Sólo compro Bitcoin anónimamente
Razones para no usar exchanges

Comprar Bitcoin en Coinbase es como comprar una camiseta del Zara.

Sabes que estás pagando de los precios más bajos en el mercado y que lo tienes super próximo. A la palma de tu mano. Pero en el fondo también sabes que estás pagando por otro sitio.

En este caso nos están haciendo pagar sacrificando calidad y ética.

Sabes que hay chiquillos filipinos a los que les sangran las manos hasta terminar con ella y que además no pasará mucho tiempo hasta que algo irá mal con lo que acabas de comprar.

¿Por qué comprar en el Zara cuando puedes comprar buena calidad en Armablanda?

Coinbase, Kraken y todos estos exchanges de criptomonedas, estas plataformas web para comprar criptos, sólo quieren una cosa. Tus datos… y un poquito de tu dinero también, claro.

Aquí entra el concepto de KYC: Know Your Customer (en lenguaje ninja: conoce a tu cliente). Que si bien es una medida antifraude, también se puede definir como una medida antiprivacidad. Y es que KYC obliga a las empresas a pedir nuestros datos cuando nos registramos o queremos usar sus servicios.

Es por esto que en la comunidad Bitcoin se dice que «Coinbase es de los bancos». No es casualidad que el BBVA haya invertido en esta plataforma.

O en otras palabras, que si tienes allí Bitcoin es como si los tuvieras en una cuenta bancarias de La Caixa y que la Hacienda española o cualquiera institución pública puede ir allí tranquilamente y pedirles que le den toda la info sobre ti y tus criptomonedas.

Hoy ninjas de la vida… recuperamos el control.

El control de nuestras finanzas, dinero, privacidad, seguridad y libertad porque vamos a aprender cómo pero sobre todo el por qué comprar Bitcoin anónimamente.

Por qué comprar Bitcoin sin registro

Ya sabéis lo fan que soy del oro físico, así que lo pondré en analogía directa con Bitcoin, porque para mi son la misma cosa pero lo único que cambia es el formato con el que adquirimos estos activos. Uno brilla. Y el otro es digital.

Vale.

Imaginad que tenéis una moneda de oro en la mano. Una de las formas más simples, puras y soberanas de pagar.

Por cierto soberano no significa que te sobas o estás sobrio, pero que te gobiernas a ti mismo. O sea que sí, en cierta medida es como si estuvieras sobrio… sobrio de controles.

Sólo por tener esto esta moneda en tus manos, no necesitamos aceptar los términos y condiciones de ningún sitio, ni la política de cookies, rellenar un formulario KYC, o dar datos del DNI ni de ningún tipo.

Simplemente lo tenemos en las manos, es una forma pura de libertad financiera.

Además a esto le sumamos que ni dios sabe lo que hemos comprado o dejado de comprar, pero sobretodo que nadie puede restringirnos de cómo usamos o dejamos de usar esta moneda de oro.

No es casualidad pues que saliéramos del patrón oro y que un retorno sea inevitable. Y es que ahora tenemos la capacidad de crear dinero infinito. Crearlo de la nada, y no sólo eso, si no que además haya un control milimetrado de todo lo que hacemos con nuestro dinero.

Por eso digo que un retorno es inevitable. Porque se trata de un esquema piramidal ponzi de toda la vida, y en algún momento petará. Cuando esto suceda, no nos quedará otra que volver a otro activo como apoyo, como patrón. Tal vez será el oro, tal vez Bitcoin, tal vez los dos.

ahora de oferta
El patrón Bitcoin: La alternativa descentralizada a...
Un libro muy recomendable para entender lo qué es dinero y la dirección que puede tomar toda esta locura.

Si habéis mirado la cartera con mis inversiones, sabéis que yo ya me he hecho con los dos activos. Y en el caso de Bitcoin la única manera en cómo se puede hacer es sin dar datos.

¿Por qué es tan importante?

Porque «activamos» los 3 pilares que hacen que Bitcoin sea uno de los pocos activos refugio, a parte de dinero. Estamos hablando de:

  • Seguridad
  • Privacidad
  • Libertad

Y antes de aprender a cómo refugiarnos con Bitcoin vamos a indagar en el por qué de cada uno de ellos porque entonces las maneras de cómo ser anónimos tendrán todo el sentido del mundo.

