Empecé a escribir un diario personal…
¿Beneficios? ahora tengo superpoderes (casi)

Escribir de forma expresiva en formato diario personal por amor al arte, suena a un hábito posh. De bohemio con tatuajes a lo Jonny Depp que tiene tiempo de sobras y puede volverse poeta versando sobre su propia vida.

Pues la ciencia dice que tal vez deberíamos volvernos todos un poco más hipsters si esto significa que vamos a escribir más.

Suena egocéntrico pero hay montones, repito, montones de estudios que muestran como escribir sobre nosotros mismos, experiencias personales y lo que hemos vivido:

  • Mejoran los trastornos del estado del estado de ánimo
  • Ayudan a reducir los síntomas entre pacientes con cáncer
  • Mejoran la salud después de personas que hace poco hayan sufrido paros cardíacos
  • Reducen el número de veces que una persona visita al médico
  • Incluso mejoran la memoria (tal cual)
  • Y mucho más

Voy a responder a lo que os estáis preguntando ahora mismo: no. Hacer informes o rellenar el Excel de la oficina no cuenta como «escribir».

La psicología ha metido la puntita tanto en el poder de escribir en papel como en el impacto de escribir sobre nuestra propia historia. Que no es lo mismo que escribir sobre nosotros.

Suena a tontería de autoayuda, ¿no? yo también lo pensaba, y como muchas veces, estaba equivocado. Cambié completamente de opinión cuando empecé a ver estos estudios clínicos con grupos de control.

cómic escritor

Es fascinante porque los sujetos que siguen unas pautas concretas para escribir un diario personal terminan con, no sólo cambios de hábitos positivos sino también sintiéndose más felices y con mejores vidas.

¿Dónde estaban estos estudios cuando corté con mi ex?

Seguramente al igual que mi relación con ella, esta ciencia de la «escritura mejora-vidas» se basa en esta narrativa personal que da forma a nuestra visión. Una visión del mundo pero también una visión de nosotros mismos.

No estamos hablando de repetirnos afirmaciones rollo: «soy guapo» o «soy inteligente».

No.

Los psicólogos que están indagando en esto creen que el hecho de escribir sobre como nos vemos, qué podemos hacer para mejorar en ciertos obstáculos que nos aparecen en la vida y demás, ayuda a redirigirnos tanto a nivel consciente como subconsciente que no simplemente pensar en hacerlo.

Pero claro… ¿se trata de simplemente escribir en una página en blanco y ya está? hoy indagamos en la ciencia de escribir un diario personal.

Qué es un diario personal

Un diario personal es un registro escrito de nuestras experiencias de vida e ideas. Es un lugar donde el autor registra y reflexiona sobre lo que le sucede durante el día.

Dicho así, no parece que haya gato encerrado.

Compramos una libreta en los chinos y a empezar a darle al boli BIC, ¿no?

Maneras de escribir un diario

Lo que pasa… es que hay muchas maneras de escribir un diario:

  • Como un registro
  • Como un diario de gratitud
  • Como si te mandaras cartas a ti mismo…

Claro. Si hay tantas maneras, ¿hay alguna qué sea mejor según la evidencia? iremos adentrándonos en ello poco a poco.

Empezemos por la puntita.

Por qué escribir un diario

¿Por qué?

¿Por qué escribir un diario personal en primera instancia?

Pues porque quien te va a escuchar más no es ni tu madre, ni tu novia, ni el cura. Quien te va a escuchar más que nadie eres tu mismo.

Lo que pasa que si lo haces en voz alta no es muy privado y te terminarán regalando un embudo de aluminio para que te pongas en la cabeza par que todo el mundo pueda ver lo loco que estás.

Escribir un diario personal no sólo te da esta privacidad sino también la oportunidad de sentarte a reflexionar sobre tu día y pensamientos porque nadie más que a ti mismo le interesa tanto lo que tienes que decir porque… bueno, al fin y al cabo es tu vida.

