Mandíbula marcada
Razones y ejercicios para fortalecer la mandíbula

La mandíbula es seguramente el aspecto más importante de nuestro rostro por muchos motivos.

El primero es que juega un papel clave como uno de los estándares de belleza universal, es decir, rasgos que las personas de todas las culturas y razas encuentran atractivos porque son indicadores de salud genética básica.

Si nuestro cuerpo radia salud, inmediatamente somos percibidos como un buen partido para tener descendencia: más probabilidades de supervivencia.

En cambio, por ejemplo una mandíbula hundida crea maloclusión, que es cuando la mandíbula superior e inferior no se alinean de forma correcta y lleva a muchos problemas como podría ser la apnea del sueño.

Es normal entonces que de forma selectiva y subconsciente prefiramos parejas con mandíbulas bien formadas por este diformismo sexual.

El diformismo sexual no es hacer formas s3xuales raras en la cama, sino que son las variaciones de los animales que lo hacen más atractivo para el sexo opuesto de su especie: los colores, el tamaño y todo este jazz.

mandíbulas hollywood
Mandíbulas emblemáticas de Hollywood. Miraremos qué factores las forman y cómo entrenarlas.

En el caso de los humanos, la mandíbula es uno de estos factores. Aunque la mandíbula como s3xy suena a un rasgo de belleza aleatorio, está asociado a la salud porque es la primera herramienta biológica que usamos para proveer nutrición. Masticar, comer, proveer… Algo que un desdentado tendrá más chungo de manejar.

Se espera que el macho la tenga fuerte, más promintente, grande y cuadrada (y la mandíbula también) en comparación con la de la mujer, que es más pequeña, menos definida y redondeadas.

Habrá algunos dioses genéticos que la tendrán ya perfecta pero ningún hombre queda peor con una buena mandíbula. De forma subconsciente asociamos la línea de la mandíbula a lo largo de cada lado del mentón a la masculinidad.

¿Quien no quiere tener una mandíbula prominente digna de una escultura de dios griego?

Las buenas noticias es… que se puede entrenar.

goma mascar natural
Mejor manera de entrenar la mandíbula: goma de mascar natural Mastic de Chíos. Es más barato que Amazon o cualquier otra tienda de internet.

Por qué tenemos mandíbulas débiles

Qué paradoja, ¿no? tener que pensar tan activamente, o al menos por hoy, en algo que nuestros antepasados no tenían de lo que preocuparse con sus mandíbulas perfectas sin necesidad de dentistas.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Hace miles de años acostumbrábamos a masticar como 6 horas diarias. Después empezamos a cocinar y a poder gastar toda esa energía en otras cosas más productivas.

Como vemos ha tenido un coste: bocas más pequeña. Bocas en las que no nos caben nuestros propios dientes.

No hace falta ir tan atrás en el tiempo porque no es culpa de los primos de las cavernas. Cuando la Revolución Industrial se adueñó de la Europa Occidental, ahí es cuando vimos que aumentó la demanda de dentistas.

A medida que nuestra generación de copitos de nieve se ha vuelto más refinada, también lo ha hecho nuestra comida. Ya no comemos carne o comida en abundancia. Ahora somos más de:

  • Avenas hervida a fuego lento con leche calentita.
  • Panes más blancos que mi piel después de un invierno en Estonia.
  • Carne más blanda que un culo que no hace sentadillas sumo.
  • Pescado de corte fino, como nuestras costumbres.

Como a todo en la vida, lo de acomodarse está bien pero sólo hasta cierto punto.

¿Que hacemos ahora en vez de mover la mandíbula? twerking. Moviendo las nalgas cuando deberíamos dedicar todas esas horas a entrenar la mandíbula.

Nuestros antepasados cazadores y recolectores se pasaban horas y horas no sólo cazando, pero masticando. Normal que no necesitaran dentista y tuvieran esas bocas tan anchas. Sus músculos y huesos estaban en constante entrenamiento diario.

antepasados comiendo carne
En la teoría del humano como ser carnívoro se explica porque seguramente masticamos mucha más carne que plantas y que eso fue un factor de desarrollo de nuestra mandíbula como la tenemos.

Haber domesticado nuestra comida no sólo nos ha traído mandíbulas débiles y dientes que se intentan escapar de nuestras bocas como si fueran youtubers escapándose de la fiscalidad de España.

Pensemos en el largo plazo, porque aquí es dónde está el problema. No es sólo estético. Que también. Que si me fortaleciera la salud pero me hiciera más feo no lo haría.

Tenemos bruxismo o se nos cae la mandíbula y sin darnos cuenta nos ponemos a dormir con la boca abierta con consecuencias nefastas. Y claro, es algo que mínimamente podemos controlar durante el día, pero cuando sucede subconscientemente durante la noche esto significa 8 horas de una acción que no tendríamos que hacer.

