Antes que nada tengo que dejar una cosa clara: el precio.

Los vende-motos que tienen que vender esto sí o sí, se pegan un rollo de la vida y después ponen esas 10 sesiones a 6.000€ o más.

Esto es el valor que le doy, y paso a explicar a fondo toda la mandanga. Quien esté interesad@ siempre podrá volver un poco más arriba.

  • Precio: 420€ (+IVA) por 2 sesiones de coaching de vida de 1 hora cada una
  • Beneficios: el 50% de los ingresos de esta actividad son donados a los animales
  • Plataforma: por Skype, pero también hay la posibilidad de venir en persona a dónde esté yo viviendo. Para el ciudadano del mundo medio, ideal para tener unas vacaciones con propósito
  • Disponibilidad: sólo hablo con un usuario por mes
  • Garantía: nada está garantizado, pero si ninguno de los dos consideramos que ha fluido, reintegro el pago
  • Objetivo: que después de las 2 sesiones no necesitas contratar jamás más coaching de vida con nadie
Se puede contratar pulsando en el siguiente botón, pero antes te recomiendo que sigas leyendo y que te hayas pasado algunas horas en el blog.

Me da igual si quien lea esto quiere contratarlo o no.

El “micro mentoring” no es mi actividad principal ni quiero que lo sea. Si lo fuera prostituiría algo que hago porque quiero y que me cojo con energía y ganas, no porque necesite pagar el alquiler.

Cobro bien por hora, pero es porque considero que me lo he ganado.

Entiendo que aquí tendría que empezar a poner capturas de pantallas de lo que he ganado, de lo que hecho en mi vida y demás.

Pero no voy a hacerlo. Si alguien se quiere tomar el tiempo de contratar una sesión conmigo antes tiene que haber mirado el blog para saber quien soy y de qué palo voy.

Si no, no me interesa.

Por qué hago coaching de vida por Skype

Me lo pidieron unos cuantos usuarios, lo probé y le cogí un poco de gustillo.

Desde que cerré mi correo electrónico a los lectores, he estado jugando con un nuevo concepto que creo que tiene potencial para ser más efectivo que muchos programas vendehumos por ahí. Lo llamo “micro mentoring” y es básicamente coaching de vida por Skype.

Escrito así suena a profesión que describe un mentor que la tiene pequeña, pero no tiene nada que ver con esto.

La idea es solucionar un problema que los servicios de mentor tienen: el maldito precio y que se venda este servicio como quien alquila viviendas.

Un producto con el potencial de girar por completo la vida de alguien no se puede tomar a la ligera.

He visto bloggers que venden su programa de mentor a 3.000€ los 6 meses o incluso más. Y lo peor de todo es que es su principal actividad.

Si es su fuente de ingresos mayoritaria, normal que quieran ponen un precio y tiempo cerrados, para que el cliente tenga que comprar un pack, aunque a medio camino ya no quiera seguir.

Solución: micro mentoring en el coaching de vida

Imaginamos el micro mentoring como una sesión cualquiera de coaching de vida por Skype, pero sin estar atado a seguir.

Al tratar cada llamada como si fuera la última, el mentor (tal vez ¿micro mentor?) tenga que exprimirse bien el tiempo que dura el encuentro. Que lógicamente puede ser tanto físico como virtual con videollamada (el que ofrezco yo).

La idea pues, es dar el mínimo número de empujes para que el aprendiz pueda coger momentum por si mísmo.

Ventajas respecto al mentoring tradicional

Con las sesiones “micro” las ventajas principales que se obtienen son:

  • cada encuentro se exprime como si fuera el último, sin comprometer a ninguna de las dos partes
  • pensar a largo plazo sigue presente, pero no se contratan más de una o dos sesiones
  • el mentor no hace de estas sesiones su actividad principal, lo que asegura que no se hace (sólo) por dinero
  • más enfocadas a dividir metas grandes en pequeñas para que se puedan tomar acciones
programa de mentoring (micro)

Descripción gráfica de las diferencias.

En palabras simples: con un programa de mentor “micro”, se busca que el discípulo consiga lo más rápido posible su independencia.

Pienso que seguir rodando por uno mismo es imprescindible para lograr cualquier cosa. Si siempre vamos dependiendo de los demás ¿cómo queremos servir a otros o simplemente vivir por nuestra cuenta?

¿Y desventajas?

