Captar emails es una soberana tontería. También la caza de seguidores y fans de forma indiscriminada para compensar la falta de visibilidad.

Ya está, ya lo he dicho.

Ejemplo del “marketing de números”

Bautizo a esta gilipollez como el “marketing de números” o para hacerlo más molón number marketing.

Tengo que darle las gracias a un desconocido por hacerme dar cuenta de que este mundo también se está pudriendo poco a poco.

Un tal Toni.

No daré más información para mantener su privacidad. Lo utilizo en este escrito como sujeto para demostrar de forma práctica que la idea de captar emails y suscriptores es una patraña.

El tío empezó a seguirme en Twitter. Entré en su perfil y me di cuenta de que sólo me había seguido para promocionar su blog. Lo que no es despreciable, pero lo que me llamó la atención fue su forma de hacerlo.

Conseguir seguidores

Yo no era el único, el pavo seguía a 1.000 usuarios nuevos cada día. Eso sí, al cabo de 3 días nos dejaba de seguir, y le daba al follow a otra hornada de nuevos twitteros.

El señor Toni, iba al perfil de Twitter de Ángel Alegre (un blogger español) y de ahí a seguir mil usuarios a diario.

¡Tachááán! ¡Bienvenidos al fascinante mundo del Social Media Marketing! Un sector en el que sólo tendrás que descargarte la extensión Mass Follow for Twitter, seguir a 1.000 personas de tu competencia, dejar de seguirla al cabo de 3 días, aumentar así tu número de seguidores, que por cierto no te hacen caso cuando publicas, y ya eres un experto.

Que los seguidores no respondan

En el momento de escribir esta publicación, el chico tiene más de 7.000 seguidores en Twitter.

Cuando publica algo nuevo, a penas tiene un favorito y de vez en cuando un retweet. Para los de la LOGSE: el engagement es de menos de 0,02%. Seguramente de aquellos que llegaron por su propio pie y no fueron “cazados”.

Aquí tengo que añadir que la naturaleza de Twitter por lo que hace a compartir publicaciones es bastante dura. En otras palabras: los tweets con enlaces se comparten menos que los que no llevan a otra web.

Captar emails en el blog

Voy a su blog (que no compartiré porque esto no es un ataque a su persona). Al cabo de pocos segundos ya me sale un pop-up para que me envíe su ebook si pongo mi correo electrónico.

No gracias.

Lo cierro sin problemas y voy a su informe mensual de ingresos. Toni se gana bien la vida con su blog, así que decido inspeccionar su disección. Agradezco que sea tan específica.

Que los suscriptores no respondan

En ese mismo informe el trafico de captar emails no llega al 4%. Una cifra baja si consideramos que manda un correo cada vez que publica un artículo nuevo.

resultados de captar emails

Además ese mes específico hubieron casi 600 personas que se dieron de baja… Voy a arriesgarme y decir que son los usuarios “cazados” con pop-ups y cajitas que hay cada ciertas palabras para captar emails.

Es posible que quisieran el ebook que ofrece, pero no querían suscribirse, pero como los obligó para descargárselo…

Que la mayoría vengan de Google

Cada mes publica cuánto gana un blogger como él. Hace mucho más dinero que yo (joder, ¡llegó a 100.000€ en un solo mes!), pero lo que veo, es que la mayoría de estas ganancias no vienen dadas por audiencia residual y captar emails indiscriminadamente.

La mayoría de su tráfico es orgánico (un 70% de Google). Desde Facebook entran un 7% mensual, y de Twitter no lo pone públicamente. Será que lo seguir y dejar de seguir no le ha servido mucho.

Toni no creo que me leas porque mi lista de correo no llega a 40 personas, pero si lo haces yo me centraría en posicionar mi web en los primeros lugares de Google que es lo que haces bien.

En otras palabras

Este ejemplo no es una crítica a Toni. O al menos a su persona. Lo es a su manera de conseguir audiencia. O al menos a una parte de ella.