Una vida a la que no nos paramos a escuchar a menudo porque cada vez estamos menos «aburridos». ¿No es eso algo bueno? bueno. A mi manera de entenderlo no aburrirse significa pasar menos tiempo con nuestros pensamientos.

Los estoicos llevan más de 2.300 años diciéndonos de la importancia de escucharnos a través de la escritura personal. Del «journaling» que llaman en inglés.

Por qué escribir en papel

«Tiene sentido Pau pero, ¿no puedo hacerlo en el ordenador con lo cómodo que es?» a ver, yo soy el primero que le mola escribir en ordenador, pero ahí es donde hago mi gestión del conocimiento.

También me mola escribir en las tablets de tinta electrónica que uso tanto para leer como para anotar. Pero… esto es distinto. ¿Por qué escribir sobre nuestras vidas en papel y no en el Mac?

Para los americanos escribir en papel se ha vuelto a poner de moda desde que el gurú de autoayuda Tim Ferriss no deja de decirlo por su podcast.

El bueno de Tim no es el quien lo inventó, aunque últimamente es quien lo ha divulgado más que nadie.

La idea se empieza a popularizar con el libro de Julia Cameron «El Camino Del Artista».

La tía dirigió una película que fue más criticada que pegar a menores, así que para digerirlo se sentó y empezó a escribir páginas y páginas de lo que sentía. Estaba bloqueada creativamente, tenía más dudas que un adolescente queriendo besar a su crush y se notaba con la necesidad de recuperar el mojo de artista.

La buena de Julia siempre ha reitreado lo importante que fue hacerlo en papel. Y no es para ponernos filosóficos o poetas y citar a personajes de la historia como Anna Frank con su:

«El papel es más paciente que las personas.»

Pero es verdad que muchos de los que escribimos en papel repetimos constantemente que hay como una conexión más íntima entre bolígrafo y hoja. En esa «expresividad analógica» que estamos olvidando, mientras que con ordenador a mí me encanta para aprender y demás, pero está más despegado emocionalmente que en el papel.

Pero no es sólo esto. Es también… ciencia.

Un estudio de 2021 de la Universidad de Tokyo concluyó que hay mucha más activación del cerebro cuando escribimos en papel que cuando lo hacemos con nuestros dispositivos tecnológicos.

Los japoneses que se lo miraron de cerca vieron que cuando los tipos que intentaban recordar lo que habían escrito 1 hora más tarde, los que lo habían hecho en papel se acordaban más y tenían más activación de su cabecita.

¿Diario personal, agenda o planner?

En su momento investigué sobre el poder de las agendas y planners para organizarme el día, pero por cosas de mamá pájaro (engullir información para dársela a la audiencia), terminé leyendo estudios sobre el poder de escribir un diario personal por la noche. Y dije: ¿por qué no se habla más de esto?

Empecé a clasificar los mejores del mercado, ¿y qué me encontré? que no había ningún diario personal que utilizara estos estudios. La mayoría eran simplemente libros en blanco, o agendas/planners con calendarios y apartados que restaban propósito al arte de escribir el diario y los estudios de psicología que respaldan los beneficios.

Así que, ¿qué creéis que hice, ninjas de la vida? creé mi propio diario personal.

Físico y respaldado en los beneficios que cita la evidencia científica. Cada maldita página es respaldada por lo que dice la psicología. Hasta estoy planteándome en traducir las páginas a inglés y otros idiomas porque no he visto ninguno igual.

Como buenos multipotenciales que somos, con mil pasiones, intereses y pensamiento divergente que nos hace ser curiosos por naturaleza, lo peor que podemos hacer es no prestar atención a lo que nos pasa por la cabeza.

Algo que también se traduce en prestar menos atención no sólo a lo emocional, sino también a lo lógico: hábitos, objetivos y cosas por el estilo.

Terminamos al final con una infinidad de proyectos más abiertos que mi trasero de toda la fibra que comía cuando era vegano.

