Esta es mi lista de hobbies. Esas cosas que siempre he querido probar. Durante este año decidí probar 12 actividades distintas en el periodo de 12 meses. Sacarme de la zona de confort para forzarme a hacer cosas, ya que siempre terminaba poniendo excusas.

La lista ha terminado siendo bastante extensa. He hecho escultura, de granjero, deporte, he bailado, meditado

mi lista de hobbies en 12 meses

Este es el resultado de probar 12 hobbies en 12 meses. Ah. Y también he continuado probando cosas nuevas 😉

12 hobbies en 12 meses

  1. Crossfit
  2. salsa
  3. escultura
  4. yoga
  5. Lindy Hop
  6. Hip Hop
  7. escribir
  8. montar a caballo
  9. granjero
  10. patinaje sobre hielo
  11. bolos
  12. badminton

Pero esto no termina aquí.

Después de terminar de probar todas estas cosas (detalladas a continuación), seguí probando nuevos hobbies:

  • meditación
  • podcasting
  • estudio de idiomas

Nota personal: nuevas ideas para poner en esta lista de hobbies podrían ser: hablar en público, pintar, escalar, acro yoga, escalar, grimpar, tocar un instrumento, artes marciales, tejido de punto, barranquismo…

Mi lista de hobbies

Esta son las experiencias y “descubrimientos” que he hecho probando actividades de distintas ramas.

Arte

En mi búsqueda de algo más expresivo durante el 2017, era obvio que tenía que incorporar algo relacionado directamente con el arte como hobbies interesantes. No se trata de pura creatividad puesto que algunas veces simplemente quiero copiar y no crear de cero.

Escultura

primer día de escultura

El primer día no salió nada mal.

Tome un par de clases muy divertidas. Duraron 2,5 horas y cada una me pasó bastante rápido, especialmente la primera.

Intenté copiar un cuerpo de Venus pero en pequeño, y el resultado de mis manos me sorprendió gratamente.

Tengo que confesar además, que hacerlo fue bastante sensual. Tocar la arcilla con los dedos e intentar representar pechos fue divertido. La profe también estaba la mar de bien 😉

Lo que más me gustó fue el proceso. Poco a poco y con paciencia. Algo que siempre he pensado que tengo que trabajar.

Al cabo de unas cuantas clases decidí dejarlo porque quería probar otras cosas. No se me dió mal del todo pero tampoco encontré que estuviera en mi lista de hobbies interesantes y de cosas que quiero hacer en el futuro.

Escribir

A día de hoy es una de estas cosas nuevas que sigo realizando, pero el día que decidí meterme en serio es cuando más publiqué. En marzo de este mismo año publiqué varios libros en inglés, lo que me abrió una visión del mundo totalmente distinta.

Me hizo preguntar si en una era en el que se puede publicar cualquier cosa en cuestión de segundos, se podría vivir de ello. A mitad de año estaba unos nada despreciables 20-30 euros mensuales. Algo a lo que puedo aplicar lo mismo que cuando empecé a posicionar webs en Google. Si hago lo que he hecho multiplicado por 10 entonces multiplicaré mis ingresos.

Bailar

No me quiero matar en la ducha, pero cuando me cambio de ropa siempre pongo algo de música. Muevo mi cuerpo como si no hubiera mañana. Con algo de rock me imagino que soy un cantante en un festival, con jazz me imagino que soy un beat de la época Kerouac. He incluido los bailoteos en mi lista de hobbies para poder canalizar esta energía.

Swing. Lindy hop

Probé esta modalidad de baile por primera vez cuando fui a Bulgaria a registrar mi empresa ahí. Decidí de apuntarme en algo que fuera social. Mi cuerpo estaba tenso como una roca, y no era sólo por no entender las instrucciones en búlgaro.

Al cabo de unos cuantos minutos y de hacer unos cuantos kick-steps, mi ánimo empezó a entrar en un estado más animado a la vez que tranquilo.

Las búlgaras que tuve como compañeras de baile fueron una monada, traduciendo por mi las instrucciones con sus faldas y pequeños cuerpos. Me arrepentí de no poder apuntarme a más, pero cuando volví a Barcelona me apunté a Swing Maniacs.

