Durante bastante tiempo sólo he necesitado trabajar menos de 1 hora la semana. Y no, no voy a vender ningún curso… Sólo voy a documentar como conseguí mi independencia financiera, y posteriormente mi libertad económica.

Estuve viviendo y viajando por el mundo con ingresos pasivos de mis negocios online. Junto con otros proyectos e ideas en los que he estado trabajando, han generado más que suficiente para vivir a la vez que he seguido ahorrando e invirtiendo.

Eso no quiere decir que me dedicara a hacer el vago. Estuve escribiendo, creando artículos para este blog, aprendiendo a programar, idiomas y bueno, sí… Llegué a estar 7 meses sin trabajar de forma activa porque todo funcionaba solo.

Pero creo que como regla general, cualquier persona con un poco de ambición para crear algo así, nunca se podrá quedar parado durante mucho tiempo. Aunque se puede hacer…

Los básicos y mis objetivos para llegar hasta aquí han sido los siguientes:

  1. Conseguir seguridad financiera.
  2. Conseguir independencia financiera.
  3. Conseguir libertad financiera.

¿Cómo he completado esta pirámide paso a paso?

Planificar mi libertad financiera

Conseguí mi independencia financiera gracias a que aprendí cómo posicionar mi web en los primeros lugares de Google, después publiqué algunos libros, y finalmente he estado generando ingresos pasivos con otros proyectos.

Pero para llegar a esto tuve que planearlo. Pensé en algo que fuera lo más permanente y seguro.

Ya se sabe que la clave para la libertad financiera a parte del volumen de ingresos es la diversificación.

En el proceso de planearlo y diseñarlo todo, me di cuenta de que cualquiera que lea esto podría hacer exactamente lo mismo. Cualquiera podría planificar, ahorrar e invertir hasta lograr la libertad financiera en menos de 10 años dependiendo de lo agresivo y decidido que uno quiera ser.

Planificar mi independencia financiera no es necesariamente para que pueda relajarme en una playa sin hacer nada durante el resto de mi vida, sino para ser libre de hacer lo que quiera. Esto podría incluir objetivos financieramente productivos como empezar un negocio, pero también podrían ser objetivos creativos como el arte, la música, viajar, aprender idiomas, o cualquier cosa que me apasione y a la que quiera dedicar más tiempo.

La idea de trabajar 40 horas a la semana y tener que esperar hasta tener 65 años para navegar hacia la puesta de sol suena ridícula.

Aclarando la libertad financiera

Mi objetivo es mentener un punto de libertad financiera en el que no tenga que seguir trabajando para conseguir dinero, y en el que esté razonablemente seguro de que no tener que hacerlo en el futuro.

La única forma en que eso puede ocurrir es que tenga una cantidad de dinero en el banco sin comisiones. Pero tendría que ser tan absurdamente elevada que pueda ir sacándolo durante el resto de mi vida. O que reciba suficiente dinero a partir de fuentes que no requieran un trabajo regular (ingresos pasivos). El primer caso está genial, pero no es algo que pueda planificar, así que me centro en el segundo.

El cálculo es sencillo: si cada mes recibo ingresos pasivos mayores que mi gastos, entonces soy financieramente libre. Que es el estado en el que me encuentro desde hace meses. Pero para planificar y fijarse objetivos, puedo descomponer esto en unos pocos niveles, basándome en una simplificación de los niveles que Tony Robbins resumió en su libro.

Esto ayuda a aclarar lo que necesito, y también proporciona unos cuantos objetivos a los que apuntar.

Objetivo 1. Seguridad financiera

En primer lugar, me encuentro con la Seguridad Financiera, que significa que mi hipotética hipoteca, mi suministros, mi alimentación, mis seguros y otras necesidades básicas están cubiertas. No se trata de salir a comer por ahí o de hacer viajes, sino de sobrevivir, y podría arreglármelas con estos ingresos de manera indefinida.

Digamos que quiero vivir en Barcelona (Suecia). Podría lograr conseguir una seguridad financiera razonable con alrededor de 1.000€ al mes, asumiendo que no tenga hijos ni mucha deuda. No viviría en un apartamento grande y lujoso, ni saldrías mucho a comer fuera, pero estaría seguro.

Este número variará dependiendo de mi piso (o habitación), suministros, dieta, seguros, familia, etc., pero puedo hacer una estimación aproximada de lo que me gasto cada mes en:

  • Alquiler / hipoteca
  • Suministros
  • Comida
  • Seguros
  • Necesidades básicas

Hacer un Excel para calcular dicha libertad financiera es perfecto.

Objetivo 2. Independencia financiera

Después está la Independencia Financiera, que es lo que sea que cueste mi estilo de vida actual. Es el número con el que no tendría que cambiar en absoluto cómo vivo si abandonara mi empleo o dejara de trabajar.