¿Por qué creé un diario y no una agenda/planner? bueno, porque en una agenda o planner trabajas lo que tienes que hacer el día a día, pero un diario personal está más enfocado a tu persona que en tus tareas.

Recordemos que un buen día empieza la noche anterior, por eso también incluí algunos elementos de objetivos y hábitos, pero es nocturno por los beneficio que tiene hacerlo al final del día y no al principio.

Comprad uno y flipad con los superpoderes. Casi como el NoFap pero con ciencia que lo respalda.

Beneficios de escribir un diario

Hay más estudio que da soporte al hecho de escribir un diario que las h0stias emocionales de mi ex. Lo primero ha sorprendido más a la gente que lo segundo, que ya se veía a venir.

Empecemos por «lo productivo» que interesa más a la gente que «lo emocional».

Tocaré más adelante sobre las páginas exactas de un diario que nos tienen que guiar, pero que sepáis que lo que tocamos hoy, es la punta del iceberg que encendió esta mecha de querer crear un diario de vida.

Mejorar la productividad

  • Enfoque: mejorar el inicio del siguiente día para ser más productivo
  • Basado en ciencia ✅

El primer beneficio es exactamente esto. Claro y en botella: escribir un diario nos hace ser más productivo. ¿Por qué?

«No aprendemos de la experiencia… aprendemos al reflexionar sobre la experiencia».

No sólo lo dijo el filósofo, psicólogo y educador John Dewey, también lo vivieron en un estudio cuando el 25% de los participantes que escribieron un diario personal, mejoraron su productividad.

La reflexión es primordial en el mecanismo de aprender, pero no sólo incrementamos la eficiencia de nuestro día por los efectos de la escritura expresiva, sino que también lo hacemos indirectamente porque está demostrado que escribir sobre emociones mejora el estado de ánimo.

En Harvard ya se demostraba que si somos capaces de estar más contentos, entonces se incrementa nuestra productividad durante todo el día.

En el estudio se siguió a trabajadores de una centralita de seguros, así que imaginaros lo cabreados con la vida que debieron estar, siempre en contacto con clientes que los mandaban a la miieerda.

Lo resultados fueron precisamente estos: los que empezaban el día más felices y calmados, el contacto con clientes positivos los hacían más felices, pero los que empezaron el día con el pie izquierdo, a parte de no mejorar su estado de ánimo con interacciones positivas con clientes, encima a medida que avanzaba el día estaban de más mala leche y eran menos y menos productivos.

Pero claro, aunque sepamos que estar contentillo nos hará más productivos… ¿qué deberíamos escribir exactamente en el diario para que nos alegre el día? ¿afirmaciones diciendo lo guapos que somos antes de ir a sobar?

No he encontrado ciencia que verifique que las afirmaciones bonitas funcionan, pero sí mucha sobre los beneficios de la escritura expresiva: contarnos (a nosotros mismos) la vida. Documentar la energía, emociones y estado de ánimo, que cogerá un rol táctico para el día siguiente estar calmados de mente y con buen humor. Lo veremos más adelante.

Y no culpes al diario si te vas a dormir a las mil y una.

Centrarse en objetivos

  • Enfoque: nos hace centrarnos en lo que es más importante de verdad
  • Basado en ciencia ✅

Otro de los beneficios de un diario bien estructurado, es el enfoque. El foco en cierto objetivos. Aquí la ciencia y experiencia es clara: sólo deberíamos centrarnos en un objetivo. No dos, no tres, no cinco: un solo objetivo.

¿Qué proyecto queremos atacar con toda nuestra fuerza? acostumbra a ser ese proyecto o acción que más resistencia nos provoca y el que llevamos más tiempo arrastrando. Tampoco acostumbra a ser un proyecto trivial pero que tiene más importancia que el resto de cosillas.

No sólo suena a que tiene sentido, también lo tiene a nivel científico. En una investigación las personas que completaron la siguiente frase:

«Esta semana, participaré en al menos 20 minutos de ejercicio los [DÍAS] a las [HORA DEL DÍA] en / en [LUGAR]».

