow.

También se puede grabar y hacer pruebas A/B, pero la facilidad de poner un sólo código en el footer y olvidarse de el resto, hace que sea mucho más fácil usar Mouseflow.

Parece que no, pero me he pasado más rato de la cuenta administrando las copias del contenido, grabaciones y toda la mandanga de Crazy Egg.

Sigue siendo muy buen producto.

Hotjar

A favor

Primero me he dejado enamorar por el diseño y la interfaz de usuario. Además la herramienta es simple de usar sin ayuda pero tienen un vídeo tutorial en cada apartado.

Para los que no saben hacer clic.

Además, en comparación con cada mapa de calor web anterior, Hotjar destaca por la cantidad de visitas admitidas. Que es superior que sus competidores.

Ah. Y tienen un plan de referidos chulo. En vez de dinero, hacen un ranking mensual de los que registran más personas. Dan camisetas, sudadera y una cuenta Business de por vida.

En contra

Después de empezar a utilizar Hotjar y saber qué es, me he dado cuenta de que en cuanto a utilidad, aún tienen camino que recorrer.

Hay algo muy simple que me ha dado mucha rabia. Cuando tengo muchos mapas de calor activos, si de pronto los quiero eliminar de golpe, no puedo.

 

lista en hotjar

Si esta lista fuera muy larga tendría que ir uno por uno. Y eso que me ha enamoró el panel en general. Tanto el estilo como la interacción, pero este detalle me ha sacado de quicio.

Otra de las cosas que no me gustan (y es más importante), es que no puedo visualizar la media del mapa de calor web.

El análisis de Hotjar es demasiado detallado. ¿Cómo puede ser esto un problema?

Me hace seleccionar una media de mapas de calor según del dispositivo con el que los usuarios me han visitado. Ordenador, tablet o móvil.

analizando hotjar

Crazy Egg y Mouseflow hacen un mejor trabajo en mostrarme la media de todos estos dispositivos. A parte de que los puedo ver individualmente.

Lo siento Hotjar, pero por el momento me interesa aplicar acciones que afecten a mejor todos los dispositivos en general, y no uno concreto.

Además…

Creo que la sección de scroll está mal. En cada mapa de calor web, sólo me ha mostrado como al principio está caliente pero se va volviendo frío a medida que el usuario va avanzando.

Me parece un comportamiento normal porque muchos visitantes se quedan poco rato y no llegan al final, pero Crazy Egg y Mouseflow parece que eliminan estos usuarios para hacer la media.

Lo que me da un análisis más exhaustivo de como se comportan los que se quedan y siguen leyendo.

Por qué ya no uso Google Analytics

Mi lista es corta y clara. Como mi…

…decisión.

  • Datos que no uso para nada. A parte de las visitas, no miraba mucho más datos. De dónde viene o si hay algún referido. Pero usando una búsqueda de prensa mensual por mi marca personal, es mucho más útil que ver visitas de spam. Mi blog es directo y basado en contenido. No necesito estrategia mega complicadas para guiar su interacción.
  • Tiempo de carga. Con una sola visita, hay montones de datos que se tienen que guardar. Esto consume recursos. Si hay diez no pasa nada, pero cuando hay cientos al día esto influye en la carga de la página.
  • Es adictivo. Tantos datos a un clic, y yo con tanto tiempo. He pecado de mirar información que no voy a usar para nada. ¡Sólo quiero saber mis visitas diarias por orgánico!
  • Me ahorro las cookies. En el caso de que esté sin mapa de calor web o servicios similares, claro.

Analytics es gratis por algo. Porque le estamos dando datos a Google for free.

Esto suena a win-win, y lo es. Ellos nos dan una herramienta muy potente a cambio.

Si hay que preparar informes para clientes, o se tiene una web mega interactiva en la que se necesita saber como se mueve la gente.

Pero no es mi caso.

Voy a lo simple. Escribo contenido con mi manera de posicionar detrás de mi cabeza y espero visitas.

Sigo viendo las visitas

Pero… Sigo queriendo saber si alguien pasa por casa.

Sin problema porque Webmasters Tools ya me dice cuanta gente pasa por mis habitaciones vía Google, y con qué términos de búsqueda.

visitas en el blog

Va con tres días de retraso, pero hace su trabajo.

Me parece un poco tontería querer saber inmediatamente las visitas de ahora o ayer.

Si no, lloro.

¿Qué diablos puedo hacer al respecto sobre algo que ya pasó?

No quiero saber de dónde vienes

Si una de mis publicaciones se ha compartido en algún sitio, tendré un pico social. Algo que será pasajero y con lo que no puedo tomar ninguna acción.

Sólo saberlo y estar al corriente de las buenas noticias.

Para ello busco mi nombre de marca una vez al mes usando la búsqueda avanzada de Google. Algo tipo:

“pau ninja” OR “pau.ninja” OR “pau .ninja” -site:pau.ninja -site:youtube.com

Estas comas, “OR”, “site” y “-” son los llamados operadores booleanos. Unos códigos tope de majos que me permiten encontrar lo que busco mucho más rápido (expandir aquí). No me hace falta buscar como lo han hecho con analíticas.

Si algún texto se hubiera compartido en las redes sociales, no podría saber exactamente dónde. Sólo esperar que saliera en el buscador, o que los usuarios me lo dijeran.

De nuevo, intento no pasar más de 15 minutos al mes con esto. No hay nada que pueda hacer más que dar las gracias o esperar el feedback de los usuarios sociales gracias a un mapa de calor web.

Mapa de calor web > Analytics

El panel de Analytics tiene una opción en que se ve un porcentaje de los clics que ha recibido una página. Pero no es tan acurado.

Está claro que Analytics recopila muchos más datos que cualquier mapa de calor. Pero para el uso de un blog personal como el mío, o incluso nichos web, considero más importante la información que ofrece un mapa de calor web.

Supera la analíticas para mostrar como actúan los visitantes, y las tendencias de información que presento.

Comentarios, opiniones y valoración

¿Utilizas algún servicio de mapa de calor web? ¿has tenido buenos o malos resultados? Lo podemos comentar en las redes sociales.

Mapa de calor web (el por qué no uso Google Analytics)
5 (100%) 11 votes

¿Te ha gustado mucho? ❤

¿Qué dices? ¿que quieres hacer una donación? pues gracias pero no hace falta. Y tampoco pongo publicidad, pero si te quieres implicar de algún modo:

  1. si vas a usar alguno de los mismos servicios que yo, pulsa mis enlaces con los que me gano una pequeña comisión sin que a ti te cueste nada extra
  2. contáctame por email con un mensaje ligado a una donación que al final del año destino al 100% a los animales
  3. compra uno de los libros que he publicado recopilando la información de lo que te interesa

Parece una manera de apoyar lo que escribo más acorde con lo que hago, ¿no?