La única cosa negativa que he visto hasta ahora, es que aquellos que se dejan más de 3.000€ en un programa de mentoring:

  1. pueden (lógico)
  2. piensan que apoquinando esta cantidad de dinero se implicarán más

Lo veo un fallo grande de enfoque. Si lo que quieren es poner billetes en medio para obligarse a hacer algo, no hace falta contratar un mentoring empresarial o coaching de vida. Mejor dar la pasta a un amigo y que no la devuelva hasta que se hayan cumplido ciertos objetivos.

En que se diferencia de…

Con la de conceptos y etiquetas chulas que estamos creando en internet, nos asaltas las dudas de los significados de consejeros, consulting, coaching y mentoring.

Si encima le añadimos “micro” delante ya nos peta la cabeza. Lo que se diferencia del resto de servicios son:

  • coaching: a corto plazo, más preguntas, problemas y oportunidades inmediatas
  • mentoring tradicional: ambas partes se comprometen a largo plazo, precio más elevado
  • consulting: un profesional que da consejos sobre el campo en el que es experto
Sinceramente de las decenas de sitios dónde me he informado, todos dicen ser expertos y dan definiciones distintas.

Después de algunas sesiones cara a cara, puedo afirmar que no importa si uno contrata un programa mentoring o coaching de vida. Lo importante es que se empuje a hacer lo que se tiene que hacer. Que el problema se solucione y la incertidumbre se disuelva.

De dónde salió la idea

Un par de lectores contactaron conmigo y hasta ese entonces había dicho que “no” a ofrecer algo así. Me tiraba para atrás tener que comprometer a alguien durante tiempo.

No sólo para esa persona, si no para mí. Dudas como ¿y si no sale bien?, ¿y si no lo exprimimos al máximo con el tiempo que tenemos? ¿y si nos quedamos cortos?

Después de tantearlo un tiempo y hacer un par de videollamadas, no había ninguna etiqueta que se ajustara a lo que ofrecía:

  • pensado a largo plazo
  • ambas partes nos comprometemos a sólo una sesión
  • tiempo de unos 25 minutos pero que llega hasta dónde hace falta

Así que en la era de internet, el microemprendedor y micro-mentor dominarán el mundo.

Otras formas de coaching de vida

“Busco mentor”, muy bien. Pero hay dos acciones muy beneficiosas que alguien con dudas puede tomar antes de comprar un programa de estos.

  1. libros: cuando aprendo algo, lo documento. Es mi hobby. Sí, uno muy raro. Pero lo dejo por la posteridad y lo publico como libro. Lo mismo han hecho los referentes de cualquier sector (o mindundis como yo), y lo más probable es que en vez de un coaching de vida, lo que haga falta sea leer un poco más sobre el tema del que estoy tan inseguro.
  2. mastermind: grupos de gente sin ningún tipo de privilegio pero con ideas o estilos de vida similares. Se sientan a discutir problemas que tienen. Imaginémonos una reunión de alcohólicos anónimos, pero que en vez de la bebida su problema es que no saben como llegar a los 10.000€ mensuales porque están haciendo 9.000€. Claro que la escala de estos problemas puede ser más grande o pequeña, pero dependerá de la gente que se consiga reunir.

Además de que no hay que buscar cuáles son las características de un mentor, sino de un buen mentor.

Cuidado con el concepto de mentor

Hay mucho vendedor de humor por la red, por lo que recomiendo es tener algunas consideraciones para investigar antes de pagar cualquier programa de coaching de vida.

Características de un buen mentor

  • guía pero es el mentee quien hace los deberes
  • pregunta mucho
  • es crítico cuando hay que serlo
  • piensa a largo plazo

Cualidades de un buen mentor (que no vende humo)

Me chupé varios vídeo cursos de mentoring, contacté con un mentor de mentores e hice todo lo que tenía que hacer para preocuparme de verdad.

#1 viven lo que enseñan

Ya hice énfasis de tantos falsos gurús y vende humos que hay por la red.

Pero lo que siempre me ha sacado más de quicio, es ver que algunos bloggeros mentores, obtienen la mayoría de sus ingresos precisamente de su programa de coaching de vida.

A ver si lo explico mejor.

¿Cómo va a contratar a alguien el servicio de un blogger que vive de su blog, cuando su producto principal son sus propios consejos?

Consejos vendo y para mí no tengo

Pues hay lectores que contratan un programa de mentoring de 3.000€ de perfiles de “gurús”, que pueden ser más o menos conocidos, pero que no predican con el ejemplo.

Ser un líder y alguien a quien seguir es ser el ejemplo. Cuando mis acciones son más fuertes que las palabras.

Porque hablar es gratis y en internet hasta nos pagan por hacerlo.