Los que planearon sólo con esta frase, fueron de 2 a 3 veces más propensos en comparación con el grupo de control que no hizo planes y sólo se les dijo que tenían que hacer ejercicio.

Los psicólogos llaman a estos planes específicos «intenciones de implementación», ahí establecemos el:

  • Cuando
  • Dónde
  • Y cómo implementar un comportamiento en particular

Aquí estamos entrando ya en la formación de hábitos, una ciencia que he sacado del libro de Hábitos Atómicos de James Clear.

El bueno de James es bastante «Clear» con esto… (broma buenísima). Comenta que estos estudios de psicología se han repetido ya cientos de veces en distintas áreas: hacer ejercicio, pillar el hábito de reciclar, seguir estudiando o hasta dejar de fumar.

Pero fijaros que estas «intenciones de implementación» sólo funcionan cuando se centran en una sola cosa. Un solo proyecto.

Si nos centramos en multitud de acciones en un mismo dio, tanto Harvard como investigaciones independientes revelaron que éramos incluso menos probables de tener éxito comparado con los que se centraron en una sola cosa o en ninguna.

Y tanto de decir «una sola cosa» no he podido evitar pensar en otro libro que me leí. Digo «mira, aquí es donde se conectan estos dos libros».

Solo una cosa / The One Thing
Se trata del libro The One Thing (o Sólo Una Cosa en inglés).

Un libro que hace mucho énfasis en hacer esta sola cosa y ninguna más. Lo que es irónico porque el maldito libro se hubiera podido resumir en una sola frase. Pero ya sabéis como son los autores americanos, con sos mil y una historias.

El mismo Mark Twain ya dijo que si lo primero que haces por la mañana es comerte una rana viva, puedes pasar el resto del día sabiendo que lo peor ha pasado. Esa rana es la peor cosa que tienes que hacer hoy ya la has dejado hecha a primera hora.

El resto viene ya de bajada.

Cuando me era un engorro ir al gimnasio (ahora lo disfruto), lo que hacía precisamente era ir a primera hora. Así lo dejaba hecho y durante el día me sentía con los músculos trabajados.

Y hablando de cosas que están más duras que una roca, ¿algunas vez os han contado la metáfora de las rocas en el pote? va perfecta para ilustrar esta idea.

Se trata de coger un recipiente, agua y rocas de distintos tamaños. Como más grande sea un grupo de rocas, menos de ese tamaño tenemos que tener. O sea que tenemos pocas rocas grandes y muchas de pequeñas.

En el recipiente se pone primero el agua, y después se van poniendo por orden de tamaño: empezando con las más pequeñas y terminando con las más grandes. Mirad el espacio que ocupa y veremos como depende del recipiente la roca grande casi no nos ha cabido.

Ahora lo sacamos todo de dentro y lo montamos al revés.

  • Empezamos poniendo las pocas rocas más grandes. Tendremos una o dos como máximo
  • Después las otras piedras de mayor a menor tamaño
  • Y terminamos poniendo el agua, que termina recubriendo todo

Vemos como todo ha cabido mucho mejor y el pote se ha rellenado menos que la primera vez.

Fijaros en lo que significa esto.

El agua representa la procrastinación. Las horas abriendo vídeos y pestañas que no nos llevan a un agujero de conejo que no nos lleva a ningún lugar.

Las piedras, como más pequeñas menos importantes son las tareas que representan. O sea que las pocas rocas grandes que tenemos son una manifestación de lo más importante del día.

Vamos. Que un buen diario nos hará recordar qué es aquella única cosa en la que necesitamos centrarnos. ¿Y por qué por la noche? porque el will power, la fuerza de voluntad es una energía finita diaria.

Si nos vamos a dormir con la idea clara de qué hacer mañana, es algo menos de lo que nos tendremos que preocupar al levantarnos. Un hábito que a mi me encanta. Dejarlo hecho antes de que termine el día.