Cada clase se volvía más difícil, pero a la vez como era lógico, empezaba a tener más contactos. Me apunté a algún dónde los hombres eran un bien escaso y me sacaban a bailar a menudo. Por desgracia aún no tenía el nivel.

Al entrar en el segundo curso, me di cuenta de que había hecho uno de los pasos más importantes (Swing Out) mal desde el primer día. Decidí dejarlo porque las clases empezaron a hacerse cuesta abajo al ver que no podía seguir.

No descarto volver a empezar desde el nivel básico cuando mi cuerpo se haya olvidado de lo que tengo que hacer.

Hip hop

Seguramente fue una de las actividades en la que tuve que dejar más el ego de lado. Me apunté a una clase y fue divertido a la vez que me petaba la cabecita. Sentí que los otros me juzgaban pero no era más que mi propio ego, porque había muchos que eran nuevos o llevaban pocas clases.

Terminé desprendiéndome un poco de esa mentalidad. La verdad es que fueron todos muy amigables dándome soporte aunque tenía el ritmo en el culo.
Muchas chicas atractivas también, pero decidí que prefería mucho más hacer Swing por el tema de la música y de ser en grupos más reducidos y menos caóticos.

Salsa

En mi pueblo lo probé durante un mes. Fue sin duda divertido, especialmente cuando empecé a coger los movimientos. Lo malo en este aspecto fue que me es imposible disfrutar de este tipo de música, por lo que es difícil bailar y disfrutarlo al completo.

Bugg

bailando Bugg

Mis movimientos de pingüino.

El bugg es un baile bastante popular en el norte. Si le comento a alguien que en mi lista de hobbies hay este tipo de danza, siempre me dicen que nunca han oído a hablar de ello.

Fue mi primera experiencia apuntándome en una actividad de baile. Las sensaciones al cabo de un par de clases fueron absolutamente fantásticas. Me saco de la zona de confort de una manera que nunca lo había hecho.

Aún recuerdo lo rígido que estaba mi cuerpo. Una amiga de Nueva Zelanda me dijo que parecía un pingüino. Me enseñó un vídeo y no le faltaba razón, pero después empecé a dejarme un poco más.

Es relativamente sencillo porque los pies sólo siguen un patrón, mientras se utilizan los brazos para hacerlo más divertido.

Ojalá hubiera podido continuar bailando en otro sitio que no fuera el norte… Sin duda me volveré a apuntar.

Deporte, fitness y movimiento

Un poco de movimiento para el cuerpo sin necesidad de sincronización siempre está bien.

Yoga

Fui a una clase en el centro de Barcelona. Éramos tres y al día siguiente me desperté con dolor muscular, algo que no me esperaba para nada.

Fue de los retos para hacer más chulos y al cabo de 1 hora noté mi mente un poco más tranquila.

Una de las cosas a considerar con el Yoga es que se ha hecho tan popular que en la gran ciudad hay un centro en cada esquina. Caminando 20 minutos por la zona dónde vivía me encontré con tres localizaciones distintas para practicarlo.

Ahora bien. Me pasó algo bastante divertido. Una buena historia.

Al cabo de poco de llegar a Barcelona encontré una chica extranjera en Meetup que hacía clases de Yoga. Teníamos que ser tres personas pero cuando llegué estaba yo solo en su apartamento. Era una chica tranquila, de unos treinta años y atractiva. Empezamos la clase. Se puso contra mi cuerpo, me cogía los brazos, me respiraba en el oído, me hacía mirarla en algunas zonas para enseñarme bien la pose y… Me ponía aceites por dentro de la camiseta mientras estaba intentando de hacer alguna postura.

Salí de ahí con mis mente muy tranquila y muy agitada al mismo modo. No volví pero supe que tenía que escribir al respecto y explicarlo a algunas personas que conocía expertas de yoga. Me confirmaron que eso no se acostumbra a hacer…

Montar a caballo

Algo que tenía que estar en mi lista de hobbies interesantes si o si. No había subido en un caballo desde que era un enano, y fue como volver a esa época en el momento en el que me subí encima del animal.