Además no sólo es un trabajo de proactividad en la mandíbula, también es porque nos hacen faltaron las vitaminas más importantes sobretodo a las primeras etapas de nuestras vidas, cuando somos bebés.

Ahí nuestro cráneo no se hace lo suficientemente ancho y por eso cada vez vemos más niños en el dentista que no les caben los dientes.

Por qué tener una mandíbula fuerte

¿Os acordáis del experimento que taponaron la nariz a unos monos durante dos años? empezaron a tener problemas dentales al cabo de poco tiempo.

Sólo por respirar por la boca.

monos respirando boca

Sus mandíbulas se aflojaron, las bocas encogieron y los dientes se doblaron hacia adentro y hacia fuera porque claro, cada vez había menos espacio. Vamos, que las bocas se iban haciendo más y más pequeñas.

Pero lo que me flipó más de este experimento es que cuándo el científico malvado le saco la silicona de la nariz de los monos, en 6 meses todo volvió a la normalidad.

Las caras se corrigieron con el tiempo y hasta los dientes volvieron a ponerse en línea recta sin necesidad de un mono dentista.

Me acabo de imaginar a un mono con bata de dentista.

Pero a parte de pensar en esta caricatura, muchos también pensaremos que si los monos revertieron todos esos horrores en 6 meses, que entonces nosotros podemos hacer lo mismo.

ardilla respirando

Pues malas noticias, porque estos monos siguen la misma línea genética que sus descendientes. Es decir, no son tan diferentes que sus tatarabuelos. Pero después pones a los humanos en comparación, y nos hemos ido acomodando con miles de años.

Terminamos con unas mandíbulas más débiles que mis ganas de vivir porque cuando la boca no crece lo suficiente, lo tiende a hacer hacia arriba, haciendo que tengamos un paladar más alto y estrecho.

Por eso la mayoría de personas tienen muchos problemas con los dientes. Nos encontramos con que dentro de nuestras bocas, los dientes se empujan para intentar pillar el mejor sitio. Es como una cola de un concierto de Ed Sheeran.

El resultado es que todas terminan estrujadas y en mal sitio, aunque los molares al ser de regiones exteriores tienden a ir primero. Como las personas más fuertes o gordos en la cola del concierto. Que van con ventaja.

Maneras de tener una mandíbula marcada

Aunque habrá algunos que necesiten cirugia de la mandíbula, las buenas noticias es que hay partes que podemos entrenar.

Vamos a ver ejercicios para fortalecerla pero antes tenemos que considerar el rol que juega la «anatomía mandibular» (si es que existe la palabra) a esta nueva sesión de entrenamiento del gimnasio.

Lunes pecho. Martes mandíbula.

Habrá personas que optarán por operarse si la tienen muy chunga en cuanto a salud dental, y por ende, estética. En nuestro entrenamiento se sigue la misma línea que los cirujanos plásticos y los ortodoncistas tienen en cuenta cuando preparan una de estas cirugías o tratamientos.

Entrenar la anchura de la mandíbula

Uno de los que factores que determina lo atractiva que es una mandíbula en un hombre es lo ancha que es, y para esto tendremos que centrarnos en el mentón.

En anatomía artística se enseña que tiene que alinearse con el interior de la cara. Y con el interior de la cara me refiero a la parte que empieza a salir la nariz. El hueco entre los ojos.

Vamos que alinear el perfil de este espacio, este agujero con el montón es uno de los factores de atractividad.

Una mandíbula más larga y prominente, dentro de lo razonable, es más beneficiosa para aumentar la fuerza de mordida, porque los músculos de ahí dentro pueden hacer más palanca para generar más «giro».

músculos mandíbula

Vamos, supervivencia evolutiva.

¿Cómo ensanchar la mandíbula? como es un músculo, lo podemos entrenar masticando chicle para ensancharla, por ejemplo. Os doy más detalles en un rato para hacerlo correctamente.

Marcar la mandíbula cuadrada

Otro factor a considerar son las «ramas» que también nos ayuda a tener una mandíbula más fuerte que Zyzz aunque en este aspecto no es tan importante como el mentón en cuestión de mordida, pero sí de estética.

La rama es lo que conocemos como la línea de la mandíbula. Esta línea que baja desde las orejas.

Los hombres tenemos una rama más empinada (siento que ahí podría hacer una broma barata) que va hacia abajo y ayuda a amplificar la fuerza que hacemos en la mordida.

O para picar piedra durante toda la noche.

rama mandíbula

La longitud de esta rama es lo que nos determina en gran medida la forma de la cara alargada y ovalada.