Implementamos hábitos

  • Enfoque: llevar un control de hábitos
  • Basado en ciencia ✅

Y hablando de hábitos, escribir en papel un diario personal también ayuda a la propia implementación de hábitos.

Las investigaciones nos dicen que las personas que siguen su progreso tienen más probabilidades de mejorar que aquellas que no los van siguiendo.

Por ejemplo un estudio a más de 1.600 personas vio que los que llevaban un registro diario de lo que comían, perdieron el doble de peso que los que simplemente lo tenían en la cabeza.

Así que para mí, el diario tiene que tener un rastreador de hábitos para registrar nuestro comportamiento.

¿Qué lo podríamos incorporar en un planner o agenda? claro, no he visto evidencia que diga que por la noche o por la mañana sea más o menos efectivo, pero ya que estamos estructurando el mejor putt0 diario, ¿por qué no incorporar estas cosas por la noche también? ese ha sido mi bonus.

La desventaja de hacerlo por la noche es que tal vez lo tenemos menos presente, pero a mi el diario me sirve como visión general de mi día y semana, porque los detalles de lo que quiero hacer ya lo tengo en mi calendario.

Digamos que estos 3 beneficios son los más «lógicos» para tener una vida eficiente, pero cuando un diario personal de vida brilla más que mi calva, es en toda la evidencia de la escritura expresiva.

Es la mejor manera de terminal el día, y no tanto pensando en lo que hay que hacer mañana más de lo necesario, que nos haría mirar al techo como cocainómano volviendo de Pont Aeri en Hospitalet.

Así que sí.

Escritura expresiva y diario personal. Una mejor historia de amor que Crepúsculo.

Redirigir nuestra vida

  • Enfoque: escribir sobre nosotros mismos ayuda a redirigir nuestras vidas por un mejor camino
  • Basado en ciencia ✅

Escribir nos ayuda a redirigir nuestra vida.

La evidencia que he visto sobre el uso de un diario personal son estudios muy legítimos porque hay grupos de control. Esto significa que todos los sujetos de todos los grupos piensan que se les está investigando otra cosa que no es la escritura, para que no pueda haber efecto placebo.

Todo lo que es mejorar la productividad y tal está muy bien, pero lo que me hizo gravitar a crear mi diario fue la evidencia de la mejora emocional con la escritura expresiva.l

Ahora ya hay muchos estudios que hagan referencia a esto, pero uno de los primeros que salió siguió de cerca a 40 estudiantes que justo entraban en la Universidad de Duke.

Ya sabéis que en Estados Unidos te tienes que endeudar de por vida para estudiar, o sea imagínate el estrés de ser estudiante de primer año. Si no lo haces bien, terminas con una deuda que arrastras hasta ser un viejo y encima sin título.

Estos sujetos no sólo eran estudiantes de primer año, sino que además eran estudiantes que tenían dificultades académicas. Por el motivo que sea, les iba mal: tanto en clasificaciones como en su cabecita que les hacía malas pasadas.

Eran tipos que se preguntaban constantemente si se merecían estar en esa uni. Se preguntaban si eran intelectualmente «iguales» que los demás estudiantes. Vamos, lo que llamamos ser un pussssSsssy. Nah es coña, simplemente con falta de confianza de toda la vida.

Los dividieron en grupos de intervención y el grupo de control.

En el primer grupo se les dedico tiempo a que vieran información, vídeos y artículos de estudiantes universitarios del último año que hablaban de como todo les daba un miedo de la hostia y sacaban malas notas hasta que se fueron adaptando.

¿Por qué pensáis que no nos dejan de bombardear con anuncios de YouTube alegando a esto de «yo también odiaba mi trabajo» y cosas por el estilo?

Igual que los vendehumos, el objetivo del estudio era incitar a los estudiantes a que editaran sus propias narrativas, en vez de que pensaran que no están hechos para la universidad.

Una tontería que tuvo mucho impacto tanto a largo plazo como corto plazo.

