Ya le hacía falta al mundo online una guía para pillar falsos gurús de la red. Esos bloggers que se llenan la boca (o las entradas) de mentiras y humo para vendernos la moto.

O cursos reciclados que enseñan a hacer cosas que ellos mismo no han experimentado. Encima nos dicen que su única intención es ayudar. Que no quieren ni fama ni dinero.

Pero paga con tarjeta, por favor.

Pequeño reto para cualquier lector. Ir a la sección “sobre mí” de cualquier blog personal. Encontrará frases tan chulas y sinceras como “creé este blog para ayudarte a…”, “mi objetivo es ayudar a emprendedores a…”, “me encanta ayudar a…”.

¿Tanto nos cuesta a los bloggers admitir que hemos creado un blog para vivir de él?

Es el maldito sueño de cualquier persona que se pasa el día en Facebook, Twitter o Instagram mirando la vida de otros.

Qué dices. ¿Qué la vida es maravillosa y no vale la pena tener un trabajo que odias? Cuéntame más.

Para los falsos gurús del 99%, ya nos conocemos tu historia.

Estudiaste o trabajaste en algo que te gustó un poquito pero querías algo más de la vida. Ahora bloggeas porque la vida son dos días y que mejor manera de aprovecharla que hacer un blog.

¿Es tan difícil decir las razones por las que quieres tener un blog?

  • Quiero hacer dinero en internet
  • Quiero trabajar poco. Bloggear no significa aprovecharse de los otros (aunque puede hacerse)
  • No me gusta trabajar para otros
  • Quiero hacerlo desde donde me de la gana
  • Tampoco me gusta lidiar con clientes

Mola cuando recibo mensajes de gente que he inspirado, pero si no pulsaran en la publicidad o enlaces, no creo que pasara un par de horas cada mañana a dar información porque me sale de ahí. Supongo que por esto eliminé mi email para decir “no” más a menudo.

Mercados abundantes de gurús

Es interesante que aquellas industrias dónde más hay falsos gurús, son precisamente aquellas en las que se intentan crear conceptos difusos.

¿Por?

Muy fácil. Porque como más tecnicismos y cosas rebuscadas se puedan crear, más cursos y “actualizaciones” se podrán vender.

No nací ayer, y aquellos temas con las que he estado interesado son a los que casi he estado a punto de comprar sus productos. Sobra abundancia en:

  • seducción (dinámicas sociales)
  • finanzas, marketing digital y SEO (dinero)
  • nutrición (salud)

Por suerte en esa época no tenía un duro para comprar nada al respecto.

Si nos fijamos, estos tres mercados son los que hay más falsos gurús (es verdad que también hay gente que sabe lo que hace). Pero es más rentable vender humo si estamos puestos en esas industrias (y también más competido).

¿Pero como se distingue alguien que quiere venderme algo que no necesito?

La idea es buscar siempre aquel que simplifique las cosas. Además de que los que están ahí por el dinero siempre tiene el mismo perfil.

Perfil de los falsos gurús

Que gracia que se quieran diferenciar pero los falsos gurús siguen la misma corriente.

El maldito mentoring

Finalmente encontramos un cajón de sastre para vender caro. Y que muchos piquen.

El escenario es el siguiente: me encuentro con un blog de alguien en el que se presentan unas ideas super chulas. Vive viajando, o tiene muchos ahorros y sus intereses le hace tener independencia o libertad financiera.

Es probable que ese blogger incluso comparta lo que gana igual que el americano Pat Flynn. Los falsos gurús publican el típico: “wow este mes he hecho 10.000€”.

Pero aquel que no se impresiona “sólo” con cifras altas, va al desglose de estos ingresos y ve que el 90% vienen de mentoring o coaching de vida.

¡Pero eh, vivo de mi blog y te enseño a hacer dinero con él!

Entonces… No viven lo que enseñan

Mira blogger. Me parece muy bien que hagas 10.000€ al mes con mentorías y sea casi tu única fuente de ingresos. Pero no me vendas cursos de cómo vivir de internet que no tiene ningún sentido.

(De)muéstrame que has hecho y entonces ya veremos. Por esto me gusta más el concepto de mentor “micro”.

Misma estructuras y mismas temáticas

Falsos gurús o bloggers corrientes, es una pena ver que nos hemos encasillado en una misma maquetación o incluso temática.

  • títulos: “las Nº cosas que no sabías de X” y todas esas perlas
  • estructuras: portada con una foto cruzando los brazos,
  • frases hechas: “te voy a enseñar a X”, “aprende a X”, “¿quieres Y?”

Eso sí, en el apartado de “sobre mí” o la historia, vamos a vender decir que somos diferentes.

Contenido para ayudarme

Siempre que quiero enlazar alguna referencia, no pongo lo que sale en la primera página de Google. Voy a los puestos 20-30 para dar una pequeña alegría a aquellos que escriben pero no son conocidos.

Encuentro buenas guías y publicaciones sobre cualquier tema en el que estoy metido y quiero enlazar. El problema viene cuando miro su página “about me”.

Casi siempre empiezan con estas frases que he mencionado al principio. La palabra “ayuda” y sinónimos salen a tutiplén y no me queda otra que buscar a otro que no me venda la moto.

Dame consejos

Buscaba algunas ideas para hacer una publicación de negocios online. Me salieron publicaciones de “cómo vivir de ingresos pasivos en 20 pasos”.

Estoy muy seguro que el autor de ese escrito no llega al salario mínimo y está trabajando en una multinacional que odia.

O tal vez no. Quizás sea de estos falsos gurús con montones de visitas en esta publicación, pero que no haya seguido estos procedimientos. Pero que gane dinero con ellos con enlaces de afiliados.

Como los bloggers de finanzas, que recomiendan TransferWise porque dan 50€ de comisión cuando en verdad hay alternativas mejores en los bancos móviles sin comisiones.

La otra opción es que haya empezado este blog precisamente para ganar dinero, pero que aún no haya ganado un céntimo.

Venga hombre. Que cuánto se gana con un blog no cambiará para decir “creé este blog porque me gusta vivir de ello y puestos a hacerlo ayudo a otros”.

Los 2×1 no sólo son buenos en el súper.

Comentarios, opiniones y valoración

Si quieres comentar puedes hacerlo en las redes sociales.

Falsos gurús: guía para pillar mentirosos y vendehumos
4.8 (95%) 16 votes

¿Te ha gustado mucho? ❤

¿Qué dices? ¿que quieres hacer una donación? pues gracias pero no hace falta. Y tampoco pongo publicidad, pero si te quieres implicar de algún modo:

  1. si vas a usar alguno de los mismos servicios que yo, pulsa mis enlaces con los que me gano una pequeña comisión sin que a ti te cueste nada extra
  2. contáctame por email con un mensaje ligado a una donación que al final del año destino al 100% a los animales
  3. compra uno de los libros que he publicado recopilando la información de lo que te interesa

Parece una manera de apoyar lo que escribo más acorde con lo que hago, ¿no?