Por ejemplo el tío de Crepúsculo se percibe como atractivo en parte porque tiene una buena línea de mandíbula. Hombre, algo de su fama y dinero tendrá que ver también en percibirlo como guaperas… pero la rama también.

Tener buen ángulo gonial

La rama es precisamente el factor mandibular que determina que tanto masculina nos parece una cara. Y en gran parte es porque la rama junto con la mandíbula forman el ángulo que determina lo guapa que nos parece una cara.

Es lo que conocemos como «el ángulo gonial». Un ángulo que puede ir de 90º a hasta más de 140º:

  • 128º para hombres
  • 126º en mujeres

Y lo que se notan estos 2 graditos de diferencia… Mientras no sea muy exagerado, a más abierto, como más grado haya, más cuadrada es la cara y más masculinas nos parecen.

En definitiva, estéticamente, un ángulo gonial más completo y aumentado da una percepción más masculinidad y se acostumbra a asociar a una mandíbula más fuerte, por lo tanto más sana, por lo tanto más bonita.

ángulo gonial

Ampliar el ancho bigonial

Tenemos también otro nombre raro, el ancho bigonial que es la medida del ancho de la mandíbula de gonion a gongion. Es decir, de punta a punta donde nuestra mandíbula hace una curva en cada parte de la cara.

Los hombres tendemos a tener estos anchos bigoniales más grandes que por cierto, no es lo mismo que tener los músculos maseteros entrenados.

Los músculos maseteros son los que están en la rama de la mandíbula y su función es elevarla y retraerla.

O sea que a nivel de ser proactivos ejercitándola, no podemos cambiar nuestro ancho bigonial de un día para otro porque forma parte de nuestra estructura ósea.

ancho bigonial
Imagen: de G a G es el ancho bigonial.

Las buenas noticias es que sí que podemos entrenar esos músculos maseteros.

Los hombres que se operan de la mandíbula acostumbra a ser precisamente para ensanchar más este ancho bigonal porque bueno, así es como lo tiene Brad Pitt.

El ancho bigonial es más ancho, estirando la boca hacia afuera y haciendo que toda la forma de la cara sea más corta y cuadrada, lo que resulta en una relación entre el ancho y la altura del rostro más corta, lo que se considera atractivo en los hombres.

Pero hay algo con lo que sí podemos ser proactivos.

Reducir la grasa facial

En un paper donde se estudiaba lo atractiva que es la mandíbula (sí, se investiga de todo, amigos), afirmó que lo que más se interpone en una mandíbula marcada y atractiva es… la grasa.

Es como ir al gimnasio.

Como más secos estemos, más se nos ven los abdominales. No tiene ningún sentido en matarse a hacer abdominales porque sólo se nos verá la tablita cuando estemos a cierto porcentaje de grasa corporal.

cómic masa muscular

Por eso en el mundo del fitness se dice que los abdominales no se hacen en el gimnasio, sino en la cocina.

Por eso se vio que el 74% de veces pensamos que una mandíbula no es bonita por la cantidad de grasa acumulada que tiene.

Si somos capaces de simplemente no ser obesos ya tenemos mucho ganado porque reducimos el tamaño de los compartimiento de grasa en la cara que hacen que se movilicen a través del envejecimiento.

Ejercicios para fortalecer la mandíbula

Y ahora a lo que interesa más: los ejercicios. Lo que podemos hacer.

Hace un par de años compré chicles sanos en Amazon para fortalecer la mandíbula y ejercitarla. El problema es que son bastante blandos y llenos de caca.

Masticar chicle para la mandíbula

¿Masticar chicle aumenta la mandíbula? pues sí.

Lógicamente si vamos a usar esta estrategia para fortalecer la mandíbula y acostumbrar al cuerpo dejar de respirar por la boca y centrarnos a respirar por la nariz, no os compréis chicle lleno de azúcar hecho de mierrda para el cuerpo.

Tiene que ser un chicle realmente duro y no precisamente pequeño para que haya esfuerzo y movimiento al masticar con los ejercicios que en un momento veremos.

James Nestor recomendaba chicle turco, pero existe una resina vegetal hecha para masticar hasta cansarnos que es ideal para este propósito.

goma mascar natural
Mira mi tienda en la que tengo el chicle mastiha de Chíos más barato de internet.

Nos metemos eso en la boca, y a seguir masticando hasta el infinito para darle a nuestra mandíbula el ejercicio que se merece.