  • A corto plazo los del grupo de intervención de cambio de narrativa obtuvieron mejores clasificaciones…
  • Lo impactante son los resultados a largo plazo, que mejoraron sus promedios y tenían muchas menos posibilidades de dejar los estudios comparado con el grupo de control.

En el grupo de control que no habían sido incitados a ese cambio de narrativa y habían recibido cero consejos sobre las notas, el 20% lo había dejado en un año.

En cambio en el grupo de intervención fue de sólo del 5% (un estudiante).

Esta mejora sólo por ver algunos vídeos y cartas de antiguos estudiantes y hacerlos reescribir sobre su narrativa futura, que es lo que se vio en otro estudio a estudiantes africanos a los que también les costaba la universidad. Esta vez en ver de ver escritos y vídeos de antiguos estudiantes, el estudio fue al revés.

Separaron un grupo para hacer un trabajo escrito explicando qué tal era la vida de un estudiante para que fuera visto por futuros estudiantes.

¿Los resultados? ya os lo imagináis. Los que formaron parte en esas escrituras reportaron tanto mejores notas como mejor satisfacción.

Y no todo es estudiantes.

De 120 parejas casadas separadas en grupos, aquellas que escribieron sobre los conflictos y problemas del matrimonio reportaron una mayor felicidad conyugal en los meses siguientes que el grupo de control.

Es lo que tiene la escritura. Nos forzamos a reconstruir. Encontrar nuevo significado y evitar que lo que hay en la cabeza se nos haga una bola grande.

Damos espacio para que los pensamientos tomen forma y se ordenen.

Nos hace agradecidos

  • Enfoque: escribir al menos tres cosas en tono positivo
  • Basado en ciencia ✅

Escribir también nos hace más agradecidos.

Las páginas de gratitud son seguramente de las que he visto que hay más evidencia que dan soporte a sus beneficios. Que sólo por el hecho de escribir por la noche que estás agradecido de escuchar el maravilloso podcast de Pau Ninja en un par de semanas ya casi que podrás volar.

En algunos resultados las conclusiones son de cosas totalmente inverosímiles que dices, ¿cómo puede estar relacionado esto con la gratitud? por ejemplo uno de los estudios encontró que mantener unas páginas de gratitud nos hace ser más minimalistas. Va en serio. Decreció el materialismo e incluso potenció la generosidad entre los adolescentes participantes.

Sirve como terapia

  • Enfoque: hablar de emociones, de sentimientos, de lo que hemos sentido durante el día
  • Basado en ciencia ✅

Yo aquí especulo que no es el hecho de escribir sobre gratitud particularmente, sino que la gratitud es una manera de expresar sentimientos de manera guiada. Sabiendo de qué sentimientos específicos vas a hablar y es que la escritura en diario sirve como terapia.

No lo digo del rollo «escuchar el sonido de la sandía cuando la corto sirve como terapia». No. Me refiero a que los beneficios de la escritura está bien respaldada, pero no del rollo garabateando un «hoy me siento bien».

No.

Estamos hablando de la escritura expresiva porque hay evidencia que asegura que escribir sobre sentimientos reduce la ansiedad y angustia mental. En el estudio se analizaban personas que escribían pero en grupos distintos. Uno escribía sobre:

  • Cosas triviales como el tráfico
  • El otro sobre sentimientos y emociones

En este estudio de la Universidad de Cambridge sólo le tenían que dedicar de 15 a 20 minutos tres días a la semana. Pues se ve que los que escribieron sobre sentimientos y emociones, desde la primera semana ya empezaron a ver beneficios.

No sólo se sentían mejor anímicamente, sino que sus síntomas de la depresión seguían bajando incluso un mes después de haber participado en el estudio, y es que habían:

  • Bajado la presión.
  • Mejorado sus funciones inmunológicas haciendo que visitaran menos el médico.
  • Tenían más éxito en el trabajo.
  • Habían mejorado su memoria y hasta reportaron que sus relaciones habían mejorado.