Seguridad

Empezamos con la seguridad. Seguridad es protección. Ya lo he repetido mil veces, protección no de recesiones o ciclos naturales de la economía, pero del esquema piramidal que es nuestro sistema monetario actual.

Y es que actualmente, con los euros o dólares que tenemos en el banco estamos sujetos a tres cosas:

  • Inflación
  • Incautación
  • Impuestos

Y nadie de nosotros puede evitar esto en nuestro dinero. No importa si lo tenemos en el banco o incluso debajo del colchón. Nos irá perdiendo valor, nos harán pagar impuesto y sin comerlo ni beberlo nos lo pueden incautar.

Protección contra la inflación

Todos estamos familiarizados con la inflación con esa idea de que los precios de las cosas van subiendo cada año, y que por lo tanto si no invertimos, entonces vamos perdiendo poder de compra.

combatiendo inflación

Pero…

Cada vez que un banco central le da al botón de imprimir dinero, o bueno, de crearlo de la nada en su pantalla del ordenador, instantáneamente nuestro dinero pierde valor porque de pronto todo el mundo tiene más y es menos escaso.

Pero Bitcoin al igual que el oro no se puede crear de la nada. Hay una cantidad finita. Es por esto que los bancos les interesa tanto continuar con el papel moneda la cantidad de tiempo más extendida posible.

Esta es la manera más «zorruda» de como los bancos y gobiernos que lo permiten nos roban nuestro dinero, y también tiempo que pasamos creando este dinero.

Por contra, cuando compramos Bitcoin anónimamente, nadie sabe que lo hemos hecho. Esto está allí, criando malvas y no puede bajar de valor.

Pero un segundo, porque ahora tendrás en la mente:

«Oye Pau, como que no puede bajar de valor, si va subiendo y bajando de precio…»

Claro, pero eso es porque tenemos aún la mentalidad Bitcoin-euros. Hay que desligarse totalmente de esto. Hay que pensar en Bitcoin como el valor intrínseco que tiene. No con lo que vale en euros.

Cuando hemos comprado un mueble, un ordenador o un café ya no pensamos en lo que vale en euros, pero en el valor que tiene esa cosa por si misma.

Hay que activar este mismo chip con bitcoin.

¿Para qué lo iba a comparar con euros si estoy comprando bitcoin precisamente porque sé que el euro, el dólar o cualquier divisa fiduciaria?

Por cierto que llamamos divisa fiat o fiduciaria significa que está respaldado por la confianza. Por algo en los billetes de dólar sale el «In God We Trust». O sea que todo decimos que esto vale algo… Hasta que deja de hacerlo.

Así que comprar Bitcoin anónimamente nos protege de la pérdida de valor como tal, de esa inflación creada por nuestra sociedad.

Protección contra la incautación

Pero también nos protege de la incautación. Y este tipo de seguridad es más obvia.

Si nadie sabe que has comprado Bitcoin anónimamente y los tienes tranquilamente guardados en tu Wallet, ¿cómo te los pueden robar?

Después de informarme mucho, yo tengo dos modelos de BitBox02 (personal + empresa) comprados al fabricante original por más seguridad.

Aquí algunas personas se piensan que te pueden entrar a casa y apropiarse de tu Wallet, pero la verdad es que es mucho más difícil que esto, porque tu tienes unas claves privadas. O sea que incluso si te roban el aparatito es la hostia de difícil que puedan acceder a tus Bitcoin.

De hecho es mucho más fácil que el gobierno o el banco te robe lo que tienes en la cuenta. Y la de casos que se han dado de personas que entran en un país, y dicen:

«Mhmmm, esto podría ser dinero ingresado ilegítimamente, lo siento pero lo tendremos que incautar»

¿A quien vas a denunciar si es la propia «ley» la que te acaba de robar? Para que un dinero esté seguro tiene que ser inconfiscable.

Protección contra los impuestos

Pero hay otra manera de robar que está muy generalizada o incluso bien vista. Los famosos impuestos.