La manera más sencilla de averiguar esto es ver lo que gasto al mes ahora mismo. O lo que podría estar gastando cada mes para ser tan feliz como ahora.

Sea cual sea el número, lo pongo en mi Excel en otra pestaña.

Objetivo 3. Libertad Financiera Absoluta

Por último, está la Libertad Financiera Absoluta, en la que tengo más dinero del que me hace falta gastar. Este nivel varía mucho dependiendo de mis deseos, pero siempre es múltiplo de lo que gano ahora mismo.

Hay algunas maneras de averiguar este número por mi mismo. Podría escoger una cantidad con la que no tengas ni idea de lo que hacer con ella, o podrías pensar en algunas cosas que quiera en mi vida y calcular su coste mensual.

Para mí, este número no es muy alto, dado que lo que quiero es, sobre todo, viajar, comer y comprar libros. Lo que cuento en mi proyecto de vida. Algo que sale barato. Por suerte si fuera alguien a quien le atrae la idea de tener una mansión, un coche lujoso y un avión privado, esta cantidad podría ser muy alta. No hay necesidad de reducirla a algo razonable porque éste es mi GRAN objetivo financiero, así que pongo en la hoja de cálculo cualquier cosa que suene emocionante para mi vida.

Flujos de ingresos para la libertad financiera

Mi objetivo es acumular suficientes ingresos (aunque sean potenciales) sin trabajar, para que puedas lograr mis niveles de Seguridad, Independencia y Libertad Absoluta. Algo que ya he logrado, pero lo que estoy trabajando ahora es algo aún más importante. Asegurarme de que no vayan a desaparecer de un día para otro y me dejen en la estacada sin libertad financiera.

Esas fuentes de ingresos se dividen en dos categorías: Inversiones e Ingresos Pasivos.

Inversiones (la que menos me gusta)

Las inversiones son la manera clásica de lograr la independencia financiera, y suelen ser la más estable. Una vez que uno tiene suficiente dinero invertido en un conjunto variado de acciones y bonos, puedes vivir de los intereses generados cada año y no tener que trabajar nunca más.

No es mi manera favorita porque se trata de tener cantidades voluminosas de dinero. Conseguirlo es cuando uno acaba esclavizándose.

Pero bueno, es una de las opciones que había considerado en el pasado. Así es como funcionan los cálculos.

Digamos que tengo 100.000€ invertidos en eToro. Asumiré que obtengo una rentabilidad del 7% anual (una estimación típica basada en el rendimiento pasado). Ese 7% de rentabilidad significa que, en un año, mis 100.000€ se convertirán en 107.000€.

Al año siguiente, esos 107.000€ generan intereses y se convierten en 114.490€. Obviamente, no siempre es un 7%, pero en un plazo lo suficientemente largo, debería ser un valor alrededor de ése. De hecho en esta plataforma de social trading las ganancias acostumbran a ser bastante más grandes si se copia a la persona adecuada.

Ese interés compuesto es cómo se pueden obtener grandes cantidades de manera sorprendentemente rápida. Pero mi objetivo de libertad financiera no es necesariamente dejar que se vayan acumulando los intereses con el tiempo. Sino sacar lo suficiente para vivir cada año. Existe el consenso generalizado de que la cantidad a sacar es del 4% al año, para así poder compensar la inflación y mantener la seguridad durante las caídas de los mercados.

De modo que, en lugar de que siga a 100, 107, 114, al final del año sacaría 4.000 y sólo se incrementaría hasta 103. Esos 4.000 son los ingresos de inversiones.

Pero 4.000€ no son suficientes para lograr la seguridad financiera en muchos sitios. Depende de dónde quiera vivir claro, porque en Escandinavia lo pasaría muy mal. Así que tengo que averiguar cuánto tienes que tener invertido. Para ello, cojo mi cifra de seguridad financiera, la multiplico por 12 para tener la cifra anual, y luego por 25 (el inverso de un 4%).

Inversión de Seguridad = Coste Mensual de la Seguridad Financiera x 12 x 25

Como siempre lo pongo en mi hoja de cálculo.

Ésa es la cantidad que tengo que invertir para vivir de las inversiones. Si mi objetivo son 2.500€, entonces necesito 750.000€.

Eso no significa que realmente tengas que “ahorrar” 750.000€, porque como lo tengo invertido, está generando intereses. Si asumo una rentabilidad anual del 7%, entonces puedo alcanzar 750.000€ en 10 años, contribuyendo 4.200€ al año (o $500.000€ en total).

Si no se tiene prisa y quiero dedicar 20 años, sólo tengo que contribuir 1.400€ al mes, o 336€.000 en total.

Si dedico 30 años, son 650€ al mes y 234.000€.