Buscar ese “marketing de números” para aumentar las cifras no es sinónimo de más ventas si no se ha creado engagement. Una interacción que sólo puede venir cuando ya se ha creado una relación blogger-usuario.

No soy un experto pero no hace falta dedicarse al marketing para usar los ojos. Un follow-unfollow no es una relación.

Si al buscador le gustas y decide ponerte arriba de las otras webs, señal que a los usuarios también les tienes que gustar. Mejor captar emails y seguidores de muchos menos usuarios pero que los que me sigan sean fieles.

No hace falta recargar el blog con cajas para captar emails. Oh, y también tendremos mucho menos trabajo (e inversión) en promocionarnos a una audiencia que nos hará menos caso si no nos encuentran de forma orgánica (o pagada y bien dirigida).

El “marketing de números”

Por este motivo sólo tengo una cajita de suscripción al final de mis artículos, y no voy molestando a los usuarios con un “¡eeeeh, suscríbete!” cada 500 palabras que leen.

Muchos aspectos han hecho que el marketing perdiera el norte. En esta época todo se trata de números, y no de personas.

Cómo captar emails a montones, aumentar las visitas, poner más cajitas, tener más seguidores… Todo para compensar que mi contenido no destaca comparado con los otros.

¿De verdad necesitaría recordarle a alguien que puede seguirme en redes sociales o suscribirse? Sólo lo necesito si lo que he escrito es “meeeh…”.

Si mi publicación es increíble podría tener un blog en blanco y solo texto, y prometo que me buscarían en Google hasta saber más de mi para cuando publique otra perla.

No es el caso, soy un mierdas, aunque este escrito me gusta bastante hasta ahora.

Usuarios = números

Esto es lo que pienso cuando entro en un blog y veo diez cajitas de suscripción en una sola página: “¡únete a mi lista de más de 9000 suscriptores!”.

Sólo sirvo para llegar a los 10.000. Encima se promociona esto de recibir algo gratis para suscribirme.

Tal vez quiero ese infoproducto para generar ingresos… Pero para conseguirlo me obligan a suscribirme.

Pastilla de sabiduría: TODOS usuarios inactivos de una lista de email son los que se suscribieron por ese ebook (o porque fui pesado con tantas formas de suscripción).

Así es el proceso: termino en una lista no quiero estar, recibiendo correos que no abro o con los que no interactuo, hasta que llega un día en el que cansado me doy de baja.

Esto se traduce a que la persona que ha ideado este plan maléfico (lista), ve que muy pocos abren sus correos.

Objetivo = números

Se falla desde un principio. Los “marketeros” quieren aumentar su lista, pero parece que se la suda la conversión.

En este instante la mía es de un 60% y aún así me parece baja. Por esto voy haciendo limpieza cada pocos meses y elimino esos que ya no abren. Aunque también lo uso como un buen indicador para nivelar el contenido que publico.

De lo que hablo es bastante variado, pero sé que algunos se suscribieron para leer sobre aprender idiomas, y otros por temas de finanzas. Por esto es una buena idea separar temáticas y que tengan que hacer un tic. Esto añade otra acción que el visitante tiene que hacer, lo que indica que realmente está dispuesto a suscribirse voluntariamente.

interesados en emails

Lo tengo bien dividido para que cada uno recibe lo que espera, aunque ahora sólo mando un correo al mes y ya lo separo por contenido dentro.

Si el usuario no ha sido cazado indiscriminadamente en un plan para captar emails, acaba abriendo lo que mando.

El problema de captar emails

Las conversiones no cambian por mucho que triplique mis otros números. Las conversiones no mienten.

No importa si tengo un millón de visitas al día si mi conversión es 0%. Si tengo tres cojones de emails suscritos en mi lista, no importa si después nadie los abre.