Que si se llaman impuestos es precisamente porque nos los imponen. De lo contrario se llamarían «voluntarios».

cómico impuestos

Y hoy no quiero entrar en un debate de si pagarlos es ético o no. Yo creo que pueden tener sentido pero hasta ciertos límites que sin duda España ya hace tiempo que ha sobrepasado.

Normal que después se creen métodos para no pagar impuestos legítimamente.

Pero esto es un debate para otro día. Lo que está claro es que nadie te puede a obligar a que pagues por algo que no has aceptado primeramente y tener Bitcoin comprado de forma anónima es una manera de recuperar este poder.

Privacidad

Otro poder que recuperamos es el de la privacidad.

Aquí hay una idea bastante extendida y es que no a todo el mundo le preocupa la privacidad porque dicen que «no tengo nada que ocultar» y esto sólo preocupa a los delincuentes.

Pero como diría Snowden:

«Decir que no te importa la privacidad porque no tienes nada que ocultar es como decir que no te importa la libertad de expresión porque no tienes nada que decir. La privacidad no se trata de ocultar, sino de proteger.»

Por esto me gustaría hacer un llamamiento a la paranoia. A una paranoia ligera que todos deberíamos adoptar, porque mantener la privacidad es otra forma de recuperar el control. Un control que se pierde en primera instancia cuando las transacciones que hacemos con nuestro dinero queda registrado por las empresas privadas y los gobiernos.

Vamos a ver algunos ejemplos para que se vea más claramente.

  • Si compras cigarrillos el banco puede tener un trato con tu seguro en el que les indica de forma automática que estás comprando tabaco y que te suba la mensualidad del seguro de vida. Pero a parte de motivos comerciales también nos podemos poner más extremos como en el caso de China, donde se controla a los ciudadanos dándoles una puntuación dependiendo de como se comporten, llegándoles a bloquear cuentas y transacciones.
  • Y es que como el banco tiene conocimiento tanto de las transferencias que hacemos como el poder de controlar nuestro dinero, puede evaluarnos y decidir si nos deja o no hacer ciertos movimientos.
  • Seguro que a más de uno os ha venido la mente el término de «corralito», en el que el gobierno le dice a nuestros bancos «no dejes que saquen dinero». Ya sea «nada» o hasta cierta cantidad. Y esto está sucediendo en España y muchos otros países ahora mismo.

Por su lado en todos estos casos es imposible que sucede si poseemos Bitcoin que hemos comprado anónimamente.

No nos piden detalles personales y nuestra identificación es criptográfica. A cada wallet se le corresponde una dirección alfanumérica de 27 a 34 caracteres y esto es lo único que necesitamos para operar con Bitcoin.

Pero a tener en cuenta es que Bitcoin es pseudoanónimo pero también transparente. Y es que aunque no demos nuestros datos si sabemos una dirección Bitcoin, podemos ver transacciones y movimientos aunque no sabemos de quien es la cuenta.

Así que nos hace tomar responsabilidad de nuestra privacidad y de lo que queremos compartir y lo que no.

Libertad

Es por esto que Bitcoin también protege nuestra libertad en general. O si más no, nos da poder para decidir qué hacemos con ella.

Hay un tipo de activismo que se llama «cypherpunk» que manifiesta esta importancia a la privacidad, seguridad y por end libertad en la red. Este movimiento surgió casi al mismo tiempo que internet y sobretodo con el avance de las tecnologías criptográficas.

Pero la conclusión a la que llegaron los «cypherpunks» fue que todos estos problemas que teníamos en cuanto a perder soberanía, sólo había una manera de solucionarlos: un sistema monetario completamente distinto al actual.

Un sistema que protegiera la seguridad, privacidad y libertad de los individuos. Se intentaron montones de maneras de crear este «dinero ético». Estuvieron cerca pero todos fallaron… hasta que uno de estos cypherpunks salió con una solución exitosa.

Su alias, Satoshi Nakamoto. Y su solución, Bitcoin.

Satoshi fue lo suficientemente listo para no dar ninguno de sus datos y a día de hoy no se sabe quien es esta persona. Algo esencial para no vincular un activo con su fundador. Algo de lo que las otras criptomonedas no pueden presumir.

white papers de Bitcoin
Satoshi publicó en 2008 los llamado White Paper que explicaban al detalle Bitcoin y que a día de hoy no se ha corrompido.

