Sólo quiero ser feliz (lo único que necesito)

Cuando pienso que sólo quiero ser feliz y me viene una sola idea en la mente es la libertad.

Pero aunque la he tenido hace más de 4 años gracias a mi independencia financiera, hace unos años sólo viajaba sin parar. Entre aviones, trenes y autobuses escribí mi libro I’m Not Jack Kerouac, en donde mi persona gana dinero, folla, tiene libertad para estar donde sea pero está triste todo el tiempo. «Sólo quiero ser feliz» me decía, pero tanto en movimiento como parado no lo era.

Los primeros meses en el norte lo pasé francamente mal y en silencio. No sabía que coño hacía ahí, pero sabía que tenía que hacer algo.

Pasó el tiempo y no era verdadero conmigo mismo, hasta que en mi estancia en Australia terminé con una lista de 5 cosas que necesito para ser feliz.

  1. Relaciones y comunidad
  2. Libertad
  3. Propósito y novedad
  4. Sol
  5. Animales, mar y otros factores

#1. Relaciones y comunidad

En un estudio de más de 80 años sobre la felicidad, se siguieron las vidas de centenares de personas. Con entrevistas y observaciones, llegaron a entender que había un solo factor que determinaba si esa gente terminaba con una vida feliz.

Los círculos sociales.

No era la cantidad, si no la calidad de estos que los hacia estar más felices, pero también con mayor salud tanto física como mental.

Qué curioso. Hay un libro donde se compara lo que tienen en común aquellos que han vivido más de 100 años en distintas partes del mundo.

The Blue Zones, Second Edition: 9 Lessons for Living...
Otras cosas que tienen en común los centenarios: vino, actividad y una dieta abundante en verduras y fruta.

Ahí, los círculos sociales, o más bien la comunidad, sale victorioso como el factor más importante.

Viajando por el mundo, he creado relaciones sociales con las que hemos establecido una bonita relación, pero terminan desapareciendo con la misma rapidez que han venido.

Por el contrario, he creado otras que en pocos meses han creado raíces realmente fuertes y con los años y la distancia, no han desaparecido. Pero han sido tan pocas que las puedo contar con menos de una mano:

  1. Jan: fue mi compañero de casa en Canadá en 2012. Un par de años más tarde viajamos juntos por Austria y Bratislava. Me vino a visitar más tarde a mi pueblo, y en la actualidad seguimos haciendo videollamadas una vez cada 60 días aproximadamente.
  2. Antonio: un croata que conocí haciendo game en Zagreb. Nos llevamos super bien de seguida. Las conversación pasaron de ser sólo de chichas a emprendimiento, vida, meditación y cosas.

Cómo sé si una amistad es 100% de verdad

  1. Tiempo. No lo uso para establecer la relación social, pero para ver cuál es la actitud de ambas partes a medida que pasan los meses.
  2. Hablar no sólo cuando las cosas van mal. Es muy fácil hacerlo entonces, pero cuando algo nos va bien y nos mantenemos ocupados, es entonces cuando sigues queriendo compartir cosas.

Qué me gusta que destaque en las personas

  1. Humildad
  2. Cierto grado de conexión
  3. Algún interés en común

#2. Libertad

Para mí, tengo libertad con:

  • la ventaja de trabajar en remoto
  • la tranquilidad de generar ingresos pasivos y poderme tomar vacaciones cuando quiera
  • tener dinero suficiente para poder comprarme un billete o alquilar un Airbnb
  • poder administrar mis negocios de manera 100% remota después de abrir empresa en Estonia

Ahora que considero que soy ciudadano del mundo, esto hizo que tomara muchas acciones para seguir la teoría de banderas y simplemente establecerme ahí donde me trataban mejor.

¿Y qué se necesita para poder ir dónde me siento de maravilla? independencia y libertad financiera, como no…

Otro estudio interesante dice que el dinero compra felicidad, pero sólo hasta $75.000/año. Como no, los datos salieron de analizar a los norte americanos, que llevan un nivel de vida mucho más alto que el resto de mortales. Estoy convencido que para el resto, la cantidad es muy inferior, pero queda claro que se necesita cierta abundancia y prosperidad para tener cierto grado de seguridad financiera, antes de pasar a la independencia y posteriormente a la libertad en este aspecto.