¿Lo peor que nos puede pasar? pues que tengamos una mandíbula más marcada que Zyzz. Dejando espacio suficiente para todos los dientes y sobretodo, para que podamos respirar como debemos hacerlo. Un par de consejos para hacerlo correctamente:

  • No os olvidéis de pasar más o menos el mismo rato masticando por el lado derecho igual que el izquierdo.
  • También es importante hacerlo con la boca totalmente cerrada. Labios sellados.
  • De forma natural, nuestra boca tendría que masticar como si hiciera círculos en dirección del reloj cuando masticamos por el lado izquierdo, y al revés cuando masticamos por el derecho.

El primer par de días hasta me dolía la cabeza de masticar durante horas, con dolor a la mandíbula. Rollo agujetas.

Como cuando vas a levantar pesas y tienes agujetas el día siguiente, pues lo mismo pero con los músculos de la mandíbula. Pensad que ahí, somos fuertísimos.

En una sola masticada nuestra mandíbula puede hacer una fuerza de hasta 125kg.

Imaginad si la tenemos atrofiada que ahora la usamos sólo para comer gachas de avena.

¿Por qué la evolución natural nos ha llegado a hacer tan fuertes en la mandíbula? yo no creo que sea casualidad, por eso hipotetizamos si (tal vez) el humano es carnívoro. No sería para comer verduritas.

Practicar el mewing

Lo creáis o no, también se puede mejorar la mandíbula haciendo «postura facial». Tal cual os lo digo.

El movimiento llamado «mewing», que empezó con el el ortodoncista John Mew y ahora no os extrañará escuchar que es una práctica habitual en modelos.

Es básicamente mantener la lengua en la posición que debería ser la natural. ¿Y cuál es la posición natural de la lengua? Si decimos en voz alta «nnnnnn» ahí es donde debería estar, según el Dr. Mew. El hijo del creador del «mewing». Dicho a nivel teórico suena fácil:

  • Posicionamos la lengua relajada en la parte superior de la boca, como si fuera el techo.
  • No sólo una parte pero toda la lengua.
  • La mantenemos ahí siempre que podamos durante el día.

Si os soy sincero no pude mantener el hábito de hacer mewing porque tenía que estar pensando en ello constantemente, en cambio con lo de masticar chicle sí que vi cambios.

¿Por qué? porque es otro de los ejercicios que podemos hacer, hacer una especie de mewing proactivo.

Aplanar bola de chicle

Con la bola de chicle duro que tenemos, lo ponemos en el centro de la boca, y como ejercicio de vez en cuando tenemos que intentar ir aplanándolo con la lengua.

De esta manera podemos tener algo a lo que apuntar para que la lengua se ponga por algún motivo contra el techo de nuestra boca, que yo sin chicle era incapaz de hacer.

Sonreír y tragar saliva

Ya sin chicle también hay alguno que otro ejercicio que podemos hacer.

El Dr. Mew (que no es el Pokemon) nos decía que la lengua tendría que ir donde va de forma natural cuando hacemos el sonido «nnnnn» en voz alta.

Es verdad que la punta se pone en su sitio natural pero no creo que el resto lo haga, un mejor truco sería sonreír muy ancho y tragar saliva. Ahí es donde debería ir la lengua la mayor parte de nuestro día. Tenemos tres partes de la lengua:

  • Punta (delante, parte frontal)
  • Medio
  • Atrás

Poner la punta delante es muy fácil, pero poner tanto el medio como la parte trasera arriba es mucho más difícil.

La mayoría de nosotros nos tendremos que concentrarnos para tenerla ahí de forma proactiva, por esto me gusta mucho más la idea del chicle.

Porque aunque esté haciendo otras cosas, pasa a ser casi una actividad subconsciente.

Periodizar ejercicios

Por esto a algunas personas les servirá tener cierta periodización. De la misma manera que planificamos el entreno el gym para el resto de nuestros músculos, queremos hacer exactamente lo mismo para los músculos de nuestra cara.

No te irías al gym a quemarte por completo el primer día, o a levantar máximos a cada sesión de entreno. Y por lo tanto no vamos a hacer lo mismo con la mandíbula. Es un músculo más.

Si tu objetivo es levantar 100kg en pecho y actualmente estás levantando 50kg, ¿cómo esperas hacerlo de una día para otro? no. Vamos incrementando la dificultad poco a poco.

Es lo que en inglés llaman progresive overload, que es la «progresión de cargas» en español.

Igual para nuestra bonita cara.

Conviértete en un ninja de la vida

Apoya mis horas de trabajo y accede a contenido exclusivo uniéndote a mí y a otros multipotenciales.

  • Boletín privado: recibe los únicos correos que mando.
  • Comunidad: comparte inquietudes con otros multipotenciales.
  • Podcast premium: escucha episodios sólo para miembros.

Únete a Sociedad Ninja

pau ninja sketch

Pau Ninja

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Mis proyectos