El instructor de la escuela Club Hipic Maset Dels Cavalls fue ideal explicándolo todo. Con ese trabajo quien se quejaría ¿verdad?

montando a caballo

Resulta que la hípica estaba casi detrás de casa mis padres…

El precio fue de 50€ para dos personas y fui con Salla, mi compañera de piso de entonces. Nos llevaron por caminos detrás de mi pueblo y el tiempo fue perfecto.

Salla ya tenía experiencia (profesional) por lo que quería un poco más de velocidad, pero su primer contacto después de tantos años fue genial para mi. Mi caballo Apolo se comportó y le dejé comer la hierva fresca de vez en cuando.
Ojalá no fuera tan caro para volver a repetir pronto. Pero bueno, volver en una zona con tantos animales me hizo querer tener mi propio burrito y echar de menos el contacto con esta parte de la naturaleza.

Volví a repetir la experiencia cuando estuve de voluntario en Finlandia, con una familia que tenía una pequeña granja. Lo explico más un poco más abajo, pero tenían varios caballos y me enamoré del caballo irlandés que monté. Pequeño tipo poni pero realmente fuerte y amigable. Entiendo a las personas que se vuelven adictas a esta actividad, aunque no es la más barata del mundo. Solo espero poder volver a repetir la experiencia.

Crossfit

Desde el año 2009 que había hecho levantamiento de pesos en el gimnasio u en casa. Vi que en internet había mucho auge de esto llamado Crossfit, pero además muchos se reían y se metían con esta disciplina.

Conocí a una chica de Inglaterra que me transmitió su pasión por este deporte. Lo suficiente para querer probarlo algún día. Le pregunté por que la gente lo odiaba tanto y me dijo que simplemente no lo entendían. Que tenía que probarlo antes de empezar a sacar conclusiones.

Unos 6 años más tarde, cuando me mudé en Västerås (Suecia), unos amigos me animaron a probarlo. Hice uno de los workouts y casi me desmayo. No sólo no podía mantener el ritmo, pero también era el más débil. Después de años levantando pesos… Me impresionó.

Me olvidé de ello pero después conocí a Ioanna online. Otra nómada digital que viajaba y hacia entrenos de Crossfit mientras lo documentaba en su blog. Básicamente viajaba de box a box (los gimnasios de Crossfit se llaman así porque están típicamente instalados en naves y almacenes).

Decidí incluirlo en mi lista de hobbies, y después de 6 meses entrenando en mi garaje haciendo entrenamientos para todo el cuerpo, decidí que era momento de intentarlo. Vi el famoso vídeo de Rich Froning ganando el título de el hombre más en forma de la Tierra en 2013 y me dio unas ganas tremendas de probarlo.

Incluso mi amigo de la infancia Marçal abrió su box cerca de mi pueblo. Parecía que el universo me quería hacerlo probar si o si.

Me mudé de nuevo a Suecia en Octubre y ya me estaba volviendo súper motivado para probarlo. Tenía que retarme a mi mismo a hacer algo así.

El mismo día que tenía el avión a Suecia, me compre las Nike Metcon 2 (usando esta oferta). Sabía que si invertía dinero no haría marcha atrás.

Tenía además en mente que hay un mapa oficial de los box de Crossfit por el mundo, por lo que sabía que era un hobby que podía continuar en cualquier lugar.

Al cabo de un tiempo de apuntarme, me salió un Muscle Up en anillas. Uno de los momentos más emocionantes.

De hecho aunque estaba en Suecia, me compré estas anillas para tenerlas en casa cuando volviera. Para conseguirlo, practiqué un par de semanas. Después de cada WOD me quedaba un poco más para entrenar mi progresión, el agarre y tomar consejos de los profes en el box de Uppsala.

Granjero

Así que descubrí algunas opiniones de voluntarios en Workaway, tuve la oportunidad de probar muchas cosas nuevas. Cada trabajo que hacía era algo que siempre había querido probar. Y bueno, cosas que no tenía demasiadas ganas de hacer, como por ejemplo limpiar…

vaca finlandesa

Adivina quién soy.