Por qué es una gilipollez

Esto de querer captar emails es una de esas mentiras de los falsos gurús que se dedican al marketing digital. ¿Por qué? Si me hacen creer que necesito recaudar correos de cualquier usuario que pase por mi blog, y así me podrán vender un curso al respecto.

Dónde poner las cajitas, cuando hacer salir los pop-up de mierda, como molestarme de la forma más efectiva para que entre mi maldito correo en su embed form… Ya cansáis.

Si realmente fuéramos buenos en algo, no intentaríamos captar emails de forma indiscriminado porque lo que hiciéramos se valoraría.

Captar emails para compensar

Lo voy a comparar con intentar ligar.

¿Seduce el hombre al que está constantemente atrás de la mujer pidiéndole por favor una cita?

¿O liga más el que lo hace de manera casual y sin buscarlo demasiado?

Captar emails de forma masiva es para compensar inseguridad al igual que el hombre que no para de ofrecer flores, regalos y atención indiscriminada.

¿Mi publicación es buena?

Estamos viviendo unos tiempo con titulares como “15 cosas que no sabías sobre los tontos”. Todos tienen el mismo tono, las mismas ganas de ser leídos, pero pocos quieren crear algo de lo que se sientan orgulloso.

Me acuerdo cuando publiqué mi artículo sobre “el mejor país para vivir“. Pensé “¡lo va a petar!”. Le dedique montones de horas a buscar información, a revisar el texto (seguro que aún tiene faltas…) y verificar las fuentes.

Y a penas fue visitado.

Pero pensé: “ya está hecho, y no lo puedo mejorar“.

Cuando publiqué todo lo que sé sobre la independencia financiera fue exactamente lo mismo. Pensé que no podía escribir más, era todo lo que tenía en la cabeza y podía buscar, pero… Este se posicionó muy bien.

No me hizo falta captar emails porque los que venían de ahí, o se olvidaban de mi porque quedaban (in)satisfechos, o querían saber más sobre lo que tenía que decir sobre el tema. Me buscaban en twitter y me seguían o se suscribían en mi cajita.

No estoy hablando de fama ni mucho menos. No tengo ni 100 seguidores en Twitter, pero mis followers saben porque me han seguido.

Si uno de mis bloggers o escritores favoritos saca algo nuevo, estoy pendiente de ello. No han tenido que captar emails porque lo que hacen ha llamado tanto la atención de los usuarios, que ya estamos expectantes preguntándonos cuando sacarán un libro o publicación nueva.

A veces ni siquiera lo sigo en las redes sociales. De vez en cuando busco en Amazon o su blog de forma directa. Me acuerdo de esa persona porque joder, es tan buena que no quiero perderme lo que tiene que decir.

No me imagino a JK Rowling abriendo una lista de email.

Cómo construir lista de email

La solución es (como siempre) hacer lo contrario: no captar emails indiscriminadamente.

Crear por crear. No quiero decir por amor al arte, pero al menos hacerlo de una forma tan buena, interesante y/o diferente que no haya más remedio que la audiencia preste atención.

Si quiero ser visto, no puedo pretender que mi éxito sea definido por cuantas personas se han apuntado a mi lista de suscripción.

De estos, ¿cuantos abrirán mi correo cuando mande algo?

Mi preocupación debería recaer en esto. En hacerlo mínimamente rebuscado para los que se quieran suscribir a mi lista de correo, realmente tengan que quererlo.

Captar emails correctamente

Si lo ponga demasiado fácil poniendo cajas en todos lados, los que se apuntan “porque sí” son los mismos que no abrirán mis correos y sólo servirán para hinchar la lista.

Captar emails de forma indiscriminada es una gilipollez.

No escribo por fama o dinero (vale, un poco de dinero sí), pero para aportar este valor que sólo puedo aportar escribiendo a mi manera y experiencias.

Por esto los autores de “10 maneras de ser millonario” necesitan captar emails a saco Paco. Porque una publicación así no aporta valor si ha sido escrita por alguien que no tiene idea de ser millonario (de lo contrario no escribiría al respecto).