Para obtener mis propias estimaciones, hago pruebas con los “Años” y la “Cantidad de Inversión Mensual” para ver cómo, al cambiar mi nivel de urgencia y la cantidad que invierto, se pueden acelerar y ralentizar las cosas.

Así que aquí lo tengo. Invierto este dinero y tendré libertad financiera viviendo de los intereses.

Creo que era el método del que se habla en el libro de Vivir Sin Trabajar, pero es un método que nunca me ha hecho gracia.

Ahora bien, en general, aquí es donde la mayoría de guías y objetivos de “independencia financiera” se detienen. Pero, en mi opinión, es una manera demasiado lenta y aburrida, que es el motivo por el que hay una forma más rápida de llegar a ese objetivo.

Ingresos pasivos (mi favorita)

Mientras que los ingresos procedentes de las inversiones son extremadamente lentas pero razonablemente estables, los flujos de ingresos pasivos pueden desarrollarse con rapidez con el desafortunado efecto secundario de la volatilidad.

He hecho una lista con ejemplos para generar ingresos pasivos de forma práctica y mis negocios online.

He elevado mis ingresos pasivos en sólo unos meses hasta un punto en el que sostienen mi estilo de vida. Sin embargo, un mes cualquiera esos ingresos podrían desaparecer por motivos impredecibles, y estaría en un aprieto. Aunque mis inversiones variarán de año en año y bajarán notablemente unas pocas veces a lo largo de mi vida, es poco probable que pasen a cero de la noche a la mañana.

Pero la magia de los ingresos pasivos está en el efecto que provocan en lo rápido que tengo que ahorrar para conseguir mis ingresos de inversiones, y en cuánto tengo que ahorrar.

Digamos que mi umbral de Seguridad Financiera es de 2.500€ al mes (mucho para ser ciudadano español. Pero tal vez me planteo vivir en el norte). Según los cálculos de antes, eso significa que tengo que tener 750.000€ invertidos para lograr los rendimientos que necesito.

Vale hacemos que tengo 1.000€ al mes de ingresos pasivos. Con esos 1.000€ al mes no sólo estoy ahorrando más dinero, sino que también necesito ahorrar una menor cantidad. Asumiendo que pueda mantener unos ingresos pasivos de 1.000€ al mes, ahora sólo necesito recibir 1.500€ al mes de las inversiones, o tener 450.000€ ahorrados.

Si quisiera tener 750.000€ invertidos en 10 años, empezando de cero, tendría que apartar 4.200€ al mes. Pero con unos ingresos pasivos de 1.000€ mensuales para reducir mi objetivo, ahora sólo tengo que ahorrar 2.500€ al mes. Sigue siendo un montón, pero si reduzco la inversión mensual casi a la mitad, ahorrarlo será ahora más sencillo porque puedo mantener mi salario y canalizar todos esos ingresos pasivos a mis ahorros.

Así que, aunque podrías lograr la Libertad Financiera sólo mediante inversiones, sería lento, y aunque podría lograrla mediante ingresos pasivos, sería inestable, así que la mejor solución es combinarlos.

Combinando inversiones e ingresos pasivos

Para alcanzar la independencia financiera lo antes posible, interesa sacarle provecho tanto a las inversiones como a los ingresos pasivos. En el pasado he seguido los siguientes pasos que profundizaré próximamente.

  1. Reducir la cantidad que necesito
  2. Maximizar mi inversión
  3. Crea flujos de ingresos pasivos

Estos pasos están ordenados según la ventaja que proporcionan. Reducir la cantidad que necesito es lo que más lo acelera todo, seguido de maximizar las inversiones y de los ingresos pasivos. Sólo debería moverme de un paso al siguiente una vez que he exprimido de manera razonable cada gota del paso en el que esté.

Independencia financiera a la práctica

Esta parte de teoría está muy bien, pero no se llega a ningún sitio sin tomar acción. Por esto también he explicado lo que he ido haciendo para llegar a cubrir cada una de estos tres pilares básicos.

Reduciendo lo que necesito

El paso más importante para hacer que esta jubilación rápida sea razonable es reducir la cantidad que tengo que tener invertida para conseguirla. Al hacer esto en primer lugar, reduzco la cantidad que tengo que tener ahorrar y aumento la cantidad que tengo disponible para ahorrar.

Por cada 100€ que pueda reducir de mis gastos mensuales, disminuyo la cantidad que tengo que tener ahorrada en 30.000€. Si quiero conseguirlo en 10 años, eso significa que puedes hacerlo incluso invirtiendo 180€ menos cada mes. De esta manera, reducir mis gastos mensuales en 500€ significa que tengo que ahorrar casi 900€ menos cada mes y que tendré disponibles esos 500€ para invertir, haciendo que todo sea más fácil.