Granjero era una de las cosas que siempre había querido incluir en mi lista de hobbies. Siempre me han encantado los animales y mis padres nunca me había dejado tener ninguna mascota.

Viviendo con animales estoy tranquilo. Parece que el estrés desaparece y no me preocupo tanto por las cosas. Lo que me gusta de ellos es que no tienen ningún agenda oculta. Sé que algunas especies sólo me quieren por la comida, pero con otras se crea una conexión que creo difícil que se pueda formar con humanos.

No sé cuándo, no sé cómo. Pero lo que tengo claro es que este hobby me ha ayudado a ver que quiero vivir rodeado de animales y a poder ser libres. Tal vez ayudándolos de algún modo, o sólo con su compañía. Ahora entiendo a muchos veganos extremos.

Por si fuera poco, ahí tuve la oportunidad de montar a caballo totalmente gratis. Era una de las actividades que ofrecían en la granja.

caballos islandeses

Me enamoré de los caballos islandeses. Pequeños como ponis. Resistentes como… un caballo.

Meditación

Desde que empecé el gimnasio por ahí en 2009 para cambiar mi cuerpo, empecé a sentir una sensación de propósito. Esto quería decir dejar de procrastinar y pasar a la acción cada vez más, ser más productivo y empezar montones de negocios online nuevos. Algo que se tradujo en estrés. Me leía montones de libros sobre emprendedores, tomaba acción y me terminaba levantando a las 4 de la mañana con palpitaciones. Seguro que en esa época se me acortaron los años que voy a vivir.

Este es el motivo por el que decidí incluir algo más tranquilo en mi lista de hobbies. Algo con lo que pueda relajarme y vaciar la mente. Sentarse 10 minutos a vaciar la mente parece simple, pero es de las cosas que más me han costado.

Con tantas conexiones neuronales, uno no puede simplemente dejar de pensar en cosas. Supongo que es por esto que he terminado usando HeadSpace. Una aplicación de meditación guiada durante varios días. Los primeros 10 días son gratis. Muy bien para probar esto de la meditación, y la suscripción de pago vale la pena si se planea continuar.

No descarto coger un poco la rutina de meditar con esa app antes de ir a dormir en el futuro próximo.

También decir que muchas de las personas de éxito que sigo meditan, no creo que esta sea una de las cosas que les hacen destacar en sus campo. Parece que se ha puesto un poco de moda en los lares del crecimiento personal. Tal vez se debería poner de moda tomar acción.

Conocimientos

Eso que se hace con el cerebro también puede ir a mi lista de hobbies divertidos.

Aprender idiomas

Decidí meterme a aprender un par de idiomas al año siguiente el mejor método. Hice uso del principio de Pareto para intentar ser lo más productivo posible, haciendo grandes progresos en ruso y portugués. Cuento mi plan para ser políglota en mi blog de idiomas.

Podcasting

He descubierto que me encanta hablar por el micrófono. Me terminé comprando uno que me ha enamorado. He terminado grabando vídeos y haciendo pruebas de episodios únicamente de audio y de podcast. Gracias a esto he terminado escribiendo uno de mis libros sobre el tema.

Quiero organizar algún programa bien planificado para tal vez dedicarme al podcasting en un futuro. No acabo de entender qué es lo que me gusta tanto de hablar al micro sin ser visto, pero me da buenas vibraciones y noto que tengo menos filtros que en vídeo.

Comentarios, opiniones y valoración

Para comentar puede usar las redes sociales.

Mi lista de hobbies: he probado 12 actividades en 12 meses
5 (100%) 20 votes

¿Te ha gustado mucho? ❤

¿Qué dices? ¿que quieres hacer una donación? pues gracias pero no hace falta. Y tampoco pongo publicidad, pero si te quieres implicar de algún modo:

  1. si vas a usar alguno de los mismos servicios que yo, pulsa mis enlaces con los que me gano una pequeña comisión sin que a ti te cueste nada extra
  2. contáctame por email con un mensaje ligado a una donación que al final del año destino al 100% a los animales
  3. compra uno de los libros que he publicado recopilando la información de lo que te interesa

Parece una manera de apoyar lo que escribo más acorde con lo que hago, ¿no?