#2 les importo de verdad

Independientemente del precio, el acto del coaching de vida en sí, es prestigioso porque implica llegar a cambiar la vida de alguien.

Pero después uno ve vídeos como Tai Lopez, y entiende que el número de seguidores o de emails captados no importan tanto como las ganas de ayudar a alguien por vocación.

No es fácil encontrar a un mentor que durante una primera toma de contacto, desprenda esas ganas de ayudarme. Que entienda que están poniendo un granito de arena para cambiar la vida de alguien.

Contacté con un mentor de Estonia vía Whatsapp, y le pregunté varias veces cuando me cobraría por una consultoría para ayudarme a preparar mi primer programa de coaching de vida.

El tipo ignoró por completo esta pregunta y se centró en cuerpo y alma a las preguntas (numerosas) que le estaba haciendo.

Es fácil de ver quien lo hace por el dinero o tiene vocación para mejorar la vida de un desconocido.

#3 escuchan para entender

No saltan a conclusiones demasiado pronto. Primero escuchan para entender lo que el cliente necesita, no lo que el mentor cree que necesita.

Esto conlleva a hacer muchas preguntas a la persona para que ella misma se pueda dar cuenta de las acciones que pueda tomar delante una situación en concreto.

#4 empoderan la independencia

Ligándolo con este último punto, uno de los motivos por el que no creo con los programas de coaching de vida tradicionales que se pagan a varios meses vista, es precisamente porque pienso que una persona debería terminar estando capacitada para llegar a sus propias conclusiones y acciones por ella misma.

Puedo estar parado durante un tiempo. Tal vez necesito que me den un empujón. Pero si me lo tienen que ir dando constantemente no estoy trabajando en mis capacidades.

Sobre mi programa “micro mentoring”

He terminando tirando el email por la ventana y ahora vendo mi tiempo por Skype.

No es que sea un villano. Ni mi madre me conoce, y me va perfecto para caminar tranquilo por la calle. Pero cuando el blog y libros empezaron a tener tracción, me encontré con un puñado de emails que no quería contestar.

No puedo dedicar horas diarias a responder desinteresadamente a desconocidos. Y menos si lo quiero hacer bien. Por esto aprendí a decir que “no”.

Para aquellas personas que realmente están interesadas en preguntar algo que Google no les puede responder, y que por lo que han leído de mí, creen que yo sí, he tomado dos acciones:

  1. cerrar los mensajes privados en mis redes sociales. Ahora sólo se me puede escribir ahí públicamente. Las críticas serán tan transparentes como los cumplidos, lo que significa que ambos tendremos que dar la cara.
  2. ofrecer consultas rebuscadas tanto sobre idiomas, negocios online o estilo de vida y que requieren de una interacción 1-o-1.

Por qué Skype

Podría responder por email a las preguntas pero he elegido hacerlo vía Skype por los siguientes motivos:

  • videollamada o voz (no me gusta dar el móvil)
  • es más personal
  • independencia de localización
  • más detallado y directo que vía texto
  • odio ver la bandeja de entrada llena

De qué podemos hablar

De cualquiera de los temas que he tratado en profundidad en el blog.

Como buen “coaching de vida”, los que me han contratado hasta ahora son personas que necesitan algún tipo de empuje sobre lo qué quieren hacer.

Cuanto tiempo duran

Una sesión tiene una duración de unos 60 minutos flexibles.

Qué estilo tienen

El programa mentoring micro es en formato informal.

Esto implica que podemos ir en pijama (nada de desnudos), pero que habrá un trabajo previo por parte de ambos para sacar el máximo provecho de la sesión.

El estilo no deja lugar a dudas:

  • uno a uno/a
  • asumo cada sesión como si fuera la última que haremos para sacar jugo sin pulpa
  • empujo a la persona interesada para que consiga momentum e independencia
  • centrarnos en desarrollo tanto personal como profesional
  • ofrezco conocimientos de lo que ya he investigado a fondo
  • maximizamos las responsabilidades y obligaciones para implementar soluciones

Lo que no hago es:

  • los deberes de nadie
  • responder lo que Google puede responder

¿Qué me hace capacitado?

A título “oficial” absolutamente nada.

El coaching de vida por Skype no es mi actividad principal ni quiero que lo sea porque estoy muy a gusto con mis negocios online e ingresos pasivos. Pero es verdad que me las tomo en serio y con ganas.

¿Cómo estructuro cada sesión?

Trato cada sesión como si fuera la última. Por los motivos que doy más adelante, el mentee tiene que sacar agallas para que el empuje que le pueda dar, le ayude a coger momentum y a continuar por su cuenta.