Todo esto por escribir sobre lo que sentían.

Estamos hablando de que escribir tres cosas que te hayan hecho feliz de hoy durante 10-15 minutos que te reporta beneficios tanto de cuerpo como de mente.

También se quiso probar estos supuestos beneficios en un grupo de ingenieros que habían sido despedidos y buscaban otro trabajo. Los dividieron en tres grupos:

  • Uno que no escribía nada
  • Otro que escribían sobre como administraban su tiempo (tipo calendario y agenda)
  • Y los que escribieron sobre sentimientos generales pero sobretodo en la pérdida de trabajo

Meses más tarde el grupo que escribió sobre lo que sentía (rollo fracasos y resentimientos de encontrar curro) no sólo reportaba sentirse más feliz, sino que tenía 3 veces más probabilidades de encontrar trabajo.

Al parecer no por el hecho de escribir como tal, si no que el hecho de escribir un diario les ayudaba a canalizar más motivación y determinación para conseguir algo, en este caso: empleo.

Uno de los primeros estudios sobre el tema fue publicado en Journal of Abnormal Psychology en 1986 y flipé cuando leí las conclusiones porque los sujetos que escribieron sobre experiencias traumáticas y perturbadoras sobre sus vidas durante cuatro días seguidos mejoraron de salud incluso cuatro meses después del estudio.

Reduce el insomnio

  • Enfoque: ordenar los pensamientos
  • Basado en ciencia ✅

Esta terapia y liberación de estrés quizás esté en sinergía con la mejora del sueño que descubrió Journal of Experimental Psychology.

Sucede por la disminución del estímulo cognitivo, de bajar el nivel de preocupación que permite conciliar el sueño más rápido.

Y ya sabéis lo flipado que soy yo de la importancia del dormir. Que dormir literalmente nos hace más guapos, más inteligentes y más sanos.

Es el superpoder de la vida, y si mantener un diario y unas páginas de gratitud nos hace dormir mejor, significa que indirectamente también nos hace más guapos, inteligentes y buenorros. Va en serio. Esto es lo que hace dormir. Muy bien contado en el libro «Por qué dormimos» de Matthew Walker.

El estudio que os comentaba descubrió que llevar un diario antes de acostarse disminuye el estímulo cognitivo y la preocupación, lo que le permite conciliar el sueño más rápido.

Potencia habilidades cognitivas

  • Enfoque: mejorar la memoria
  • Basado en ciencia ✅

Los mismos psicólogos del estudio en otra investigación que hicieron, vieron que esta escritura reflexiva reducía los pensamientos intrusivos sobre cosas negativas y que además nos mejoraba la memoria.

Así en general.

A ver si por fin voy a poder dejar de ver a mi ex en sueños entonces.

La cosa no se quedaba aquí porque se ve que también (cito textualmente) se libera espacio en la cabeza según esta investigación.

La conclusión es que la escritura en diario potenciaba las habilidades cognitivas. Y tiene sentido, si pensamos de qué está hecho el humano. Qué nos hace especiales del resto de animales: el poder pensar tanto de modo lógico como emocional.

Tiene sentido que una actividad que «entrena» lo que nos hace especial nos hiciera «más especiales».

Mejora la comunicación

  • Enfoque: ordenar los pensamientos
  • Basado en ciencia ✅

Como no, hay otra característica que también nos hace especiales que el resto de animales. Que somos los únicos que podemos hacerlo y se mejora con la escritura… «escuchar el podcast de Pau Ninja». Noooo… Bueno, no está tan lejos de la realidad porque es… «la comunicación».

La Universidad de Stanford encontró que existe una relación directa entre la escritura y comunicarse hablando: el habla.

¿Por qué? pues porque escribir nos ayuda a ordenar los pensamientos. A dejar que ciertas ideas que nos vuelan por la cabeza se arreglen de una forma calmada y con orden.