Recordar que invertir en bitcoin a largo plazo porque aunque sacrifique algo de experiencia de usuario y rapidez, a cambio de no comprometer esta libertad, seguridad y privacidad de los que lo poseemos.

Así que ahora que ya sabemos por qué comprar Bitcoin de manera anónima, vamos a ver cómo hacerlo.

Cómo NO ser anónimo

Mejor aún. Empecemos con cómo no ser anónimo.

Y es que yo compro bitcoin sin registro a nivel personal, pero a nombre de empresa sí que no me queda otra que invertir bitcoin paso a paso de forma común.

Un resumen rápido de cómo se hace:

  • Usando exchanges como CoinBase, Crypto.com, Kraken y cualquier plataforma donde tengan KYC. Vamos, que no nos pidan ningún tipo de dato personal.
  • Utilizando siempre la misma dirección Bitcoin, sin cambiarla nunca para enviar o recibir pagos.
  • Teniendo una sola wallet.
  • Publicando la dirección en todos los sitios, a menos que vayas a recibir donaciones.

Y es que hay maneras de asociar una dirección Bitcoin a una persona, pero sólo si esa persona decide no ser cautelosa. De la misma forma que nosotros tenemos un nombre y apellido. Estos datos nuestros son anónimos hasta que decidimos desvelarlo (privacidad).

Así que ¿cómo serlo? ¿cómo ser anónimo comprando Bitcoin?

Cómo ser anónimo

Sólo nos tenemos que asegurar que cumplimos algunas características:

  • Compras a personas en mano.
  • Evitar KYC.
  • Utilizar billeteras con herramientas que rompen las heurísticas.
  • Comprar y vender en intercambios sin identificación.

Así que a ver como lo llevamos a la práctica.

Las 4 formas de comprar Bitcoin anónimamente

A groso modo hay unas pocas maneras.

De persona a persona

Empezamos por la más básica que sería comprar Bitcoin de persona a persona. Quedar y hacer una transacción.

compra Bitcoin en persona

Creo que esta manera se irá popularizando más a medida que las personas se consciencen de la posesión de Bitcoin, pero de momento podemos usar algunas herramientas para encontrar estas personas.

  • Hay wallets como Mycelium que en la opción Buy/Sell se puede quedar con personas para comerciar.
  • O lo que no requiere líos podría ser ir a una conferencia o meet-up del tema y allí siempre hay alguien que está dispuesto a vender.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de comprar Bitcoin anónimamente de persona a persona entonces?

Lo bueno
  • Estamos eliminando capas de tecnología de por medio.
  • La compra no queda registrada.
Lo malo
  • Hay que encontrarse con la persona.

Pero creo que hay maneras más convenientes.

Con plataformas sin KYC

La que a mí me gusta más son las plataformas donde hay un mercado de personas que compran y venden sin pedir datos. Pero esta plataforma hace de intermediario para asegurarnos que se manda y recibe lo prometido.

Ahora mismo mi favorita es HodlHodl.

Todo lo que he comprado de Bitcoin ha sido a través de esta, que tiene una pequeña comisión además de la comisión que ponen los vendedores.

HodlHodl

Yo lo que calculo es el 5% del precio actual de Bitcoin, y lo que termine comprando tiene que ser menor a este porcentaje. Es decir que si un vendedor quiere cobrarme más de un 5% por sus Bitcoin es que estaría pagando demasiado.

Esto sólo sucede cuando hay mucha demanda de Bitcoin, normalmente es bastante menor.

Pero a parte de Hodl Hodl también tenemos Local Cryptos y Bisq. Esta última no es muy amigable para novatos y además requiere que como usuario ya tengamos bitcoin para hacerle un bloqueo para empezar a comprar.

La utilización es fácil, tienes que tener ya tu wallet. Encuentras un vendedor, activas la compra, ellos depositan los bitcoins en un escrow, nosotros hacemos la transferencia y cuando la reciben entonces el escrow suelta estos bitcoins que llegan a nuestra cartera.

