Llevo tres años con un móvil sin datos. O bueno, sin plan de internet porque SÍ tengo Wifi. Aquí está la gracia.

No tiene nada que ver en pagar más o menos, pero sí en ganar tiempo, atención y productividad.

Seguramente fue una de las mejores decisiones que tomé y no voy a intentar de embaucar a nadie. Pero aún no he encontrado ninguna desventaja a sólo tener un móvil sin datos.

¿Cuánto me ahorro?

Del 2017 al 2018 los españoles aumentaron el consumo de internet a sus teléfonos en más de un 70%.

No voy a mencionar lo que uno se ahorra por el precio del GB porque precisamente al haber tanta demanda de datos, los precios son cada vez más bajos.

¿Quien necesita ser un experto en economía para entender que las empresas se hacen la competencia y por lo tanto nos cuesta menos euros a los consumidores?

El ahorro al que me refiero es al del tiempo.

No sé la otra gente, pero yo no puedo ser productivo en otras situaciones que no sean específicamente para trabajar (estar sentado en casa o la cafetería).

Nunca está de más esos 20, 30 o 40 euros al mes que no pago. Me dan para ir al café y escribir artículos como estos, que son muchos más productivos que mirar las publicaciones de Instagram e ir gastando datos cuando mi atención tendría que estar en otra cosa.

¿Con qué compañía estoy y cuánto pago?

Con Pepephone.

 

precio móvil sin datos

No acostumbro a pagar más de 4 euros al mes.

  • En Pepephone: tarifa de hablar 1001 minutos vale 9 euros al mes, pero yo tengo la de hablar 0 minutos y pagar 0€, y así sólo pago por llamadas que acostumbran a ser muy poco
  • En Yoigo: también recomendada, similar a la anterior además de tener ofertas con fibra en casa

El resto de empresas que he comprobado que no ofrecen un móvil sin datos: Lowi (la low cost de Vodafone), Vodafone, Orange, Yoigo y Movistar.

¿No podría simplemente desconectar los datos?

No sé como de fuerte tienen la voluntad los otros, pero si me encuentro sentado en el tren, con el móvil delante y con los datos activados, soy mucho más propenso a responder los mensajes que a mirar por la ventana, o leer. Aunque sepa que no debería hacerlo.

Por esto aplicaciones como Freedom no me han servido. Soy consciente que debería activarla pero simplemente no lo hago.

¿No estoy “conectado”? ¿o lo estoy más?

Precisamente es lo que quiero. No estar tan conectado por el teléfono, y estarlo más en persona.

Me ha llenado de orgullo como individuo y a la vez me ha llenado de pena por la sociedad, que un par de personas me hayan dicho “me encanta que cuando estamos juntos no miras el móvil y así yo lo miro menos”.

¿Hasta dónde hemos llegado?

Pero eh. Aún así, sigo disponible.

Si es urgente existen las llamadas, que las personas tienen tendencia a hacer en caso de emergencia se tenga internet o no.

Y hasta he recibido algún SMS en los últimos meses.

No. Parece que no desaparecieron en el año 2005.

Por tener un móvil sin datos, puedo seguir teniendo conversaciones de Whatsapp, Telegram o manejar mi Revolut o N26 porque en mi casa hay internet.

Como por suerte no estoy todo el día encerrado a casa, cuando camino, conduzco, hago cafés con personas que conozco o voy en tren, aprovecho para pensar, hablar, escuchar y leer sin falta de atención.

¿Qué pasa si no estoy conectado?

Pues lo mismo que cuando estoy volando en avión: nada malo.

¿Necesitar o querer?

Lo voy a poner en palabras simples: nadie necesita un plan de datos.

¿Necesito internet? . De esto trabajo, joder. Pero sí tengo wifi cuando tengo que trabajar es más que suficiente.

Allí aprovecho para responder a los Whatsapp, Telegram y demás mandangas.

De hecho tengo un móvil sin datos de Apple relativamente nuevo, y lo exprimo mucho cuando lo uso.

Uso mapas a todas horas. Sin datos en el móvil

He conducido con GPS y encontrado sitios en los que he necesitado mapas gracias a Maps.me, que es una app gratis que recomiendo a todo el mundo.

Sólo me tengo que descargar los mapas del país o área en la que estoy, y a tiempo real me va guiando.

Ideal para un ciudadano del mundo que como yo, tenemos cero orientación.

El placer de no tener datos

No se trata de ahorrar sólo tiempo o dinero. La idea nunca fue de hacer la vida un poco más difícil. Al contrario: se trata de el placer que me trae reducir la atención a la tecnología de vez en cuando.

Sin los constantes “biiiing”, notificaciones y cosas que parecen importantes pero no lo son, estoy más presente del espacio en el que me encuentro.

Normal que se esté poniendo de moda meditar durante 10 minutos antes de ir a dormir. Si estamos con todos nuestros sentidos metidos en el móvil, damos poco espacio para que la mente respire y se vuelve una necesidad.

No me hace falta meditar si voy por la calle o el tren pensando en mi cosas. Esa es mi meditación. Por cierto, se llama Zen Walking.

Estar más presente en nuestro espacio es lo que hemos estado perdiendo a medida que la tecnología se ha ido incorporando en nuestra vida, y es que como dijo Elon Musk, nuestro móvil ya es una extensión de nosotros mismos.

Así que en resumen: más presencia y centro, menos distracciones y pagos. Todo esto sin cambiar demasiado mi comportamiento.

Preguntarme si lo necesito

Como siempre, sólo porque el móvil con datos es la manera predilecta en cómo la gente utiliza este dispositivo, no significa que yo tenga que hacer lo mismo.

Estamos en lo de siempre que ya remarcó El Club De La Lucha: las empresas me intentan vender mierda que no necesitamos.

Fuentes y referencias

  • Los españoles aumentan el consumo de datos móviles más del 70% en un año (El Economista)

Comentarios, opiniones y valoración

Si quieres dar tu opinión o comentar que lleve móvil sin datos, lo podemos discutir por las redes sociales.

Uso un móvil SIN DATOS desde hace 3 años
4.3 (86.67%) 6 votes

¿Te ha gustado mucho? ❤

¿Qué dices? ¿que quieres hacer una donación? pues gracias pero no hace falta. Y tampoco pongo publicidad, pero si te quieres implicar de algún modo:

  1. si vas a usar alguno de los mismos servicios que yo, pulsa mis enlaces con los que me gano una pequeña comisión sin que a ti te cueste nada extra
  2. contáctame por email con un mensaje ligado a una donación que al final del año destino al 100% a los animales
  3. compra uno de los libros que he publicado recopilando la información de lo que te interesa

Parece una manera de apoyar lo que escribo más acorde con lo que hago, ¿no?