Los que lleváis tiempo siguiéndome en el podcast podéis ver una diferencia bastante abismal entre los primeros episodios que hacía de freestyle VS los episodios de freestyle de ahora.

Tengo mis días y el acento catalán sigue ahí aunque con menos intensidad, pero algunos oyentes me han comentado que han notado esta mejora que yo asocio a escribir tanto. A preparar los guiones.

Si antes mis habilidades de comunicación eran de 2/10, ahora serán de un 5/10. Lo que significa que alguien que me escucha sabe que no comunico del todo bien pero como mínimo no le dará suficiente rabia como para no volverme a escuchar nunca.

Mejores diarios para escribir

Todos estos estudios está muy bien, pero claro, te compras un diario en blanco, abres las páginas y tampoco sabes exactamente cómo «atacarlo»…

Es por esto que creé mi querido diario de vida.

Diario de vida

Cuando alguien quiere empezar a meditar, no te pones simplemente a hacerlo. Acostumbramos a ir a alguna clase de meditación o a descargarnos una App de meditación guiada.

Esto es exactamente lo que he creado con mi diario personal de vida: un diario nocturno de escritura guiada.

Para que podemos dar rienda suelta a lo que pensamos pero a la vez con directrices para exprimir los beneficios que hemos visto.

Es 100% basado en ciencia y no en rellenar páginas porque sí.

Porque esta es otra.

Los otros diarios que había visto no eran exactamente diarios de mejoras. Eran libros en blanco o agendas/planners con montones de apartados bonitos y «mega motivadores para que lo petes en tu día»… pero basado en cero evidencia.

Hay que darles crédito por el montón creatividad que supone crear cada maldita página con gráficos, colores y frases molonas, pero siempre he sido un defensor de la filosofía minimalista en todas sus áreas. Hacer lo que está demostrado que sirve y poco más, porque este tiempo lo podría dedicar a otras cosas: en este caso a ir a dormir más pronto por ejemplo.

Os dejo otras opciones de diarios, agendas y planners que me han parecido interesantes por si queréis considerar otras opciones.

Libro en blanco

La opción más económica es comprar una libreta, libro o diario en blanco y escribir nosotros la estructura y las preguntas.

Aunque encuentro que no hay nada como encontrarse las preguntas ya formuladas. Así parece que te las haga otro. No sólo esto, también según lo que la ciencia dice en cuanto a la frecuencia de escritura. Por esto en mi diario lo estructuré así.

El camino del guerrero

Una agenda/planner que me había molado bastante es una que se llama El camino del guerrero, que si que hace un intento de incluir esas páginas que importan como los objetivos o la gratitud.

Pero no es tanto diario de noche si no más bien un planner-todo-en-uno que te llevarías contigo durante el día.

el camino del guerrero
Pulsa en la imagen para ir a su tienda. Puedes usar el cupón PAUNINJA para obtener un 10% de descuento.

A mí me gusta más el rollo más minimalista en cuanto a diseño pero entiendo que hay personas que quieran sentir la motivación con sólo verle la tapa.

Northplanner

Si te va más el rollo agenda/planificador existe Northplanner, que está desarrollado por un youtuber. El estilo me gusta mucho y me inspiré 100% en esta porque es muy minimalista y no llama la atención, que era lo que quería para mi super diario ninja.

northplanner

La calidad de los materiales también es potente pero no deja de ser una agenda. Una agenda gorda con muchas páginas y detalles que me pregunto si tal vez nos hacen centrarnos más en esos detalles que en la chicha de la cuestión.

pau ninja sketch

Pau Ninja

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Escucha mi podcast

Conviértete en un ninja de la vida

Apoya mis horas de trabajo y accede a contenido exclusivo uniéndote a mí y a otros multipotenciales.

  • Comunidad: comparte inquietudes con otros multipotenciales.
  • Podcast premium: escucha episodios sólo para miembros.
  • Boletín privado: recibe los únicos correos que mando.

Únete a Sociedad Ninja