La estructura que sigo para ir directo al grano es:

  1. mapa: qué está pasando
  2. tema: en qué nos centramos hoy
  3. conversación: con el método GROW
  4. acciones: cuáles son las acciones a tomar

grow

Si ya hemos concretado que más de una llamada será necesaria, dependerá de la temática, pero una estructura básica que sigo en la primera es:

  1. qué se quiere conseguir
  2. como sabemos que hemos tenido éxito
  3. qué se espera de ambas partes

Algunas consideraciones

Antes de seguir, vamos a dejar algunas cosas claras.

He sido mentor, pero yo nunca he tenido

Las estadísticas apuntan a que el 80% de los CEO han tenido mentores.

¿Y?

No sé que dicen estas fuentes, pero si hubiera datos de las veces que van a cagar durante el día, seguro que habría gente cambiaría sus ciclos estomacales para alinearse con lo hábitos de sus heroes.

Y este es el problema. Que queremos parecernos demasiados a los otros.

Intentar entender algo por nuestra cuenta, crea un momentum que ayuda a ir hacia adelante.

Por esto me gustan tanto los idiomas. Porque disfruto como un crío descomponiéndolos.

La contratación de programas de coaching de vida ha aumentado, pero los Millenials no son capaces de mantener su atención en un simple artículo.

Si alguien quiere aprender de mi tiene la oportunidad de leer lo que publico. Aquí dejo mis y todo lo que pienso.

Mi manera de ver un mentor

El coaching de vida está centrado en guiar a alguien “por la vida” a largo plazo. No me siento preparado para hacer algo así y sinceramente, no tengo ganas de estarlo.

Mi conclusión es que cada persona tiene una experiencia distinta de lo que significa vivir. Si tomamos la filosofía estoica como referente, todos tenemos razón. Cada uno hace una interpretación personal de la vida según lo que se vive.

Por esto no quiero guiar a nadie hacia un camino que yo considero correcto, pero que para esa persona no sea el adecuado. Mejor me quedo como consultor independiente y coaching por Skype. Porque precisamente se me paga por lo que sé y para ofrecer mi perspectiva, no por imponerla.

No quiero hacer networking

Tengo la ventaja de tener el trabajo perfecto. No tengo jefes pero tampoco clientes. No tengo que expedir facturas pero sí responder a los lectores.

Aunque a veces esta última tarea se puede hacer cuesta arriba, estoy contento de no tener que fingir que quiero tener el contacto de alguien porque me gusta su persona, cuando en realidad sólo quiero utilizarlo por mi propio bien o el de mi negocio.

No acostumbro a ir a eventos profesionales porque soy feliz a la cafetería con mi portátil. Escribiendo sobre con lo que sea que esté puesto en ese momento.

Sueno creído con este escrito

No lo soy. Aunque esto es lo que un creído diría. Del mismo modo que una persona humilde no diría que es humilde.

¿A quien se le ocurre vender su tiempo?

Si alguien ha hecho 150 horas de prácticas gratis para sacarse el título universitario entenderá porque abro un servicio de consulting y coaching por Skype.

Desde que me metí a crear blogs y a posicionarlos en las primeras páginas de Google, estoy seguro de haber pasado esta cantidad de horas respondiendo emails y dudas.

Desde que pasé un umbral de visitas diarias con Pau Ninja, los emails han sido abundantes y siempre los he contestado y agradecido. Pero la creciente bandeja de entrada, y el hecho de recordarme que hay que aprender a decir “no”, me hace encasillarme en esta publicación para los que quieren contactarme.

Gracias por entender que mi tiempo profesional se paga.

Fuentes y referencias

Comentarios, opiniones y valoración

¿Qué te parece el mundo del mentoring y coaching de vida? Podemos hablar de forma informal y amigable por las redes sociales:

He probado el “coaching de vida” por Skype: ¿lo recomiendo?
5 (100%) 15 votes

¿Te ha gustado mucho? ❤

¿Qué dices? ¿que quieres hacer una donación? pues gracias pero no hace falta. Y tampoco pongo publicidad, pero si te quieres implicar de algún modo:

  1. si vas a usar alguno de los mismos servicios que yo, pulsa mis enlaces con los que me gano una pequeña comisión sin que a ti te cueste nada extra
  2. contáctame por email con un mensaje ligado a una donación que al final del año destino al 100% a los animales
  3. compra uno de los libros que he publicado recopilando la información de lo que te interesa

Parece una manera de apoyar lo que escribo más acorde con lo que hago, ¿no?