#3. Propósito y novedad

No sé si es la novedad, porque a veces puedo estar 3 meses a tope con la misma cosa en la cabeza, y de pronto cambiar y perder el interés por completo.

Pero es cuando me levanto de la cama y no sé por qué lo he hecho, que entonces me pregunto que coño hago vivo si yo sólo quiero ser feliz.

Mi ex novia me hizo ver que no se puede estar siempre con la ambición en la cabeza, porque de lo contrario me pongo en «la otra» carrera de la rata. Llegando al final de un propósito y no disfrutándolo porque quieres otro.

Estar contento con lo que se tiene pero también con lo que se consigue es difícil para algunas personas, pero creo que poco a poco he encontrado un poquito de felicidad en disfrutar el proceso buscando una meta en concreto.

#4. Sol

Aunque a día de hoy sigo considerando que los Estados del norte se pueden considerar perfectamente como el mejor país para vivir, puse mi bandera y residencia en:

  • Vancouver, Canadá
  • Västerås, Suecia
  • Uppsala, Suecia
  • Helsinki, Finlandia

Estar ahí me afirmó que era el mejor sitio para formar una familia, vivir o trabajar, pero también me reafirmó algo que no había considerado seriamente hasta entonces: necesito sol para ser feliz.

Busqué información para confirmar que no estaba loco y así era. Son varios los estudios que afirman el impacto positivo de las horas de luz.

#5. Animales, mar y otros factores personales

Hay otros factores que he ido descubriendo poco a poco después de varias experiencias como voluntario en Workaway, pero también viajando, interactuando, y viviendo en general.

  • me gusta más el mar que la montaña
  • la conexión con los animales me hace desaparecer el estrés
  • la historia de la civilización me recuerda lo mierda que soy, lo poco que valgo y que lo puedo hacer todo
  • necesito estar más cerca de la naturaleza que de la ciudad
  • no me gusta viajar sin parar y sin propósito

La felicidad según mis mentores

Nunca en la vida pasaría por alto lo que dijeron los grandes maestros sobre lo que se necesita para ser feliz.

«Una vida tranquila en las afueras. Con la posibilidad de ser útil por quien sea fácil serlo. Para aquellos que no están acostumbrados a que lo sean para ellos. Y trabajar, con la esperanza de ser de utilidad. Después descansar, naturaleza, libros, música, amor al prójimo. Esta es mi idea de felicidad».

Dijo Tolstoi en Family Hapiness, pero no creo que el autor hablara demasiado de esta idea en concreto, pero más bien de la simplicidad en las cosas y la apreciación de lo que nos importa a nosotros.

Y supongo que esta simplicidad para ser feliz, puede ser despreocuparse de lo complejo. Por esto la cita de Thoreau viene al dedillo.

«La felicidad es como una mariposa que, cuando se la persigue, está siempre fuera de nuestro alcance, pero que, si me siento en silencio, puede apearte. Cuanto más la persigas, más te eludirá, pero si vuelves tu atención a otras cosas, vendrá y se sentará suavemente sobre tu hombro».

La felicidad según yo

Creo que la describí bastante bien en mi día perfecto.

Sólo quiero ser feliz (lo único que necesito)
4.7 (93.33%) 3 votes

Comentarios, opiniones y valoración

¿Algo que comentar o aportar sobre este tema? Lo hablamos por las redes sociales:
❤ ¿Te ha gustado mucho lo que has leído? ❤ (pulsa aquí)

Siendo fiel a mis principios no vendo cursos, no pongo publicidad y tampoco hago mentorías de vida. Sólo me encanta escribir y documentar lo vivido.

Si quieres dar soporte a lo que hago:

  1. ¿vas a usar algún servicio o producto de los que menciono? si los adquieres vía mis enlaces, gano una pequeña comisión (3-5%) sin que a ti te cueste nada extra
  2. ¿te gusta leer? si te interesan las temáticas, puedes comprar uno de mis libros auto-publicados. Además puedes demostrar la buena persona que eres dejando una reseña honesta :D

Parece una manera de apoyar lo que escribo más acorde con lo que hago, ¿no?

Pau.ninja

Calvo fresco y desenfadado. Ninja de la vida. Experimento con todo lo que me llama la atención: libertad financiera, idiomas, minimalismo, hobbies, pensamientos de ducha...

Sólo envío 1 email al mes con lo más destacado. ¿Te apuntas?

Sí. Mi email es...