Lo que importa aquí es observar en qué me estoy gastando el dinero y vea cómo puedo reducirlo en unas pocos temas clave de alto impacto. Especialmente maximizando el dinero que puedo ahorrar.

Impuestos. Dependiendo de la movilidad, mudarse a un estado en el que no haya impuestos sobre la renta puede suponer una enorme diferencia en la cantidad que uno puede ahorrar. De hecho después de ser autónomo en España decidí irme a Bulgaria y registrar mi empresa ahí. De forma totalmente legal claro.

Alquiler. Se puede encontrar un apartamento más pequeño, buscar un compañero de piso, múdarse a una parte distinta de la ciudad, usar cafeterías en vez de tener la oficina en casa, lo que sea que funcione. Esto también podría solucionarse yendo a una ciudad distinta. Para librarme de impuestos o dónde todo sea más barato.

Transporte. Basta de coger el coche, en su lugar, se puede utilizar la bici y el transporte público. O vivir dónde se pueda ir caminando a los sitios. Cambiar a algo más barato y más eficiente en el gasto de combustible.

Viajar. No hace falta alojarse en hoteles. Es mucho mejor usar Airbnb o hasta hostales. Usar los puntos de la tarjeta de débito para viajar más barato. Viajar en días de descuento para reducir notablemente los gastos de vuelo. O usar un buen buscado de vuelo.

Comida. Comprar en grandes cantidades. Deja el gluten, comiendo arroz y legumbres. Aumentar la proporción de grasa en la dieta, especialmente la que procede de la mantequilla y el aceite.

Compras compulsivas. Dependiendo de lo impulsivo que uno sea como comprador de Amazon (yo soy espantoso), se puede crear una regla como esperar 2 semanas para cada compra. Cualquier cosa por la que pueda esperar 2 días puede esperar 2 semanas.

Así que en resumen, lo que proporcionará una mayor ventaja será mudarse a una ciudad con un coste de la vida más barato y sin impuestos sobre la renta. Vivir en un lugar céntrico y desde el que se pueda ir caminando a los sitios, aprender a cocinar, y crear una regla sobre retrasar las comprar que no se necesitan inmediatamente. La mayoría de eso se puede hacer ya mismo. Así se logra la libertad financiera.

¿Invertir los ahorros?

Si no se tiene 3-6 meses de gastos ahorrados en algún sitio, hay que ahorrar antes de empezar a invertir. No voy a atar el dinero al mercado para luego necesitar fondos de emergencia.

Yo prefiero 6 meses porque tengo una empresa y tengo ingresos variables, pero dependiendo de lo regulares que sean y lo seguros que creas que son, podría mantener menos dinero líquido en mano.

Cuando me planteo si ahorrar o invertir lo tengo bastante claro. Mejor invertir en negocios y en mi mismo que en mercados.

Generando ingresos pasivos

El paso final del plan para alcanzar la independencia financiera tan rápido como sea posible es crear ingresos pasivos que puedan reducir la cantidad que se necesita para “jubilarse” y acelerar el ahorro hasta llegar a dicha cantidad. Es lo que he hecho yo. Pero esto asumiendo que se haya hecho todo lo posible para reducir los gastos y maximizar lo que invierto. Pero ¿cómo lo planeé?

Estoy preparando una publicación dónde explico cómo generar ingresos pasivos en modo práctico. Suscribirse a la lista de correo o seguirme en las redes sociales para información (este mismo mes).

La regla más importante era no perder dinero. Podía gastar un poco, pero NO coger todos los ahorros ganados con esfuerzo y despilfarrarlos en algo que no sabía si me iba a dar un retorno de inversión positivo. En este aspecto hay que tener en cuenta que si no se tiene experiencia en emprender online, hay que tener mucho, mucho cuidado.

Muchas personas han quemado sus ahorros buscando tener ingresos pasivos, así que hay que ser listo.

En cuanto a qué hacer, hay un mundo de opciones. La versión más sencilla es “cualquier producto que se pueda vender en grandes cantidades por sí mismo sin un mantenimiento regular”. Esto podría ser:

Y aunque está fuera del alcance de este escrito explicar exactamente todas las maneras de crear ingresos pasivo, si uno se ciñe a ello y se centras en áreas en las que se tengan conocimientos o experiencia, es muy factible.

Algo que resultará de ayuda es establecer un objetivo para la cantidad de ingresos pasivos que uno quiere generar. Al ver cuánto se puede reducir la cantidad que se necesita ahorrar, es más fácil estar motivado para hacer que ocurra.

Comentarios, opiniones y valoración

Si quieres decir la tuya sobre la libertad financiera he dejado las redes sociales abiertas para que lo puedas hacer.

Independencia financiera ¿Cómo conseguí mi libertad?
5 (100%) 15 votes