Después de informarme mucho, yo tengo dos modelos de BitBox02 (personal + empresa) comprados al fabricante original por más seguridad.

La compra es totalmente anónima así que para aprovecharlo hay que tener una wallet también anónima lógicamente. Que no se haya registrando a ningún nombre personal, o de empresa o nada.

Lo bueno
  • Transacciones sin movernos de casa.
  • No piden más que un email para registrarnos.
Lo malo
  • Precios más elevados que en un exchange, pero es un precio que pago con gusto si con esto recupero soberanía.
  • Hay oferta escasa cuando Bitcoin está en boca de todos. Por ejemplo en esa época que se multiplicó el precio x2 en cuestión de un par de semanas, había muy pocos vendedores y el precio estaba a mucho más de 5%.

Supongo que este último punto se podría considerar en positivo, porque si sabes que estás comprando demasiado caro y decides no comprar, casi que te están haciendo un favor. Porque ya comprarás cuando haya poco demanda y por ende estarás comprando barato. Es decir, esta manera de comprar nos hace evitar tener FoMo (Fear of Missing Out).

En cajeros Bitcoin

Finalmente tenemos los cajeros Bitcoin. Cada vez más populares, más impresionantes pero desgraciadamente con una presión creciente por parte de los gobiernos para que empiecen a identificar a los usuarios que los usan.

billete en cajero Bitcoin

Podríamos decir que cada ATM de Bitcoin es un mundo a parte porque será más propenso a ser anónimo (o no) dependiendo de su localización.

¿Por qué?

Porque tal vez el cajero no te pide datos directamente, pero saben que alguien ha comprado Bitcoin allí y si hay cámaras por alrededor… aquí a la paranoia de cada uno, pero yo sabiendo lo que hacen los gobiernos no lo descartaría.

Lo bueno
  • Si vives en una ciudad puedes tener buen acceso a ellos. Por eso hay mapas para ver sus ubicaciones.
  • Seguramente es la forma más independiente de hacerlo y no necesitas interacción con otros usuarios.
Lo malo
  • Para mantener el anonimato de verdad tenemos que procurar que no hay cámaras alrededor cuando hagamos transacciones.
  • Algunos cajeros pueden tener comisiones muy altas.

Con tarjetas regalo

Finalmente en el último lugar tenemos un sistema que aunque es anónimo tiene un montón de comisiones. Estamos hablando de un 10% del precio actual.

Pero bueno, tal vez es cómodo para algunos.

Se trata de comprar un cupón rollo tarjeta regalo que después mandas directo a tu cartera. La recargas allí y voilà.

Similar a esas tarjetas regalo que compramos en el super de Google Play, Amazon o Apple Store.

En el caso de regalar bitcoin pues compraríamos Bitnovo.

Lo bueno
  • Se pueden encontrar en algunos supermercados
  • Disponibles a través de la web y online
Lo malo
  • 10% de comisión o más

Creo que esto terminará pasando como con las tarjetas SIM de prepago, que al final nos han terminado pidiendo datos de todo tipo.

Después también hay un sistema de vales llamado Azteco pero está en muy pocos sitios del mundo.

Pero sea como sea las opciones son varias. Para todos gustos, colores y carteras. Lo importante es que recordemos por qué comprar Bitcoin anónimamente, porque entonces estas maneras de hacerlo florecerán aún más.

Así que ahora ya no hay excusa para protegernos con refugio de la estafa del sistema monetario actual y recuperar la seguridad, privacidad y libertad.

Conviértete en un ninja de la vida

Apoya mis horas de trabajo y accede a contenido exclusivo uniéndote a mí y a otros multipotenciales.

  • Boletín privado: recibe los únicos correos que mando.
  • Comunidad: comparte inquietudes con otros multipotenciales.
  • Podcast premium: escucha episodios sólo para miembros.

Únete a Sociedad Ninja

pau ninja sketch

Pau Ninja

Investigo, experimento y divulgo. Multipotencial con curiosidad intelectual "secuencial": mis pasiones e intereses van a épocas. Como una mamá pájaro, engullo información y la vomito en pedazos coherentes de contenido vía blog y podcast para otros ninjas de la vida.

Mis proyectos