En cambio si ofrezco valor, inspiro, motivo o enseño lo que sé y mis experiencias, los usuarios quieren interactuar.

Gracias Alberto. Sé que me lees y me alegra que te ayudara cómo organizo mi tiempo diario.

Frecuencia de envíos

Se puede enviar cuando se publica, o semanalmente, o mensualmente como yo hago.

No creo que haya una frecuencia que sea mejor que otra, pero si un blog publica muy a menudo, puede llegar a ser pesado.

A mi me gusta enviar uno al mes porque creo que no soy pesado y a la vez los usuarios no se olvidan de mi.

Lo hago en un formato súper comprimido y minimalista que me copié de una de mis personas favoritas. Un gurú que lo es sin querer serlo: Derek Sivers.

Con esto enseño a los usuarios todo lo que he publicado. No tengo prisa en mandarles un email así que publico porque ya lo haré a final de mes.

Pero también hay otras cosas que hago tanto para captar emails como en las redes sociales.

Mis acciones

En lo que estoy metido actualmente por lo que hace a captar emails y seguidores por este blog.

groso modo y para dejarlo explicado en una frase: la captación tiene que ser pasiva y no muy rebuscada.

Redes sociales y seguidores

Qué: pongo mis redes sociales a la vista sólo una vez por página. Actualmente en el menú. Aún así la “hamburguesa” desplegable destaca más.

Por qué: tengo presente que un visitante quiere saber más de mi puede buscarme en Google como algunos han hecho. Pero lo pongo más fácil poniendo los perfiles de las redes sociales en sitios dónde se esperan. En el header (parte superior), o el footer (inferior), pero para no ser pesado lo pongo sólo en uno.

Qué: no sigo a nadie en Twitter.

Por qué: es mi manera de filtrar. De este modo me aseguro que nadie me sigue sólo esperando que será seguido de vuelta. Que sean personas que están interesadas en lo que digo o publico.

Tengo contacto con algunos usuarios con los que mantengo el contacto, nos mandamos mensajes de vez en cuando, pero no han venido porque he ido a captar emails o seguidores de forma indiscriminada.

Con estos, aunque no los siga, entro en sus perfiles cuando hablamos, veo con lo que están metidos y me intereso por ellos. Aunque no lo saben;)

Captar emails

Qué: sólo una cajita al final de cada publicación.

Por qué: con esto consigo que los usuarios a los que les ha gustado lo que han leído, puedan seguir futuros escritos. Si la suscripción es demasiado visible, corro el riesgo de que se suscriban los que después no abren mis correos.

Qué: sólo mando un correo al mes con las mejores publicaciones (que más han gustado a través de las redes sociales).

Por qué: con esto pretendo no ser un incordio tipo Spam, pero a la vez puedan ver lo que más ha destacado y tengan una visión global de lo que he publicado. Más o menos similar a lo que publico en lo qué hago ahora mismo. Mi escritura es como hablo normalmente.

Comentarios, opiniones y valoración

¿Cómo lo ves? Si es con los ojos y tienes algo que comentar, esperaré tu opinión en las redes sociales.

Captar emails: por qué es una tontería (activamente)
4.9 (97.5%) 16 votes

¿Te ha gustado mucho? ❤

¿Qué dices? ¿que quieres hacer una donación? pues gracias pero no hace falta. Y tampoco pongo publicidad, pero si te quieres implicar de algún modo:

  1. si vas a usar alguno de los mismos servicios que yo, pulsa mis enlaces con los que me gano una pequeña comisión sin que a ti te cueste nada extra
  2. contáctame por email con un mensaje ligado a una donación de $20 que al final del año destino al 100% a los animales
  3. compra uno de los libros que he publicado recopilando la información de lo que te interesa

Parece una manera de dar soporte a lo que escribo más acorde con lo que hago, ¿no?